Contacto

Recent Posts

sábado, 26 de abril de 2014

Vecinos

Extrañando



Martina era de aquellas chicas que estudian y trabajan poco le quedaba para ser o recibirse de asistente social, mañana de estudios y por las tardes promotora de algunos laboratorios farmacéuticos, Pasaron varios días en que no supe nada, intente no pensar en ella, difícil pero el ajetreo diario y el paso de varios pacientes hicieron pasar rápido varios de estos, incluso el último me hizo llegar algo tarde.


Entré en mi casa y como si nada ya acostumbrado, dejé mis cosas y me fui a la ducha, los últimos días del verano aún eran gratos salí del baño solo con la toalla a la cintura, me la quité mientras buscaba una polera, díganme que no es grato sentirse desnudo por esos momentos, no pude evita acariciar mi sexo e inmediatamente me imagine a mil mujeres seleccionando en mi mente a la indicada para ese momento por supuesto Martina aparecía nuevamente como las primeras, me la imagine de rodillas delante mio dándome su boca, abierta buscando mi sexo, apoye mi mano libre en mi closet y me masturbe con la otra con furia por momentos, estaba en aquello cuando sonó mi celular, me distrajo  pero dejo de sonar...ni siquiera fui a ver quien era, siempre e pensado si alguien quiere comunicarse que vuelva a llamar...busque una polera no quería resfriarme no hay peor resfrío que aquellos de verano, pero mi deseo y erección continuaban...me acerque al espejo y vi mi miembro, danzar en el aire, latir, moverse solo al apretar los músculos de la entre pierna, volví a tomarlo y nuevamente Martina estaba allí contra el espejo mostrándome su culo y mi sexo buscando su mojado sexo para entrar profundo en ella, mis ojos cerrados se entreabrían solamente para admirar mi erección, por momentos solo lo apretaba con mi mano y mis caderas embestían haciéndolo mover entre mis dedos apretados, nuevamente sonó mi celular, en lo mejor las sensaciones eran máximas, me tiré a la cama a ver quién era...¡sorpresa! era Martina...


Volvió a colgar, me quedé mirando la pantalla mientras esta se apagaba, que hago...por un segundo tuve la sensación de ser observado...mis cortinas estaban abiertas solo el visillo me daba mínima privacidad, me levante y cerré las cortinas, y marqué su número...

- No cierres tus cortinas me dijo con una voz muy sensual y algo seductora...
- Estas...?---
- Si...vamos ábrelas...

Mire por la ventana y allí estaba semi desnuda, con su mano entre sus piernas y con la otra sujetando el celular en su oído.


- No digas nada solo ábrelas y continua...obedecí con el corazón a mil...solo escuchaba su respiración agitada...
- Apártate un poco no te veo bien...retrocedí hasta que me dijo allí...ella se subió a su cama y se apoyo a la pared...
.Vamos continua...estoy a punto...

Continué masturbándome con una sensación pocas veces repetida un morbo y excitación únicos, allí estaba ella con su pelo largo masturbandoce delante de mi a metros separados por un par de ventanas, su respiración se volvieron dulces gemidos en el auricular, mi sexo estaba a punto,

-Me encanta verte...dijo antes de estremecerse por completo que casi la hicieron caer sobre la cama, un largo gemido delataban su orgasmo...retiro su mano de su sexo y acaricio su vientre para apretar sus pechos...
- Que rico...vecino deberíamos hacer esto más seguido...
- Estas sola? pregunte....
-Si...


Dejé el teléfono...abrí mi ventana y semi desnudo salte la cerca, ella abrió su ventana adivinando mis intenciones, nos abrazamos la levante por los aires sus piernas me abrazaron. mi sexo acaricio sus piernas y su sexo...caímos a la cama...abrió sus piernas agarrando hábilmente mi sexo con una de sus manitas, haciendo pequeños círculos sobre su sexo para terminar colocándolo en su entrada completamente mojada, fue cosa de dar un leve empujoncito y todo mi sexo quedo dentro de ella, ajustado a su cuerpo, no quedaba espacio para nada, me apretó con sus piernas, y empuje hasta no poder mas, mis bolas pegados s su culo se sentían mojadas, nos besamos apasionadamene, embestí con todas mis fuerzas ella me animaba a seguir, "acaba, acaba" repetía...me dejé llevar sin ningún control, hasta que acabe en un tremendo orgasmo dentro de ella, parecía que mi semen rebalsaba su mojada vagina... que no me soltaba por nada...


