Contacto

Recent Posts

sábado, 2 de enero de 2016

Amistad

Imsomnia


Antes de este encuentro habíamos hablado de sexo anal, ella me presento su curiosidad por aquella zona y claro con mi experiencia solo intente animarla y si llegaba a suceder ser lo más delicado posible, es mas no sé por que no lo hicimos aquella noche en Temuco, si esa noche en una jugada extrema mi dedo inicie entro muy profundo en su cola sin presentar ninguna resistencia, claro mi dedo indice no tiene nada que ver con el diámetro de mi sexo, pero la verdad de puro "gil" no lo hicimos esa noche, pero que va ya estaba allí y lo estaba disfrutando al máximo aveces las cosas no se dan y es por algo y la espera siempre tiene sus recompensas.

Aquel primer sexo anal con ella no duro mucho, no me avergüenzo en reconocerlo no quiero tirarme flores que estuve una hora dándole por la cola, creo que fue lo justo y suficiente, pero la noche recién comenzaba, acabe en un gran orgasmo dentro de su cola sin derramar una gota, ella lucia contenta, me acerque sobre ella aun sin retirarme de ella y la besé ella me beso apasionadamente parece que obviamente le había gustado, pasamos al baño cada uno al propio y nos volvimos a encontrar en la cama ella ya estaba bajo las sabanas casi toda cubierta pero semi sentada, apoyada en el respaldo de la cama, yo de un salto me metí a su lado y acaricie sus brazos  y luego baje hasta sus piernas, nos besamos tiernamente y hablamos de aquello del sexo anal, tenia que preguntar era su primera vez, ¿y..que tal?, sonrió picaramente, bien pensé que dolería muchisimo y fíjate que casi nada, una pequeña molestia y luego nada, igual una que otra sensación de ir al baño pero bien, me gusto lástima que durara tan poco, jaja sonreí algo avergonzado, bueno supieras o sintieras el enorme placer que se siente...me entenderías.

La verdad le conté, mis primeras veces en sexo anal fueron puros fracasos ni siquiera lograba la penetración solo la presión con aquella zona me hacia acabar, con el tiempo lentamente fui conociendo las sensaciones y me fui controlando, luego lograba meterlo un par de movimientos y chao, jaja siii, ella solo reia, una vez logre meterlo enterito y al llegar a fondo uff fin, ella sonreía sin quitarme la mirada, no aguanté más y mis manos acariciaron su pierna más cercana casi en toda su extensión para subir a sus pechos mientras mi boca ya saboreaba sus labios y su dulce lengua.


Se giró casi quedando sobre mi, sus grandes pechos sobre mi pecho que por momentos ella los movía cerca de mi cara, mi firme erección jugueteaba entre sus piernas su sexo la esquivaba ágilmente tomando la iniciativa bajo lentamente hasta apoderarse de mi sexo con sus fuertes manos cuanto estuvo allí no recuerdo pero mucho tiempo, placentero tiempo, hizo lo que ella quizo la dejé ser...

Continuara...

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja con cariño y ganas tu opinión