Contacto

Recent Posts

martes, 31 de agosto de 2010

Suicidio no!!!



Amigos luego de meditarlo muy bien e intentar hacerlo un par de veces, no puedo cerrar este mi espacio en este universo virtual, se que soy apenas un grano de arena en la playa, pero estos años borrarlos así como si nada es imposible!!!!
No pude hacerlo , así que lo dejare aquí navegando así que espero que no me tomen como un hombre que no cumple su palabra pero hacer esto.ya los quiero ver en su lugar jjijiji, me tomare un tiempo eso si, descansare de este lugar ya que ciertas actividades académicas requieren mi 100% del tiempo y espero volver en unos meses con algo bajo el brazo...
Así que en mis recreos me daré un paseo por los blogs qe visito y comentare y si me veo muy tentado publicare por supuesto...



viernes, 27 de agosto de 2010

Me despido de todos.


Cantaba el pidén

Un ramo de albahacas llevaba a mi niña,
mi encanto, mi bien;
la tarde caía, balaba el ganado,
cantaba el pidén.

Allá, junto al rancho, la ropa tendida
cimbraba el cordel,
y los maceteros de su ventanita,
moviendo sus flores, decíanme: ¡Ven!

Crucé por la huerta cantando un requiebro,
llegué hasta el dintel:
no estaba, como antes, abierto el postigo,
ni oí de sus labios el dulce: «¿Quién es?»

Golpeé; respondieron; abrióse la puerta,
y un pálido rostro angustiado miré:
su madre me echaba los brazos al cuello,
y oí que decía llorando: -¡Se fue
con otro!...
-¿Con otro?... ¿Con quién?
-Ya sabes, con él...

Sentí que se me iba la vida del cuerpo,
sentí que la tierra faltaba a mis pies,
y huí de la casa, llevando en el pecho
clavado un cuchillo sangriento y cruel.

Allá, junto al rancho, la ropa tendida
cimbraba el cordel,
y los maceteros de su ventanita,
moviendo sus flores, no decían: ¡Ven!,
porque en la tristeza del atardecer
todas esas cosas decían: ¡Se fue!
Decía la tarde, balaba el ganado,
cantaba el pidén...

Carlos Acuña (chileno, 1886- 1963)

Me despido de este blog que me dio mucho por tres años y algo más, quiero hacer algo nuevo distinto talvez, pero me voy a tomar un tiempo, con pena sin duda me retiro, me hubiese gustado terminar de otra manera, no quiero nombrar a nadie, solo agradecer a los que me leen y me han leído, las buenas y malas vibras, el silencio de muchos igual, diculpándome por irme así nada más, solo decir que hay personajes que confunden el alma y el corazón, quise jugar a algo que no estaba preparado o bien no sabia jugarlo, influyo en mi libertad de escribir aquí y eso desencadeno el desencanto de seguir escribiendo, ya desde un tiempo, a los que leo no se preocupen los seguiré visitando y dejando saludos y comentarios, pero ya acá no puedo seguir...

Buenos Días, Buenas Tardes y Buenas Noches.

jueves, 26 de agosto de 2010

Se Ama, se sufre, se goza.


Me he enamorado pocas veces en la vida, lo normal creo yo y cada amor ha sido diferente, recuerdo aquel primer amor de adolecente casi un infante aún, donde solo la presencia de ella me hacia temblar por completo, transpiraba de nervios, no podía ni hablar y mis piernas lo único que hacían eran alejarme de ella para estar tranquilo, y mirarla desde lejos o detrás de las cortinas de mi ventana, nunca volví a sentir aquello, ese habra sido sentir amor verdadero?? cuantas películas de héroes rescatándola de situaciones peligrosas me pasé, ninguna erótica, como seria mi amor aquel que quizá no la veía aún algo erótico si no que solo romance, nunca le pude decir nada, aunque el ultimo año antes de mudarme de ciudad quizá el último mes lo supo gracias a mi vecina, su nombre aún lo recuerdo y es más logre contactarla por face pero obvio ya no es lo mismo, incluso no la encuentro tan atractiva como lo hacían mis ojos juveniles, pero fue tan bello lo que sentí por aquellos días, tan intenso que eso mismo nunca y repito nunca lo volví a sentir.

Luego donde llegue a vivir con mi familia todo fue muy diferente, aunque vivía en provincia, llegue a una capital provincial y allí le gente es diferente, los niños eran diferentes, más violentos, con otras ideas en la cabeza, tanto hombres como mujeres, mis ojos y mente inocente descubrió que no era tan así la vida, tan bella, acá las niñas eran más deshinibidas, vestían diferente, los juegos eran diferentes, todo era diferente, ese cambio brusco de mentalidad que me toco vivir me marco en algún sentido, veía a las niñas tan maduras e inalcanzables que me cerré y no encontré aquella que destacara sobre otras para ilusionar algo de amor, aquí surgió mi interés más animal, las comencé a ver como algo netamente sexual, con mis amigos jugábamos con ellas a acosarlas en los recreos y a manosear a una que otra que feliz dejaba que nuestras manos recorrieran sus cuerpos adolecentes, recién terminando la enseñanza básica, allí vi mis primeras revistas pornográficas que llegaban en manos de compañeros y que pasaba tanto por las manos de mujeres y hombres curiosos y deseosos de experimentar aquello graficado.

