Contacto

Recent Posts

domingo, 4 de diciembre de 2016

Mis masturbaciones

Piloto de prueba


Apunto de terminar el liceo aquel fue un periodo de experimentar, liceo de hombres pocas mujeres en mi vida y aún virgen y con posibilidades casi nulas de debutar, la soledad de mis noches y otros momentos me hicieron probar ciertas cosas algunas algo absurdas.

Sin internet el único medio eran las revistas porno para estimular la imaginación, donde compre mis primeros preservativos sólo por curiosidad obvio, esperar a usarlos de seguro se vencían, comencé a escuchar comentarios de mis compañeros de liceo que daban ideas de como hacerse una paja y sentir cosas distintas.

No falto quien dijo que hacerlo ocupando un guante en la mano puesto se sentía diferente allá uno a probar la verdad que no era mucha la diferencia, igual tuve mi guante regalón ja, luego otro que usaba vaselina líquida aquí si que fue otra cosa de una masturbación tradicional a una "húmeda" si que fue diferente las sensaciones mucho más fuertes, placenteras y nuevas lo malo que este famoso aceite costaba un mundo poder sacarlo por lo que su uso era muy a lo lejos, obviamente probé con cremas humectantes lo malo de estas es que luego de un tiempo se absorben y el efecto deja de ser grato.

Aquí yo creo que hubo una mala intención escuche que uno dijo que con el dentífrico o pasta de diente era lo mejor y allá uno el piloto de pruebas untan-dome pasta de dientes en mano apenas toco la delicadas cosa de mi sexo vi las estrellas de ardor y molestia mucha agua de inmediato para sacar todo eso.

Fueron locuras que por ignorante y la sed de querer sentir cosas nuevas uno probo, incluso en un par de ocasiones use sólo preservativos que compraba me los colocaba y luego los tomaba de la punta y los estiraba para soltarlos lentamente sin que se me salieran por supuesto ese leve roce del látex igual por aquellos años eran sensaciones gratas, incluso intente fabricar algún juguete masturbatorio como los actuales pero años luz de tecnología de los sofisticados que existen hoy.

También experimente con estímulos anales, y no lo niego fueron bastante gratos, algo con mis dedos y uno que otro pequeño objeto de forma fálica, pero que no fueron suficientes para definirme por esa línea, rondaba los 18 y aún seguí casto definitivamente necesitaba una mujer.

2 comentarios:

  1. Eres un genio...me encantó revivir mis primeras experiencias y, lo que más, ver a esa diosa de Little Caprice en la foto de portada ufffffffffffffffff

    Salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amigo siempre presente en mi blog se valora.

      Eliminar

Deja con cariño y ganas tu opinión