Contacto

Recent Posts

sábado, 19 de julio de 2014

La Gran Chica

Primer Encuentro


Pasaron los días y pasaron las noches pero no podíamos coincidir yo llegaba muy tarde de la universidad y ella ya dormía, pero un jueves llegué temprano salí a trotar con unos amigos y de regreso me dí una refrescante ducha, entre tanto me tope con ella en los pasillos de la casa camino a mi cuarto y me saludo muy atenta, como cuando ves a alguien que de verdad deseas ver y no lo has visto en mucho tiempo, la salude con una sonrisa y la mire de pies a cabeza esos jeans de verdad eran una tentación, duchado y ya preparando mi modesta once...o cena, ya saben la dieta universitaria fuera de casa es aveces muy escuálida pero mientras se tenga algo que comer todo bien, paso la hora rápido y como a las once sentí los pasos en el pasillo, que se detuvieron frente a mi puerta apenas toco abrí, me saludo muy sonriente y casi con cariño...interrumpo?...pregunto, noo para nada quieres pasar...nooo, la dueña de casa anda por hay, mejor vengo más rato..se puede?...si..ya...me doy una ducha y vuelvo...


Todo perfecto pasaron los minutos y ordene mi desorden o eso intente, la sentí entrar y salir de su cuarto, finalmente luego de una estancia allí sentí los golpes en mi puerta...paso rápidamente y nos sentamos, al principio todo normal hablamos de los días que no nos vimos y ella me hablo de las cosas que pasaban en la casa, yo le hable de mis estudios y no sé como terminamos hablando de sexo, nos reíamos ella me hablaba de sus aventuras con su novio y otros "pinches" que había tenido incluso me dejo entre ver que en la ciudad tendría algo así como un amigo con ventaja, a pesar que le insistí no me quizó dar detalles, yo le hablaba de mis aventuras a la par con lujo de detalles nos reímos un buen rato de nuestros gustos y esas cosas que se podían hablar con toda naturalidad como si nos conociéramos de años, de pronto se levanto y me dijo que tenia que irse ya que mañana tenia que madrugar y estaba muy cansada se puso de pie, lucia unos jeans tan ajustados como los que la vi al entrar a la casa, se puso de pie y se acerco a la puerta, yo me levante igual y me acerque a ella para despedirme a pesar de insistir en que se quedara, me acerque tanto que ella quedo a centímetros de mi, me acerco la cara para darme un beso en la mejilla y se lo recibí en mi mejilla, mi mano se poso en su espalda, ¿por que no te quedas? insistí, ella me miro con su boca entre abierta me adelante y la besé...suspiro al separarnos...no puedo mi mano ya acariciaba su trasero que se sentía dura y firme bajo ese jeans.


Volví a insistir quédate un ratito...volví a besar su mejilla buscando su boca, tomé su mano y la coloque sobre mi sexo bajo mi pantalón de buzo que adivinaran no ocultaba para nada mi erección, ella me acaricio y volvió a suspirar, no puedo...dijo con una voz entrecortada, vamos que te cuesta...y esta vez tome su mano y la metí bajo mi pantalón, mientras mi  mano acariciaba las tiritas de su colales, volvió a soltar una bocanada de aire mientras miraba su mano fría en mi sexo caliente sin decirle nada ella se sentó en mi cama y comenzó a besar mi sexo con delicados besos, pasando la lengua por abajo de el desde la base a la punta, cerraba sus ojos y por momentos me miraba, la deje ser sus manos algo grandes me tomaban con fuerza moviéndose dejando libre la cabeza de la piel que lo cubría, para pasarlo por sus labios como si fuera un lápiz labial, no podía creer lo que mis ojos y cuerpo sentían pero era todo muy grato una mezcla de pecado y placer únicos, no tardo en meterlo en su boca y comenzar a chuparlo con fuerza, su rostro se transformo lleno de placer, suspiraba por momentos y por momentos lo frotaba en su cara, de pronto me soltó y se levanto me tengo que ir...no puedo más...pero...no fui capaz de retenerla ella salio luego de besarme nuevamente.


