Contacto

Recent Posts

martes, 26 de julio de 2016

Amistad

Amanecer


El sol entraba por una ventana lateral de la habitación atravez de la cortina iluminando de un color anaranjado, su brazo estaba sobre mi pecho no me moví, apegue mi pierna a las suyas la mire su cara no la vi estaba mirando para el otro lado su pelo estaba desordenado, quería saber la hora trate de adivinar pero como suele suceder despertar en un lugar desconocido resulta difícil, alcance mi reloj y vi allí eran casi las 9, que hora es? Pregunto con una voz de sueño temprano van a ser las 9 me gire para su lado ella quitó su brazo e hicimos una cucharita perfecta una de mis manos se aferró a uno de sus pechos y me volví a dormir, volví a despertar casi a las doce del día ella estaba en la ducha, me quede allí recostado las cortinas estaban abiertas y todo era luz, la verdad me sentía como si hubiera corrido una maratón, de pronto ella salió del baño envuelta en la toalla, me saludo cordialmente con un besito en los labios y se sentó allí a mi lado secándose el pelo con una hermosa sonrisa ¡ya a la ducha! Me ordeno, sonreí y desnudo parti a la ducha muy corta por lo demás salí del baño con la toalla en mi cintura cubriéndome me senté detrás de ella en la cama y bese sus hombros mientras ella maquillaba su rostro, me calienta de sobre manera una mujer luego de la ducha me da la tranquilidad que puedo pasar mi lengua por todo su cuerpo sin ningún problema.


Desprendí la traba de su toalla y está cayo me puse de pie e hice que su cuerpo se recostara sobre la cama, ella ágilmente hizo lo mismo con mi toalla y completamente desnudo bese su boca luego sus tetas y finalmente su sexo, las cortinas abiertas hacían que la habitación estuviera llena de luz, separe sus piernas y luego de un par de lamidas muy húmedas vi brillar su clítoris el detalle de sus labios, los pliegues de su ano, la entrada de su vagina cada detalle de su sexo, me gusta aquello observar, ver detalles, sentir, ver como se contrae ante una caricia, como se humedece, seré curioso pero me encanta, mi lengua la recorrió toda, no deje pliegue por mojar, saborear, comer, como se mojaba era increíble, mis manos acariciaban sus muslos, subían y acariciaban esos pequeños pero duros pezones.

Sin duda el sexo después de una ducha es especial, sin ser escrupuloso sin duda el lavado previo abre las puertas para que la lengua recorra cada rincón de su cuerpo así que como pocas veces no dudé en lamer su ano, la primera vez apenas rosándolo, luego con algo más de presión y mojándolo con mi saliva a la vez, mi nivel en esta técnica no es la de los actores pornos que llegan a meter la lengua allí igual mi conciencia me frena, cuando estaba bien mojado deje a mis dedos jugando allí y me concentre en su clítoris pero mis ganas por metercela entera eran enormes, sentía como mi sexo latía de deseo, pero quería algo más así que me acomode sobre ella de un salto quede sentado casi en su pecho  y le ofrecí mi sexo me devoro su boca era un volcán de saliva caliente me mojó todo por momento le ofrecía mi bolas y lo mismo me las chupaba con mucha delicadeza, así todo mojado lubricado para ella me senté en la cama apoyándome en el respaldo ella se acomodó sobre mi y la penetración fue caliente y muy fácil no voy a mentir las ganas de acabar llegaron tan rápido bastaron un par de sentones de ella y ya quería explotar pasaron un par de minutos más y ya no aguanté más un aviso entrecortado de mi fin y ella me dio con fuerza y toda mi leche quedo en ella, sentir mi sexo todo mojado incluyendo bolas y más abajo se siente rico y más con la satisfacción de haber realizado un buen trabajo, me beso apasionadamente en poco tiempo ya nos vestimos y salimos de allí a almorzar ya era pasado el medio día nos quedaba todo ese día y la siguiente noche.