Volví de mi baño con un pedazo de toalla de papel para limpiar mi espejo de mi semen, aún recuperando mi respiración de mi orgasmo dado por tan grata imagen de Martina, se imaginan si la imaginación tal cual se hiciera realidad, que vida tendríamos maravillosa...

Pasadas las horas recibí un mensaje de Martina..."voy viajando a casa, mañana por la noche llego espero que estés bien", "que bien se te extraña muchísimo estaré esperándola vecina"...

Continuará...


domingo, 20 de abril de 2014

Caballero

Que te quiero solo por sexo? Eso piensas o alguien te a dicho algo?
Si fuera así no perdería tiempo acariciándote más de la cuenta
Besando tu frente
escuchando lo que tienes que decir
tratándote como una princesa
antes y después de hacerte el amor
que durante ya sabes
ambos somos animales...









jueves, 17 de abril de 2014

Vecinos

Mensajes


Sus mensajes siempre fueron esporádicos, cuando necesitaba algo en su casa y yo le podía ayudar, si me iba con ellos o si salíamos en grupo o no, nunca un buenos días ni nada que demostrara cariño ni siquiera como amigos, pero esta vez el salto era para mi como caer al vacío sin saber lo que me esperaba allá abajo...

"Te vi una noche por tu ventana" decía su último mensaje me sentí extrañamente un tonto a tal punto  que no tuve repuesta inmediata, luego de unos minutos respondí ¿y qué viste?...la respuesta no demoró en llegar, algo que me gusto!...comencé a sospechar que me había espiado alguna noche mientras me masturbaba, pero preferí no pensar en eso, te vi desnudo! continuo...inmediatamente se despidió dejando la "pelota" en mi poder y si que me quemaba....una mezcla de vergüenza y de sentirme invadido me apodero...¡pero cómo? si soy muy precavido a la hora de estar en casa solo cierro bien la cortinas y todo, quizá me vio desnudo alguna vez al salir de la ducha, nunca e tenido un cuerpo marcado pero siempre e tratado de mantenerme delgado y en mi peso, por aquellos días lo estaba y pasearme desnudo luego de un baño sobre todo en días previos al verano y durante el verano era un placer, así que quede con la duda y no quise insistir preferí mantener el suspenso hasta el otro día o cuando ella se contactara conmigo, pero la ventana esa pequeña ventana se abrió un poquito.


Obviamente no pude quedarme dormido de inmediato pensé demasiado en lo que me comento y leí mil veces su mensaje y claro no pude evitar pensar en mi amigo, sin darme cuenta me dormí muy tarde.

Domingo por la mañana sin nada que hacer solo la inercia me desperto cerca del medio día revise mi celular y no había nada, tuve la ligera esperanza de encontrar algún saludo de ella, el día paso rápido como siempre que te levantas tarde y tienes muchas cosas que hacer en casa, cerca de las 15 hs otro mensaje sonó en mi celular allá en mi cuarto...corrí a verlo y era de Martina...
- Buenos días vecino..., me imagine que a estas horas se estaba despertando...
- Buenas tardes respondí, parece que la fiesta estuvo buena?... 
- Una carita feliz y una triste me imagino que le saque una sonrisa y que algo no andaba bien por allá.
- ¿Qué pasa?..., pensando casi como un quinceañero que me respondería que estaba triste o algo pasaba con su enamorado Pablo.
- Quiero regresarme ya!, era mediados de febrero y de seguro el panorama luego de 6 semanas se agota...
- Y que esperas? 
- Mis padres aún quieren estar acá una semana.
- Una cara triste y te estaré esperando, pretendían cerrar el pequeño dialogo.
- Te extraño, me comento, yo igual la extrañaba esas risas juntos y su compañía, otra cara feliz de mi parte.
- Me tengo que levantar, concluyo...
- Yo también te vi un día por tu ventana...dije con el corazón en la garganta...
- Enserio!! hoooow, que eres fresco jajaja, no pude evitar reírme de igual manera...
- Y que viste? te gusto? ....
- Fue una mañana de casualidad, vi como te vestías, y si me encanto lo que vi.
- Vamos a tener que hablar cuando llegue por allá...fresco jaja.
- Una cara feliz para terminar y un te espero por acá cerro la conversación.


