Contacto

Recent Posts

jueves, 26 de agosto de 2010

Se Ama, se sufre, se goza.


Me he enamorado pocas veces en la vida, lo normal creo yo y cada amor ha sido diferente, recuerdo aquel primer amor de adolecente casi un infante aún, donde solo la presencia de ella me hacia temblar por completo, transpiraba de nervios, no podía ni hablar y mis piernas lo único que hacían eran alejarme de ella para estar tranquilo, y mirarla desde lejos o detrás de las cortinas de mi ventana, nunca volví a sentir aquello, ese habra sido sentir amor verdadero?? cuantas películas de héroes rescatándola de situaciones peligrosas me pasé, ninguna erótica, como seria mi amor aquel que quizá no la veía aún algo erótico si no que solo romance, nunca le pude decir nada, aunque el ultimo año antes de mudarme de ciudad quizá el último mes lo supo gracias a mi vecina, su nombre aún lo recuerdo y es más logre contactarla por face pero obvio ya no es lo mismo, incluso no la encuentro tan atractiva como lo hacían mis ojos juveniles, pero fue tan bello lo que sentí por aquellos días, tan intenso que eso mismo nunca y repito nunca lo volví a sentir.

Luego donde llegue a vivir con mi familia todo fue muy diferente, aunque vivía en provincia, llegue a una capital provincial y allí le gente es diferente, los niños eran diferentes, más violentos, con otras ideas en la cabeza, tanto hombres como mujeres, mis ojos y mente inocente descubrió que no era tan así la vida, tan bella, acá las niñas eran más deshinibidas, vestían diferente, los juegos eran diferentes, todo era diferente, ese cambio brusco de mentalidad que me toco vivir me marco en algún sentido, veía a las niñas tan maduras e inalcanzables que me cerré y no encontré aquella que destacara sobre otras para ilusionar algo de amor, aquí surgió mi interés más animal, las comencé a ver como algo netamente sexual, con mis amigos jugábamos con ellas a acosarlas en los recreos y a manosear a una que otra que feliz dejaba que nuestras manos recorrieran sus cuerpos adolecentes, recién terminando la enseñanza básica, allí vi mis primeras revistas pornográficas que llegaban en manos de compañeros y que pasaba tanto por las manos de mujeres y hombres curiosos y deseosos de experimentar aquello graficado.

Luego llegue a la enseñanza media, a un colegio de hombres por 4 años, definitivamente aquello mato toda esperanza de encontrar un amor nuevamente en alguna compañera que no eran tal si no puros hombres cargados cual más de testosterona, pobres profesoras que debían soportar las miradas de 40 o más alumnos, mi preferida era la de biología, unas piernas, que al sentarce sobre el escritorio para dar su clase dejaba a varios totalmente en la luna, sus coqueteos y movimientos de cadera por los pasillos de la sala eran un deleite, inspiración para innumerables "pajas", para otros era la profesora de historia mucho mayor pero bien conservada, no era mi "tipo" bueno no tenia mucho de donde regodearme, pero no era de mi preferencia, paso alguna jovencita en práctica de Educación Civica pero que no pasa mucho con ella, lo entretenido era salir del colegio e ir a el liceo vecino de puras mujeres, intercambiar listas y jugar al amigo secreto, cada semana llegaba una carta dirigida a nuestro nombre o bien no, dependía del azar que nos escogiera alguna niña linda, luego pasado el tiempo venia el momento de conocerse, no tuve suerte, lo reconozco, pero mas de algún compañero mucho más canchero o afortunado se ganaba la ginda de la torta, pero bueno estudiar allí gane muchos amigos, pero no pude tener terreno para relacionarme con el sexo opuesto, y mi timides hacia ellas se hacia notoria, el regreso a casa era otra aventura tomar la locomoción en un lugar en donde se juntaban además las niñas de otros liceos hacia de aquello otro panorama para mirar y hechar el ojo, en aquellos años me llamaban la atención las niñas de pechos grandes, no me las sacaba de la mente, altas, bajas, rubias, morenas, me daba lo mismo mientras tuviera unos hermosos y grandes pechos, pero por aquellos años nuevamente no logre sentir lo que por mi pequeño pueblo sentí y curiosamente aquella niña estudio en un liceo de aquellos en la misma ciudad donde yo lo hice, ella interna, pero nunca supe ni nos cruzamos en la calle.