Para no abusar ese día nos fuimos a recorrer la ciudad a caminar, hablar mucho, arreglar nuestros mundos fue un gran día y se acercaba la noche...una gran noche.

Continuará....

sábado, 9 de julio de 2016

Mis masturbaciones

La Media


Salimos de la básica y entramos a la Media, aquí tuve la mala suerte de que mis padres me inscribieron en un colegio solo de hombres, quizá mi historia sería distinta en muchos planos si hubiese ingresado en uno mixto, este hecho acrecentó por años mi timidez sobre las mujeres, quizá por esto mismo mi fijación por la masturbación se acrecentó y ya necesitaba de otros estímulos, fue un periodo "oscuro" por así llamarlo, fue allí donde conseguí mis primeras revistas pornográficas de todo índole, desde picarescas a algunas directamente porno fuerte obvio estas eran las mejores, junte varias nunca tantas por que en mi casa tener un escondite de tus padres es bastante complicado, recuerdo que cuando llegaba con una por la noche, la escondía entre mis ropas especificamente bajo mi camisa y suéter a la altura del abdomen y me iba a encerrar al baño a hojearla, esa sensación adrenalínica aún la recuerdo.


También no falto el compañero de curso aquel que trafica material porno, revistas y los populares calendarios de bolsillo de sonde sacaba tantos no lo sé por lo menos tenia en mi un cliente asiduo y mi colección fue abundante teniendo entre ellos alguno que otro favorito sobre todo aquellos donde la chica era la más voluptuosa ojo aún no llegaba internet por estos lados, finales de los 80 inicio de los 90.


Lamentablemente solo cuando quedaba solo podía disfrutar de mis tesoros, era en raras ocasiones y podía dar rienda suelta a mis deseos, ya mis masturbaciones en esas ocasiones comenzaron a ser más lentas o  a durar más no  buscaba el orgasmo rápido si no que me encantaba disfrutar el camino, claro que la mañanera en la ducha era imperdonable, recuerdo cuando estaba seguro de tener un par de horas solo en casa desnudarme y cómodamente así pasearme por casa y masturbarme a mi gusto, quién no hizo eso??

Por tal motivo las pocas profesoras que teníamos pasaron a ser mis musas directas, de las que alguna vez me hicieron clase siempre destaque a una era la profesora de Biología, muy curvilínea, lindas piernas, coqueta, linda, bueno uno idealiza a las personas pero así era para mi en cambio otros preferían a la profesora de historia, mas alta rubia y quizá mas delgada pero su forma fría de tratarnos nunca me logro calentar, por lo que todas mis fantasías eróticas eran con la de biología.

Pero sucedió un hecho que me hizo el adolescente más feliz del mundo por aquellos días, mi prima aquella que era mi musa unos años antes se fue a vivir con nosotros ya que venía a estudiar a la gran ciudad, como se imaginaran fue imposible dejar este vicio,

Continuará...


viernes, 3 de junio de 2016

Amistad

Estrella Fugaz




En contadas ocaciones y sin usar ningún estimulante, por si acaso, me a pasado esto que luego de tener un orgasmo no pierdo la erección y puedo inmediatamente continuar cogiendo, quizá no con el mismo ritmo pero si he seguido sin siquiera un atisbo de perder algo de mi erección, por suerte las compañeras con las cuales me pasó no desperdiciaron la oportunidad y está por supuesto tampoco fue. 

Es extraño por que habitualmente luego de eyacular nuestro sexo se torna muy sensible a cualquier estímulo llegando incluso a sentir dolor es por eso que muchas veces no queremos que nos toquen allí ni siquiera con sexo oral, que si no es hecho con suma suavidad mejor no hacerlo, pero las veces que me a pasado esto de no perder la erección es todo lo contrario se torna totalmente placentero cualquier caricia, diría incluso que mucho más de lo normal, será multiorgasmo masculino no sé pero no se imaginan mi cara cuando me doy cuenta de aquello más que feliz y por supuesto mi compañera igual.

