Contacto

Recent Posts

viernes, 24 de julio de 2015

Amistad

Capítulo Anterior

Tarde del segundo Día


Entrar a aquel departamento fue una especie de desahogo, pasar una primera noche separados por un par de paredes por momento me pareció algo absurdo pero fue como una prueba de fe de nuestra amistad y a su vez sentía una especie de traición a esta, el estar allí manoseándonos y besándonos, no crean que pensé en detenerme, ella por momentos me quitaba sus labios y yo besaba su frente, me imagine que pensaba que esto no debía ocurrir, mis manos se calmaban descansaban sobre sus caderas o subiendo y bajando por sus brazos pero así como me quitaba sus labios así mismo volvía a buscar los míos y nuevamente se desataba la tormenta pero cuando aquel beso y esa fusión de nuestros cuerpos se hacia inseparable me di cuenta que ya esto no tenía frenos.


No hubo palabras solo el sonido de besos y de nuestra ropa molestando, lentamente nos fuimos trasladando hasta su habitación quizá la cama más grande era el lugar lógico, las chaquetas quedaron en la sala los zapatos en la entrada de aquel cuarto, nos dejamos caer lentamente en la cama sin separar nuestras bocas allí mis manos fueron suaves recorrí su cuerpo sobre sus ropas, sin apurar nada, soltaba su boca para descansar y paseaba por su cuello hasta el lóbulo de su oreja, "que loco" la escuche susurrar junto con pequeños gemidos, quede a su lado con una de mis piernas sobre las suyas mis manos bajaba a sus pechos buscando aquellos escurridizos pezones sobre sus ropas otras veces mi mano se enredaba en su cabello mientras nuestras lenguas se reconocían esos besos cada segundo eran más apasionados, profundos y húmedos, mi sexo haciéndose notar lo frotaba en su cadera, en un momento tome su mano más cercana pero no fue necesario conducirla ya que sola me acaricio sobre el pantalón, ojo no fue como la típica porno donde la ropa cae en un segundo o mejor aparece ya desnudos en un abrir y cerrar de ojos.


Todo comenzó a hacerse cada vez más largó quise que esta vez fuera a mi ritmo despacio pero sin renunciar a la pasión y el deseo, por supuesto si era necesario apurar se haría, mis manos se concentraron en acariciarla toda hasta donde ellas alcanzarán sin ir directos a su sexo, muchas caricias pasaron cerca pero nunca fueron sobre el, ya recorría por bajó de su blusa y apretado suéter reconocí la suavidad de su piel y la delicada tela de su sostén, nuestros besos eran largos excitantes mi ropa ya minutos que me molestaba, el sol entraba por la ventana y sumaba calidez al momento, me arrodille en la cama para quitarme mi suéter ella me acompaño aprovecho y se acercó a mi nos besamos un rato allí arrodillados sobre la cama hasta que yo caí sobre mi espalda y ella sobré mi sonreímos "me encantan tus besos" dije y volvimos a lo nuestro besos de todo tipo mojados, secos, lengua con lengua, ella se acomodó a mi lado sin soltar mi boca y pareció entender mi mensaje su mano fue generosa en largas caricias desde mi cuello bajando por mi pecho, abdomen, cadera y muslos para volver a subir esta vez si acariciando mi sexo sobre mis ropas, como me encanta sentir esas caricias en el costado y abdomen, muchas se olvidan que también nos gusta o que podemos sentir placer con el resto de nuestro cuerpo, luego de aquella sesión me quite la camisa y mi camiseta pegada a mi cuerpo resistió, no así los pantalones de ella que suaves piernas nuevamente mis manos hicieron largas carreras en sus piernas bajando desde sus caderas hasta sus pantorrillas me resisto a acariciar más allá, sus rostro y gemidos delataban su excitación.