Luego del liceo y aún virgen jaja, ingrese a un CFT (Centro de Formación Técnico), allí siiiii, eso esperaba, solo la carrera de técnico en enfermería eran como 100 mujeres por año, curiosamente mi relación con las mujeres mejoro notablemente, ya con compañeras mujeres y demases mi vida tomaba otro rumbo, bellas y atractivas, había de todo, pero mi intención de buscar o encontrar a aquella mujer que me hiciera sentir de nuevo lo mismo no llegaba, me comenzaron a gustar una que otra y a la vez descartaba de apoco, una muy bella que indudablemente se sentía atraída por mi, por todas las señales que daba, lamentablemente no me gusto su forma de ser, mucho más alocada que yo, la verda soy más sano que un yogurt, la sorprendí un día conversando sobre hierba y pitillos, se me cayó del pedestal, no es que la enjuicie por aquello si era su vida la respetaba pero no quería enfrentarme a la tentación de caer en el vicio, fue allí donde asistí a mi primera gran fiesta en una Disco, mi primera borrachera, mi primer beso aunque medio borracho me acuerdo perfectamente, aunque no recuerdo el nombre y nunca más la vi, en esos años incluso fui rey de una alianza en un aniversario, fué allí ya donde comencé a fijarme en una niña, muy hermosa, delgada, pelo negro, ojos grandes, labios gruesos, lindos pechos, y trasero todo un manjar, y hay recién mi corazón, mi cuerpo, mi mente sintió algo parecido por segunda vez.

Pero no se por que pasaron cosas que hicieron que aquello no resultara, todo empeso bien con un beso sin querer en una pequeña fiesta, nos confundimos de mejilla y nuestros labios se toparon, ella algo me dijo al despedirce que la música fuerte no me dejo escuchar, no se creo que allí estubo la oportunidad y la deje pasar, pero como decía pasaron cosas o ella hacia cosas que me daban a entender que no me miraba como una posible pareja más como amigo, y aquello hiso que todo se fuera enfriando, entre tanto, me ligue con otra niña que nada que ver, linda igual pero no sentía nada era solo por estar, ni siquiera llegamos a ser "pololos", anduvimos por un mes y se termino en buena pero se termino y no paso nada seguía virgen, hasta aquel momento valoraba aquello y no quería hacerlo con la primera oportunidad que se me atravesara, luego la niña de la cual estaba enamorado encontró pareja, me la ganaron!! mejor dicho...sufrí pero resistí estoico, termine mi carrera y la última vez que la vi fue en la graduación.

Al mundo laboral, pase por varios lugares hasta establecerme en el centro de aquella ciudad en un local de un conocido negocio, allí el trabajo era mixto así que nuevamente la relación con las féminas fue perfecto, todas muy cariñosas conmigo como suele pasar luego de un tiempo de conocerme, hasta que llego la tercera mujer que hacia de mi corazón un torbellino cada vez que la veía, pero eramos tan distintos, congeniamos, salíamos juntos, viajábamos juntos, la invite a casa a almorzar con mis padres varias veces, y así me fui enamorando cada vez más y más, allí por aquellos años sufrí del auge de escribir poemas "amateurs" por así decirlo, escribiendo de mi amor imposible y no correspondido, ella no se que tenia en la cabeza, pero se fijo en un hombre de unos20 años mayor, colega mio, casado, con hijos, el solo se jactaba de sus amoríos contándomelos como si fueran medallas en su pecho, y una de ellas era Ella, como son las cosas del amor cuando alguien nos parece imposible o pensamos que no nos corresponde parece que fuera peor, como que nos da más fuerte la fiebre de amor, y así fue, algo paso que ella tenia os días contados en aquel lugar, y decidí hacer algo que nunca había echo, declarar mi amor, que mejor manera de hacerlo que escribirle mi mejor poema en una pequeña carta, un día me la tope en el centro en pleno paseo peatonal con muchisima gente al rededor, la detuve, le dije que tenia que decirle algo...no recuerdo las palabras y frases exactas, pero la última de ellas es muy clara... Te amo, pero no tube respuesta, solo una sonrisa nerviosa y quizá avergonzada, tal vez el momento no era el oportuno, pero todo podía ser ideal pero no era correspondido, esa tarde le entregue la carta como última arma, ahora lo veo como una despedida, nuevamente me tocaba sufrir , viéndola día a día, siendo indiferente, mirando el horizonte, pero curiosamente aparecieron dos mujeres que me ayudaron, una promotora de productos naturales, y siendo objetivo mucho más hermosa que mi "mal amor", más culta, con más mundo, y congeniamos tan bien que reíamos juntos, nos despedíamos lanzándonos besos, delante de esta otra, que se me acercaba para decirme a quien le lanzaba besos, "ahora te interesas" pensaba yo, fue un gran apoyo para superar ese momento, aunque solo la vi como una bella mujer y amiga, aunque estaba muy deseable solo quedo en una bella amistad, y luego apareció la segunda otra promotora, de un laboratorio X, aún más linda que la anterior y más que la Otra.