Fue un buen domingo me sentí feliz como pocas veces, no le quise preguntar que fue precisamente lo que ella vio desde su ventana, aunque me mataba la curiosidad, esa misma noche luego de un par de mensajes la llame para preguntar directamente y salir de esa pequeña o gran intriga.

Continuará...

viernes, 11 de abril de 2014

Vecinos

Mensajes



Reconozco que aquella noche mire más de una vez por mí ventana pero solo para verte, no tu desnudez nunca tan "enfermo" pero si hubiese visto nuevamente no me quejaría, luego recordé tus estudios vespertinos! y tu llegada era incierta nunca estuve atento a ello y quizá no era momento para serlo. Me enfoque en mis cosas un caso clínico me tenía algo preocupado consulte algunos libros mientras las noticias hacían ruido en la tv y mi café se enfriaba, Martina era una mujer muy alegre, recordar a alguna chica con la cual me haya reído más en mi vida me cuesta incluso por momento la mirada de Pato lo delataban muy incómodo y extrañamente no recuerdo algún momento que hayamos compartido solos ni siquiera como vecinos. Algunas veces salíamos de carrete en grupo gracias a su invitación y varias veces a Pato se le pasaban las copas alguno de sus amigos lo llevaban a casa mientras a nosotros nos dejaban juntos en la misma esquina caminábamos media cuadra y nos despedíamos frente a su casa como buenos amigos obvio mi fantasía desde aquel día que la vi desnuda era tenerla para mi en mi cama.


No me quedaba mas que masturbarme pensando en ella, entenderán hombre soltero, pasado los veintitantos es inevitable, es una forma mas de sexo yo no las veía como una paja mas, rápida y fugaz orgasmo, todo comenzaba con una tibia ducha pre calentando, claro que tenía mis musas inspiradoras reales alguna ex o alguna imposible como Martina, ya bien seco sobre mi cama rescataba mi erección con suaves masajes y ya completa me enfocaba en la base o la punta sintiendo cada segundo mas y mas placer deteniéndome cuando las ganas de acabar afloraban observando como esas gotitas lubricantes afloraban esparciéndolas con la yema de uno o dos dedos sobre el glande, en más de una vez volver a mojar mis dedos en saliva y degustar el suave sabor de aquel fluido, el estar solo te ayuda a tener todo el tiempo del mundo y disfrutar de esas gratas sensaciones por mucho tiempo, finalmente con toda mi mano agarrado mi miembro lo acariciaba arriba y abajo ayudado incluso con las dos manos por momentos, moviendo mis caderas para que mi sexo se moviera entre mis manos, por último los mejores momentos cuando me mojaba la palma de mi mano y con ella acariciaba mi glande era como sentir grandes lamidas pasando una y otra vez en muchas direcciones...finalmente lo inevitable llegaba, rápidamente me colocaba de lado y eyaculaba sobre alguna toallita de papel...


Otras veces no era tan producido bastaba con entrar a la cama y comenzar a imaginar situaciones y ya la erección llegaba sola y no podía detener hasta que me masturbaba...para dormir tranquilamente...pasaron meses en que no volví ver nada, y la relación con ellos dos Martina y Pato subía y bajaba, no siempre nos íbamos juntos, no siempre salíamos juntos, pero las veces que salíamos o estaba con ella lo disfrutábamos mucho, hasta que llego el verano, su viaje al norte no espero ni para una despedida, donde hoy se sufre por el gran terremoto del norte de Chile, ella paso su verano de aquel año, hasta que una noche me llamo, inmediatamente note un cierto tono de embriaguez con palabras arrastradas y mal dichas y un exceso de risas, cuídate, pásalo bien eran mis palabras, al otro día me enviaba mensajes pidiéndome disculpas y sintiéndose avergonzada, con un tierno te extraño...lo cual era correspondido en la respuesta, no me parecía extraño para nada ese mensaje pero si me alegraba y me hacia nuevamente pensar en ella, hasta que una noche....me envió un mensaje que me dejo helado...o mejor dicho...caliente...