Luego llegue a la enseñanza media, a un colegio de hombres por 4 años, definitivamente aquello mato toda esperanza de encontrar un amor nuevamente en alguna compañera que no eran tal si no puros hombres cargados cual más de testosterona, pobres profesoras que debían soportar las miradas de 40 o más alumnos, mi preferida era la de biología, unas piernas, que al sentarce sobre el escritorio para dar su clase dejaba a varios totalmente en la luna, sus coqueteos y movimientos de cadera por los pasillos de la sala eran un deleite, inspiración para innumerables "pajas", para otros era la profesora de historia mucho mayor pero bien conservada, no era mi "tipo" bueno no tenia mucho de donde regodearme, pero no era de mi preferencia, paso alguna jovencita en práctica de Educación Civica pero que no pasa mucho con ella, lo entretenido era salir del colegio e ir a el liceo vecino de puras mujeres, intercambiar listas y jugar al amigo secreto, cada semana llegaba una carta dirigida a nuestro nombre o bien no, dependía del azar que nos escogiera alguna niña linda, luego pasado el tiempo venia el momento de conocerse, no tuve suerte, lo reconozco, pero mas de algún compañero mucho más canchero o afortunado se ganaba la ginda de la torta, pero bueno estudiar allí gane muchos amigos, pero no pude tener terreno para relacionarme con el sexo opuesto, y mi timides hacia ellas se hacia notoria, el regreso a casa era otra aventura tomar la locomoción en un lugar en donde se juntaban además las niñas de otros liceos hacia de aquello otro panorama para mirar y hechar el ojo, en aquellos años me llamaban la atención las niñas de pechos grandes, no me las sacaba de la mente, altas, bajas, rubias, morenas, me daba lo mismo mientras tuviera unos hermosos y grandes pechos, pero por aquellos años nuevamente no logre sentir lo que por mi pequeño pueblo sentí y curiosamente aquella niña estudio en un liceo de aquellos en la misma ciudad donde yo lo hice, ella interna, pero nunca supe ni nos cruzamos en la calle.

Luego del liceo y aún virgen jaja, ingrese a un CFT (Centro de Formación Técnico), allí siiiii, eso esperaba, solo la carrera de técnico en enfermería eran como 100 mujeres por año, curiosamente mi relación con las mujeres mejoro notablemente, ya con compañeras mujeres y demases mi vida tomaba otro rumbo, bellas y atractivas, había de todo, pero mi intención de buscar o encontrar a aquella mujer que me hiciera sentir de nuevo lo mismo no llegaba, me comenzaron a gustar una que otra y a la vez descartaba de apoco, una muy bella que indudablemente se sentía atraída por mi, por todas las señales que daba, lamentablemente no me gusto su forma de ser, mucho más alocada que yo, la verda soy más sano que un yogurt, la sorprendí un día conversando sobre hierba y pitillos, se me cayó del pedestal, no es que la enjuicie por aquello si era su vida la respetaba pero no quería enfrentarme a la tentación de caer en el vicio, fue allí donde asistí a mi primera gran fiesta en una Disco, mi primera borrachera, mi primer beso aunque medio borracho me acuerdo perfectamente, aunque no recuerdo el nombre y nunca más la vi, en esos años incluso fui rey de una alianza en un aniversario, fué allí ya donde comencé a fijarme en una niña, muy hermosa, delgada, pelo negro, ojos grandes, labios gruesos, lindos pechos, y trasero todo un manjar, y hay recién mi corazón, mi cuerpo, mi mente sintió algo parecido por segunda vez.

Pero no se por que pasaron cosas que hicieron que aquello no resultara, todo empeso bien con un beso sin querer en una pequeña fiesta, nos confundimos de mejilla y nuestros labios se toparon, ella algo me dijo al despedirce que la música fuerte no me dejo escuchar, no se creo que allí estubo la oportunidad y la deje pasar, pero como decía pasaron cosas o ella hacia cosas que me daban a entender que no me miraba como una posible pareja más como amigo, y aquello hiso que todo se fuera enfriando, entre tanto, me ligue con otra niña que nada que ver, linda igual pero no sentía nada era solo por estar, ni siquiera llegamos a ser "pololos", anduvimos por un mes y se termino en buena pero se termino y no paso nada seguía virgen, hasta aquel momento valoraba aquello y no quería hacerlo con la primera oportunidad que se me atravesara, luego la niña de la cual estaba enamorado encontró pareja, me la ganaron!! mejor dicho...sufrí pero resistí estoico, termine mi carrera y la última vez que la vi fue en la graduación.

Al mundo laboral, pase por varios lugares hasta establecerme en el centro de aquella ciudad en un local de un conocido negocio, allí el trabajo era mixto así que nuevamente la relación con las féminas fue perfecto, todas muy cariñosas conmigo como suele pasar luego de un tiempo de conocerme, hasta que llego la tercera mujer que hacia de mi corazón un torbellino cada vez que la veía, pero eramos tan distintos, congeniamos, salíamos juntos, viajábamos juntos, la invite a casa a almorzar con mis padres varias veces, y así me fui enamorando cada vez más y más, allí por aquellos años sufrí del auge de escribir poemas "amateurs" por así decirlo, escribiendo de mi amor imposible y no correspondido, ella no se que tenia en la cabeza, pero se fijo en un hombre de unos20 años mayor, colega mio, casado, con hijos, el solo se jactaba de sus amoríos contándomelos como si fueran medallas en su pecho, y una de ellas era Ella, como son las cosas del amor cuando alguien nos parece imposible o pensamos que no nos corresponde parece que fuera peor, como que nos da más fuerte la fiebre de amor, y así fue, algo paso que ella tenia os días contados en aquel lugar, y decidí hacer algo que nunca había echo, declarar mi amor, que mejor manera de hacerlo que escribirle mi mejor poema en una pequeña carta, un día me la tope en el centro en pleno paseo peatonal con muchisima gente al rededor, la detuve, le dije que tenia que decirle algo...no recuerdo las palabras y frases exactas, pero la última de ellas es muy clara... Te amo, pero no tube respuesta, solo una sonrisa nerviosa y quizá avergonzada, tal vez el momento no era el oportuno, pero todo podía ser ideal pero no era correspondido, esa tarde le entregue la carta como última arma, ahora lo veo como una despedida, nuevamente me tocaba sufrir , viéndola día a día, siendo indiferente, mirando el horizonte, pero curiosamente aparecieron dos mujeres que me ayudaron, una promotora de productos naturales, y siendo objetivo mucho más hermosa que mi "mal amor", más culta, con más mundo, y congeniamos tan bien que reíamos juntos, nos despedíamos lanzándonos besos, delante de esta otra, que se me acercaba para decirme a quien le lanzaba besos, "ahora te interesas" pensaba yo, fue un gran apoyo para superar ese momento, aunque solo la vi como una bella mujer y amiga, aunque estaba muy deseable solo quedo en una bella amistad, y luego apareció la segunda otra promotora, de un laboratorio X, aún más linda que la anterior y más que la Otra.