Con ella todo fue tan lindo, basto una mirada para saber que algo pasaba entre los dos, ella se presento a todos menos a mi por no se que motivos, así que fui yo quien se presento con un fuerte apretón de manos al terminar el día, pasaron los días y se acercaba a mi a preguntarme cosas o simplemente a conversar de nosotros, reíamos, coqueteabamos, todo perfecto, luego con sorpresa un niño de aquellos que venden flores, entro y me entrego un papelito, era un mensaje de ella, para juntarnos a la hora de almuerzo, dicho mensaje lo guarde por años si es que aún no lo tengo por alguna parte, caminamos juntos varias veces al salir del trabajo, me pasaba a ver cuando no estaba de turno ella, mis amigos me celebraban y la Otra miraba curiosa desde un rincón, salimos a bailar, yo la pasaba a ver cuando estaba en otro lugar, hasta que un día ella algo triste paso a verme, me espero a la salida, fuimos a un parque a hablar de su vida de la mía, nos sentamos a mirar las estrellas, hasta que nuevamente no me quedo más remedio que aprovechar la oportunidad para declarar mi amor, todo bien besos en medio de una fría noche, feliz mi corazón estaba.

Pero esa linda ovejita tenia algo oculto tras su lana blanca, ella tenía una relación, no se en que condiciones pero estaba a un paso de casarce a finales de ese año, si es que teníamos algo duro un mes ya que esa verdad no podía ocultarce ni con los ojos vendados, al saberlo no quise hablar con ella, pero ella me espero una noche y camino a mi lado ante mi total indiferencia, me explico cosas, lo típico y espero que se lo imaginen (que no estamos bien, que no estoy segura y blah, blah), nos tomamos de las manos ya como amigos y teniendo todo aclarado, se sento a mi lado y en unos minutos nos comíamos a besos, los besos más apasionados que hasta ese momento daba, salimos del lugar era muy tarde, por lo que no pudimos hacer nada más allá de los besos, nos fuimos a casa, quedamos en llamarnos y juntarnos, pero no quise meterme en líos y dejarla tranquila que aclarara su mente, era obvio se caso con El Doctor, y a dos días de casarce, me tope con ella en la locomoción, si querer queriendo, son esas cosas que pasan una vez en la vida, había comprado una tarjeta muy bella de navidad, le escribí algo muy hermoso, la puse en mi chaqueta, y pensando en la millonésima posibilidad de verla, ella justo sube en el bus donde yo viajaba, se sentó a mi lado, le entregue su tarjeta en el viaje, nos bajamos juntos en una esquina, hablamos largamente, nos volvimos besar apasionadamente, y al otro día ella se caso.

Podría seguir con un par de historias más incluyendo la de la mujer que me atrapo, pero me saldría muy largo, y una continuación rompería la inspiración que tengo, aveces el amor es tan difícil de definir y entender, el amor de pareja, e tenido aventuras, e tenido amor, e sido no correspondido muchas veces, y otras tantas yo no correspondí, alguna vez me amaron en silencio y al decirme por terceras personas no lo e podido creer, por que si lo hubiese sabido algo muy lindo hubiese pasado, e perdido un montón de oportunidades, aveces no se me dieron dichas oportunidades y siempre dije "por algo será", e estado con mujeres que no me han amado ni yo a ellas, en el amor uno se proyecta, e estado enamorado de mujeres con las cuales no me podía proyectar en nada, pero la amé, e sufrido la ruptura y duele, e disfrutado, gozado, e tenido orgasmos con amor y otros tantos sin el, y es mejor mil veces con amor, hoy día estoy felizmente casado, mi mujer no creo que exista mujer más maravillosa en todo sentido, la amo demasiado y si por alguna razón la vida, el destino nos separa, encontrar a alguien mejor que ella seria tan difícil que no me daría el trabajo de buscarla, obviamente estaría con otras, pero solo seria eso, no me volvería a casar, a menos que encuentre a alguien mejor.

1 comentario:

Deja con cariño y ganas tu opinión