Contacto

Recent Posts

domingo, 17 de agosto de 2014

La Gran Chica

Fin de Semana


Paso una semana de aquellas inolvidables en que quizá nuestra extraña relación alcanzo su cúspide, fue una semana de mucha acción nos vimos todas las noches, pero todas las noches ocurría más o menos lo mismo, hablábamos nos acercábamos nos calentábamos y terminábamos en una luvia de besos y claro siempre ella terminaba dan dome sexo oral pero nunca a pesar de mi decidida insistencia de ir más allá no me dejaba, la única posibilidad según ella era vernos fuera por mi lado no tenia problema era cosa de esperar el día preciso pero claro su día libre siempre era para ver a su familia o ir con su novio.


Era viernes de aquella semana de finales de septiembre luego de almorzar en la U con mis compañeros regrese a mi pensión a preparar mi maleta y viajar con muy pocas ganas para ser franco las cosas con mi novia iban de mal en peor era obvio hablábamos cada vez menos, en unas de mis tantos paseos me tope con la dueña de casa, hola mi niño va a viajar? Pregunto...si, pero no se a que hora, bueno si no lo veo nosotros nos vamos a Santiago esta noche se casa una sobrina de Luis, así que estamos invitados y estaremos de regreso el lunes, por si no nos pilla el domingo...tiene llave verdad? Si la tengo,.. en todo caso se va a quedar la Leslie por cualquier cosa...allí  mismo mi corazón se detuvo y por mi mente paso un mundo de posibilidades.

El viaje de la familia estaba programado para las 23:00 hrs para llegar de madrugada a la capital...que hacer...? quedarme?...o irme y hacer como que me voy pero volver?...por suerte me encontré con Leslie en uno de los pasillos y le pregunte...¿Es verdad?...siii se va o se queda? pregunto corto y preciso sonriéndome...me quedo pero a la señora ya le dije que me iba...me voy a ir pero me avisas cuando ya hayan salido de casa para volver?...bueno, y sonriendo se dio la media vuelta moviendo su lindo gran culo...volví a mi cuarto y puse en mi bolso cosas livianas tenia que hacer el teatro..entre ellos llamar a esas alturas más distante novia que no podía viajar...salí cerca de las 9 de la noche de casa por aquellos días el último bus salia a las 9:30 para mi destino tenía que hacer creíble todo, me despedí y desee un buen viaje a todos que corrían para allá y acá afinando los últimos detalles, incluso pensé que ni se dieron cuenta que salí, llegué al terminal y me senté en el rincón más abrigado paso la hora tan lento como suele ocurrir en esos momentos, incluso creo que dormite un poco por que de sobresalto me despertó el mensaje entrante al celular..."ya salieron...te espero".


Camino a casa esta vez en un taxi me sobaba las manos como un ladrón frente a un suculento botín al llegar ni siquiera tuve que golpear la puerta me abrió con su coqueta sonrisa lucia sexy muy sensual diría yo, pensé por un momento que todo sería una locura a penas entrara pero tenia preparada una cena así que nos sentamos a la mesa, comimos y hablamos sobre los dueños de casa, reímos y discutimos cosas de los dueños de casa la verdad los pelamos hasta decir basta, atiné a ayudar a levantar la mesa y lavar la losa cosa que odio, pero ante lo que vendría, pasamos al gran living que lucia una televisión grande, sofás grandes, alfombras muy acolchadas, una firme mesa de centro, el fuego estaba prendido estaba rico, sin preguntar se fue al pequeño bar que tenia Don Luis y sirvió dos vasos de whisky con hielo y como saben soy malo para beber igual acepte sin decir nada, pero ella lo bebió tan rápido que pregunto por mi vaso, bebí lentamente, mientras hablamos...sin decir nada me invito a sentarme en el gran sofá frente a la televisión que encendió, luego apago las luces y termino a mi lado cruzando sus piernas mirándome...nervioso?



Continuará...






sábado, 2 de agosto de 2014

¿Cuántas veces?





