Contacto

Recent Posts

sábado, 28 de junio de 2014

La Gran Chica

Leslie


Leslie era una empleada en la casa donde viví por un tiempo mientras estudie en la universidad, era una chica de 23 años grande...físicamente tenia unas caderas increíbles y aunque tenia unos kilos de más los lucia con mucha personalidad y sin duda llamaba la atención especialmente por esos jeans tan ajustados que lucia siempre y de verdad su trasero era muy grande pero de esos apretaditos, cosa que su paso era imposible no fijarse en su anatomía, como uno era residente y solo llegaba por las tardes muy rara vez la vi, sabía de su presencia, más aún cuando comenzó a dormir en uno de los cuartos de la casa trabajando puertas adentro como se conoce a las empleadas que así lo hacen, resulto que no paso mucho tiempo en que nos topamos en el patio interno de la casa, hablamos algo pero nada más allá de presentarnos y hablar cosas del día, momento claro en que me pareció ser una chica muy simpática y sencilla a la vez.


Aquella primera impresión la verdad me gusto y nunca pensé en lo que podría llegar a terminar, pasaron los días y entre ajetreo de estudio y estudio los cruces con ella solo eran premiados con una sonrisa tímida y un saludo, la señora de las casas aquellos días que me veía llegar tarde me enviaba con ella un plato de sopa caliente o algo para acompañar mi café que siempre se lo agradecía pero más aún y en silencio que Leslie me los fuera a dejar, por aquellos día yo tenía mi novia pero en otra ciudad y bueno ustedes saben la tentación mientras no nos vean es muy fuerte, y no sé pero creo que algo pasa cuando una chica se ve en frente de un hombre quizá de un intelecto mayor a los de sus comunes amigos, no es que me crea superior ni nada creo que las personas se valen por muchas más razones que por sus cartones universitarios, pero creo que eso para alguna mujer puede ser muy atractivo, al contrario para nosotros aveces una chica algo "tonta" lo digo sin ofender nos puede resultar muy atractiva y quizá hasta fácil por conquistar y nos vemos tentados.


Resulta que mi novia de aquellos años me visitaba los fines de semana llegaba los sábados pasábamos la noche juntos y parte del domingo y se regresaba, todo bien, y Leslie también tenia lo suyo al parecer por lo que me contaba, resulta que la dueña de la casa tuvo la genial idea de trasladar de cuarto a  Leslie nada más que al lado de mi pieza, que quedaba en una galería en el patio interno de la casa, eran tres piezas contiguas y yo estaba en la de en medio ella quedo en la del fondo al lado de la cocina, los primeros días ni me enteré pero si me llamo la atención el ruido en el cuarto de al lado y ya cuando reconocí su voz al hablar por teléfono me di cuenta de que era ella, la verdad no le tome mucha importancia pero si pensé en las altas posibilidades de hacer o tener una mayor vida social con ella, ella generalmente viajaba los fines de semana o era yo el que me regresaba a casa de mis padres por el fin de semana, por lo que era muy raro vernos, pasado los días claro ella se asomaba a mi puerta a saludarme y hablarme cuando yo llegaba, hablábamos un rato pero luego ella se retiraba me decía que quizá  a la dueña no le gustaría verla hablando conmigo a lo que yo protestaba si no estábamos haciendo nada malo.



Hasta que llego el fin de semana en que coincidimos ella yo y mi novia en la casa....

Continuará...

viernes, 27 de junio de 2014

Despertar



Quiero volver a mirarme en tus ojos, a besar tus labios carnosos a sentir tus manos con fuerza leyendo mi cuerpo sobre y bajo mi ropa, quiero sentir la suavidad de tu piel en mis manos, quiero volver a recorrer los caminos de tu cuerpo que me llevan a ese oasis de placer eterno, quiero sentir nuevamente esos gemidos esta mañana que silencien a las aves allá afuera, quiero volver a dormirme dentro de ti, quiero volver a beber de tus pezones, sentir el golpe de tus caderas en las mías, quiero que me quites el aire de mi pecho con tu boca en mi sexo...quiero volver a dormirme cansado a tu lado esta mañana...




sábado, 21 de junio de 2014

¿Cómo?


