Contacto

Recent Posts

miércoles, 14 de julio de 2010

Lazos de Sangre



Se que eres mi prima, pero en aquellos días ni aunque me lo gritaras en la cara harías que mis ojos no miraran tu cuerpo con el deseo de un adolecente en plenitud, las visitas a tu casa eran mi fascinación desde niño, adoraba tus abrazos de bienvenida, sentir tu aroma y el calor de tu cuerpo en aquellos segundos que duraba aquel abrazo, eran mi mejor premio para el fin de semana.

Mientras no me mirabas mis miradas se dirigían directo a tus tetas, enormes ocultas bajo tus ropas, quizá te sentías acomplejada por aquello, pero estoy seguro que no, por que las lucias como tu mejor atributo, en esta etapa debía surgir mi fascinación adolescente por los pechos grandes, que luego desapareció un tanto por las colas, como olvidar aquel incidente donde llegue a saltar de jubilo, al ingresar por la puerta de atrás de la casa, y al pasar por la ventana de tu cuarto, que tenia las cortinas abiertas, verte solo en ropa interior, era blanca por completo con lindos encajes, y tus manos detrás de tu cabeza...basto un par de segundos que duraba cruzar tu ventana, tu no hiciste nada, ni te sobresaltaste, quizá si me detenía a verte no hubieses dicho nada, y hubieses terminado de desnudarte.


Que decir de aquellos veranos en la playa, cuando en grupo nos apoderábamos de un sector de la playa y yo simulando dormir tirado en mi toalla te espiaba con mis ojos apenas entre abiertos, deseando tocar con mis manos aquel suave traje de baño, nunca supe por que no usabas bikini, y luego era el retorno a la casa en la playa y turnarnos para ocupar la ducha, yo siempre esperaba que tu pasaras primero, solo para verte salir solo envuelta en toallas esperando que el viento o algún accidente te la quitara, pero nunca ocurrió, pero igual admiraba tu poco pudor y aguantar no solo mi mirada.

Pasaron pocos años para que vivieras en casas de mis padres, por estudios, que decir de mi felicidad, más aún cuando por las tardes te ibas a mi cuarto a hacerme compañía, cuando menos lo esperaba y mi vista que decir, estoy seguro que sabias de mi debilidad por que llegabas escotada o te ganabas de tal forma que resaltaban, que decir a esas alturas eras la reina de mis "pajas" nocturnas, matutinas, de medio día y de media tarde, llegue a espiar en tu ropa interior, obvio la limpia, olorosandola y sintiendo su suavidad, tanto la de arriba como la de abajo, la más lejos que llegue fue espiarte atravez de la cerradura de la puerta del baño, pude ver solamente tus piernas, y tu cola nada más me quede con las ganas de ver más, y por más que trate por la ranura que separaba tu cuarto del mio, por aquella nunca vi nada solo sombras.


No se si nuestra diferencia de edad tu mayor a mi o el simple y desolador destino de ser parientes directos hacia que todo quedara allí en la invisible frontera de lo imposible, pero al parecer ambos queríamos ir más allá, recuerdo esa noche mientras veíamos una películas solos en el living de la casa, sentados muy juntos, y no se como comenzamos a jugar, forcejeando con nuestros brazos y manos, que mi antebrazo comenzó a rozar tus pechos tus manos mi sexo erecto y firme ya con el solo estimulo de estar al lado tuyo e imaginar hasta donde podíamos llegar, el silencio nos detuvo, no queríamos llamar la atención, tus manos se quedaron allí, tocándome, mi corazón parecía que estaba corriendo la maratón, mi pantalón de buzo te ayudaba a tocarme, mi mano derecha la más cómoda para la posición, hacia lo mismo sobre tus ropas, y note que no tenias sostén, nuestras miradas completamente complices, se unían silenciosas, mi boca seca, tragaba solo aire, quería que tus manos fueran por debajo de mi ropa, tu mano derecha leyó mi mente y lo hiciste, y tu pequeña y helada mano atrapó mi miembro erecto, te mordiste el labio, y sacaste tu lengua, un leve murmullo salio de tu boca, como haciéndome saber que lo que tocabas te gustaba, con tu mano izquierda tomaste mi mano derecha y la metiste bajo tus ropas, y por fin eran mías aquellas tan anheladas tetas, eran suaves, blandas (me las imaginaba más tersas) y tus pezones pequeños pero duros, de allá para acá corría mi mano por tus pechos, como liberadas de su prisión, tu mano seguía allí, levante tus ropas quería verlas, si eran hermmosas, que ganas de besarlas, lamerlas, pero el lugar no nos dejaba más que lo que estábamos haciendo ya que si alguien entraba era fácil retirar alas manos y como si nada.