Quien no alguna vez quiso saber cuantas relaciones sexuales puede llegar a tener en un mes o un año?....solo yo?!! jaja, puede ser pero no creo que sea el único si hasta existen aplicaciones donde puedes llevar un conteo y una estadística de lujo, o por último un blog donde contar cada aventura de esos tienen que existir y muchísimos, conozco uno muy cercano.

Fue con mi primera polola oficial con la cual la relación era plena y sexualmente muy activa con la cual lleve o se me ocurrir llevar una pequeño recuento de las veces que nos veíamos y teníamos sexo, era simple una pequeña agenda la de uso diario, anotaba el lugar con iniciales y con rayas anotaba la cantidad de veces que lo hacíamos, me van a creer aún esa agenda esta guardada en alguna caja en mi casa, me trae gratos recuerdos, obvio nunca saque la cuenta de cuantas veces lo hicimos pero era algo grato anotarlo dejarlo para el recuerdo, hoy ya con pareja estable uno no piensa en eso pero obvio si alguien nos pregunta que cuantas veces o que frecuencia de sexo tenemos siempre agrandamos la cifra y quién no...?

Por supuesto que más que el número o la cifra lo que importa es la experiencia que sea placentera y deje un buen y grato recuerdo para ambos lados y esa agenda la buscaré hojearé y de seguro ya se va al basurero.


martes, 29 de julio de 2014

La gran chica

Otra noche



A los dos días del encuentro recién nos topamos en el pasillo, aquel día no me sentí bien de salud y me quede en casa, nos saludamos con alegría y con cierta confianza le conté de mi malestar estomacal y no tardo en traerme una taza de te caliente, no hablamos mucho, luego por la tarde me sentí mejor y fui a la universidad a dejar un libro, de regreso vi con sorpresa a Leslie hablando con un tipo en una plaza no la note muy contenta, pase a comprar algo para comer y me fui a casa, con la intriga si era o no aquel el novio.

Por la tarde ordené y limpie mi cuarto la señora de la casa me invito a cenar con ellos un rico plato de sopa me cayo del cielo, Leslie me sonreía cada vez que cruzábamos miradas, agradeciendo todo me retire a mi pieza, deje la puerta abierta por si aparecía, ya muy tarde la sentí cruzar el pasillo entrar y salir de su cuarto para finalmente volverla a sentir entrar en el, no pude aguantarme las ganas de hablar con ella y salí a la cocina y golpee suavemente la ventana de su pieza, no tardo en abrir, hola como estas?...pregunte, bien su sonrisa coqueta no tardo nada en aparecer, lucia una polerita y unos pantalones de aquellos que dejan poco a la imaginación, se sento en la cama y yo me quede allí en la ventana apoyando mis codos en el marco, hablamos un rato y le pregunte por aquel joven con la que la vi conversando, me dijo que solo era un amigo, ¿por qué...esta celoso? me pregunto...sonreí nooo solo curiosidad primera vez que la veo fuera de esta casa y me llamo la atención nada más, ¿puedo pasar? pregunte...me esta dando frío..., y si lo pillán acá...me hizo dudar, las ultimas noches la señora se daba una vuelta por el pasillo como nunca, según ella para ver que todo este cerrado y las llaves del agua bien cerradas, si me veía la luz encendida muy tarde incluso me golpeaba para asegurarse que no estuviera dormido y la verdad varias veces me venció el sueño y me despertaba con la luz encendida, ...tiene razón, si quiere más tarde...voy a estar estudiando.