Con ella todo fue tan lindo, basto una mirada para saber que algo pasaba entre los dos, ella se presento a todos menos a mi por no se que motivos, así que fui yo quien se presento con un fuerte apretón de manos al terminar el día, pasaron los días y se acercaba a mi a preguntarme cosas o simplemente a conversar de nosotros, reíamos, coqueteabamos, todo perfecto, luego con sorpresa un niño de aquellos que venden flores, entro y me entrego un papelito, era un mensaje de ella, para juntarnos a la hora de almuerzo, dicho mensaje lo guarde por años si es que aún no lo tengo por alguna parte, caminamos juntos varias veces al salir del trabajo, me pasaba a ver cuando no estaba de turno ella, mis amigos me celebraban y la Otra miraba curiosa desde un rincón, salimos a bailar, yo la pasaba a ver cuando estaba en otro lugar, hasta que un día ella algo triste paso a verme, me espero a la salida, fuimos a un parque a hablar de su vida de la mía, nos sentamos a mirar las estrellas, hasta que nuevamente no me quedo más remedio que aprovechar la oportunidad para declarar mi amor, todo bien besos en medio de una fría noche, feliz mi corazón estaba.

Pero esa linda ovejita tenia algo oculto tras su lana blanca, ella tenía una relación, no se en que condiciones pero estaba a un paso de casarce a finales de ese año, si es que teníamos algo duro un mes ya que esa verdad no podía ocultarce ni con los ojos vendados, al saberlo no quise hablar con ella, pero ella me espero una noche y camino a mi lado ante mi total indiferencia, me explico cosas, lo típico y espero que se lo imaginen (que no estamos bien, que no estoy segura y blah, blah), nos tomamos de las manos ya como amigos y teniendo todo aclarado, se sento a mi lado y en unos minutos nos comíamos a besos, los besos más apasionados que hasta ese momento daba, salimos del lugar era muy tarde, por lo que no pudimos hacer nada más allá de los besos, nos fuimos a casa, quedamos en llamarnos y juntarnos, pero no quise meterme en líos y dejarla tranquila que aclarara su mente, era obvio se caso con El Doctor, y a dos días de casarce, me tope con ella en la locomoción, si querer queriendo, son esas cosas que pasan una vez en la vida, había comprado una tarjeta muy bella de navidad, le escribí algo muy hermoso, la puse en mi chaqueta, y pensando en la millonésima posibilidad de verla, ella justo sube en el bus donde yo viajaba, se sentó a mi lado, le entregue su tarjeta en el viaje, nos bajamos juntos en una esquina, hablamos largamente, nos volvimos besar apasionadamente, y al otro día ella se caso.

Podría seguir con un par de historias más incluyendo la de la mujer que me atrapo, pero me saldría muy largo, y una continuación rompería la inspiración que tengo, aveces el amor es tan difícil de definir y entender, el amor de pareja, e tenido aventuras, e tenido amor, e sido no correspondido muchas veces, y otras tantas yo no correspondí, alguna vez me amaron en silencio y al decirme por terceras personas no lo e podido creer, por que si lo hubiese sabido algo muy lindo hubiese pasado, e perdido un montón de oportunidades, aveces no se me dieron dichas oportunidades y siempre dije "por algo será", e estado con mujeres que no me han amado ni yo a ellas, en el amor uno se proyecta, e estado enamorado de mujeres con las cuales no me podía proyectar en nada, pero la amé, e sufrido la ruptura y duele, e disfrutado, gozado, e tenido orgasmos con amor y otros tantos sin el, y es mejor mil veces con amor, hoy día estoy felizmente casado, mi mujer no creo que exista mujer más maravillosa en todo sentido, la amo demasiado y si por alguna razón la vida, el destino nos separa, encontrar a alguien mejor que ella seria tan difícil que no me daría el trabajo de buscarla, obviamente estaría con otras, pero solo seria eso, no me volvería a casar, a menos que encuentre a alguien mejor.