Ya era tarde, seguir allí despertaría sospechas y se acercaba la hora del rutinario ida al baño de mi padre a esas horas y seria muy notorio estar allí, ella igual quería mirar, tiro de mi pantalón y vio mi morad glande brillante, que rico, salio de tu boca, diste un pequeño salto en el sillón soltándome, quedaste sentada en el borde yo me asuste pensando que quizá alguien vendría pero no era nadie, me iré a acostar dijiste, me miraste, sonreí, nuevamente con tu mano más cercana abriste mi pantalón, te inclinaste rápido sobre mi y tu boca caliente y húmeda se trago mi pene, lo apretaste con tu boca, pude sentir tu lengua, luego lo succionaste con tal fuerza que me hiciste doler, hundiste nuevamente tu cabeza en mi entrepierna metiéndolo aún más en tu boca, para soltarlo lentamente, te sentaste, sonreíste, pasaste tu dedo por tu boca, como recogiendo algo de saliva, me diste un beso en la mejilla de buenas noches y te fuiste, lamentablemente dormías en el cuarto de mi hermana, y yo con mi hermano, apenas pude entre al baño, mire mi miembro adolecente, que parecía sonriente, fue quizá la paja más rápida del mundo récord mundial seguro, suspirando frente al espejo, que será de mi mañana me preguntaba, y toda el stigma de ser algo prohibido cayó sobre mi, pero era algo divertido, emocionante, caliente y prohibido, lo mejor...

13 comentarios:

  1. Buen relato, pero me entra la duda si es fantasía de una mente muy hot o realidad de un cachondo empedernido??'

    ResponderEliminar
  2. Podriamos dejarlo en un 50 y 50, el personaje femenino existe las situaciones ocurrieron, pero siempre hay algo de fantasía que es lo que me encanta

    ResponderEliminar
  3. Uff!!! Nada más placentero que una fantasía hecha realidad..

    Saludos!!1

    ResponderEliminar
  4. ufffffffff joerrrrrrr como me has puesto hijo mío ...por diosssss ....x)__ mejor no te lo digo y te lo enseño x)_ jijij

    ResponderEliminar
  5. Hermosa fantasía, vibrante y provocadora. Gracias por pasarte por mi blog. Besitos

    ResponderEliminar
  6. Qué genial es el placer de lo prohibido... Son tan morbosos los tabúes...

    Un lugar inadecuado, con una persona con la que no deberíamos y en un momento de total peligro. Excitación al límite.


    Como siempre, tus relatos me transportan (y mojan mi ropa interior).

    Beso,

    Pecosa.

    ResponderEliminar
  7. uffff, que relatos hombre me as puesto al limite mis emociones.

    recuerdo haber tenido un juego con el primo , pero solo llego a miraditas locas.

    pero el extasis de lo prohibido es lo ke mas gusta, eso que nadie se imagina, joerrrr, eso nos calienta sobremanera.

    tienes unas fantasias que ya me llevan al paraiso, saludos...haghata.

    ResponderEliminar
  8. Que relatos,que fantasias.

    siempre lo prohibido es de gustar y llegar al extasis.
    .
    recuerdo haber tenido un juego de miradas con un primo algo mayor.

    uf pero solo eso miradas .

    siempre uno sale algo humeda.. y dan ganas de volver aca.. saludos.

    ResponderEliminar
  9. Muy morboso...
    Yo jamás tuve fantasias con ningún primo xd

    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Joder, leer estas cosas a estas altas horas de la noche no es sano para mi. X)___________

    ResponderEliminar
  11. Mi ex, Sam, siendo adolescente cumplió su fantasía de tener sexo con una prima que le hacía la vida imposible calentándolo e insinuándosele con ropitas atrevidas, él como pendex no sabía como tomar el tema ni como concretar porque estaba loco de lujuria por la prima, lo carcomía la culpa por ser primos pero la calentura lo estaba trastornando hasta que no pudo más y la pilló de noche en la cocina de su casa cuando todos dormían, ella le hizo el primer sexo oral que le habían practicado y desde entonces que no pararon, lo hacían cada vez que ella iba de vacaciones a la casa de sus padres donde los pillaran las ganas ... tenían mucho sexo, durante varios años seguidos y un verano ella decidió quedarse más del tiempo normal para seguir disfrutando pero él, siendo ya un estudiante de medicina, presentó a su "polola oficial" a su familia la que fue recibida con los brazos abiertos y mucho cariño sobre todo porque era primera vez que presentaba una niña con un compromiso serio ... la prima de Sam la odió y le hizo la vida imposible mientras la chica estuvo ahí incluso trató de que Sam tuviera sexo con ella para que la polola los viera, trató de ir a escondidas al cuarto de él por las noches pero el rechazo de Sam fue tajante, así que trató de ser sexy con su ropa pero tampoco funcionó ... hasta que la polola de Sam tuvo que marcharse y ella pensó que volverían a sus juegos sexuales, pero Sam no aguantó estar lejos de su niña porque en verdad la quería y partió a los pocos días por ella dejando a la prima con todas las ganas, sobre todo porque Sam era exquisito ... a todo esto, la polola de esos días estudiantiles era yo y me enteré de esto muchos años después, cuando se fue de tarros al tomar más de la cuenta luego de un turno extenuante en cierto hospital ...
    Jajaja ... ahora me río porque no estoy con él pero casi lo maté cuando me lo dijo, cosa que no debió hacer.

    BBXX

    ResponderEliminar
  12. Gran historia ... yo te contaré ya la que vivió mi ex, Sam, con una prima que lo volvió loco en la adolescencia y con la cuál tuvo sexo ... se fue de tarros cuando se le ocurrió tomarse unos tragos de más terminando un turno extenuante en un hospital y se le aflojó la lengua ... no debió habermelo dicho pero ahora que no estoy con él me llega a dar risa.

    BBXX

    ResponderEliminar
  13. Bella jiji que historia aquella y además eras tu una de las protagónicas...buen final en todo caso , todo al final sale a la luz.

    ResponderEliminar

Deja con cariño y ganas tu opinión