Regrese a mi cuarto y mis estudios la sentí hablar por celular y paso la hora cerca de las 2 de la mañana me fui a lavar los dientes para ya tirarme a dormir de regreso a mi cuarto ella estaba muy sentada en mi cama...¡Leslie!...me asusto... y de verdad lo hizo....no puedo dormir, dijo, me senté a su lado ya estaba con pijama, el igual que ella aunque lucia una polera negra y un pantalón claro, yo justo me estaba por acostar, es firme su cama...ni suena dijo dando unos saltitos sobre ella , sonreí ...siii eso es lo bueno que no hace ruido, y la suya?...si la mía si. Inmediatamente me puse nervioso y algo excitado, por que no apaga la luz me dijo, inmediatamente la apague ella se sentó apoyando su espalda en la pared, yo a la cabecera de la cama, le pregunte por su novio me hablo de el y no sé como nuevamente terminamos hablando de sexo de aventuras de lugares...de gustos, me encanto lo que me hizo la otra vez, dije...le gusto? respondió...si...lo haces muy bien...siempre ese alago como que sorprende a las chicas como que no creen que lo hacen bien, le gusta hacerlo? pregunte muy nervioso sin tratar de molestarla o incomodarla, y ya que estábamos hablando de gustos, si me gusta contesto algo nerviosa, inmediatamente pregunto y que se lo hagan a usted...allí dudo un poco...prefiero hacerlo, quizá no e encontrado quién lo haga bien, a mi me gusta, me adelante, un frío que bien, me hizo pensar que hasta allí llegaría la jornada, se sentó al borde de la cama como para irse, me incorpore quedando a su lado...ya se va? pregunte...si ya es tarde...me acerque tanto que su aliento tibio golpeo en mi cara...por que no se queda otro ratito...insistí y me acerque aún más.


Pude notar sus ojos como miraban mi cara, tome una de sus manos y me acerque más hasta dale un beso tímido en los labios, ella abrió su boca y me beso, mordía mi labio inferior con algo de fuerza...sin demora tome su mano y la puse sobre mi sexo que hace rato ya estaba listo, soltó mi boca para suspirar al sentir mi sexo...inmediatamente lo busco bajo mi ropa su mano fuerte apretó con ganas...volvió a soltar una especie de suspiro inmediatamente se acomodó entre mis piernas y comenzó a lamer, besar y chupar mi sexo, se deslizo hasta quedar arrodillada en el suelo todo aquello era tan excitante y extraño a la vez, ella con novio yo con novia lo prohibido tienen un gustito mejor, mi placer ascendía con cada caricia y mi sexo cada vez más duro comencé a sentir esas ganas de acabar, al parecer lo percibió y se detuvo ahora era solo su mano mientras me miraba en la penumbra mientras se acomodaba su pelo, ¿te gusta? pregunte ingenuamente, sii lo tienes rico y volvió a meterlo en su boca, y volvió ese placer prohibido a invadir mi cuerpo, extraño mientras ella estaba allí pensaba, nada me cuesta tomar un preservativo que los tenia a mano y hacerlo desenfrenadamente, pero absurdamente pensaba a la vez que si eso pasaba la infidelidad pasaría a consumarse a un nivel que nos afectaría a ambos...miren la tontera...al final ya estaba ultra consumado, estaba en lo mejo disfrutando y divagando cuando Leslie me soltó nuevamente para ponerse de pie, y caminar a la puerta...no,no,no..no te vallas justo en lo mejor...ya es tarde tengo que madrugar mañana...no me dejes terminar solo...me miro y dijo...que crees que voy a hacer yo...y por que no lo hacemos juntos,...mm otro día, se acerco para besarme...agarré su trasero acariciándolo con fuerzas, y si nos juntamos fuera?...lance esa propuesta desesperada, la cual medito por un segundo...podría ser...dijo antes de salir...volví a mi cuarto a terminar la tarea...no podía quedarme con esas ganas...


Continuará...

sábado, 19 de julio de 2014

La Gran Chica

Primer Encuentro


Pasaron los días y pasaron las noches pero no podíamos coincidir yo llegaba muy tarde de la universidad y ella ya dormía, pero un jueves llegué temprano salí a trotar con unos amigos y de regreso me dí una refrescante ducha, entre tanto me tope con ella en los pasillos de la casa camino a mi cuarto y me saludo muy atenta, como cuando ves a alguien que de verdad deseas ver y no lo has visto en mucho tiempo, la salude con una sonrisa y la mire de pies a cabeza esos jeans de verdad eran una tentación, duchado y ya preparando mi modesta once...o cena, ya saben la dieta universitaria fuera de casa es aveces muy escuálida pero mientras se tenga algo que comer todo bien, paso la hora rápido y como a las once sentí los pasos en el pasillo, que se detuvieron frente a mi puerta apenas toco abrí, me saludo muy sonriente y casi con cariño...interrumpo?...pregunto, noo para nada quieres pasar...nooo, la dueña de casa anda por hay, mejor vengo más rato..se puede?...si..ya...me doy una ducha y vuelvo...


