Contacto

Recent Posts

sábado, 28 de junio de 2014

La Gran Chica

Leslie


Leslie era una empleada en la casa donde viví por un tiempo mientras estudie en la universidad, era una chica de 23 años grande...físicamente tenia unas caderas increíbles y aunque tenia unos kilos de más los lucia con mucha personalidad y sin duda llamaba la atención especialmente por esos jeans tan ajustados que lucia siempre y de verdad su trasero era muy grande pero de esos apretaditos, cosa que su paso era imposible no fijarse en su anatomía, como uno era residente y solo llegaba por las tardes muy rara vez la vi, sabía de su presencia, más aún cuando comenzó a dormir en uno de los cuartos de la casa trabajando puertas adentro como se conoce a las empleadas que así lo hacen, resulto que no paso mucho tiempo en que nos topamos en el patio interno de la casa, hablamos algo pero nada más allá de presentarnos y hablar cosas del día, momento claro en que me pareció ser una chica muy simpática y sencilla a la vez.


Aquella primera impresión la verdad me gusto y nunca pensé en lo que podría llegar a terminar, pasaron los días y entre ajetreo de estudio y estudio los cruces con ella solo eran premiados con una sonrisa tímida y un saludo, la señora de las casas aquellos días que me veía llegar tarde me enviaba con ella un plato de sopa caliente o algo para acompañar mi café que siempre se lo agradecía pero más aún y en silencio que Leslie me los fuera a dejar, por aquellos día yo tenía mi novia pero en otra ciudad y bueno ustedes saben la tentación mientras no nos vean es muy fuerte, y no sé pero creo que algo pasa cuando una chica se ve en frente de un hombre quizá de un intelecto mayor a los de sus comunes amigos, no es que me crea superior ni nada creo que las personas se valen por muchas más razones que por sus cartones universitarios, pero creo que eso para alguna mujer puede ser muy atractivo, al contrario para nosotros aveces una chica algo "tonta" lo digo sin ofender nos puede resultar muy atractiva y quizá hasta fácil por conquistar y nos vemos tentados.


Resulta que mi novia de aquellos años me visitaba los fines de semana llegaba los sábados pasábamos la noche juntos y parte del domingo y se regresaba, todo bien, y Leslie también tenia lo suyo al parecer por lo que me contaba, resulta que la dueña de la casa tuvo la genial idea de trasladar de cuarto a  Leslie nada más que al lado de mi pieza, que quedaba en una galería en el patio interno de la casa, eran tres piezas contiguas y yo estaba en la de en medio ella quedo en la del fondo al lado de la cocina, los primeros días ni me enteré pero si me llamo la atención el ruido en el cuarto de al lado y ya cuando reconocí su voz al hablar por teléfono me di cuenta de que era ella, la verdad no le tome mucha importancia pero si pensé en las altas posibilidades de hacer o tener una mayor vida social con ella, ella generalmente viajaba los fines de semana o era yo el que me regresaba a casa de mis padres por el fin de semana, por lo que era muy raro vernos, pasado los días claro ella se asomaba a mi puerta a saludarme y hablarme cuando yo llegaba, hablábamos un rato pero luego ella se retiraba me decía que quizá  a la dueña no le gustaría verla hablando conmigo a lo que yo protestaba si no estábamos haciendo nada malo.



Hasta que llego el fin de semana en que coincidimos ella yo y mi novia en la casa....

Continuará...

6 comentarios:

  1. Argggggg malooooo, cómo nos dejas mmmmmmmmm

    Salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jijihay que aumentar las ansias de volver por acá lo siento pero ya vendrá el próximo capítulo

      Eliminar
  2. Pues....para estar en sequía és una bonita historia.

    ResponderEliminar
  3. uyyy ahora ya me has dejado pensando, aisssss toca esperar

    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mmm ya veras
      y como siempre basada en hechos reales...

      Eliminar

Deja con cariño y ganas tu opinión