Objeto de deseo de muchos, me incluyo reconozco que me derrite un par de lindas tetas, cuando era un adolescente todo rondaba al rededor de tetas, me encantaba una vecina recuerdo una señora ya de unos 30 y claro yo entrando a la edad del pavo, sus enormes tetas eran mi deleite si hasta me quedaba horas jugando en la calle con tal de verla pasar y contemplarla, claro luego era fuente de inspiración para masturbarme de lo lindo, o al igual que una prima con el respeto queme merece una familiar pero sus pechos me calentaban y aceptaba visitar la casa de los tíos solo por ella, un deleite, luego paso el tiempo y uno va creciendo y los gustos se van refinando hoy en día prefiero sin duda un lindo culo a un par de tetas grandes que van a ser derrotas por la ley de gravedad, es más un día le dije a mi pareja mientras se paseaba desnuda delante de mi con su generosa delantera..."y pensar que cuando niño uno daría lo que fuera por ver un par de tetas..." imagínense solo con tal de ver, que seria si fuera tocar, bueno más de alguno tuvo suerte y ser más precoz que uno, pero a lo que voy es que ahora ya uno maduro prefiere no tanto volumen y claro es mejor una hermosa cola.

Pero volviendo a las tetas, es complicado acariciarlas, más allá del agarre, el tener manos grandes ayuda, pero algunas chicas son delicadas, hay que tratarlas con suavidad, unas más cosquillosas que otras, alguna me toco que no le gustaba que le mojara tanto las tetas con mis babas jeje, más de alguna me secreteo como le encantaba que se las acariciaran, alguna hice derretir con suaves caricias, o solo rosarlas con la yema de mis dedos, es excitante ver o sentir como esos pezones se ponen duros de golpe o bien lentamente, y claro nos preocupamos cuando esto no sucede.


El solo lamerlos y chuparlos casi por instinto nos creemos que lo estamos haciendo bien, pero me imagino que todas deben tener su gusto en cuanto a presión, fuerza de succión, morder o no, cada una distinta y sin un manual nos queda solo ir probando acción reacción, a más de alguna le saque un gritito de dolor, y es claro quien no pierde el control cuando nos dejamos llevar por la corriente del deseo, si nos dan unas ganas casi literales de comerlas enteras, y agarrarlas con fuerzas, apretando o juntando una contra otra para besar nuevamente o pasar nuestra lengua. A mi pareja le encanta verme como muevo la lengua sobre sus pezones como si fueran un par de clítoris enormes, otras veces quién no a acariciado un par de pezones con su miembro erecto, hermosa imagen aquella que puede derivar en varias cosillas.


Sin duda la pose para acariciar y besarlos a gusto es cuando ellas están sobre nosotros y sus pechos quedan a la altura de nuestras bocas y agarrarlos y juntar los pezones para juntos llenar nuestras bocas de ellos, claro algunas de pechos pequeños pueda que no resulte pero la caricia en si cumple el mismo efecto, pero les gusta? lo hacemos bien?


Siempre goloso no dejo pasar la oportunidad de al estar a la altura y besarlos, lamerlos o chuparlos, y claro no tenemos un manual cada chica es diferente solo hay que jugar y probar, pero me encanta detenerme allí o de paso por que no descansar en ellos de camino a sus labios ya sea los de su boca o los de su sexo...siempre es bueno quedarse allí.






Ahora el volumen no creo que tenga influencia en el efecto de sentir más o menos, ya sea unos pechos grandes a los pequeños, claro nosotros nos volvemos locos por lo más voluptuoso de golosos no más, en fin me encanta sentir esos pezones duros entre mis labios y golpearlos suavemente con mi lengua.

viernes, 6 de junio de 2014

Miradas

Contacto Visual










Porque una mirada dice más que mil palabras, es más fuerte que un golpe, más suave que la más sutil caricia, más caliente que tu sexo en pleno orgasmo...no dejes de mirarme cada vez que estoy dentro de ti....



miércoles, 4 de junio de 2014

Vecinos

Fin


Aquella noche su hermano se fue tarde es un hombre ya mayor, yo aproveche de hacer mis cosas, algo de aseo, lavar loza acumulada de días, incluso me dí una ducha tibia y al salir de mi baño me la encontré muy sentada en mi cama con mi ropa que había olvidad en su cuarto, con una sonrisa de aquellas que invitan, me acerque sorprendido sin duda, una grata sorpresa, no alcancé a decir nada cuando de un agarrón intento quitarme la toalla que estaba a mi cintura, alcance a sujetarla pero ella ahora gentilmente con sus manitas me la quito atrayéndome hacia ella para finalmente quitarme las manos que torpemente intentaban cubrir mi sexo...el cual lentamente cobro vida, ella sin sus manos se acerco y lo comenzó a besar, con una delicadeza pocas veces vista, su cara se transformo llena de placer, sus manos acariciaron mis muslos por su cara posterior y subieron, nunca e tenido un culo de deportista pero me defiendo llegaron allí y subieron hasta mi espalda baja mi erección ya era total, luego sus manos llegaron cerca de mi ombligo y volvieron a bajar por mis muslo pero por la cara frontal y terminando en la cara interna a la altura de las rodillas, ella ya chupaba mi sexo, metiéndolo en su boca y succionando, haciendo pequeños movimientos con su lengua.


