Contacto

Recent Posts

martes, 9 de diciembre de 2014

Mi cama


Hoy te quiero en mi cama, vestida?...yo te desnudare, desnuda? mi lengua te cubrirá y mis manos te darán ese calor que poco a poco nos quemará.


Quiero disfrutar ese segundo al verte en ella, con tu mirada enfocada en mi y tu boca pidiéndolo todo desnuda, deseosa de que salte sobre ti, caliente como me gustas.


Quiero que te dejes llevar por cada orden de mis manos, o al leve susurro de mis labios obedezcas con premura, te quiero dispuesta a todo.


Quiero disfrutar de ti como tu de mi, quiero gozar con tu cuerpo con tus labios y tu sexo, quiero verte sudar sobre mi cuerpo, quiero que chupes mis dedos y por supuesto algo más...


Quiero quedar agotado, adolorido, exhausto, sobre ti, quiero ver tu cara de placer, sentir tu cuerpo temblar...apretar....quiero que mi cama quede con aroma a ti..


Quiero ver tu cuerpo a mi lado apoyando tu cabeza en mi hombro sentir tu suave respiración al dormir quiero acariciar esa espalda sin sacarte de tus sueños.


Quiero estar tranquilo al saber que mañana y quizá más recuerdes mi cama y yo a ti en ella...te quiero en mi cama cada noche.

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Duele, pero duele rico...


Por años me dio susto, miedo, pavor, el sexo anal... Escuchaba tantas historias de desgarros y dolores... La gente comentaba... las mujeres se negaban. De mis amigas ninguna se atrevía. Decían que te rajabas, que no te podías sentar en semanas, que te dolía hasta ver burros verdes.

Una de mis mejores amiga siempre me decía que no entregaría el chico hasta el matrimonio, para tener “algo virgen” que darle al peor es nada... ¿La verdad? Supe de buena fuente que aún no se atreve... y en su momento la entendí.


La entendí hasta que con un amigo con beneficios, en una loca noche de alcohol hace muchos años, cuando uno es adolescente y no piensa...me agarró fuerte de la cintura, me dio vuelta en la cama, me mojó y me lo metió... ¡sin preguntar! Lo bueno es que no era muy dotado y no fue lo doloroso que creí. Me dolió, sí; pero ni tanto, ni tan poco. Placentero tampoco fue... no estaba bien lubricada, no estaba demasiado excitada, él no me producía cosas fuertes.

Desde ahí me negué al sexo anal. Me negué porque no me llamaba la atención. Porque me daba miedo probarlo con un tipo más dotado y porque en realidad no era mi tema.


Sin embargo, hace un rato le encontré la gracia... tenía mi touch & go con quién parte de nuestra rutina era probar cosas nuevas. Amaba que probáramos, descubriéramos, hiciéramos cosas entretenidas... ¡total! para eso estábamos. No habían llamadas posteriores de cómo llegaste... ¡nada! Era sólo sexo.

Lo conversamos antes, le dije que sí, que lo había hecho. Me hice la mujerota, porque era parte del papel que me tocaba jugar. Así es que quedamos en probarlo ese día. Nos juntamos y comenzamos a tocarnos (no éramos de besos) y sacó mi vestido. Me dio vuelta... brusco... como siempre... como me gustaba... Me excita que el hombre me tome fuerte, necesito que tenga poder, que me lastime un poco, que me demuestre ser macho alfa en el sexo. 

Me besó el cuello con mucha lengua y me tiró un poco el pelo, marcándome el terreno: era él quien mandaba... Bajó por mi espalda descubierta tocándola y besándola toda. Nuevamente me dio vuelta, me sentó en la mesa y se arrodilló frente a mi y comenzó a hacerme sexo oral... ¡cómo sabía mover su lengua en mi clítoris! ¡cómo agradecía mi clítoris cada lamida!


No me dejó llegar al orgasmo, sólo quería excitarme, sólo deseaba dejarme lista. Me tomó de los hombros y me paró... mis rodillas temblaban. Arqueó mi espalda hacia adelante, me apoyé en la mesa con una mano, mientras con la otra trataba de complacer a mi pobre clítoris que había quedado abandonado.

Se puso el condón (sí, siempre lo hicimos con condón), untó sus dedos en mis fluidos con los que embetunó mi culo. Tomó su pene henchido y turgente y de un empujón lo metió todo. Me dolió, grité de dolor... Mis dos codos debieron servirme de apoyo cuando caí hacia adelante con el peso de la embestida.

Me tomó el pelo con fuerza y comenzó a besarme nuevamente el cuello, susurrándome que siguiera con mi masturbación de manera que dejara de dolerme o que pensara en otra cosa... funcionó... de pronto ya no dolía tanto, de pronto me gustaba, de pronto lo disfrutaba tanto tanto...