martes, 17 de agosto de 2010

Universidad


Sin duda que para algunos la universidad es como la zona de guerra para tener aventuras y amores a destajo, yo ingrese a la universidad ya con algunos años de ventaja a mis compañeros y compañeras, al salir de el colegio, y luego de trabajar algunos años me anime a entrar, no me arrepiento de haberme concentrado en los estudios aunque la mirada y el pensamiento uff volaba por las aulas y pasillos, lo otro fue que casi todo mi periodo universitario estuve comprometido a distancia pero igual comprometido jeje.Siempre me vi atraído por una que otra de mis compañeras pero la diferencia de edad y mi compromiso siempre estaban primero, (que tontera no), no fue hasta mi último año de carrera en donde me quise portar mal, aparte de las aventuras con la nana , nana2, donde viví.No se como pero paso que me comencé a juntar con un grupo de compañeras a las cuales nunca ni en mi remota vida universitaria las había conocido, son de aquellas de cursos atrasados que se van sumando al curso del año, no sé como uno se acerca quizá nos comenzamos a sentar próximos en la sala de clases saludos para allá y para acá y todo bien, luego largas caminatas de camino de la universidad a nuestros hogares, luego que el préstamo de materiales, que el apunte y esto otro todo va haciendo que nos acercáramos cada vez más, ella era atractiva, alta como nunca tube como pareja alguna, pronto me di cuenta que reíamos con cada cosa que decíamos gran detalle de que hay algo no? química y atracción, su cuerpo siempre señido en ropas ajustadas atraía las miradas de todos y al verme con ella en cualquier situación mis compañeros al rato me molestaban con ella, pero es de aquellas cosas que en ves de sentirte mal te sientes como orgulloso, jaja como diciendo "es mía".

Mi compromiso a distancia me decía que no diera ningún paso adelante que solo siguiera los que ella me marcara, es por eso que nunca surgió a la conversación nuestro estado sentimental, solo eramos amigos, aunque me moría de ganas de besarla y acariciarla toda, no podía por principios ir más allá, quizá suene contradictorio pero solo esperaba a que ella diera ese paso.
Luego de visitarme en mi pequeño cuarto donde vivía, donde conversamos eternamente entre risas y bromas, hablando de nuestras "ex" parejas, entramos como nunca me había pasado a hablar temas sexuales en persona, y las típicas preguntas, que el lugar más curioso, hay supe de ella en una oportunidad que cuidando una casa con su novio lo habían echo en la piscina de la casa, y así seguimos con preguntas más y más intimas, pero curiosamente no paso nada esa noche, dirán pero como?? pero no pude hacer nada.Varias veces me invitaron a salir a fiestas con ella en su grupo de amigas pero siempre los fines de semana viajaba a mi ciudad natal a estar con mi pareja y mi familia, hasta que un fin de semana no viaje y me quede no podía decir que no...salimos esa noche nos juntamos en su casa, entre y las amigas todas se preparaban para salir, prestandoce ropa, algo de maquillaje, precalentando con alguna cerveza, peinandoce o secando el pelo de alguna recién duchada, mis ojos dichosos de ver bellezas tan en confianza conmigo, pase hasta el cuarto de mi anfitriona, una gran cama de dos plazas dominaba el mobiliario, imaginen una casa de estudiantes arrendada y con los mínimos muebles se entiende, de pronto todas listas fueron al cuarto donde estábamos y comenzaron a planificar donde iríamos, que aquí , que allá, que a bailar, que mejor un pub, que una casa de un amigo...yo era solo oídos y ojos, mi anfitriona solo cruzaba miradas conmigo, algo extrañada, no se yo solo la seguiría a ella, hablo con su amiga en privado, y regreso, me invito a ir a comprar unas cervezas mientras afinaban los detalles y camino al negocio, hablamos de música, y pasamos a mi cuarto a buscar algunos Cds que tenia grabados al regresar a la casa ya estaba tomada la decisión irían a bailar pero ella mi anfitriona no querría ir a ese lugar, bueno dijeron si no van todas no vamos, pero como reprocharon otras, al final hablaron y decidieron que ella y yo nos quedariamos en la casa mientras las demás salían a bailar, la bromas entre ellas al salir me dijo que era como demasiado obvio el quedarnos solos...pero yo feliz no tenia ganas de ir a bailar...Así fue como quedamos solos con un trago en la mano, cds para escuchar, una cálida noche y curiosamente una cama de dos plazas como mesa de centro, inmediatamente nos acomodamos a escuchar los cds, tenia música de todo en ingles y español, conversamos largamente vaciando las copas, con una salida al pequeño balcón de su cuarto iluminado por la gran luna y el cálido aire del verano que se acercaba, allí nuestros cuerpos estuvieron muy cercas rozandoce levemente, todo casual.
Ingresamos y pusimos un cd con música bailable con los temas de Juan Luis Guerra que realmente es imposible no bailarlos, fue allí donde tome sus manos y nos pusimos a bailar allí en su cuarto, giros, apretones de cuerpo, mi pierna entre sus piernas, risas, lo estábamos pasando muy bien, hasta que ella dio aquel paso que yo esperaba, de la nada y aprovechando un acercamiento de nuestros rostros va y me roba un beso....

Beso que podía ser la llave para una gran noche, pero mi reacción al parecer no fue la que esperaba, la verdad fue un beso tan rápido que no lo pude responder,por lo que le dije medio en broma "me robaste un beso" entre risas, ella se sintió mal por que pensó quizá que no me gustaba o algo así, pero la tome entre mis brazos y la acerque hacia mi y le respondí su beso...mientras seguíamos bailando pero ya mucho más calmados, seguimos allí mientras la música continuaba, besándonos en esa cálida noche, era como obvio que para estar más cómodos pasaríamos a la cama, fue así como sentados allí, no nos separamos, besos para repartir teníamos, sus labios dulces, su piel tan suave...estábamos allí los dos al borde del precipicio de su cama, la verdad así me sentía ya que el remordimiento me carcomía por dentro por lo que l estaba haciendo a mi pareja, pero mientras no se enterara todo bien, (que canalla) pasaron los minutos y nos acomodamos aún más y nos recostamos a lo largo de su cama yo casi inclinado sobre ella continuaba besándola, dejando mi mano izquierda libre para acariciar su cuerpo, aunque ella me frenaba cada vez que tomaba cierto rumbo, que comenzaban en su cuello y bajaban por sobre sus ropas bordeando sus pechos o bien tomando el camino de en medio, ya que varias veces hice ese camino para ver si podía ir un poquito más allá bajando por su cintura hasta sus caderas, jugando con el borde de su pantalón sintiendo lo tersa y suave piel de su abdomen haciéndole cosquillas, mientras no soltaba su boca, bajando hasta sus rodillas por sus muslos, no sé cuanto rato estuvimos allí pero los besos eran cada vez más y más apasionados.... mis manos ya no respetaban el camino trazado por sus manos y tomaban derechamente el desvió por sobre sus pechos y bajando hasta la cara interna de sus muslos subiendo nuevamente rozando su entrepierna...sintiendo como apretaba sus piernas cada vez que pasaba por allí...todo se veía y se sentía tan prometedor...