Me acomode detrás de ella, en una tierna cucharita...por segundos me dio la sensación que ella se levantaría quizá a ir al baño pero la tome de las caderas y me acerque a ella haciéndole sentir nuevamente mi sexo entre sus piernas, ella lo noto y algo sorprendida me pregunto ¿quieres seguir? no conteste...solo hábilmente separe sus labios vaginales y volví a meterlo en su sexo muy mojado profundo y tan placentero...¿tomaste algo? fue la pregunta que me hizo mirándome sobre su hombro, me imagino que pensó que me habría tomado un viagra o algo similar, sonreí agarrando sus caderas y metiéndolo más profundo no nada le dije, todo esto lo provocas tu podría estar horas dentro de ti gozandote la tome del cuello con una de mis manos dirigiendo de alguna manera su boca en busca de la mía, mientras mis envestidas eran largas y profundas eternas.



Comencé a sudar mi pecho se pegaba a su espalda también mojada, vamos por qué no me montas?..insinué, le di una arremetida profunda y violenta antes de salirme de ella y quedar recostado de espalda, sin perder un segundo se montó sobre mi, mi sexo no tuvo ningún problema en encontrar el camino fue suave esa entrada total, no la toque con mis manos, las dejé a un lado quise ser su objeto por un momento, solo la observe, me quede en el detalle de su boca, ahogada en ese constante gemido, en sus ojos por momentos blancos, por momentos fijos en los míos con malicia rebelde, regalándome una sonrisa cómplice, sus movimientos de arriba a bajo cambiaron de adelante y atrás, haciendo que su clítoris rosara con mi cuerpo, aumentabas el ritmo, cada vez más corto mi miembro  se movía dentro de tí dándome un placer intenso y único, recién allí levante mis manos para atrapar tus tetas que danzaban a un ritmo hipnotizante apreté sus pezones suavemente hasta notar que su boca se abría ahogando algún gemido, apoyo sus manos en mi pecho y su movimiento se volvió frenético adelante y atrás, lentamente comencé a sentir como mis bolas se mojaban e incluso más abajo...de pronto cayó sobre mi mordiendo mi cuello y mi boca ,respirando agitada sudando pegados en sudor y allí aún mi sexo quería más.


Esa noche continuo así orgasmo tras orgasmo de ella, alguna vez me dijo textual que era de "tiro largo" y lo comprobé personalmente esa noche, fueron eternos momentos que grave en mi mente con detalle, la ví dormir por un momento cuando el sol quizá ya estaba por volver  a salir, la cubrí con la sábana abracé sus piernas con las mías y me dormí.

Continuará

miércoles, 2 de marzo de 2016

Amistad

Luna


Mi lengua salió de su vagina de paso acaricio su ano y recorrió el centro de su espalda hasta su cuello mientras tanto que mi miembro completamente firme se abría paso entre sus piernas que ella separó ligeramente hasta llegar a su húmedo sexo donde la penetración fue tan fácil y suave tan exquisita y profunda que a ambos nos arranco un dulce gemido, busque la profundidad máxima mientras ella con un movimiento de caderas alineaba su vagina con mi miembro para facilitar dicha tarea, el movimiento era mínimo quería sentirme profundo en ella, acoplado, compenetrado totalmente quería que ella me sintiera en todo mi esplendor, la curva de su espalda era excitante su cola levantada me dejaba ver su delicado ano apretadito y mojado aún por mi lengua ella gemía dulcemente me hizo sentir poderoso allí profundo en ella.