En ese punto fue ella la que tomó la iniciativa y me ayudo a quitarme los jeans quizá perdió la paciencia yo estaba disfrutando el momento y a ella, puede que mi erección no era completa ni mi boxer estuviera por reventar pero basto un par de caricias para lograr mi erección, ¿quieres entrar a la cama? Pregunte soltando mi boca escuche un bueno se levantó por su lado se quitó la blusa y se metió, yo me quite la camiseta y los calcetines y allí estábamos por tercera vez a punto de ser sólo uno, nuestros cuerpos se pegaron, la tibieza de su piel fue excitante mis manos jugaban con los tirantes e su sostén y hábilmente los desabroche y quite baje un poco para quedar a la altura de sus pechos hermosos y grandes mis manos los atesoraron tiernamente presentándome sus pequeños y firmes pezones mi lengua los acaricio mojándono, mientras nuestras piernas se entrecruzaban, nuevamente nuestras bocas se sellaron en un eterno beso mientras lentamente mis dedos bajaban sin ninguna resistencia sus pantaletas, ya sin ellas no fueron mis manos las que acariciaron su sexo si no mi sexo aún atrapado en mi boxer,

Continuará...

sábado, 4 de julio de 2015

Amistad

Segundo día

¿Qué paso antes?


Me costo quedarme dormido, me imagine mil situaciones con ella, por ejemplo entrando a aquel pequeño cuarto y meterse a mi cama totalmente desnuda, será machista pero no me imagine lo contrario osea yo metiéndome en su cama, creo que así era mejor por momentos mi erección parecía que no me dejaría dormir, me acaricie por largo rato lo reconozco y sin darme cuenta me dormí, desperté temprano, me levante y me di una larga ducha, al salir me la tope sentada a la mesa, me ofreció un café al cual no me pude negar, me vestí y de regreso ella aún vestía lo que era su pijama, nada sexy por lo demás pero se notaba muy cómodo, tomamos desayuno y al parecer ambos no dormimos bien, desconocí la cama, dije pero la verdad es que pensé en las mil y una formas y lugares de ese pequeño departamento donde podría hacerle el amor. Timidamene dije por momentos pensé que entrarías a mi cuarto, estuve a punto...contesto entre risas, la verdad me costo dormir, bueno espero que hayas dormido mira que vamos a salir para aprovechar el día, si, dijo contenta, nos pusimos de pie ella se fue a su cuarto a darse otra ducha y vestirse yo me dedique a ordenar, como imaginaran demoro algo, me puse a mirar por la ventana la ciudad por un rato cuando ella me hablo que estaba lista, al verla de verdad estaba radiante, hermosa.


No pude evitar decirle lo linda que se veía, donde podemos ir? pregunto acercandoce a donde yo estaba junto a la ventana, se gano tan cerca mio que pude sentir el aroma de su perfume, podemos ir a pasear al campus de la U de Concepción, al parque Ecuador, la costanera, todo para un día sonaba casi imposible, por momentos sentí sus pechos que rosaban mi hombro, estaba tan cerca mio, no se si lo estaba haciendo a propósito pero la mire mientras ella observaba por la ventana en ese minuto silencio que se produjo, me miro levantando una ceja y sonriente...¿Qué?...nada solo te miraba y pensaba, ¿en qué? pregunto,..en lo contento que estoy de volver a verte me regalo una sonrisa y me abrazo yo igual dijo...ya vamos! me aparte de ella y fui por mi chaqueta ella hizo lo mismo, subimos al ascensor, allí le comente, vamos al parque y allí caminando podemos llegar a la universidad, y así fue, el recorrido termino bajo el campanil de la U de Conce, mirando la explanada allí nos sentamos a descansar y tomar algo de agua, ya casi era de almorzar, fue un lindo paseo donde hasta corrimos el uno detrás del otro, tomamos fotos, hablamos le conté una y mil historias de mi pasado en aquella ciudad y por momentos solo contemplábamos el día, aveces nos daba calor de tanto caminar o correr y otras algo de frío, varias veces sentados muy juntitos el uno del otro me moría de ganas de besarla, dos o tres veces me sorprendió mirando sus labios o su cara, yo como un niño quitaba bruscamente la mirada y miraba el cielo u otro lugar, ella solo sonreía.