Cerré la puerta tras ella y trate de comunicarme con ella...pero no  respondió...Leslie! le hable no tan fuerte para que nadie escuchara...se acerco donde le hable y me respondió...dejemos lo así...dijo...¿que paso?...nada...obviamente esa respuesta era para conversar mucho más...hablamos mañana....? bueno...ambos nos fuimos a dormir..obvio no pude evitar quitarme las ganas con una buena paja....dormí más que bien, pero quede pensando en su repentina ida pero era obvio, si nos llegaban a pillar en esas de seguro la única afectada era ella saldría de patitas a la calle, bueno y yo igual pensé en mi pareja de aquellos años, e igual me preocupaba que la señora de la casa me descubriera en pasos raros quizá igual terminaría de patitas en la calle.

Continuará...

lunes, 14 de julio de 2014

La Gran Chica

Al otro Día


Luego de dejarla en el terminal tuve que ir a casa de unos compañeros a terminar un  trabajo por lo que no vi a Leslie hasta el otro día ya que llegué muy arde esa noche y solo a dormir, igual pensé mucho en la cara que me pondría de seguro ya ni siquiera me iría a hablar, pero apenas termine de acomodarme en mi cama y en mi posición para dormir, alguien llamo a mi puerta con golpes muy suaves, me levante y era ella...Puedo pasar? luego de hacerla pasar y volver a mi cama se sentó a los pies de mi cama y al parecer tuvo un día muy malo, hablamos largo y tendido de los dramas que tenía con la dueña que la explotaba, y que se suponía tenía cierto horario pero como se estaba quedando en la casa prácticamente estaba hasta que las niñas de la casa se dormían, cosa que no le correspondía ya que a esa hora la mamá de las hijas estaba ya en casa, no me quedo más que consolarla y darle ánimo para que no decayera que viera el lado bueno de las cosas, luego de aquello y algo más aliviada me pregunto...¿ parece que anoche lo pasaste bien?...yooo respondí haciéndome el desentendido como si no hubiese pasado nada, no pude evitar sonreír al igual que ella la contra pregunta era obvia...escuchaste algo?


Su sonrisa no espero y algo de rubor apareció en sus mejillas, nooo , insistió, estas paredes no dejan escuchar nada, burlándose irónicamente de lo delgada de ellas, siii confirme y le pedí disculpas si escucho algo que la hiciera incomodar, volvió a insistir que estaba dormida según ella, seguro?, insistí...nada, bueno para la próxima me avisas que vienen tu novia para ir a mi casa, siempre con una sonrisa picarona, no creo que hayas escuchado nada de otro mundo o si? noo, volvió a sonrojarse y muy nervioso pregunte ¿y te gusto lo que escuchaste? por que no me digas que no escuchaste nada, inmediatamente pensé en tener cuidado con lo decía quizá si me sobrepasaba en cualquier minuto se ponía de pie y se retiraba, luego de un suspiro confeso escuche todo!, yo tapándome los ojos ella desato una carcajada, reímos, y eso que evitamos al máximo hacer ruidos..si pero tu chica al parecer no...pero esta bien no te preocupes bien por ustedes y bien por ti, ¿Si porqué?... se puso de pie y se despidió con una sonrisa en los labios, mañana hablamos te parece...cerró la puerta y me quedé allí pensado en lo que allí paso, especialmente en ese "bien por ti".


No podía quedarme así, me levante salí al pasillo y al ver que no había moros en la costa, me acerque a la puerta de su cuarto y golpee suavemente, no tuve respuesta, así que ingrese a la pequeña cocina que tenia una ventana que daba a su cuarto, volví a golpear esta vez la ventana y la luz dentro se encendió era la luz de su velador...luego de unos segundos se asomo por la ventana...tapada sin dejar ver nada de su cuerpo adivinar siquiera como estaba vestida, ¿dime? pregunto con su sonrisa picarona, a que te referías a bien por mi? luego de un pequeño silencio y mirarme a los ojos...bien por ti...pasaste una noche con tu novia...y lo pasaste bien...quién no quisiera pasar una noche así?...bueno es verdad, y tu novio?...mmm está lejos, y la última vez que lo viste?...casi dos semanas...quieres pasar?...acepte y esta vez ella era la que estaba acostada y yo sentado a los pies de su cama, luego de un par de preguntas y respuestas estábamos hablando de sexo, ¿como te gusta?, ¿donde lo has hecho?, ¿lugares raros?, ella me hablaba de los lugares con su novio, risas, nervios, en fin era una grata conversación de aquellas que se dan con tanta naturalidad, y claro la tentación estaba en el aire, pero a pesar de ello, me mantuve distante y no hice ninguna insinuación o broma indirecta, no la quería incomodar quizá eso mismo hizo que ella se relajara y me hablara de su vida sexual como si fuera un amigo de años, la hora paso entre anécdota y anécdota, ya me tengo que retirar mañana tengo clases temprano, nos despedimos salí de su cuarto, y me acosté, ella me envió un mensaje a mi celular de buenas noches yo di dos toques en la pared a los que ella respondió de la misma forma, en minutos me dormí.