Todo perfecto pasaron los minutos y ordene mi desorden o eso intente, la sentí entrar y salir de su cuarto, finalmente luego de una estancia allí sentí los golpes en mi puerta...paso rápidamente y nos sentamos, al principio todo normal hablamos de los días que no nos vimos y ella me hablo de las cosas que pasaban en la casa, yo le hable de mis estudios y no sé como terminamos hablando de sexo, nos reíamos ella me hablaba de sus aventuras con su novio y otros "pinches" que había tenido incluso me dejo entre ver que en la ciudad tendría algo así como un amigo con ventaja, a pesar que le insistí no me quizó dar detalles, yo le hablaba de mis aventuras a la par con lujo de detalles nos reímos un buen rato de nuestros gustos y esas cosas que se podían hablar con toda naturalidad como si nos conociéramos de años, de pronto se levanto y me dijo que tenia que irse ya que mañana tenia que madrugar y estaba muy cansada se puso de pie, lucia unos jeans tan ajustados como los que la vi al entrar a la casa, se puso de pie y se acerco a la puerta, yo me levante igual y me acerque a ella para despedirme a pesar de insistir en que se quedara, me acerque tanto que ella quedo a centímetros de mi, me acerco la cara para darme un beso en la mejilla y se lo recibí en mi mejilla, mi mano se poso en su espalda, ¿por que no te quedas? insistí, ella me miro con su boca entre abierta me adelante y la besé...suspiro al separarnos...no puedo mi mano ya acariciaba su trasero que se sentía dura y firme bajo ese jeans.


Volví a insistir quédate un ratito...volví a besar su mejilla buscando su boca, tomé su mano y la coloque sobre mi sexo bajo mi pantalón de buzo que adivinaran no ocultaba para nada mi erección, ella me acaricio y volvió a suspirar, no puedo...dijo con una voz entrecortada, vamos que te cuesta...y esta vez tome su mano y la metí bajo mi pantalón, mientras mi  mano acariciaba las tiritas de su colales, volvió a soltar una bocanada de aire mientras miraba su mano fría en mi sexo caliente sin decirle nada ella se sentó en mi cama y comenzó a besar mi sexo con delicados besos, pasando la lengua por abajo de el desde la base a la punta, cerraba sus ojos y por momentos me miraba, la deje ser sus manos algo grandes me tomaban con fuerza moviéndose dejando libre la cabeza de la piel que lo cubría, para pasarlo por sus labios como si fuera un lápiz labial, no podía creer lo que mis ojos y cuerpo sentían pero era todo muy grato una mezcla de pecado y placer únicos, no tardo en meterlo en su boca y comenzar a chuparlo con fuerza, su rostro se transformo lleno de placer, suspiraba por momentos y por momentos lo frotaba en su cara, de pronto me soltó y se levanto me tengo que ir...no puedo más...pero...no fui capaz de retenerla ella salio luego de besarme nuevamente.


Cerré la puerta tras ella y trate de comunicarme con ella...pero no  respondió...Leslie! le hable no tan fuerte para que nadie escuchara...se acerco donde le hable y me respondió...dejemos lo así...dijo...¿que paso?...nada...obviamente esa respuesta era para conversar mucho más...hablamos mañana....? bueno...ambos nos fuimos a dormir..obvio no pude evitar quitarme las ganas con una buena paja....dormí más que bien, pero quede pensando en su repentina ida pero era obvio, si nos llegaban a pillar en esas de seguro la única afectada era ella saldría de patitas a la calle, bueno y yo igual pensé en mi pareja de aquellos años, e igual me preocupaba que la señora de la casa me descubriera en pasos raros quizá igual terminaría de patitas en la calle.