Salíamos del campus, cuando entramos a la pinacoteca a ver que se exponía allí recorrimos sus salones y su gran mural, allí me acerque en un momento a ella fue extraño por que fue algo completamente mutuo como adivinando el deseo del uno del otro quizá era demasiado evidente en ambos, no dije nada ella tampoco, nuestros cuerpos estaban tan cerca, tome una de sus manos y con mi otra mano tome su rostro y allí en el silencio de unos de los salones y teniendo de testigo pinturas de artistas que no recuerdo, nos besamos, fue una mezcla de ternura y pasión, sus labios húmedos y su lengua caliente eran una delicia, termino en un abrazo en silencio, excitante por lo menos para mi no sé ella, que me dio la sensación que se sentía algo avergonzada, me encantan tus besos, dije tomando su mentón levantando su rostro, intentando hacerla sentir cómoda, mesé su frente y volví a besarla suavemente en los labios, me aparte un paso...¿vamos a comer? pregunte ella sonrió y sin soltarla de la mano salimos de allí. fuimos a un local céntrico a comer algo rápido pero sabroso y contundente, que hambre si teníamos, luego de eso un café y nos acercamos al rededor de la pequeña mesa y nos volvimos a besar, entre beso y beso pregunte...¿dónde quieres ir ahora?...donde u quieras fue su respuesta...volviendo a buscar mis labios, y si vamos a descansar un rato al departamento? me apoyo nos levantamos y tomamos un taxi, subir esos 4 pisos en el ascensor fue el mejor viaje de mi vida en dichos aparatos.


Al ingresar al departamento por suerte estaba temperado el sol entraba por la ventana, ni siquiera nos quitamos las chaquetas allí a dos pasos de ingresar estábamos contra la pared comiéndonos a besos, mis manos y las de ellas nos recorrían, solo nos separábamos para tomar grandes bocanadas de aire y continuar disfrutando de esos besos que tanto nos gustan y que cada uno sabe dar el uno al otro...

Continuará....





lunes, 22 de junio de 2015

Amistad

Amistad.




No perder el contacto con las personas sin duda que nos mantiene unidos, esto a pasado con mi bella amiga Dulcinea, si la recuerdan hace dos veranos nos vimos fugazmente e intensamente en la ciudad de Temuco y desde allí nuestra amistad como al contrario se podría pensar se a fortalecido, en innumerables conversaciones hemos recordado detalles de aquel encuentro, quizá para algunos el recordar un encuentro con esa persona pueda ser algo infantil o triste el vivir del recuerdo, pero bueno a nosotros nos resulta excitante volver a recordar nuestro encuentro que va más allá de lo sexual.
Y que creen tanta conversación y recuerdo despertaron nuevamente ese deseo mutuo de vernos,  compartir un momento y mucho mejor unos cuantos días, pero estaba la salvedad de que la parte sexual a pesar de ser algo latente evite mencionarlo para que ella no se sintiera amenazada ni forzada, se que ella dice que no volverá a pasar pero es como una mentira piadosa por que el deseo existe aunque no se exprese, y si llegase a pasar algo tal como paso la ultima vez donde luego de un beso todo se dio de maravilla, claro hablamos de lo maravilloso y excitante que fue aquella noche y en mi caso lo reconozco ante ella que me dejo un gustito a poco, es como probar un solo bombón de una caja completa de los más ricos es imposible no tomar solo uno.


