Contacto

Recent Posts

miércoles, 2 de marzo de 2016

Amistad

Luna


Mi lengua salió de su vagina de paso acaricio su ano y recorrió el centro de su espalda hasta su cuello mientras tanto que mi miembro completamente firme se abría paso entre sus piernas que ella separó ligeramente hasta llegar a su húmedo sexo donde la penetración fue tan fácil y suave tan exquisita y profunda que a ambos nos arranco un dulce gemido, busque la profundidad máxima mientras ella con un movimiento de caderas alineaba su vagina con mi miembro para facilitar dicha tarea, el movimiento era mínimo quería sentirme profundo en ella, acoplado, compenetrado totalmente quería que ella me sintiera en todo mi esplendor, la curva de su espalda era excitante su cola levantada me dejaba ver su delicado ano apretadito y mojado aún por mi lengua ella gemía dulcemente me hizo sentir poderoso allí profundo en ella.


Si existe una posición que me a tocado realizar o bien comentar con amigas diría que a 9 de 10 les gusta esta, la foto la describe perfectamente, la citan como muy placentera, profunda se sienten dominadas, la verdad no es de mis preferidas bueno en mi caso como que pierdo sensibilidad por momentos no se si estoy dentro o no igual depende de lo generosa de la cola de ella y por supuesto si tiene una buena lubricación muchas veces el pene se puede deslizar entre las piernas o sobre el sexo sintiendoce muy parecido a cuando esta dentro (según mi apreciación) obviamente creo que esta posición permite estimular muy bien lo que llamamos punto G, en lo personal prefiero que ella este con las piernas juntas.


Cuando en una misma noche ya lo has hecho un par de veces la tercera oportunidad se puede volver eterna y allí estaba yo sobre ella juntando a la fuerza sus piernas con las mías en un abrazo de piernas todo mi peso por momentos entraba en ella, mis manos apoyadas a los lados de sus hombros  otras veces todo mi torso pegado a su espalda mientras mi boca besaba su cuello y otras ella me entregaba su boca deseosa y más profundo me enterraba en ella, que se agarraba de las sabanas como si se fuera a caer de la cama, por momentos lento solo la punta, otras frenético furioso descargando todo mi deseo sobre su cola, que ella por momentos levantaba y exponía aún mas a mi mojada y caliente sexo, ella gemía y gemía pequeños gritos que me desesperaban mi control era fuerte y mis ganas de acabar estaban muy lejos por llegar.


Separe bien mis piernas y me senté sobre ella sin salirme de su cuerpo mis manos por momentos se apoyaban en su espalda presionándola contra la cama eso parecía gustarle más yo comencé a gemir y me pidió que lo hiciera más fuerte, por momentos era una sinfonía de gemidos mutuos un concierto como llamando a la Luna que se asomaba por la ventana ya a esas horas...caí sobre su espalda la puse de lado en la clásica cucharita la apreté contra mi cuerpo separando sus nalgas con una mano y haciéndolo con rabia profundo y lleno de deseo...no aguante más estaba sensible y en un estruendoso y ruidoso orgasmo acabe en lo más profundo de ella...mientras sus manos acariciaban mi pierna que abrazaba las suyas...el sudor corría por mi pecho y mi vientre...mientras mi sexo parecía no querer perder la erección aún dentro de ella...

Continuará...

martes, 9 de febrero de 2016

Mis masturbaciones



Casi terminando la básica algo ya más grande mis musas para dicha tarea pasaron a ser mis compañeras de curso siempre hay una que otra que se desarrolla mejor o más voluptuosa que otras o bien son bien calienta sopas y la imaginación por aquellos años junto con las hormonas parece que están en su peack y por supuesto la infaltable profesora sexy.

Mi otra gran musa por aquellos años 12-13 años fue "la prima" linda, muy voluptuosa y buena pal leseo, veranos enteros conviviendo con ella admirando su cuerpo en la playa en la cabaña y donde fuéramos, fue inevitable no pegarme incontables sesiones con ella incluso llegando al despreciable acto de espiarla en el baño claro en aquellos años algo muy adrenalinico pero hoy no me siento nada orgulloso de aquello, ella era voluptuosa grande no había chica que se le acercase siquiera había momentos que de la nada se me metía un pensamiento lujurioso y a encerrarme al baño estuviera donde estuviera no recuerdo casa de algún familiar donde no me la hice siempre el mejor momento para mi era la ducha.