Me acerque algo haciendo que mi sexo se introdujera en su boca aún más luego levante uno de mis pies para apoyarlo sobre la cama a un lado de sus caderas enfundadas en un buzo que calzaba perfecto, ella aprovecho mi movimiento y mirándome a los ojos con una de sus manos acaricio la piel de mis bolas tan suavemente con sus uñas que me hizo sentir una corriente extremadamente placentera, haciendo saltar mi miembro, ella gimió dulcemente por momentos me soltaba y me lo agarraba con una de sus manos para lamerlo a lo largo dejando su lengua en la punta, la dejé hacer no dije nada solo gemir y morderme los labios y no perderme detalles de lo que ella hacía su mano allí si sabía lo que hacia me hizo sentir de maravilla las ganas de tomarla y sacarle la ropa era demasiadas...su sexo oral parecía inagotable, yo feliz me dejé querer me tenia agarrado con mucha fuerza lo que más placer me daba, yo acariciaba sus cabellos y por momentos la tome con fuerza desde la nuca, nunca forzando nada, ella por momentos me soltaba para tomar aire, no es mi debilidad el sexo oral creo que podría estar por horas pero luego de un tiempo las ganas de hacer otras cosas como que llaman a dejarlo, baje mi pierna y ella me soltó...mirándome diciéndome...Que rico!!, ella se dejo caer de espaldas y levanto sus piernas yo sin perder tiempo le quite el buzo casi de un golpe con zapatillas y todo, se acomodó en la cama y me dejé caer entre sus piernas lamiendo su sexo inmediatamente que estaba muy mojado, ella se entrego a mi dejándome ser, su sexo era tan hermoso, suave casi sin vellos era una delicia estar allí...


¡Más abajo! me indicaba y uno como es obediente re dirigí mi lengua algo más abajo a la comisura de abajo cerca del ano, no aguante la tentación y pase sutilmente y muy mojada mi lengua por sobre su ano...¡ahíii! me indico casi por reflejo apenas mi lengua rozó su ano, volví a pasarla y ha jugar con la punta de mi lengua, mi excitación como la de ella parecía estallar, sigue sigue me decía mientras ella se acariciaba el clítoris, más de alguna vez lo hice anteriormente pero fueron caricias fugaces que me excitaron hacerlas pero ahora fue especial era la primera chica que le encantaba y lo pedía casi a gritos levanto sus piernas dejando sus rodillas a la altura de su pecho de lado a lado sobre su ano se movía mi lengua pero no aguante a tentación y lentamente metí mi índice y lentamente ella exclamo un largo ¡hoooo!...terminando con la frase que tanto esperaba...¡métemelo!... e insisto como uno es obediente...me subí en la cama agarre mi sexo y lo puse directamente sobre su ano y lentamente el calor de su cuerpo lo envolvió que sensación aquella, presión y temperatura superior...exquisito...no me detuve hasta meterlo a más no poder.


Ella puso sus manitos en mi cintura clavándome las uñas para hacerme retroceder o evitar que mis golpes no fueran tan fuertes ese simple detalle me provoca aún más, bajo una de sus piernas y se gano como de lado yo termine de cucharita tras ella esa cola por momentos buscaba el encuentro de mi sexo con él...me quede quieto y disfrute de su cola que hacia que mi sexo entrara y saliera de su ano, pero aún así las ganas de acabar las sentía lejanas algo me pasa con el sexo anal, estando dentro como que el roce se reduce y la sensación se reduce podría esta bastante tiempo allí así que tome un poco de distancia e hice que solo la punta de mi sexo fuera la que entrara y casi saliera de su ano haciendo que el esfínter hiciera el roce, allí cambio todo las ganas por acabar me invadieron en segundos y se lo dije ella me dio luz verde y me dejé ir allí pero profundo en su cola en una embestida eterna y profunda...gozando cada segundo...esa noche dormimos en mi casa, la llegada de sus padres ocurrió a la tarde del siguiente día, día por lo demás muy bien aprovechado...


Paso el tiempo y fuimos pareja por unos meses hasta que ella volvió con su eterno amor el Pato que arrepentido y al parecer rehabilitado la busco hasta convencerla, yo seguí espiándola cuando pude y claro ella a propósito me facilitaba las cosas y yo por mi parte también para ella más aún cuando con otras chica dormía en mi cama pero eso ya es otra historia.

Fin