Pero las preguntas aparecen solas...¿cúando y dónde?, La única ciudad linda del sur que se me viene a la mente es Valdivia esta cerca de la casa de ella y bueno conoce el lugar, así ella gana en seguridad y algo de confianza, o como a su vez puede ser mi querido Concepción y sus alrededores, traspasando a mi la responsabilidad de ser el anfitrión, lo hablamos un par de veces y claro como saben aveces las cosas muy preparadas no suelen salir tal como uno las imagina por largo tiempo dejamos todo en veremos, pasaron unos días y sorpresivamente recibo la noticia que junto a unas colegas ella vendría a Concepción a una capacitacion a una importante universidad de la ciudad gran oportunidad, no podíamos dejarla pasar y coincido con un largo feriado de mayo ella llegaría un jueves por la tarde tendríamos en el papel hasta el lunes por la mañana, ella iría a su capacitación y yo de retorno a mi ciudad,  la emoción de ambos era extrema y los nervios y ansiedad crecientes.

La espere en el terminal, ya hacia algo de frío, a la distancia divise a varias personas conocidas, como siempre con algo de retraso y ya cerca de las 18 hrs el bus llego ella me aviso previo arribo por lo que me acerque al anden, nervioso espere verla bajando hasta que por fin allí apareció su sonrisa hermosa y sus ojos tan expresivos iluminaron el momento, se que es solo una amiga pero tanto tiempo ya que lo somos que el cariño bordea el amor, espere un segundo mientras la gente pasaba y ella me alcanzo avance unos pasos atrás buscando espacio ella sonriente me abrazo, la apreté tan fuerte como pude sin hacerla sentir incómoda,, un beso en la mejilla y tome su maleta, que no era pequeña para nada, salimos de allí rápido nos subimos a un taxi y nos fuimos al centro...obviamente la invite a comer a un local muy conocido, hablamos del viaje y de los días, obviamente me pregunto donde nos quedariamos previamente había arrendado por unos días un departamento pequeño en el centro, que luego de cotizar hoteles y moteles resulto ser la alternativa más económica, así que ante su asombro no le quedaba otra que aceptar, ya comidos y satisfechos nos fuimos allí.


Otro taxi nos dejo en minutos allí, subimos al 6to piso de un edificio, el departamento tenia dos cuartos una gran sala, 2 baños y una pequeña cocina todo amoblado, eran casi las 22 cuando llegamos allí, ella por supuesto ocuparía el cuarto grande con baño yo en el pequeño era feliz, nos miramos y propusimos ir a comprar al supermercado de allí cerca antes que lo cerraran de vuelta a bajar, a paso rápido entramos compramos algunas galletas picadillo, y para beber optamos por un vino y cervezas, saliendo de allí la note muy cansada tremendo viaje cualquiera, ya de regreso estaba ya temperado el lugar, encendí la Tv y ella me pidió un tiempo para darce una ducha,aproveche de ver la ciudad desde otro ángulo que no es muy común para mi ver desde un 6to piso.   

La verdad que lo comido en el restaurante nos tenia satisfecho apenas abrí una cerveza y la estábamos compartiendo, que te parece si salimos propuse, me miro y luego de pensarlo por un segundo acepto, así que nos fuimos al bario bohemio de la ciudad a buscar un pub para conversar y tomar quizá un traguito y allí entramos a uno charlamos tanto que no nos dimos cuenta como llegaron las 3 de la mañana, yo no sé como ella aguantaba, así que salimos raudos en un taxi de regreso al apartamento, por momentos reconozco que puse caras de seducción allí mientras hablaba jaja, no le quite por momento la mirada de sus ojos, y cuando se podía claro algo más, y no se nunca e sido bueno para reconocer el coqueteo de una mujer pero quiero pensar que ella igual por momentos me miro con carita de aquellas...