Yo quería ir más allá ir directamente a acariciarla con todo, besarla toda, quería hacerlo todo, y no me contube en decirle al oido..."me dejas besarte toda"....ante esa sugerencia, su mirada algo extraña, presentí lo que me diría.....me pregunto directamente "tienes pareja"... alguien me aplaudirá, alguien me tirara a los leones, dirán pero como!!!...la mire esboce una sonrisa como de aquel que sorprenden en una travesura, relaje los hombros, detuve mi mano a la altura de su ombligo, y le dije que "si".... me deje caer sobre mi espalda al lado suyo, me llevé las manos a la cara avergonzado, ella me pregunto desde cuando, "1 año", le mentí, eran mas años de relación, quizá eso me haría sentir menos culpable no sé o ella le daría alguna excusa, la mire sin decir nada, me senté en la cama de un salto, acodando mis brazos en mis piernas tomando mi cabeza, y allí le pedí disculpas, y trate de explicar lo inexplicable, ya la noche no parecía tan cálida, fría más bien, no hablamos mucho desde ese momento, busque mi chaqueta, mis cds, mientras ella se calzaba sus zapatos, ya nada tenía que hacer allí, baje las escaleras tras ella, en silencio, en el portal antes de abrir la puerta, sin decir nada nos miramos, como por última vez, me acerque a dar un frió beso de despedida y nuestros labios se unieron por última vez....
Salí de la casa al frió de la madrugada, solo, no me puedo explicar el hecho de que ella nunca me hiso aquella pregunta antes, en tantas oportunidades, no era obvio nunca me vio con nadie ya que mi pareja vivía a 100 kilómetros y algo de distancia, pocos sabían de ella, mis mas cercanos, quizá yo debí hablarle desde un principio, y no ilusionarla, pero me deje llevar por la tentación de tener una oportunidad de besar y acariciar un cuerpo divino, así de superficial, quise ser como miles de hombres que caminan por las calles, que son odiados por mujeres y queridos por otras tantas, pero no pude, por que perfectamente ante esa pregunta pude decir que no, pero mi mente maquino, que no podía sostener esa mentira más allá de esa noche, preferí pasar una vergüenza y sentirme pésimo en el momento, que ser descubierto y apuntado por el dedo, y andar ocultando la verdad.
Luego de aquello obvio no recibí saludos ni de ella ni de sus tres compañeras por más de medio año, mi conciencia quedo tranquila hasta cierto punto, y como con la nana?? se preguntaran, ella sabia todo, ella también tenia pareja, lo nuestro era como un recreo, pero mi compañera la verdad creo que ella pudo haber sentido algo más que atracción por mi, tal vez me veía como una posible pareja, en fin paso y me dí cuenta que no soy aquel tipo de hombres que anda mintiendo para darce un polvo y decir"chao, te veo y no me acuerdo".
Pero todo el momento previo a la desdichada pregunta...se disfruto...como se dice "lo bailado y lo tomado no me lo quita nadie".

lunes, 16 de agosto de 2010

Algo de mi


Esto lo saco de otro blog de mi propiedad que lo escribí hace un tiempo y por tratar de hacer algo diferente, quiero respoder algunas preguntas para que conozcan algo de el autor de este blog, obviamente respondidas con la mayor sinceridad posible, los invito a replicarlo en el de ustedes para conocernos algo...y algún día no hablar de sexo no..aunque algo puede tener...

I.- 4 Cosas que me gusten de mi.

1.- Dicen que soy tierno, eso me gusta ser tierno.
2.- Cariñoso, aunque fuera solo recorriendo las lineas de tu mano...lo soy y me gusta.
3.- Inteligente...aunque me cuesta reconocerlo...pero las matemáticas son mi drama.
4.- Sencillez...así soy, así seré, aunque me ponga terno.

II- 4 Cosas que no me gusten de mi.

1.- Desconfió mucho de las personas pero a la vez soy muy ingenuo.
2.- Me carga esperar, la impaciencia esta en mis bolsillos.
3.- Aveces me enojo por tonteras y me quedo mudo no dialogo.
4.- No soy constante en algunas cosas.

III - 4 Cosas que no me gusta que me hagan

1.- La mentira y descubrirlas lo peor.
2.- Que no me devuelvan el llamado.
3.- Que hablen a mis espaldas.
4.- Que me juzguen sin conocerme.

IV- 4 Cosas que veo y me molestan

1.- La poca cultura de la gente común.
2.- El abuso de poder.
3.- El maltrato a las personas y animales.
4.- La hipocrecia.

V- 4 Cosas que me gustaría hacer en mi vida

1.- Recorrer mi país completamente.
2.- Hacer realidad algunas historias de mi blog.
3.- Escribir un libro.
4.- Pasar un fin de semana en la mansión Playboy.