Tuve mi primer orgasmo, intenso, fuerte, ¡¡¡gritado!!! y seguía embistiéndome... fuerte, duro, como era él... Era un amante excepcional, aunque en realidad juntos éramos magia. Me agarraba un pezón, lo masajeaba, lo apretaba, jugaba mientras llegaba su orgasmo... Me tomó de la nuca y puso sus dientes ahí... me mordió mientras eyaculaba. Gustaba el dejarme marcas en lugares donde sólo él y yo sabríamos que estaban.

Estábamos agotados, yo encima de la mesa y el encima de mi espalda... jadeábamos, me abrazaba fuerte... 

No fue mi primera vez con el sexo anal, pero la más intensa, la mejor y la que me dejaría marcada y con ganas de seguir probándolo... Pasó a ser parte de nuestra rutina, pero ahí probábamos otras posiciones... por lo general yo sentada sobre él con mi cuerpo echado hacia atrás de manera que tuviera amplitud para poder masturbarme al mismo tiempo. Y sí, para el resto de las veces hubo que usar algo de lubricante...



HECHOS SON QUE NO PALABRAS...
SON GEMIDOS QUE NO LAMENTOS...
HOY, YO ME ARRODILLO...MAÑANA..TÚ SUPLICARAS


jueves, 27 de noviembre de 2014

Pasión

Sin Control







Aveces sabe mejor....

lunes, 24 de noviembre de 2014

Tips Gargante profunda

Como una chica realiza una GARGANTA PROFUNDA?...




Como una se prepara para dar una gran felacion hasta llegar a lograr dar una garganta profunda.
.
La entrada anterior explique que tipo felación, que viene siendo como la clase para principiantes en fellatio. Sé que ha pasado harto tiempo y que están muy ansiosas por aprender más, pero tenía que darles un ratito para practicar.

Ya sabemos que a los hombres les gusta que les hagan sexo oral y, si siguieron los consejos, estoy segura de que ustedes también se convirtieron en unas fanáticas, de esas que no necesitan que ningún hombre las empuje hacia abajo, porque ya estaban hace rato con la cabeza jugando debajo de las sábanas. ¡Bienvenidas al club!


Chicas, cuando hacen una felacion, ustedes están al mando. Siéntanse con ese poder, en ese momento pueden hacer lo que quieran con él (menos morder y soplar, por favor), para darle placer y para darse placer. Esto es muy importante, porque hacer Una Garganta Profunda por primera vez no es fácil. Deben estar cómodas y muy relajadas y lo más importante, muy, pero muy calientes. Esa sensación de que necesitan tenerlo en su boca, necesitan acariciarlo con su lengua y necesitan tenerlo más adentro es lo que hará de esta técnica algo delicioso.

Pero como les dije, no es tan fácil y hay que tener claras algunas cosas:


1. La posición es importante: Estamos intentando pasar un pene erecto, duro, por un túnel que tiene una curva. Si es tu primera vez, busca una posición en la que puedas inclinar tu cabeza hacia atrás, dejando una pasada recta desde tu boca hasta tu garganta. Una recomendación es que él se acueste de espalda y tú te recuestes de lado sobre su estómago, apoyándote con los codos sobre él. Con tu cabeza de lado es bastante más fácil y -como es tu primera vez- no tienes que preocuparte de que él vea tu cara cuando sientas algo de incomodidad. Cuando tomes más experiencia, inténtalo con él de pie y tú arrodillada, con tu cabeza un poco ladeada. SIEMPRE es mejor cuando él puede ver tu cara de placer mientras tienes su pene en tu boca.

2. Lubricación: No intentes hacer una de buenas a primera, porque no será agradable para ninguno de los dos. Preocúpate primero de lubricar su pene y testículos sea con tu lengua, con tu saliva o usando algún lubricante de tu agrado (hay varios con sabores bien ricos). Bésalo y juega con él dentro de tu boca, disfrútalo un buen rato y luego inténtalo.


3. Usa tu lengua: Todos tenemos un reflejo de hacer arcadas cuando un objeto extraño quiere pasar por nuestra garganta, es normal, sólo debes acostumbrarte. Para ayudarte un poco, tienes que usar tu lengua, debes hacer el mismo movimiento con ella que haces cuando vas a comer. La parte de atrás de la lengua debe bajar (como si te estuvieras mirando las amígdalas en el espejo) al mismo tiempo que la lengua sale un poco, luego tomas el pene con tu lengua y lo traes hacia tu garganta. Usar tu lengua va a ser muy agradable para él y te ayudará a conquistar esta técnica de forma más fácil.