Continuará....



lunes, 7 de julio de 2014

La Gran Chica

La Visita


Llego el fin de semana y con el mi novia, viernes por la tarde la fui a esperar al terminal, Leslie estaba enterada de tod,o la noche anterior cuando nos cruzamos le comente y nada sorprendida se alegro por mi, quizá lo dijo solo para no ocultar su desazón, ya que justo ese fin de semana se quedaría en la casa, tal vez se imagino una larga noche de conversaciones y por que no algo más, pásalo bien entonces y no metan tanto ruido, reímos y nos despedimos. Ya en el terminal recibí a mi novia y nos fuimos de inmediato a comer algo allí regaloneamos y claro preparamos la llegada a mi cuarto con atrevidas caricias, pero en mi mente pensaba en lo incómodo que quizá me sentiría el estar con mi novia y a centímetros Leslie escuchando todo, por que para que les voy a decir las paredes no eran para nada gruesas y se escuchaba todo, por suerte mi cama no metía muchos ruidos.


Y así llegamos la dueña de casa ya la conocía así que su ingreso no era problema, allí estaba Leslie aún en pie haciendo algunas tareas con las niñas de la casa, no la pude saludar pero si nos cruzamos una mirada, en nuestro pequeño cuarto nos acomodamos y en minutos ya estábamos en la cama bajo las mantas besándonos y acariciándonos mi erección pedía acción luego de una semana de abstinencia, demasiado para, mi novia de aquellos tiempos era totalmente distinta a Leslie delgada, finas curvas, ojos claros, no muy alta más bien bajita, llevábamos poco tiempo y era un encanto de mujer, a la hora de hacer el amor era de aquellas que le gustaba gemir y decir palabras en los momentos claves y eso me complicaba, no tardamos nada en estar ya en la cama regaloneando y acariciándonos estábamos en lo mejor ya en plena lucha ella sobre mi cuando sentimos los pasos en los pasillos aparte que la puerta al abrir emitía un sonido fuerte, era el anuncio de su llegada, de inmediato bajamos las revoluciones especialmente ella, inmediatamente me pregunto...¿Quién es?... la empleada conteste, ¿y vive aquí al lado?...mientras asentía con la cabeza escuchamos sus pasos y su cama al ella recostarse que para más remate estaba apegada a la pared donde estábamos nosotros, su mirada no fue muy feliz ¿no me habías contado?...no, es que no pensé que te importara...claro que no pero... nos interrumpió el teléfono de Leslie que sonó y ella contesto, escuchamos su conversación sin entender las palabras...bajo su mirada solo me encogí de hombros.


Terminamos lo que estábamos haciendo y nos quedamos allí regaloneando pero claro ella por momentos se sintió cohibida al saber que esta chica estaba a centímetros de nosotros quizá hasta con la oreja pegada a la pared escuchándonos, con el paso de las horas nos relajamos pensando que Leslie estaba dormida y dimos rienda suelta a nuestra pasión pero siempre con algo de moderación, repito por suerte nuestra cama era de aquellas silenciosas, pero a ella se le escapaban palabras en los momentos precisos..."que rico"..."asííí", y suaves y excitantes gemidos, y por momentos a mi igual uno que otro gemido de placer en esos momentos que es imposible no emitir algún sonido...fue una gran noche y dormimos agotados hasta el otro día tanto que nos sorprendió el medio día aún dormidos, nos levantamos con su ducha tibia a la par y disfrutada la tarde con el almuerzo se hizo corta y ya cerca de las 19 hrs estábamos en el terminal despidiéndonos, aun me reprochaba el que no le contara de mi vecina, pero me la saque diciendo que había sido solo hace unos días que ella estaba allí...ya algo tranquila me imagino, se montó en el bus de regreso a Concepción.