VI - 4 cosas que no me gusta de mi cuerpo

1.- Mi ombligo, ja,ja sii se quedo calvo antes que mi cabeza.
2.- Mis lunares, encuentro que tengo muchos...me sacaría unos cuantos.
3.- Mi pelo, demasiado rebelde.
4.- No se que más, lo demás con dieta y ejercicios se arregla.

VII - 4 cosas que te gusta de mi cuerpo

1.- Mis piernas...apesar de todo una vez fui mister piernas en una competencia ja.
2.- Mis labios...dicen que besan bien.
3.- Propósito de lo anterior mi sonrisa..cuenta.
4.- Mis manos... y aquello igual le tengo cariño jiji.

VIII -4 Cosas que pondría en la hora intima

1.- Toda mi imaginación....que es mucha ji,ji
2.-Toneladas de lujuria y pasión.
3.- Mi cuerpo a toda disposición.
4.- Aceites, hielo, y otras cositas.

IX - 4 cosas que me gusta de mi pareja en la hora intima

1.-Apasionada.
2.-Sin limites.
3.- Muy imaginativa.
4.- Que tenga iniciativa.

X- 4 Lugares donde me gustaría hacer el amor

1.- A la orilla del mar a plena luz de día...y por la noche también.
2.-Entremedio de un bosque nativo del sur chileno.
3.- En un yate...sintiendo el movimiento del mar....y la brisa.
4.- Y en la mansión Playboy...todo ese fin de semana ja,ja

XI-4 Aspectos que tiene que tener la persona que esté a mi lado

1.- Paciencia...mucha paciencia....
2.- Cariño para que me regalonee...
3.- Que sepa cocinar ja,ja...no eso puede ser a medias...
4.- Que tenga principios, valores...
Y más que belleza superficial que tenga detalles que hagan de ella una persona única.

XII-4 aspecos que no le toleraría

1.- Que me mienta
2.- Que finga un orgasmo... a menos que no me de cuenta de aquello.
3.- Que me hable de sus ex..
4.- Que no sepa cocinar ji,ji

XIII.- 4 cosas que no harías en la cama.

1.- Hacerlo con una mujer borracha....mmm no así no vale.
2.- Sin preservativos con una desconocida.
3.- Animales no guácala...ni de mascota sobre mi cama.
4.- Nada de orina para eso esta el baño.


Bueno te dejo la invitación para que repliques este pequeño cuestionario y si quieres sumarle alguna preguta por que no...



Te imagino...

Juguetona, dispuesta a enseñarme tus mejores jugadas en la cama o donde sea
Atrevida y dominante con tu personalidad fuerte sin duda que me entrego a ti casi en silencio

Sensual, con tu piel delicada y suave que no dejaría de acariciar..

Como una maestra y yo tu alumno dispuesto a aprender de ti todo aquello que aún no se de como amar una mujer...

Seductora en cada movimiento tuyo, en cada paso, en cada caricia en todo lo que tu hagas te imagino así


Delicada y tierna, por momentos muy desprotegida que me invita a protegerte con mis brazos, caricias y besos...

jueves, 12 de agosto de 2010

Lazos...fin



Aquel año con mi prima en casa de verdad pasaron muchas cosas pero nunca se pudo concretar nada más allá que aquellas furtivas caricias en la oscuridad del pasillo de la casa, miradas devoradoras, fantasías al limite con ella en mis rituales solitarios, por momentos me daba cuenta que pensar demasiado en ella y más aún tenerla hay mismo me estaba haciendo mal...me estaba enamorando o empotado?? yo creo que esto último ya que ella tenia su vida, sus estudios su gente, yo aún un pendejo flacuchento que no sabia que esperar de la vida.
Como serán las cosas de la vida pero pasaron un par de años y luego de salir de mis estudios esta vez yo fui a vivir en casa de sus padres por trabajo y ella viviendo hay mismo. Era mi primera experiencia laboral mis primeros billetes, que rico, que grande y maravilloso se siente.

Mi tía muy querida por lo demás, más que a cualquier otra tía, hermana de mi padre, le tengo un cariño único, así que vivir allí se transformo en un tortura tan o peor como en mi casa, era su territorio "de caza" tal vez, así que imaginarce ser sorprendido en actitudes no propias, las consecuencias podrían ser terribles.
De inmediato comenzaste con tus juegos, de pasearte delante de mi solo en toalla, o solo vistiendo tu camisola cortita por lo demás, o en ropa interior haciéndote la sorprendida, siempre erguida sacando pecho, tratabas siempre de estar conmigo ya sea cenando o al desayuno, invitándome a tu cuarto a ver películas los fines de semana, o tu acompañándome en la mía hasta muy tarde, siempre hablando de nada, mi mirada escaneando tu cuerpo, tu escote tus piernas al descubierto, que decir esas noches masturbándome, poseyendote de todas las maneras imaginables...en silencio.
Pero siempre en broma decías, "si no estuvieran mis padres" y sonreías mordiéndote un dedo...en fin mientra estuvieran ningún problema, pero y cuando no??...

Fue así que por motivos de salud mis tíos debieron viajar a la capital, para una consulta, exámenes y según estos se avisoraba quizá una cirugía de mi tío.
Viajaron un jueves por la noche para llagar de madrugada a Santiago, y aprovechar el día y retornarce a la noche, eso hacia dos noches solos....