4. Ve de a poco: Si es tu primera vez, no intentes introducir su pene completo hasta tu garganta, porque tus ojos van a llorar y no vas a poder tragar en 3 días. Hazlo de a poco, introduce la cabeza de su pene, mantenla ahí, luego sácala y sigue jugando. Cuando te sientas confiada, hazlo de nuevo y empuja un poco más con tu lengua. Si te dan reflejos de arcada, intenta respirar y mantenerlo ahí por unos segundos, no demasiado tiempo porque la idea es que lo disfrutes. Te vas a dar cuenta de que -de a poco- vas a lograr introducir más y más de su pene en tu garganta. Luego introduce un testículo a la boca, luego el otro lentamente, que la boca tome posición y se acomode a lo que esta introduciendo, luego lo saca, lentamente y lo vuelve a introducir ambas cosas, el pene erecto y los testículos, como si fuera una sola cosa, al introducirlo en la boca, lo vas a sentir mas placentero y ligero, ya que tus labios, y los mejillas se van acomodando. Vas a sentir un placer único. Para ambos.


Todos estos datos harán mucho más fácil hacer una GRAN GARGANTA PROFUNDA, pero lo más importante y que no deben olvidar nunca es mirarlo y escucharlo, porque no hay nada más excitante que un hombre que está caliente con nosotras. Cuando estamos excitadas todo se convierte en placer. Si lo estamos disfrutando no va a costar nada, porque es rico. Sí, hacer fellatio es rico. Practiquen, jueguen, mírenlo, disfrútenlo, van a ver que se les hará muy fácil y MUY placentero.

Si tienen una pareja estable y de confianza, dejen que acabe dentro de su boca, no se preocupen si no les gusta el sabor porque si están haciendo Garganta Profunda o UN QUICO no lo sentirán...

DISFRÚTENLO..











Textos Santa Diabla.

miércoles, 19 de noviembre de 2014

Tips para una Buena Mamada

Tips Para Una Buena Mamada o felación 


Hacer un buen Blow Job, fellatio, mamada o sexo oral a un hombre es mucho más que abrir la boca y dejarse penetrar. La idea no es ser un orificio con lengua que él pueda usar para masturbarse, para eso están las muñecas inflables u otros juguetitos para ellos. Son muchas las cosas que hay que tener en cuenta para que este momento sea lo más placentero posible, pero lo más importante es que tiene que gustarnos, tenemos que disfrutar la sensación de tener su pene en nuestra boca, moviéndose, creciendo, calentándose, a punto de explotar. Si nunca has hecho una mamada no sabes lo que te pierdes; es uno de los momentos más placenteros del sexo, saborear, mordisquear, succionar y apretar su pene con tu boca puede llegar a excitarte a niveles que no has experimentado antes.


El sexo oral te da un momento de intimidad máxima tienes el control de su sexo, la posibilidad de hacer con él lo que quieras. Es por eso que les daré unos consejos de qué hacer y cómo lograrlo, para que sea una experiencia orgásmica tanto para él como para ustedes.

Creo que es bastante evidente, pero si aún no lo comprenden, les dejo otro paso a paso:


  • Cuando estés haciendo una mamada, toma el pene con una mano lo más cerca de sus testículos que puedas y aprieta un poco, con la otra mano acaríciale mientras le pasas la lengua.
  • No dejes de acariciar su pene mientras lo besas, es muy importante que sigas estimulándolo y haciendo presión con tus manos. Succiona de vez en cuando, tal como lo hacías para tomar helado.

  • Haz una O con tu boca y lentamente lleva su pene hacia tu paladar y hacia tu garganta, parte con movimientos cortos y algunos largos entre medio, en los movimientos largos, trata de llevar su pene lo más adentro de tu boca que puedas. Debes usar tu lengua para ejercer presión y poder concentrarte en abrir la boca.
  • Cierra los ojos unos momentos y relájate, verás cómo disfrutas la sensación de tener su pene duro, caliente y palpitando dentro de tu boca. Bésalo con fuerza, ejerce cada vez más presión con tu lengua y al sacarlo de tu boca, con tus labios. Mira a tu hombre de vez en cuando; despeja tu cara para que te vea.
  • Acelera el movimiento de meter y sacar su pene de tu boca, succionando y besándolo cada vez. Cuando veas que se está excitando, mantén el ritmo unos momentos y haz movimientos más largos, que su pene choque con tu garganta si es posible. Ejerce presión tanto al meterlo como al sacarlo de tu boca.
  • Si te cansas, puedes ir alternando y masturbarlo con tus manos, pero siempre manteniendo tu boca en su pene.
  • Cuando veas que va a llegar al orgasmo, hazlo acabar con tu boca, no importa cuán cansada estés. Recuerda cuánto te excita pasar tu lengua por su pene y sigue cada vez más rápido hasta hacerlo acabar.
  • Si es tu primera vez y eres asquienta (se perdona sólo la primera vez) pídele que se aleje cuando vaya a eyacular. Las siguientes veces deja que eyacule en tu boca y verás lo placentero que es sentirlo.


