Contacto

Recent Posts

viernes, 27 de agosto de 2010

Me despido de todos.


Cantaba el pidén

Un ramo de albahacas llevaba a mi niña,
mi encanto, mi bien;
la tarde caía, balaba el ganado,
cantaba el pidén.

Allá, junto al rancho, la ropa tendida
cimbraba el cordel,
y los maceteros de su ventanita,
moviendo sus flores, decíanme: ¡Ven!

Crucé por la huerta cantando un requiebro,
llegué hasta el dintel:
no estaba, como antes, abierto el postigo,
ni oí de sus labios el dulce: «¿Quién es?»

Golpeé; respondieron; abrióse la puerta,
y un pálido rostro angustiado miré:
su madre me echaba los brazos al cuello,
y oí que decía llorando: -¡Se fue
con otro!...
-¿Con otro?... ¿Con quién?
-Ya sabes, con él...

Sentí que se me iba la vida del cuerpo,
sentí que la tierra faltaba a mis pies,
y huí de la casa, llevando en el pecho
clavado un cuchillo sangriento y cruel.

Allá, junto al rancho, la ropa tendida
cimbraba el cordel,
y los maceteros de su ventanita,
moviendo sus flores, no decían: ¡Ven!,
porque en la tristeza del atardecer
todas esas cosas decían: ¡Se fue!
Decía la tarde, balaba el ganado,
cantaba el pidén...

Carlos Acuña (chileno, 1886- 1963)

Me despido de este blog que me dio mucho por tres años y algo más, quiero hacer algo nuevo distinto talvez, pero me voy a tomar un tiempo, con pena sin duda me retiro, me hubiese gustado terminar de otra manera, no quiero nombrar a nadie, solo agradecer a los que me leen y me han leído, las buenas y malas vibras, el silencio de muchos igual, diculpándome por irme así nada más, solo decir que hay personajes que confunden el alma y el corazón, quise jugar a algo que no estaba preparado o bien no sabia jugarlo, influyo en mi libertad de escribir aquí y eso desencadeno el desencanto de seguir escribiendo, ya desde un tiempo, a los que leo no se preocupen los seguiré visitando y dejando saludos y comentarios, pero ya acá no puedo seguir...

Buenos Días, Buenas Tardes y Buenas Noches.

4 comentarios:

  1. Ayer vi tu despedida y quedé muda. Un abrazo amigo, sólo desearte que estés bien y que logres curar tus heridas. Me imagino que tienes buenas razones para dejar suspendido este espacio y que eso es lo mejor para ti por ahora. Voy a extrañar tus relatos, pero más te voy a extrañar a ti, en estos espacios se logra establecer una relación bien especial y siento que las buenas vibras superan con creces a las malas. Me haría muy feliz saber que estás bien.
    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  2. Entonces, desde donde decidas volver, nos mantienes informadas.
    Cariños para ti.
    mar

    ResponderEliminar
  3. u.u voy a extrañar leer tus historias me encantaban, aunque nunca comente nada

    ResponderEliminar
  4. Pucha ohhhhhhhhh!!!!

    Suerte en lo nuevo que emprendas. No dejes de avisar si vuelves a escribir.

    Cariños


    Sandra

    ResponderEliminar

Deja con cariño y ganas tu opinión