Luego de dejarlos en el terminal y ver como el bus se perdía por las calles, me miraste y me abrazaste, así retornamos a casa, yo seguí como un día normal, fui a mi pieza a ordenar unos papeles, pero pasaron unos minutos y apareciste tras de mi abrazándome nuevamente, me hiciste cosquillas, yo la verdad temeroso no quería nada por ahora, a la fuerza me llevaste a tu cuarto para ver una película, me arrojaste a la cama para que me pusiera cómodo, mientras tu te fuiste al baño, respire así ya como entregado a mi suerte, como condenado a morir por snus nus, (futurama), retornaste vistiendo un short cortito y apretadito y una polera igual, que decir, tu cuerpo se paseaba delante de mi como una carnada, era cosa de picar y ya.
Me saque los zapatos y me acomode en la cama, pensando que ocuparías la otra cama, pero no!!! te arrimaste a mi lado tapándonos con una frazada, todas las luces apagadas, iluminados solo por la tv, paso el rato y ya ni miraba la película, estaba entretenido mirando tu escote en la penumbra, giraste tu rostro y me sorprendiste en aquello, solo sonreíste y me dijiste que mirara la película, pensé que pasaba, debía yo dar el paso? pensé, luego de tanta provocación o solo eran ideas de mi mente distorsionada por tanta paja, o debía esperar a que ella..., me relaje y seguí la película, ya comenzaba a hacer frío así que me acerque a ti, mi mano cayó sobre tu cintura, conociendo el detalle de la textura de tu polera, no hiciste nada, mis dedos avanzaba un poco y regresaban como acariciando algo, buscando el limite de esa polera, pero te adelantaste y metiste mi mano bajo la polera, solo sonreíste como adivina de que lo que quería y lo que vendría.
Jugué con tu ombligo un montón de rato, mientras rodaba y rodaba la peli, te sacaba cosquillas cuando mis dedos incursionaban bajo tu ombligo llegando hasta el short, para subí a tu ombligo nuevamente, o bien subían hasta cierto punto, ya la película terminaba te recostaste de espaldas a mi lado, me miraste y te veías tan bella en la penumbra, mi mano no aguantaba más querían dar el salto a tus pechos hermosos, "que quieres" me dijiste, me turbe un poco, mi corazón saltaba a mil, "muchas cosas" respondí, algo apurado luego de barajar varias respuestas en mi mente, tomaste con fuerza mi mano que estaba bajo tu polera y la llevaste a tu pecho izquierdo...dando así el vamos a esta aventura.Mi mano apretó sintiendo tu suave y terso pecho, tu pezón pequeño y duro se sentía bajo mi palma, comencé a mover mi mano en círculos haciendo que tu pezón rozara mi mano, poniéndose cada vez más duro, me tomaste del cuello y me undiste en tu pecho, tu perfume me enloquecio, el calor de tu cuerpo me encantó y ya salir de allí era imposible, levante tu polera sobre tus pechos y bese tu pecho derecho mientras el otro aún estaba con mi mano, la erección bajo mis pantalones ya era molesta y solo quería frotar mi sexo contra ti, así lo hice contra tu cadera, y me sentiste duro para ti, tu mano ágil me acaricio sobre mi pantalón como midiendo mi sexo, pero saltaste sobre mi y comensaste a frotar tu entre pierna a mi sexo, no se como me sacaste los pantalones, ya estabas con cara calentona, hurgando entre mi ropa interior, no tardaste en sacar mi miembro y saborearlo completo con tu lengua y tu boca, parecías como poseída te desconocí en esos momentos, de un salto te sacaste la polera y tus pechos por fin dibujados en la penumbra eran todo mios, yo ya desnudo por completo estaba entregado a ti.
Nos recostamos muy pegados el uno al otro, tu pierna sobre mis caderas uff me entregabas todo, mi mano subió por la cara trasera de tu muslo hasta tu cola, para meter mis dedos en tu culo y llegar a tu sexo húmedo, mis dedos un poco inexperto se abrieron paso allí sintiendo tu derretido sexo...adelante un poco mi miembro entre tus piernas y ayudado por mi mano lo frote contra tus labios mojándolo un poco, me dejaste de besar tan calentonamente como lo hacías y bajaste la mirada y con tu mano tomaste mi miembro y lo frotaste con aún más fuerzas, me hechaste la piel para atrás con destreza única y muy delicada, podía sentir en el ya tu mojado sexo, acercaste tus caderas a las mías y con un leve movimiento hacia arriba lograste con tanta facilidad que mi miembro se deslizara dentro de ti, sintiendo ese calor casi como que quemara, giraste quedando sobre mi, mi pico se tenso de tal manera que fue tan placentero que por momentos sentí ya acabar...si tan pronto.
Pero mi preocupación de no sufrir algún accidente embarazoso, ya que estábamos así nada más me contuvo, no pude evitar preguntarle lo obvio en esos momentos sacándote de tu concentración, ¿Te cuidas?...siiii me dijiste mientras te frotabas contra mi, pero siempre con ese temor más aún con la persona con la que estaba fueron como un bloqueo para no poder acabar.
Ella saltaba, se frotaba, gemía, todo sobre mi, agarre sus tetas y no las solté en un buen rato, ya aburrida de aquella pose, saltaste fuera de la cama y me hiciste seguirte por el pasillo hasta el cuarto de tus padres la gran cama nos esperaba, dos plazas , ya al estar sobre ti encajado y profundo, me dices al oído que por fin lo hacías en esa cama siempre lo habías querido hacer, solo faltaba el complice, hay me hiciste sudar la gota, aunque la mezcla de movimientos rápidos lentos te hacían delirar y más llevadero el momento, luego te adelantaste y me hiciste seguirte hasta el living donde me esperaste sentada en un sofá, me entregue a tu boca, allí me enseñaste del placer que se puede obtener de una boca deseosa y experta, y tragando, lamiendo y succionando, todo a media luz en este caso solo de la entraba desde la calle por las persianas, luego te arrodillaste sobre el sofá y me entregaste tu sexo y a lo perrito te dí fuertísimo, allí renacieron mis ganas por acabar, y quizá sospechando por mis gemidos me preguntaste si quería acabar, te dije que no, solo estaba disfrutando.
Para terminar todo bien le dije que fuéramos a mi cuarto aunque pequeño, la cama alta nos ofrecía un lugar cómodo, para llegar a el cruzamos la cocina y allí saltaste sobre la mesa, mi altura nos daba una alineación exquisita e inmejorable para un buen sexo, tomaste mi miembro y como empujándolo dentro de ti calce justo, tus piernas en mis brazos, en mis hombros parecías una muñeca de trapos, pero yo quería acabar en mi cuarto, llevarte a mi guarida, era muy oscura para entrar así, encendí la lampara y te vi sentada en mi cama, me puse entre tus piernas, agarraste mi miembro con cariño y delicadeza, me miraste sonreíste, y te bese como nunca buscando hasta la última gota de placer en ella, mordiendo tus labios, recorriendo tus dientes y lengua con la mía, nos recostamos yo sobre ti levantando tus piernas, penetrándote con fuerza, con ganas quería ya sentir esas cosquillas en mi miembro que me indican que la eyaculación es inminente, y no tarde demasiado esta vez, en acabar, con fuerza deje mi miembro lo más profundo que pude y allí lo deje derramar hasta la última gota de mi semen, gemiste placenteramente, no se y no te pregunte si habías acabado, la verdad aquello a esas alturas no me importaba, solo quería disfrutarlo y mucho.
Te quedaste allí largo rato, hablamos de lo que acabamos de hacer, que estuvo rico, que eramos locos, que nunca más lo haríamos, que lindo son tus pechos, hasta del sabor de mi sexo...ya eran las 1 de la mañana no me quería despegar de tu lado allí en mi pequeña cama, pero me invitaste a tu cuarto, allí el televisor brillaba en su tono azul, tu cuerpo desnudo entro en tu cama y antes de cerrar sobre ti las mantas, me invitaste a quedarme contigo y de un salto casi infantil me metí y me acurruque a tu lado abrazando tu cuerpo, tu querías dormir pero yo no, quería hacerlo de nuevo ya estaba listo duro como en un inicio, tus manos acariciaron mi miembro como calmándolo, pero fue inútil, recién cumplido los 20 no me podías pedir aquello que me durmiera sin una más, mis caricias al parecer te convencieron, y mis besos en tu cuello, que pronto no tardaron en apoderarce de tus pechos, quería que fuera rápido, si querías dormir era la mejor solución, me acomode rápido entre tus piernas, estaba como poseído haciéndolo con fuerza, rápido, de pronto me salí de ti y le entregue a tu boca mi miembro, lo tomaste y con mucha pasión volviste a besarlo, a chuparlo con fuerzas, quería ya acabar allí en tu boca, quería sentir aquello, pero notaste eso en mi y me calmaste diciendo que aún no, me diste la espalda y me acomode allí detrás de ti, mi duro pico entre tus piernas trataba de alcanzar tu sexo mojado, pero tomaste con tu mano mi sexo y comenzaste a jugar con tu ano durito, quieres por allí pregunte, si suspiraste, te dije que seria mi primera vez, no lo podías creer, me miraste asombrada como si fuera un bicho raro, luego de un rato de esfuerzo estaba en tu trasero, calientito como nada, y la verdad era tan rica la sensación que pasaron pocos minutos y ya me tenias todo derretido en tu culo, me salí y feliz...fui al baño, aseo, y al regresar estabas aún casi quedándote dormida, me recoste a tu lado y dormimos hasta la mañana...