Continuará...

lunes, 14 de julio de 2014

La Gran Chica

Al otro Día


Luego de dejarla en el terminal tuve que ir a casa de unos compañeros a terminar un  trabajo por lo que no vi a Leslie hasta el otro día ya que llegué muy arde esa noche y solo a dormir, igual pensé mucho en la cara que me pondría de seguro ya ni siquiera me iría a hablar, pero apenas termine de acomodarme en mi cama y en mi posición para dormir, alguien llamo a mi puerta con golpes muy suaves, me levante y era ella...Puedo pasar? luego de hacerla pasar y volver a mi cama se sentó a los pies de mi cama y al parecer tuvo un día muy malo, hablamos largo y tendido de los dramas que tenía con la dueña que la explotaba, y que se suponía tenía cierto horario pero como se estaba quedando en la casa prácticamente estaba hasta que las niñas de la casa se dormían, cosa que no le correspondía ya que a esa hora la mamá de las hijas estaba ya en casa, no me quedo más que consolarla y darle ánimo para que no decayera que viera el lado bueno de las cosas, luego de aquello y algo más aliviada me pregunto...¿ parece que anoche lo pasaste bien?...yooo respondí haciéndome el desentendido como si no hubiese pasado nada, no pude evitar sonreír al igual que ella la contra pregunta era obvia...escuchaste algo?


Su sonrisa no espero y algo de rubor apareció en sus mejillas, nooo , insistió, estas paredes no dejan escuchar nada, burlándose irónicamente de lo delgada de ellas, siii confirme y le pedí disculpas si escucho algo que la hiciera incomodar, volvió a insistir que estaba dormida según ella, seguro?, insistí...nada, bueno para la próxima me avisas que vienen tu novia para ir a mi casa, siempre con una sonrisa picarona, no creo que hayas escuchado nada de otro mundo o si? noo, volvió a sonrojarse y muy nervioso pregunte ¿y te gusto lo que escuchaste? por que no me digas que no escuchaste nada, inmediatamente pensé en tener cuidado con lo decía quizá si me sobrepasaba en cualquier minuto se ponía de pie y se retiraba, luego de un suspiro confeso escuche todo!, yo tapándome los ojos ella desato una carcajada, reímos, y eso que evitamos al máximo hacer ruidos..si pero tu chica al parecer no...pero esta bien no te preocupes bien por ustedes y bien por ti, ¿Si porqué?... se puso de pie y se despidió con una sonrisa en los labios, mañana hablamos te parece...cerró la puerta y me quedé allí pensado en lo que allí paso, especialmente en ese "bien por ti".


No podía quedarme así, me levante salí al pasillo y al ver que no había moros en la costa, me acerque a la puerta de su cuarto y golpee suavemente, no tuve respuesta, así que ingrese a la pequeña cocina que tenia una ventana que daba a su cuarto, volví a golpear esta vez la ventana y la luz dentro se encendió era la luz de su velador...luego de unos segundos se asomo por la ventana...tapada sin dejar ver nada de su cuerpo adivinar siquiera como estaba vestida, ¿dime? pregunto con su sonrisa picarona, a que te referías a bien por mi? luego de un pequeño silencio y mirarme a los ojos...bien por ti...pasaste una noche con tu novia...y lo pasaste bien...quién no quisiera pasar una noche así?...bueno es verdad, y tu novio?...mmm está lejos, y la última vez que lo viste?...casi dos semanas...quieres pasar?...acepte y esta vez ella era la que estaba acostada y yo sentado a los pies de su cama, luego de un par de preguntas y respuestas estábamos hablando de sexo, ¿como te gusta?, ¿donde lo has hecho?, ¿lugares raros?, ella me hablaba de los lugares con su novio, risas, nervios, en fin era una grata conversación de aquellas que se dan con tanta naturalidad, y claro la tentación estaba en el aire, pero a pesar de ello, me mantuve distante y no hice ninguna insinuación o broma indirecta, no la quería incomodar quizá eso mismo hizo que ella se relajara y me hablara de su vida sexual como si fuera un amigo de años, la hora paso entre anécdota y anécdota, ya me tengo que retirar mañana tengo clases temprano, nos despedimos salí de su cuarto, y me acosté, ella me envió un mensaje a mi celular de buenas noches yo di dos toques en la pared a los que ella respondió de la misma forma, en minutos me dormí.