Si existe una posición que me a tocado realizar o bien comentar con amigas diría que a 9 de 10 les gusta esta, la foto la describe perfectamente, la citan como muy placentera, profunda se sienten dominadas, la verdad no es de mis preferidas bueno en mi caso como que pierdo sensibilidad por momentos no se si estoy dentro o no igual depende de lo generosa de la cola de ella y por supuesto si tiene una buena lubricación muchas veces el pene se puede deslizar entre las piernas o sobre el sexo sintiendoce muy parecido a cuando esta dentro (según mi apreciación) obviamente creo que esta posición permite estimular muy bien lo que llamamos punto G, en lo personal prefiero que ella este con las piernas juntas.


Cuando en una misma noche ya lo has hecho un par de veces la tercera oportunidad se puede volver eterna y allí estaba yo sobre ella juntando a la fuerza sus piernas con las mías en un abrazo de piernas todo mi peso por momentos entraba en ella, mis manos apoyadas a los lados de sus hombros  otras veces todo mi torso pegado a su espalda mientras mi boca besaba su cuello y otras ella me entregaba su boca deseosa y más profundo me enterraba en ella, que se agarraba de las sabanas como si se fuera a caer de la cama, por momentos lento solo la punta, otras frenético furioso descargando todo mi deseo sobre su cola, que ella por momentos levantaba y exponía aún mas a mi mojada y caliente sexo, ella gemía y gemía pequeños gritos que me desesperaban mi control era fuerte y mis ganas de acabar estaban muy lejos por llegar.


Separe bien mis piernas y me senté sobre ella sin salirme de su cuerpo mis manos por momentos se apoyaban en su espalda presionándola contra la cama eso parecía gustarle más yo comencé a gemir y me pidió que lo hiciera más fuerte, por momentos era una sinfonía de gemidos mutuos un concierto como llamando a la Luna que se asomaba por la ventana ya a esas horas...caí sobre su espalda la puse de lado en la clásica cucharita la apreté contra mi cuerpo separando sus nalgas con una mano y haciéndolo con rabia profundo y lleno de deseo...no aguante más estaba sensible y en un estruendoso y ruidoso orgasmo acabe en lo más profundo de ella...mientras sus manos acariciaban mi pierna que abrazaba las suyas...el sudor corría por mi pecho y mi vientre...mientras mi sexo parecía no querer perder la erección aún dentro de ella...

Continuará...

martes, 9 de febrero de 2016

Mis masturbaciones



Casi terminando la básica algo ya más grande mis musas para dicha tarea pasaron a ser mis compañeras de curso siempre hay una que otra que se desarrolla mejor o más voluptuosa que otras o bien son bien calienta sopas y la imaginación por aquellos años junto con las hormonas parece que están en su peack y por supuesto la infaltable profesora sexy.

Mi otra gran musa por aquellos años 12-13 años fue "la prima" linda, muy voluptuosa y buena pal leseo, veranos enteros conviviendo con ella admirando su cuerpo en la playa en la cabaña y donde fuéramos, fue inevitable no pegarme incontables sesiones con ella incluso llegando al despreciable acto de espiarla en el baño claro en aquellos años algo muy adrenalinico pero hoy no me siento nada orgulloso de aquello, ella era voluptuosa grande no había chica que se le acercase siquiera había momentos que de la nada se me metía un pensamiento lujurioso y a encerrarme al baño estuviera donde estuviera no recuerdo casa de algún familiar donde no me la hice siempre el mejor momento para mi era la ducha.

Mis pajas en aquellos tiempos no tenían control eran de placer rápido y fugaces orgasmos me sentía casi como un adicto sufría crisis cuando pasaba mucho tiempo sin nada, es más mucho tiempo llámenosle un día, por momentos era una cosa periódica es más casi como lavarme los dientes tres veces al día en promedio y no exagero, también recuerdo que fue una época de exploración física desde la observacion espejo incluido, conocí mi líquido preseminal y su sabor, el frenillo, mis bolas y ayudado por el espejo hasta mi zona anal y para que decir el tacto fueron muy importantes para mi, ¿sentimiento de culpa? diría que mínimo claro criado en familia catolica alguna vez se me paso por la mente ser el pecador más grande de la tierra pero nada al final aquello para mi siempre fue y es una actividad normal y con la más mínima sensación de culpa, claro no se sí lo leí por aquellos años o lo escuche y creo que es la única regla que comparto y es que si te resulta más placentero hacerte una paja que estar con una mujer estas mal tienes que hacerte ver.

