Contacto

Recent Posts

sábado, 26 de noviembre de 2016

Amistad!!

Ultimas horas


El sabor de su boca fue algo afrodisíaco había probado antes el sabor de mi sexo en los labios de alguna fémina pero sumado al sabor de mi semen me produjo una reacción tan excitante única me como si boca literalmente mientras me acomode sobre ella haciendo que nuestros sexos se fundieran, alguna vez incluso rechace besos así luego de acabar en alguna boca femenina y es raro por que es un fluido estéril en la mayoría de los casos, pero bueno tiene ese pequeño grado de repulsión que en este caso no se dio para nada.

Lentamente comencé a moverme sobre ella mientras nos mirábamos por momento muy serios como gravando a fuego en mi mente ese instante en un segundo nos reíamos y acallábamos la risa con un gran beso, ella me abrazaba con sus piernas, yo levantaba mis caderas haciendo que mi sexo casi saliera del suyo para volver a meterlo todo o bien jugaba sólo con la puntita fueron largos minutos así jugando, terminó todo en algo desenfrenado gemidos y sudor al rato nos dormimos, fue el descanso más angelical o no se como llamarlo, claro me quede dormido hablando con ella quizá ella se durmió primero, nos despertó la mañana que se colaba por la ventana, estaba feliz verla dormir a mi lado pero inmediatamente me lleno una angustia, la angustia de no saber cuando la volvería a ver.


Desperto y asombrada de verme apoyado en un codo mirándola me sonrió, restregó sus ojos, y tendió su mano para alcanzar mi hombro, besé su mejilla tiernamente "te quiero tanto" dije y la besé en los labios, ella me abrazo pegándome a su cuerpo, nos levantamos y nos dimo una ducha reparadora, estiré mis manos y ella las suyas, solo fueron caricias y un par de besos locos, salimos del baño me acerque a la ventaba y abrí las cortinas para que el sol entrara, allí la vi desnuda con el sol a sus pies, sonriente, hermosa, le sonreí y dejé caer mi toalla, me acerque a u lado con tremenda erección, tan solo verla allpi me excito tanto, nos tendimos en la cama, vasto un par de pasadas de mi lengua por su sexo para que encendiera, "métemelo" exclamo, alce una de sus piernas y con ágil movimiento de mi mano libre tome mi sexo y lo puse n su lugar alineado lentamente la penetré, me hizo girar y quedo sobre mi, "te quiero" volví a repetir ella sonrió y me beso hundiendo sus caderas en las mias haciendo que mi sexo estuviera lo más profundo posible en ella, le di un empujón con ellas y la hice caer sobre mi pecho aproveche y dimos otro giro yo sobre ella levante sus piernas, se lo metí lo más profundo que pude, sin darme cuenta estaba sentado sobre su pecho ofreciéndole mi sexo a su boca, que no sudo en abrir y recibirlo.


Salimos de la cama y contra la pared terminamos culiando, la levante apoyada contra la pared, la hice girar y levantando su cola se la metí por detrás, ella gemía y se entregaba completamente, terminamos en la cama ella en cuatro yo detrás de ella eyaculando lo último de mis balas, nos duchamos, nos vestimos en silencio ordene algo por aquí por allá mientras ella se retocaba las mejillas, el último beso y nos fuimos al terminal, con la garganta apretada intente decirle cosas lindas, para que la acompañarán en su viaje de retorno, ella me abrazo y subió a su bus.

Ella hoy vive el esplendor del amor de su mal amor que se volvió bueno, vive casi con el, hacen el amor casi todos los días. Y yo la extraño si pero me alegra en el alma que por fin el amor le sonría de una vez.

domingo, 6 de noviembre de 2016

Amistad

Ultimos Momentos 



Mientras comíamos en nuestro última parada de aquella tarde de paseo no me pude aguantar la tentación y acercarme a su oído y susurrarle "tengo una ganas de lamer tus pezones" ella me quedo mirando asombrada para luego soltar una risa nerviosas y darme un pequeño manotazo a mi antebrazo "loco" me dijo, sabiendo que le había gustado al poco rato nuevamente me acerque pidiéndole que acercara su oído, "quiero lamer tu clítoris, me dejas?" Esta vez no hubo asombro pero si rubor en sus mejillas asintió con su cabeza y continuo comiendo, al rato insistí en este juego y le susurró "te lo metería entero, hasta el fondo" córtala ya me tienes toda mojada", no se pero fue como una invitación para seguir con aquel jueguito por largos segundos la mire haciendo que notará mi mirada sobre su busto, ¿pido la cuenta? Pregunte y mientras nos la traían me acerque y no tan al oído le dije "quiero volver a lamerte el culo está noche" no aguanto al parecer y se me acerco su mano bajo la mesa agarro mi sexo sobre mi ropa y me dijo al oído " te la voy a chupar hasta que me des tu leche" está vez fui yo el sorprendido reímos mientras pagaba y nos preparábamos para irnos una chica de la mesa de al lado me miro sonriente de seguro estuvo atenta o bien escucho alguna o parte de las frases, sólo le sonreí y salimos de allí.


Entramos y apenas cerrada la puerta rodamos por la pared en un beso enorme lleno de pasión, deseo y lujuria, mis manos entraban bajo sus ropas desesperadas, llegamos a la cama sin nada y nos enredamos en un profundo 69, podía sentir mi sexo profundo en su boca dándome un placer exquisito, mientras mi boca abierta casi al máximo y sacando mi lengua le daba un oral como de fin de mundo, apenas llegue a su sexo estaba tan húmeda que me pareció exquisito, mis manos separaban sus nalgas dejándome ver su ano, por momentos agarraba sus caderas y las empujaba hacia mi cara hundiendo aún más mi boca y lengua en ella, lujuriosa y apasionada era esa escena, por momentos mis manos bajaban y sujetaban su cabeza para yo mover mis caderas y hacercelo a su boca con movimientos cortos y uno que otro muy profundo, por momentos el aire me faltaba y a ella también en especial cuando intentaba hacerle un garganta profunda, yo creo que fue el clima candente pero las ganas de acabar comenzaron a aparecer en ese preciso momento, incluso varias veces tu be que advertirle que no fuera tan intensa...pero ante su insistencia me deje llevar "voy a acabar" susurre poniéndome tenso, sentí como agarraba mi sexo de la base y su boca se quedaba con mi cabeza, luego de unos segundos maravillosos sentía como mis bolas se mojaban.


Se levanto delicadamente nuestros cuerpos estaban como pegados por el sudor, yo me quede recostado mirándola, se acerco y beso mi boca pude sentir el agridulce de mi semen aun en su boca...