Mis pajas en aquellos tiempos no tenían control eran de placer rápido y fugaces orgasmos me sentía casi como un adicto sufría crisis cuando pasaba mucho tiempo sin nada, es más mucho tiempo llámenosle un día, por momentos era una cosa periódica es más casi como lavarme los dientes tres veces al día en promedio y no exagero, también recuerdo que fue una época de exploración física desde la observacion espejo incluido, conocí mi líquido preseminal y su sabor, el frenillo, mis bolas y ayudado por el espejo hasta mi zona anal y para que decir el tacto fueron muy importantes para mi, ¿sentimiento de culpa? diría que mínimo claro criado en familia catolica alguna vez se me paso por la mente ser el pecador más grande de la tierra pero nada al final aquello para mi siempre fue y es una actividad normal y con la más mínima sensación de culpa, claro no se sí lo leí por aquellos años o lo escuche y creo que es la única regla que comparto y es que si te resulta más placentero hacerte una paja que estar con una mujer estas mal tienes que hacerte ver.

Tuve la suerte que mi padre tenia en su biblioteca un par de libros sobre salud siempre recuerdo uno que traía un gran capitulo sobre sexualidad desde lo biológico a lo erótico, alli descubrí las palabras "zonas erógenas", erotismo, erección y muchas otras, eso me abrío los ojos creo a una sexualidad sana y sobre todo responsable.



martes, 2 de febrero de 2016

Amistad

Estrellas


De aquel oral inolvidable luego de un breve descanso fue mi turno o el de ella pues yo fui quien en este casó le di un eterno oral, ya saben no tengo dramas en eso al contrario y de alguna manera tenía que compensar dicha tarea.

Mi amiga es de tiro largó estoy seguro que si pudiéramos estar toda la noche dándole ella allí estaría feliz y yo igual, nos besamos y rápido llegue entre sus piernas su sexo suave era un placer acariciarlo con mi lengua, siempre trato de ir de afuera hacia adentro no ser directo, observar y sentir las reacciones.

Me acomode lo mejor posible mis rodillas en la alfombra, mi cuerpo sobre la cama, mi lengua y boca en su sexo, mis manos jugaban con sus piernas y subían y bajaban hasta sus bellas tetas, sus gemidos no tardaron en llenar la habitación y por momentos todo el departamento, con el tiempo he lamentado no haber grabado por lo menos en sonido aquella sinfonía, he estado con mujeres muy silenciosas a la hora del sexo y que a la hora del orgasmo apenas se les escapa un profundo suspiro junto con el normal sonido de una respiración agitada, otras habladoras que les gusta decir cosas como que le digan, que rico, así, más fuerte, etc, de verdad ese tipo de mujeres me calientan de sobre manera, la ventaja de ellas. es que dicen lo que les gusta y anuncian cuando lo estamos haciendo bien o ella lo están sintiendo bien, con las silenciosas prácticamente tenemos que adivinar y quizá muchas veces pensando que lo hacemos bien y realmente no es así, ahora podrían estar aquellas que son buenas para gemir o expresar el placer de manera audible, muchas veces resulta igual muy placentero, he estado con alguna que hasta gritaba en los momentos más excitantes para ella, es grato estar con una chica así uno todo el rato igual cree que lo está haciendo como un Dios el problema que me produce es que cuesta un poco reconocer si tienen orgasmos antes del final de uno, quizá es todo placer pero tampoco pueden llegar al orgasmo y eso a nosotros nos puede tirar a confundir haciéndonos creer que ella ya lo logro y decidimos acabar, o por el contrario algunas que quizá por ese medio llegan ha fingir el orgasmo.

Para mi la mezcla perfecta es aquella que dice cosas en el momento exacto que gime o suspira directamente proporcional al placer que siente  aunque como siempre los extremos no son lo mejor, pero es allí donde entra uno y puede entrar a crear confianza con la pareja para que está se exprese o pida lo que desea, muchas no lo hacen por vergüenza y pudor pensando quizás "en que vamos a pensar de ellas" por eso la confianza es importante.