Continuará...

viernes, 4 de abril de 2014

Mojada...?










Mis dedos curiosos ingresan en tus ropas, 
buscando entre tus suculentos labios esa miel que de tu cuerpo emana 
y que me has hecho tan dependiente.
Que siento perder fuerzas cuando no me la das
quiero esa miel sacarla con mis dedos
y lamerla junto a ti enredando mis dedos
con mi lengua y tu lengua
dime que no es grato compartir?

miércoles, 2 de abril de 2014

Vecinos

Martina


Hoy te vi, desnuda, mi corazón se salia de mi pecho, apretando mi garganta a la vez, nublando mi vista por completo, mareado por un instante, cuanto tiempo te conocía?, eramos amigos, me caías muy bien, reíamos a la par, de las mismas bromas, bastaba con mirarnos y saber que eramos cómplices, con tu novio mi amigo igual compartíamos viendo los partidos de la Champions, saliendo en grupos a pasar la noche, siempre respete vuestra relación, pero hoy viéndote desnuda, sentí que estaba haciendo algo prohibido, me sentí un ser pervertido, sucio, pero con suerte, me calme y disfrute de la vista, luego vendría el tiempo de cuestiones morales.

La ventana de mi cuarto ocultaba tras la cortina mis ojos, que no se perdían detalle de tu piel, nuestras casas estaban separadas por un bajo cerco, dejando al descubierto el gran ventanal de tu cuarto, primera vez que me detenía allí a mirar luego de que algo me llamo la atención, que eras nada más que tu, quizá la confianza de sentirte segura hizo que olvidaras cerras tus cortinas, quizá el sol que entraba raudo por ellas fue el impedimento, a quien no le agrada tener un cuarto iluminado por el sol por las mañanas, pude ver lo suficiente para decir que estas espectacular, te sentaste en la cama y solo pude ver tus pechos y tus hombros pude adivinar que te ponías ropa interior y tus pantyes, luego vino el sostén y tu blusa blanca, tu pelo mojado te sentaba muy bien, luego fue turno del secador y la plancha para el pelo, no perdí detalle mientras mi café se enfriaba en mi cocina, el nudo de mi corbata estaba listo ya hace minutos.


Luego no te vi más...eran minutos para las 8 am, luego pasaría Pato a buscarte y yo atento como siempre para colarme con ustedes y aprovechar el viaje, mi gato fue el único testigo de aquel acto, mi corazón lentamente se nivelaba mientras se recalentaba el café en el microondas, solo fui capaz de un par se sorbos antes que tocara la bocina Patricio, salí raudo un saludo de lo más normal y camino al trabajo a mi me dejaban a pasos de la clínica ellos seguían al centro, todo aquel día la imagen desnuda de Martina me persiguió, su piel sus pechos, su intimidad compartida sin querer o bien mi lado pervertido se aprovecho de aquello para abusar de la vista que me entregaba?...

Yo tenía cuatro años en la ciudad ella toda su vida, era una vecina muy amable al igual que sus padres que vivían con ella, su eterno novio la visitaba con frecuencia de a poco ella me invito a salir con ellos y sus amigos e hicimos buenas "migas" como se dice, allí nuestra amistad creció y nunca pero nunca se me paso por la mente algo con ella, siempre e respetado los compromisos de los demás, aveces me invitaban a tomar once o cenar, o los fines de semana a almorzar, mejores vecinos imposible, pero esta mañana algo cambio el verte desnuda, quizá mi eterna soltería me estaba pasando la cuenta.


Continuará...