Contacto

Recent Posts

miércoles, 4 de junio de 2014

Vecinos

Fin


Aquella noche su hermano se fue tarde es un hombre ya mayor, yo aproveche de hacer mis cosas, algo de aseo, lavar loza acumulada de días, incluso me dí una ducha tibia y al salir de mi baño me la encontré muy sentada en mi cama con mi ropa que había olvidad en su cuarto, con una sonrisa de aquellas que invitan, me acerque sorprendido sin duda, una grata sorpresa, no alcancé a decir nada cuando de un agarrón intento quitarme la toalla que estaba a mi cintura, alcance a sujetarla pero ella ahora gentilmente con sus manitas me la quito atrayéndome hacia ella para finalmente quitarme las manos que torpemente intentaban cubrir mi sexo...el cual lentamente cobro vida, ella sin sus manos se acerco y lo comenzó a besar, con una delicadeza pocas veces vista, su cara se transformo llena de placer, sus manos acariciaron mis muslos por su cara posterior y subieron, nunca e tenido un culo de deportista pero me defiendo llegaron allí y subieron hasta mi espalda baja mi erección ya era total, luego sus manos llegaron cerca de mi ombligo y volvieron a bajar por mis muslo pero por la cara frontal y terminando en la cara interna a la altura de las rodillas, ella ya chupaba mi sexo, metiéndolo en su boca y succionando, haciendo pequeños movimientos con su lengua.


Me acerque algo haciendo que mi sexo se introdujera en su boca aún más luego levante uno de mis pies para apoyarlo sobre la cama a un lado de sus caderas enfundadas en un buzo que calzaba perfecto, ella aprovecho mi movimiento y mirándome a los ojos con una de sus manos acaricio la piel de mis bolas tan suavemente con sus uñas que me hizo sentir una corriente extremadamente placentera, haciendo saltar mi miembro, ella gimió dulcemente por momentos me soltaba y me lo agarraba con una de sus manos para lamerlo a lo largo dejando su lengua en la punta, la dejé hacer no dije nada solo gemir y morderme los labios y no perderme detalles de lo que ella hacía su mano allí si sabía lo que hacia me hizo sentir de maravilla las ganas de tomarla y sacarle la ropa era demasiadas...su sexo oral parecía inagotable, yo feliz me dejé querer me tenia agarrado con mucha fuerza lo que más placer me daba, yo acariciaba sus cabellos y por momentos la tome con fuerza desde la nuca, nunca forzando nada, ella por momentos me soltaba para tomar aire, no es mi debilidad el sexo oral creo que podría estar por horas pero luego de un tiempo las ganas de hacer otras cosas como que llaman a dejarlo, baje mi pierna y ella me soltó...mirándome diciéndome...Que rico!!, ella se dejo caer de espaldas y levanto sus piernas yo sin perder tiempo le quite el buzo casi de un golpe con zapatillas y todo, se acomodó en la cama y me dejé caer entre sus piernas lamiendo su sexo inmediatamente que estaba muy mojado, ella se entrego a mi dejándome ser, su sexo era tan hermoso, suave casi sin vellos era una delicia estar allí...


¡Más abajo! me indicaba y uno como es obediente re dirigí mi lengua algo más abajo a la comisura de abajo cerca del ano, no aguante la tentación y pase sutilmente y muy mojada mi lengua por sobre su ano...¡ahíii! me indico casi por reflejo apenas mi lengua rozó su ano, volví a pasarla y ha jugar con la punta de mi lengua, mi excitación como la de ella parecía estallar, sigue sigue me decía mientras ella se acariciaba el clítoris, más de alguna vez lo hice anteriormente pero fueron caricias fugaces que me excitaron hacerlas pero ahora fue especial era la primera chica que le encantaba y lo pedía casi a gritos levanto sus piernas dejando sus rodillas a la altura de su pecho de lado a lado sobre su ano se movía mi lengua pero no aguante a tentación y lentamente metí mi índice y lentamente ella exclamo un largo ¡hoooo!...terminando con la frase que tanto esperaba...¡métemelo!... e insisto como uno es obediente...me subí en la cama agarre mi sexo y lo puse directamente sobre su ano y lentamente el calor de su cuerpo lo envolvió que sensación aquella, presión y temperatura superior...exquisito...no me detuve hasta meterlo a más no poder.


Ella puso sus manitos en mi cintura clavándome las uñas para hacerme retroceder o evitar que mis golpes no fueran tan fuertes ese simple detalle me provoca aún más, bajo una de sus piernas y se gano como de lado yo termine de cucharita tras ella esa cola por momentos buscaba el encuentro de mi sexo con él...me quede quieto y disfrute de su cola que hacia que mi sexo entrara y saliera de su ano, pero aún así las ganas de acabar las sentía lejanas algo me pasa con el sexo anal, estando dentro como que el roce se reduce y la sensación se reduce podría esta bastante tiempo allí así que tome un poco de distancia e hice que solo la punta de mi sexo fuera la que entrara y casi saliera de su ano haciendo que el esfínter hiciera el roce, allí cambio todo las ganas por acabar me invadieron en segundos y se lo dije ella me dio luz verde y me dejé ir allí pero profundo en su cola en una embestida eterna y profunda...gozando cada segundo...esa noche dormimos en mi casa, la llegada de sus padres ocurrió a la tarde del siguiente día, día por lo demás muy bien aprovechado...


Paso el tiempo y fuimos pareja por unos meses hasta que ella volvió con su eterno amor el Pato que arrepentido y al parecer rehabilitado la busco hasta convencerla, yo seguí espiándola cuando pude y claro ella a propósito me facilitaba las cosas y yo por mi parte también para ella más aún cuando con otras chica dormía en mi cama pero eso ya es otra historia.

Fin

5 comentarios:

  1. Uhmmmm hasta el final es una delicia, no esperaba menos de ti chico lindo.

    Besitos que te lleguen

    ResponderEliminar
  2. Siempre tan explícito para no dejar ninguna duda, bien.

    Te espero... http://piececilloschicas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. lo de explicito ya sabes hay que marcar la diferencia gracias como siempre por tus comentarios

      Eliminar
  3. Excitante blog, besos eròtikos y gracias por la visita.

    ResponderEliminar

Deja con cariño y ganas tu opinión