Tuve la suerte que mi padre tenia en su biblioteca un par de libros sobre salud siempre recuerdo uno que traía un gran capitulo sobre sexualidad desde lo biológico a lo erótico, alli descubrí las palabras "zonas erógenas", erotismo, erección y muchas otras, eso me abrío los ojos creo a una sexualidad sana y sobre todo responsable.



martes, 2 de febrero de 2016

Amistad

Estrellas


De aquel oral inolvidable luego de un breve descanso fue mi turno o el de ella pues yo fui quien en este casó le di un eterno oral, ya saben no tengo dramas en eso al contrario y de alguna manera tenía que compensar dicha tarea.

Mi amiga es de tiro largó estoy seguro que si pudiéramos estar toda la noche dándole ella allí estaría feliz y yo igual, nos besamos y rápido llegue entre sus piernas su sexo suave era un placer acariciarlo con mi lengua, siempre trato de ir de afuera hacia adentro no ser directo, observar y sentir las reacciones.

Me acomode lo mejor posible mis rodillas en la alfombra, mi cuerpo sobre la cama, mi lengua y boca en su sexo, mis manos jugaban con sus piernas y subían y bajaban hasta sus bellas tetas, sus gemidos no tardaron en llenar la habitación y por momentos todo el departamento, con el tiempo he lamentado no haber grabado por lo menos en sonido aquella sinfonía, he estado con mujeres muy silenciosas a la hora del sexo y que a la hora del orgasmo apenas se les escapa un profundo suspiro junto con el normal sonido de una respiración agitada, otras habladoras que les gusta decir cosas como que le digan, que rico, así, más fuerte, etc, de verdad ese tipo de mujeres me calientan de sobre manera, la ventaja de ellas. es que dicen lo que les gusta y anuncian cuando lo estamos haciendo bien o ella lo están sintiendo bien, con las silenciosas prácticamente tenemos que adivinar y quizá muchas veces pensando que lo hacemos bien y realmente no es así, ahora podrían estar aquellas que son buenas para gemir o expresar el placer de manera audible, muchas veces resulta igual muy placentero, he estado con alguna que hasta gritaba en los momentos más excitantes para ella, es grato estar con una chica así uno todo el rato igual cree que lo está haciendo como un Dios el problema que me produce es que cuesta un poco reconocer si tienen orgasmos antes del final de uno, quizá es todo placer pero tampoco pueden llegar al orgasmo y eso a nosotros nos puede tirar a confundir haciéndonos creer que ella ya lo logro y decidimos acabar, o por el contrario algunas que quizá por ese medio llegan ha fingir el orgasmo.

Para mi la mezcla perfecta es aquella que dice cosas en el momento exacto que gime o suspira directamente proporcional al placer que siente  aunque como siempre los extremos no son lo mejor, pero es allí donde entra uno y puede entrar a crear confianza con la pareja para que está se exprese o pida lo que desea, muchas no lo hacen por vergüenza y pudor pensando quizás "en que vamos a pensar de ellas" por eso la confianza es importante.

Bueno estábamos allí y mi amiga continuaba con su sinfonía de gemidos yo aveces como que me nublo con tanto placer al dar sexo oral  ella estaba en las nubes rozando las estrellas, decidí girarla sobre la cama levantando un poco su cola quedando expuesto tanto su sexo como su ano, pocas veces lo había echo mi lengua corría completamente mojada en sus fluidos a su ano y viceversa cada vez que rozaba y acariciaba su ano su cuerpo se estremecía mi excitación era inmensa mi sexo estaba duro listo para entrar en combate, solo faltaba escuchar la palabra mágica..."métemela"...

Continuará...