Cuando llegará a mi pensión me imagine que Leslie algo me diría o al contrario que se alejaría de mi, quizá y por que no se estaba encariñando conmigo como yo con ella y esto fue un balde de agua fría para ella pero fue todo lo contrario...


Continuará....




sábado, 28 de junio de 2014

La Gran Chica

Leslie


Leslie era una empleada en la casa donde viví por un tiempo mientras estudie en la universidad, era una chica de 23 años grande...físicamente tenia unas caderas increíbles y aunque tenia unos kilos de más los lucia con mucha personalidad y sin duda llamaba la atención especialmente por esos jeans tan ajustados que lucia siempre y de verdad su trasero era muy grande pero de esos apretaditos, cosa que su paso era imposible no fijarse en su anatomía, como uno era residente y solo llegaba por las tardes muy rara vez la vi, sabía de su presencia, más aún cuando comenzó a dormir en uno de los cuartos de la casa trabajando puertas adentro como se conoce a las empleadas que así lo hacen, resulto que no paso mucho tiempo en que nos topamos en el patio interno de la casa, hablamos algo pero nada más allá de presentarnos y hablar cosas del día, momento claro en que me pareció ser una chica muy simpática y sencilla a la vez.


Aquella primera impresión la verdad me gusto y nunca pensé en lo que podría llegar a terminar, pasaron los días y entre ajetreo de estudio y estudio los cruces con ella solo eran premiados con una sonrisa tímida y un saludo, la señora de las casas aquellos días que me veía llegar tarde me enviaba con ella un plato de sopa caliente o algo para acompañar mi café que siempre se lo agradecía pero más aún y en silencio que Leslie me los fuera a dejar, por aquellos día yo tenía mi novia pero en otra ciudad y bueno ustedes saben la tentación mientras no nos vean es muy fuerte, y no sé pero creo que algo pasa cuando una chica se ve en frente de un hombre quizá de un intelecto mayor a los de sus comunes amigos, no es que me crea superior ni nada creo que las personas se valen por muchas más razones que por sus cartones universitarios, pero creo que eso para alguna mujer puede ser muy atractivo, al contrario para nosotros aveces una chica algo "tonta" lo digo sin ofender nos puede resultar muy atractiva y quizá hasta fácil por conquistar y nos vemos tentados.


Resulta que mi novia de aquellos años me visitaba los fines de semana llegaba los sábados pasábamos la noche juntos y parte del domingo y se regresaba, todo bien, y Leslie también tenia lo suyo al parecer por lo que me contaba, resulta que la dueña de la casa tuvo la genial idea de trasladar de cuarto a  Leslie nada más que al lado de mi pieza, que quedaba en una galería en el patio interno de la casa, eran tres piezas contiguas y yo estaba en la de en medio ella quedo en la del fondo al lado de la cocina, los primeros días ni me enteré pero si me llamo la atención el ruido en el cuarto de al lado y ya cuando reconocí su voz al hablar por teléfono me di cuenta de que era ella, la verdad no le tome mucha importancia pero si pensé en las altas posibilidades de hacer o tener una mayor vida social con ella, ella generalmente viajaba los fines de semana o era yo el que me regresaba a casa de mis padres por el fin de semana, por lo que era muy raro vernos, pasado los días claro ella se asomaba a mi puerta a saludarme y hablarme cuando yo llegaba, hablábamos un rato pero luego ella se retiraba me decía que quizá  a la dueña no le gustaría verla hablando conmigo a lo que yo protestaba si no estábamos haciendo nada malo.



Hasta que llego el fin de semana en que coincidimos ella yo y mi novia en la casa....