Llegamos y de inmediato la invite a que se fuera a acostar que mañana iríamos a un par de lugares hermosos a conocer y pasear, contra todo mis impulsos me contuve muchisimo para no hacer alguna tontera...le ayude a quitarse la chaqueta, yo fui de carreritas al baño y al salir ella aún estaba allí..esta vez mirando por la ventana las luces de la ciudad, espero que mañana este lindo el día, dije acercándome a su lado y apoyando mi pecho en su hombro, ella tiernamente apoyo su cabeza en mi pecho mis manos se posaron en sus hombros y una de sus frías manos me tomo la mano acariciándola, se dio vuelta y me abrazo allí en silencio quizá yo igual tenia sueño pero no paso nada nos separamos la alenté para que descansara la dejé en su cuarto y nos despedimos con un largo beso en la mejilla hasta mañana...y una mirada al despedirnos dulcemente extraña.

Continuará...






miércoles, 6 de mayo de 2015

Perfecto?

No quiero un cuerpo perfecto
no quiera esos senos que miran al cielo
esas piernas firmes y apretadas
menos un abdomen que haga avergonzarme del mio
no quiero una modelo 
que no se deje tocar
ni menos despeinar
o  que su ropa se arrugara
no quiero una princesa.


Si tienes unos kilos de más
que más da!
Yo quiero a la mujer que hay en ti
quiero la pasión la entrega que das
el fuego de tu piel y su suavidad
que me dejes hacerte de todo
que no te ocultes bajo una sabana
y esa cicatriz ya esta.


Te quiero a ti
quiero que dejes salir
esa puta que tienes dentro
quiero que me hagas desconocerte
hacer que esta noche la recuerde por siempre
quiero gozar en ti
pero más aún
que tu goces en mi
y de ti
mañana si quieres
vuelve a ser una princesa.




lunes, 6 de abril de 2015

Y la Próstata?



Creo que e hablado de varias partes de mi cuerpo y una de las zonas que me faltaba era aquella pequeña, famosa y escondida próstata no voy a hablar de anatomía ni fisiología así que a googlear al que le interese más detalles, bueno allí esta, ya saben como se llega a ella por nuestro delicado y muy macho "ano" y digo esto por el tremendo estigma que cae sobre nosotros si hablamos si quiera de esa zona como fuente de placer para nosotros, no faltara el que lee mi blog por primera vez que piense "un maricón más oculto" y ojo quizá no solo de parte de los hombres si no también de parte de mujeres, prejuicios hay por todos lados.


Masturbándome por aquellos años locos de la adolescencia en más de una oportunidad introduje uno o dos dedos en mi ano buscando placer sin saber aquello de la próstata, reconozco que obtuve placer pero nunca perfeccione dicha técnica por lo que la deje de lado por mucho tiempo, luego con la llegada de internet y mil cosas que pasaban en mi vida comencé a leer algunos artículos sobre el famoso punto g del hombre y que paso, curioso estaba en la próstata de allí me imagino que pasa a llamarse punto P, no falto el que dijo con razón tanto gay, bueno si ellos disfrutan de su sexualidad por algo será y motivo tienen.


En más de alguna entrada manifesté  mi curiosidad o deseo claro de estar con una chica que me estimule por allí ya sea sobre el ano y por que no dentro de el buscando la próstata, lo e pedido pero quizá no e sido tan directo por el mismo estigma que tiene ya que pueden pensar que soy homo, con el tiempo e logrado que me estimulen el perineo y directamente en el ano pero igual quedo con ganas de más, así que no quedo otra que la auto estimulación.

Tuve que retomar aquellas antiguas caricias de adolescente, el momento ideal es la ducha por el aseo que necesita cualquier caricia allí, iniciada una masturbación normal, con el cuerpo mojado, mientras el agua recorre mi cuerpo mis dedos de mi mano libre recorren mi entrepierna buscando mi ano, allí lo encuentran apretado, sensible a las primeras caricias, me gusta, mi erección no pierde fuerza, lentamente uno de mis dedos ubica bien la entrada, y ayudado por el jabón se introduce lentamente, la resistencia se siente pero relajando cede a su paso, se siente el anillo del esfinter, dos, tres centímetros dentro y algo más, me coloco en cuclillas mis piernas se separan y mi ano queda más expuesto, mi dedo entra con mayor facilidad, y me concentro en encontrar mi próstata, pasan unos segundos y creo encontrarla según la descripción que leí, y si en efecto se siente una "cosquillita" especial, vuelvo a rosar y a masajearla, siento como si el flujo de aquel líquido pre seminal aumentara por mi miembro y este como que saltara sin control al rosarla, mi excitación es tal que mi orgasmo no tarda en llegar aquella primera vez fue genial pero quería más.


