Contacto

Recent Posts

domingo, 17 de agosto de 2014

La Gran Chica

Fin de Semana


Paso una semana de aquellas inolvidables en que quizá nuestra extraña relación alcanzo su cúspide, fue una semana de mucha acción nos vimos todas las noches, pero todas las noches ocurría más o menos lo mismo, hablábamos nos acercábamos nos calentábamos y terminábamos en una luvia de besos y claro siempre ella terminaba dan dome sexo oral pero nunca a pesar de mi decidida insistencia de ir más allá no me dejaba, la única posibilidad según ella era vernos fuera por mi lado no tenia problema era cosa de esperar el día preciso pero claro su día libre siempre era para ver a su familia o ir con su novio.


Era viernes de aquella semana de finales de septiembre luego de almorzar en la U con mis compañeros regrese a mi pensión a preparar mi maleta y viajar con muy pocas ganas para ser franco las cosas con mi novia iban de mal en peor era obvio hablábamos cada vez menos, en unas de mis tantos paseos me tope con la dueña de casa, hola mi niño va a viajar? Pregunto...si, pero no se a que hora, bueno si no lo veo nosotros nos vamos a Santiago esta noche se casa una sobrina de Luis, así que estamos invitados y estaremos de regreso el lunes, por si no nos pilla el domingo...tiene llave verdad? Si la tengo,.. en todo caso se va a quedar la Leslie por cualquier cosa...allí  mismo mi corazón se detuvo y por mi mente paso un mundo de posibilidades.

El viaje de la familia estaba programado para las 23:00 hrs para llegar de madrugada a la capital...que hacer...? quedarme?...o irme y hacer como que me voy pero volver?...por suerte me encontré con Leslie en uno de los pasillos y le pregunte...¿Es verdad?...siii se va o se queda? pregunto corto y preciso sonriéndome...me quedo pero a la señora ya le dije que me iba...me voy a ir pero me avisas cuando ya hayan salido de casa para volver?...bueno, y sonriendo se dio la media vuelta moviendo su lindo gran culo...volví a mi cuarto y puse en mi bolso cosas livianas tenia que hacer el teatro..entre ellos llamar a esas alturas más distante novia que no podía viajar...salí cerca de las 9 de la noche de casa por aquellos días el último bus salia a las 9:30 para mi destino tenía que hacer creíble todo, me despedí y desee un buen viaje a todos que corrían para allá y acá afinando los últimos detalles, incluso pensé que ni se dieron cuenta que salí, llegué al terminal y me senté en el rincón más abrigado paso la hora tan lento como suele ocurrir en esos momentos, incluso creo que dormite un poco por que de sobresalto me despertó el mensaje entrante al celular..."ya salieron...te espero".


Camino a casa esta vez en un taxi me sobaba las manos como un ladrón frente a un suculento botín al llegar ni siquiera tuve que golpear la puerta me abrió con su coqueta sonrisa lucia sexy muy sensual diría yo, pensé por un momento que todo sería una locura a penas entrara pero tenia preparada una cena así que nos sentamos a la mesa, comimos y hablamos sobre los dueños de casa, reímos y discutimos cosas de los dueños de casa la verdad los pelamos hasta decir basta, atiné a ayudar a levantar la mesa y lavar la losa cosa que odio, pero ante lo que vendría, pasamos al gran living que lucia una televisión grande, sofás grandes, alfombras muy acolchadas, una firme mesa de centro, el fuego estaba prendido estaba rico, sin preguntar se fue al pequeño bar que tenia Don Luis y sirvió dos vasos de whisky con hielo y como saben soy malo para beber igual acepte sin decir nada, pero ella lo bebió tan rápido que pregunto por mi vaso, bebí lentamente, mientras hablamos...sin decir nada me invito a sentarme en el gran sofá frente a la televisión que encendió, luego apago las luces y termino a mi lado cruzando sus piernas mirándome...nervioso?



Continuará...






sábado, 2 de agosto de 2014

¿Cuántas veces?





Quien no alguna vez quiso saber cuantas relaciones sexuales puede llegar a tener en un mes o un año?....solo yo?!! jaja, puede ser pero no creo que sea el único si hasta existen aplicaciones donde puedes llevar un conteo y una estadística de lujo, o por último un blog donde contar cada aventura de esos tienen que existir y muchísimos, conozco uno muy cercano.

Fue con mi primera polola oficial con la cual la relación era plena y sexualmente muy activa con la cual lleve o se me ocurrir llevar una pequeño recuento de las veces que nos veíamos y teníamos sexo, era simple una pequeña agenda la de uso diario, anotaba el lugar con iniciales y con rayas anotaba la cantidad de veces que lo hacíamos, me van a creer aún esa agenda esta guardada en alguna caja en mi casa, me trae gratos recuerdos, obvio nunca saque la cuenta de cuantas veces lo hicimos pero era algo grato anotarlo dejarlo para el recuerdo, hoy ya con pareja estable uno no piensa en eso pero obvio si alguien nos pregunta que cuantas veces o que frecuencia de sexo tenemos siempre agrandamos la cifra y quién no...?

Por supuesto que más que el número o la cifra lo que importa es la experiencia que sea placentera y deje un buen y grato recuerdo para ambos lados y esa agenda la buscaré hojearé y de seguro ya se va al basurero.