Continuará...

viernes, 27 de junio de 2014

Despertar



Quiero volver a mirarme en tus ojos, a besar tus labios carnosos a sentir tus manos con fuerza leyendo mi cuerpo sobre y bajo mi ropa, quiero sentir la suavidad de tu piel en mis manos, quiero volver a recorrer los caminos de tu cuerpo que me llevan a ese oasis de placer eterno, quiero sentir nuevamente esos gemidos esta mañana que silencien a las aves allá afuera, quiero volver a dormirme dentro de ti, quiero volver a beber de tus pezones, sentir el golpe de tus caderas en las mías, quiero que me quites el aire de mi pecho con tu boca en mi sexo...quiero volver a dormirme cansado a tu lado esta mañana...




sábado, 21 de junio de 2014

¿Cómo?


Objeto de deseo de muchos, me incluyo reconozco que me derrite un par de lindas tetas, cuando era un adolescente todo rondaba al rededor de tetas, me encantaba una vecina recuerdo una señora ya de unos 30 y claro yo entrando a la edad del pavo, sus enormes tetas eran mi deleite si hasta me quedaba horas jugando en la calle con tal de verla pasar y contemplarla, claro luego era fuente de inspiración para masturbarme de lo lindo, o al igual que una prima con el respeto queme merece una familiar pero sus pechos me calentaban y aceptaba visitar la casa de los tíos solo por ella, un deleite, luego paso el tiempo y uno va creciendo y los gustos se van refinando hoy en día prefiero sin duda un lindo culo a un par de tetas grandes que van a ser derrotas por la ley de gravedad, es más un día le dije a mi pareja mientras se paseaba desnuda delante de mi con su generosa delantera..."y pensar que cuando niño uno daría lo que fuera por ver un par de tetas..." imagínense solo con tal de ver, que seria si fuera tocar, bueno más de alguno tuvo suerte y ser más precoz que uno, pero a lo que voy es que ahora ya uno maduro prefiere no tanto volumen y claro es mejor una hermosa cola.

Pero volviendo a las tetas, es complicado acariciarlas, más allá del agarre, el tener manos grandes ayuda, pero algunas chicas son delicadas, hay que tratarlas con suavidad, unas más cosquillosas que otras, alguna me toco que no le gustaba que le mojara tanto las tetas con mis babas jeje, más de alguna me secreteo como le encantaba que se las acariciaran, alguna hice derretir con suaves caricias, o solo rosarlas con la yema de mis dedos, es excitante ver o sentir como esos pezones se ponen duros de golpe o bien lentamente, y claro nos preocupamos cuando esto no sucede.


El solo lamerlos y chuparlos casi por instinto nos creemos que lo estamos haciendo bien, pero me imagino que todas deben tener su gusto en cuanto a presión, fuerza de succión, morder o no, cada una distinta y sin un manual nos queda solo ir probando acción reacción, a más de alguna le saque un gritito de dolor, y es claro quien no pierde el control cuando nos dejamos llevar por la corriente del deseo, si nos dan unas ganas casi literales de comerlas enteras, y agarrarlas con fuerzas, apretando o juntando una contra otra para besar nuevamente o pasar nuestra lengua. A mi pareja le encanta verme como muevo la lengua sobre sus pezones como si fueran un par de clítoris enormes, otras veces quién no a acariciado un par de pezones con su miembro erecto, hermosa imagen aquella que puede derivar en varias cosillas.


Sin duda la pose para acariciar y besarlos a gusto es cuando ellas están sobre nosotros y sus pechos quedan a la altura de nuestras bocas y agarrarlos y juntar los pezones para juntos llenar nuestras bocas de ellos, claro algunas de pechos pequeños pueda que no resulte pero la caricia en si cumple el mismo efecto, pero les gusta? lo hacemos bien?


Siempre goloso no dejo pasar la oportunidad de al estar a la altura y besarlos, lamerlos o chuparlos, y claro no tenemos un manual cada chica es diferente solo hay que jugar y probar, pero me encanta detenerme allí o de paso por que no descansar en ellos de camino a sus labios ya sea los de su boca o los de su sexo...siempre es bueno quedarse allí.






Ahora el volumen no creo que tenga influencia en el efecto de sentir más o menos, ya sea unos pechos grandes a los pequeños, claro nosotros nos volvemos locos por lo más voluptuoso de golosos no más, en fin me encanta sentir esos pezones duros entre mis labios y golpearlos suavemente con mi lengua.