Fueron varios viajes más los de mis tíos a la capital, todo salio bien terminando en una cirugía, todo se recupero, pero nuestras andansas y aventuras no, algo paso que todo se volvió frío entre los dos, como que la emoción a lo desconocido se volvió muy conocido, además de la conciencia de lo moral creo que nos afectó a los dos, hoy cada uno por su lado nos escribimos mensajes cortos de saludos por face, y nada más como si aquello se hubiese borrado de nuestras mentes, de la mía no!!, pero claro en mi mente aún brilla el recuerdo de lo vivido.

miércoles, 4 de agosto de 2010

Toda la Noche

Toda la noche te ame, toda la noche recorrí tu piel, la cama se nos hizo pequeña, las horas tan rápido pasan cuando estamos así, juntos, desnudos, aunque sea solo conversando, hipnotizado por tus ojos y tus hombros desnudos.

No importaba el lugar, podía ser el peor hotel de la ciudad, o una casa abandonada sobre una colchoneta que importaba, solo estar a tu lado hacia que todo fuera maravilloso, ideal, nada podía ser mejor, ni siquiera el frío, aproveche el momento la noche que fue solo un suspiro en nuestras vidas, pero el más especial y valioso suspiro, no te veré más estoy seguro de ello, a menos que sucediera un milagro, la esperanza es lo último que se pierde, y no la perderé, en fin, te hice el amor disfrutando cada centímetro de mi cuerpo entrando en el tuyo, cada gota de tu saliva, de tu néctar, cada olor de tus pétalos, cada mirada, cada gemido, cada temblor, cada orgasmo, todo, y gracias a solo esa noche e escrito muchas entradas acá y podría seguir y seguir.

La aurora me despertó a tu lado, tu boca seguía deseosa de mi, mi última gran erección fue para ella, aquella mañana, tu cara allí entre mis piernas vienen en mis sueños, como desearía revivir esa noche, en cada noche, que me queda por vivir.