Bueno estábamos allí y mi amiga continuaba con su sinfonía de gemidos yo aveces como que me nublo con tanto placer al dar sexo oral  ella estaba en las nubes rozando las estrellas, decidí girarla sobre la cama levantando un poco su cola quedando expuesto tanto su sexo como su ano, pocas veces lo había echo mi lengua corría completamente mojada en sus fluidos a su ano y viceversa cada vez que rozaba y acariciaba su ano su cuerpo se estremecía mi excitación era inmensa mi sexo estaba duro listo para entrar en combate, solo faltaba escuchar la palabra mágica..."métemela"...

Continuará...

domingo, 24 de enero de 2016

¿Depilado ?



Siempre me he preocupado por mi estética genital, contento con lo que tengo trato de que luzca lo mejor posible aunque no siempre me preocupe, por muchos años lo lucí en estado salvaje y natural, obviamente la pornografía influyo y no sólo en mi, quizá en muchos, me llamo la atención por supuesto lo lampiño de esos enormes miembros, muchos perfectos cero pelos otros con algún perfecto mostacho lucían igual de bien y claro al mirar a mi pequeño troglodita algo tenía que hacer con este muchacho.

No puedo recordar la primera vez que me hice algo sí recuerdo estar soltero unas buenas tijeras peluqueras, rasuradora y espuma de afeitar, en un inicio fue fácil las tijeras cortan muy bien el exceso pero el la rasuradora es la que termina la tarea al principio todo bien impecable hasta el otro día la picazón no deja tranquilo por lo menos en un par de días claro el pelo se corta pero queda con una punta que al crecer va a picar si o si mal mal mal.

Otro intento fue con crema depilatoria la ventaja sin duda es que corta el pelo pero no lo deja con punta si no que lo deja con una punta redonda que no causará picazón todo bien lamentablemente el proceso me resulto algo engorroso aplicar la crema esperar que hiciera efecto y luego pasar la espátula y aveces que la cantidad no es suficiente y no tiene buen efecto pero cuando funciona la sensación es muy grata y suave al tacto.

Todo esto es o lo utilicé en el caso de quedar como bebe cero pelo hermoso el resultado jaja pero el contraste con la zona más cercana de mis piernas que son igual peludas o mi vientre como que no encaja muy bien tendría que depilarme entero y eso si que no.


Otra opción y finalmente por lo menos para mi la más efectiva es la máquina de afeitar eléctrica y esa famosa parte para cortar patillas y opte por hacerme un buen rebaje sin quedar en cero, claro la zona del prepucio puede ser depilada con maquina pero ya a estas alturas ni pica será que tengo la piel mas dura, buena opción y atractiva a la vista. Hacer esto cada cierto tiempo, un buen rebaje a toda la zona salvó la zona de los huevos esa no me la toco creo que ayuda a la estética y no parecer salvaje capaz que no falte aquel que piense que es una actividad propia de gays, para mi es más cómodo, sensación de limpieza y por supuesto y no lo voy a negar hasta se ve más grande.

¿me imagino que no soy el único, lo hacen queridos lectores y amigas les gusta mejor así o no?


domingo, 17 de enero de 2016

Amistad

Noche


Allí estaba ella entre mis piernas con una de sus manos me acariciaba mis brazos pasando por mis pectorales no muy desarrollados y con la otra me tenia agarrado de la base de mi sexo mientras su boca y lengua exploraban cada centímetro de mi sexo, muchas veces e recibido sexo oral pero como aquella noche pocas.
Yo sujetaba su pelo para poder ver su trabajo creo que es algo que a todos nos encanta ella concentrada en su labor no levantaba mirada, por momentos lo hacia profundo otras sólo la punta, jugaba con su lengua recorriéndome desde las bolas hasta volver a meterlo en su boca, curioso pero la primera vez que vi en una porno a una mujer chupar y lamer las bolas de su actor me imagine un placer extremó, pero no se sí seré yo nada más pero la verdad no me pasan muchas cosas cuando me lamen o chupan mis "joyas" a lo más me pongo en estado de alerta para que no me vallan a hacer ver las estrellas pero de dolor.

Por instantes me relajaba echaba mi cabeza para atrás soltaba su pelo y quitaba mi vista de ella, notando que ella se esmeraba mucho más en su labor yo respondía con suaves gemidos, al quitar mi mirada quizá ella se relajaba y se liberaba sintiéndose libre de hacer lo que ella deseara, comenzaron a pasar los minutos por momentos mi sexo lo tensaba elevándolo apretando mis nalgas  otras me relajaba y separaba mis piernas a ver que tan lejos podía llegar, no soy de esos hombres con tapujos ni nada si me acarician por ejemplo mi zona perianal no voy a estar quitando la mano ni mucho menos al contrario, soy yo quien muchas veces conduzco sus manos o dedos más allá y está vez no fue la excepción. Me sentí excitadisimo de sentir sus caricias allí vasto un par de roces en mi ano y volví a clavar mis ojos en su mirada   , la verdad esto alguna vez lo hablamos en un chat y al parecer ella lo había recordado muy bien y me manifestó en aquella ocasión no tener ningún problema en hacerlo, yo feliz.