Continuará....



lunes, 7 de julio de 2014

La Gran Chica

La Visita


Llego el fin de semana y con el mi novia, viernes por la tarde la fui a esperar al terminal, Leslie estaba enterada de tod,o la noche anterior cuando nos cruzamos le comente y nada sorprendida se alegro por mi, quizá lo dijo solo para no ocultar su desazón, ya que justo ese fin de semana se quedaría en la casa, tal vez se imagino una larga noche de conversaciones y por que no algo más, pásalo bien entonces y no metan tanto ruido, reímos y nos despedimos. Ya en el terminal recibí a mi novia y nos fuimos de inmediato a comer algo allí regaloneamos y claro preparamos la llegada a mi cuarto con atrevidas caricias, pero en mi mente pensaba en lo incómodo que quizá me sentiría el estar con mi novia y a centímetros Leslie escuchando todo, por que para que les voy a decir las paredes no eran para nada gruesas y se escuchaba todo, por suerte mi cama no metía muchos ruidos.


Y así llegamos la dueña de casa ya la conocía así que su ingreso no era problema, allí estaba Leslie aún en pie haciendo algunas tareas con las niñas de la casa, no la pude saludar pero si nos cruzamos una mirada, en nuestro pequeño cuarto nos acomodamos y en minutos ya estábamos en la cama bajo las mantas besándonos y acariciándonos mi erección pedía acción luego de una semana de abstinencia, demasiado para, mi novia de aquellos tiempos era totalmente distinta a Leslie delgada, finas curvas, ojos claros, no muy alta más bien bajita, llevábamos poco tiempo y era un encanto de mujer, a la hora de hacer el amor era de aquellas que le gustaba gemir y decir palabras en los momentos claves y eso me complicaba, no tardamos nada en estar ya en la cama regaloneando y acariciándonos estábamos en lo mejor ya en plena lucha ella sobre mi cuando sentimos los pasos en los pasillos aparte que la puerta al abrir emitía un sonido fuerte, era el anuncio de su llegada, de inmediato bajamos las revoluciones especialmente ella, inmediatamente me pregunto...¿Quién es?... la empleada conteste, ¿y vive aquí al lado?...mientras asentía con la cabeza escuchamos sus pasos y su cama al ella recostarse que para más remate estaba apegada a la pared donde estábamos nosotros, su mirada no fue muy feliz ¿no me habías contado?...no, es que no pensé que te importara...claro que no pero... nos interrumpió el teléfono de Leslie que sonó y ella contesto, escuchamos su conversación sin entender las palabras...bajo su mirada solo me encogí de hombros.


Terminamos lo que estábamos haciendo y nos quedamos allí regaloneando pero claro ella por momentos se sintió cohibida al saber que esta chica estaba a centímetros de nosotros quizá hasta con la oreja pegada a la pared escuchándonos, con el paso de las horas nos relajamos pensando que Leslie estaba dormida y dimos rienda suelta a nuestra pasión pero siempre con algo de moderación, repito por suerte nuestra cama era de aquellas silenciosas, pero a ella se le escapaban palabras en los momentos precisos..."que rico"..."asííí", y suaves y excitantes gemidos, y por momentos a mi igual uno que otro gemido de placer en esos momentos que es imposible no emitir algún sonido...fue una gran noche y dormimos agotados hasta el otro día tanto que nos sorprendió el medio día aún dormidos, nos levantamos con su ducha tibia a la par y disfrutada la tarde con el almuerzo se hizo corta y ya cerca de las 19 hrs estábamos en el terminal despidiéndonos, aun me reprochaba el que no le contara de mi vecina, pero me la saque diciendo que había sido solo hace unos días que ella estaba allí...ya algo tranquila me imagino, se montó en el bus de regreso a Concepción.


Cuando llegará a mi pensión me imagine que Leslie algo me diría o al contrario que se alejaría de mi, quizá y por que no se estaba encariñando conmigo como yo con ella y esto fue un balde de agua fría para ella pero fue todo lo contrario...


Continuará....