No tardo en pasar el tiempo y el momento de quedar solo en casa por una noche, era mi oportunidad de algo más, busque los juguetes de mi esposa y dije a ver que tal, una larga ducha y más aún con una buena limpieza anal enema incluido dije todo listo, un consolador y vibrador serían mi compañía aquella noche, incluido lubricante por supuesto, me recosté en mi cama sobre una toalla, y comencé primero con mis dedos a estimular mi ano, directamente sin erección ni nada previo, así de lado, con bastante lubricante no tarde en relajarme y dejar que mis dedos ingresaran y me estimularan, los primeros roces en mi próstata se sintieron ricos, luego fue el turno del consolador debe tener unos 15 centímetros sin sumarle las bolas y el sopapo que trae, me sorprendió que en minutos no tenia problema para introducirlo por completo, el placer era especial pero no una cosa que me hiciera acabar de una, jugué con el por largos minutos tratando de estimular mi próstata pero no lograba mayores resultados el placer se mantenía en cierto nivel pero nada especial, luego fue el turno del pequeño vibrador que igual debe medir lo mismo, le puse un preservativo sabiendo que no era para aquella zona, lo encendí y lo puse en la vibración constante y fuerte, nuevamente lo introduje sin problemas lo apunte en dirección a mi próstata, la vibración para ser francos se sentía bastante agradable, mi miembro se mantenía turgente pero nunca erecto 100%, aquí el vibrador dio en el clavo, esta vez si la sensación fue potente, inmediatamente por mi miembro salio un chorro de aquel líquido preseminal fue como una eyaculación sin serlo, jaja, aquí comencé a estimular mi sexo mi erección no tardo en llegar y mientras aún el vibrador estaba en mi ano mi orgasmo llego intenso y con una eyaculación muy abundante como pocas veces sentí.


Volví a  repetir la experiencia aveces solo con el consolador otras con el vibrador, han sido buenas experiencias pero siempre queda ese gusto a más, en el sentido que me gustaría compartirlo con alguna chica que no tenga el prejuicio, ahora obviamente e pensado y si fuera con un hombre, sin ser homo hasta yo me enjuicio pensando y si me vuelvo homo, sin duda estoy en una edad en que la experimentación es más potente, en resumen el punto g masculino existe es placentero llegar a aquel lugar y estimularlo, llegar a el puede ser algo incomodo pero si uno se relaja igual lo disfruta, quizá la próxima vez cuando este con mi pareja jugando con sus juguetes le proponga y por que no me lo metes a mi?, ya quiero ver su cara, quizá compre aquellos juguetitos especialmente ideados para estimularla...la curiosidad nunca termina.





sábado, 28 de marzo de 2015

Que será...



Que será de tu piel
aquella piel tan suave
que luego se tornaba húmeda
y caliente?

Que será de tus labios
Aquellos que secos o mojados 
eran dulces
y ardientes 
sabían mucho mejor?

Que será de tus manos
pequeñas e inquietas
curiosas y generosas
inolvidables
atrapadas en las mías?

Que será de tus ojos
misteriosos y tan vivos
quién se reflejara en ellos
hoy?

Que será de tu cuerpo
con sus perfectas imperfecciones
con quien dormirá esta noche
quien lo hará vibrar esta vez
quizá mejor que yo?

Se extraña
más que tu cuerpo
tu compañía
tu risa
toda