Bueno chicas, vayan y denle una buena mamada o felación a su pololo/esposo/amante/amigo con ventaja y disfrútenlo.

Chicos pídanlo...
Pronto les enseñaré otros trucos para que sea mucho más que una mamada.

*Textos de Santa Diabla.

martes, 11 de noviembre de 2014

"Clitoris"

Presentación


Quiero dar la bienvenida a mi blog a una nueva amiga, la verdad la conozco hace muy poco pero con las pocas conversaciones que hemos tenido la confianza entre ambos a sido como la de unos muy buenos amigos, ella es Chilena y sin duda nuestro tema en común es el sexo, responsable y divertido con nuestras parejas, está demás decir que ella lo disfruta y goza como muchas y pocas a la vez...por lo que me a contado jeje pero ustedes lo verán en las publicaciones que ella me a prestado para colocarlas acá y así darle un punto de vista femenino a las cosas y no sea tan machista mi blog que a pesar de todo no creo que lo sea.

Ella bajo el seudónimo de Santa Diabla nos va a acompañar desde hoy y por lo que leerán espero que sea de su agrado. 

"El Clitoris"


"Cuando se trata de sexo, es cierto que no hay una sola receta para el placer de todas, pero si hay una realidad física que compartimos todas nosotras: el clítoris es el centro de nuestro universo de placer. Es el único órgano exclusivamente sexual de la anatomía humana y es un privilegio femenino, así que hay que dar la reverencia y atención merecida a nuestra joya.



El clítoris, con su divino propósito singular de desencadenar el placer, tiene ocho mil terminaciones nerviosas, una concentración que no tiene ningún otro órgano, incluidos los labios, la lengua y la punta de los dedos. Muchas veces el clítoris se han nombrado como el “botón de placer”, pero este nombre lo simplifica demasiado. El “botón” es solo la parte visible y palpable de un órgano muy complejo y extenso, que hunde sus raíces cabalgando y abrazando la entrada de la vagina.

El despertador del orgasmo femenino es el clítoris, es el que dispara los orgasmos, así que vale la pena descubrir la intervención ideal de estimular lo tuyo y de tu pareja. Directa o indirecta, el objetivo es llenar los cuerpos cavernosos del clítoris con sangre para llevarte al cielo con placer. Lo mas importante es recordar de empezar de a poco y crear anticipación. Como no hay dos mujeres iguales, no hay dos clítoris igual...así que relájate y presta atención a la reacción de tu cuerpo o lo de tu pareja para ir interpretando y creando técnicas personalizadas.



Todas nosotras que hemos participado en un beso intenso sabemos que no es necesario estar desnuda para estimular y tomando en cuenta la sensibilidad del clítoris, se puede empezar con hacer cariño con la ropa puesta, o por lo menos la ropa interior. En este etapa, ocupa todo la palma de tu mano para aplicar presión mientras acaricias todo la zona. Una vez sin ropa, es importante también asegurar que puedes descubrir su ubicación exacta. El único modo de aprender es ir explorando…así que manos a la obra!


El clítoris es el pequeño glande ubicada en la punta donde se juntan los labios interiores arriba de la vulva y está cubierto con un pequeña capuchón de piel. Cuidado con sacarle de su capuchón, porque tocar el clítoris directamente es demasiado intenso para la mayoría de las mujeres así que debes hacer preferencia por lo indirecto.



Ahora, miramos en nuestra caja de herramientas para seguir en nuestro labor. Presenta cada dedito como un nuevo amigo del clítoris y probar distintos movimientos y velocidades. Agregar algunas gotitas de lubricante (o saliva) para mantener fricción perfecta. La lengua es otro instrumento clave y ahora cabe recordar que el clítoris le encanta la repetición y recibirás un premio por tu perseverancia.

Si durante el camino, la trabajadora (o) se cansa, existen vibradores diseñados exclusivamente para seguir con la tarea y que pueden dar el impuso que una necesita para llegar al clímax del placer, como un vibrador que se coloca encima del dedo o uno de estilo “bala” o “huevito”," Conejo Estimulador", para uso externo:



Existe un sin fin de juguetes que se pueden adecuar al estilo personal de cada una solo queda disfruta el camino de encontrar tu ideal estimulación!


*Texto completo de Santa Diabla.