La verdad estaba en las nubes muchas veces me había imaginado estar así entregado a una chica y que ella estuviera dispuesta a hacerme un oral eterno mi sensibilidad para dicha tarea suele ser bastante resistente por lo que estar allí realmente podía ser eterno llega un momento que uno supone o se da por hecho que el final será en su boca, lentamente me fui acomodando hasta quedar semi sentado allí ella me soltó y se acercó a besarme sus labios estaban muy mojados e impregnados con mi sabor curioso pero me encanta sentir el sabor de mi sexo en los labios de una chica, no quería perder el momento y me puse de pie acomode mi trasero en el respaldo alto de la cama ella quedo arrodillada delante de mi y volvió a la tarea varias veces retuve sus manos mis amigos me entenderán que cuando nos hacen una mamada y que está sea sin usar las manos le suma algo especial, aveces ella besaba la parte central de mi sexo y este quedaba sobre su rostro entusiasmándose hasta mis bolas por momentos yo tomaba el control y me masturbaba dejándole sólo la punta para que jugará con ella definitivamente acabaría allí si no en su boca sobre su cara o pechos, pero algo me pasa con el oral puedo sentir mucho placer pero llegar a acabar así me toma mucha tarea salvo y creo que aún no la encuentro estar con una chica que sea pero una maestra en eso, así que no me quedo otra que preguntar ¿dónde quieres que acabe, en tu boca? Como despertando de un trance me respondió un entrecortado si, luego agregue ¿o en tus tetas? Esa alternativa parece que le gustó más inmediatamente tomo sus enormes tetas con sus manos y se preparó a recibirme pero sus tetas me detuvieron tuve que aprovechar el momento....


Y allí acabe sbre sus pezones y grandes pchos....ella miraba extasiada pero conganas de más...

Continuará...


lunes, 4 de enero de 2016

Mis masturbaciones

Las Primeras



Antes que todo aclaro que no soy un profesional en paja y no me la paso en eso pero a pesar de mi edad y el estar en pareja me es inevitable no hacerlo las veces que quedo solo es como una necesidad o un mal hábito que me atribuye significativo placer.

Recordar las primeras veces me remontan a mis tiernos 10 años quizá calculando el año de estudio, tengo mala memoria de mi infancia quizá ya años atrás ya comprendia o sentía mis primeras erecciones involuntarias, quizá el roce con algún juego o de frentón ya mis primeras auto caricias, no me resulta muy erótico recordar aquellos años por lo demás, mis musas siempre  fueron mujeres ya maduras una que otra mamá de algún vecino de juegos, o profesoras de las cuales recuerdo muy bien un par de ellas una profesora de educación musical y otra de educación física, y una vecina que siempre lucia unos jeans muy ajustados, aunque por aquellos años y por muchos más siempre me llamo la atención las mujeres de busto grande.

Creo que las primeras pajas que recuerdo fueron en la ducha, la típica con la manito, rapidito y chao, otras más elaboradas era hacer movimientos con mis caderas y hacer que mi sexo golpeara mis maderas de un lado y otro cosa que me daba mucho placer, no recuerdo haber acabado así pero si el placer provocado y por supuesto las nocturnas luego de acostarme y apagar la luz por aquellos años competía la habitación con mi hermana cada uno en su cama separados por un biombo, la gracias era hacerlo sin hacer ruido, me resultaba muy excitante ese jueguito, tengo que reconocer que aveces abusaba de mi mismo y llegue a hacerlo hasta cuatro veces al "hilo" como se dice.

La ayuda audiovisual por aquellos años era nula a lo más algún recorte de alguna chica en traje de baño de algún periódico y lo máximo era alguna revista de ropa interior de esas de venta por catalogo que quedaba olvidada por allí, así que la imaginación era lo más que uno desarrollaba un punto creo que importante para la hora de la verdad años  futuro.