Contacto

Recent Posts

lunes, 14 de marzo de 2011

Universitaria


Así llegamos a una noche de un día viernes, que haríamos?...compremos algún trago y veamos peliculas...ya...donde? en mi pieza en mi computador, tengo varias que baje hace poco...ya! a tal hora...ok..., llego la hora fuimos a comprar algo para beber bajo la oscuridad de una tarde de invierno...ya en la pieza nos acomodamos, un pequeño brindis después de un certamen...y a ver películas tirados en la cama...nada de besos, todo normal...todo bien, pero a pesar del trago, bebido con moderación, comenzó a hacer frío, así que nos acurrucamos en la cama haciendo cucharitas tapados por una manta mientras la película continuaba...mis manos pasaron por su cintura y se posaron en su vientre...sobre sus ropas, su pelo cosquillas hacia en mi nariz por lo que por momentos acomodaba su pelo, para que no me molestara...pero el frío y quizá la confianza no pude evitar que mi cuerpo estuviera cada vez más apegado al suyo era inevitable ponerse algo cariñoso, ya la película casi no la seguía, y reconozco que por momentos cerré los ojos al punto de casi quedarme dormido pero para despertar comencé a besar su cuello, que con un leve movimiento de su cabeza entrego por completo a mis labios... mis manos atraían su cuerpo al mio, compartiendo el calor que ambos teníamos.
Definitivamente ya no tomamos en cuenta la película y nos recostamos cómodamente en la cama uno al lado del otro...en un beso eterno, mis manos ya rompieron las barreras de sus limites y corrían entre sus piernas, y su cola que era muy bella, subiendo por su cintura y su costado hasta sus pequeños pechos...de verdad tenia un cuerpo hermoso y tan livianita...me moría de ganas por tenerla sobre mi, pero no quería acelerar nada...todo a su tiempo y la deje ser...yo estaba tendido de espaldas en la cama ella a mi lado sus besos eran cada vez más ardientes mi mano corrió por su espalda y mis dedos buscaban bajo el borde de su pantalón la suavidad de su piel, ella por fin paso más allá también su manito bajo por mi pecho como contando los botones de mi camisa, saltando la hebilla, y comenzó a acariciar mi miembro sobre mi ropa...lo hacia de una manera como tomando las medidas (allí pensé que esta velada podría romper la dulce monotonía de los besos y terminar en algo más), mi mano que estaba tras ella no pudo entrar por su pantalón por lo que no quedo otra que continuar acariciando su cola por sobre de ellos llegando lo más lejos que podía llegar mi mano y gracias a que se acomodo de tal forma mi mano estaba entre sus piernas acariciando sus sexo sobre la ropa...pero ya no aguantaba más, libere mi cinturón y el botón de mi pantalón y tomando su mano la conduje donde yo quería...sin problemas tomo mi miembro con fuerza, su mano helada hacia que se sintiera muy grato...los besos en ningún momento se detenían, ahora ella se acomodo de espaldas en la cama y sin sacar su manto de mi pantalón llegaba mi intento por llegar con mis dedos a su sexo, su pantalón no fue obstáculo incluso ella me ayudo..sabia para donde irían...(gracias pantalones elasticados)...llegaron a acariciar primero un delicado vello púbico sin dejar de acariciar lentamente toda piel que lograba tocar, pude sentir sus labios y al separarlos con mis dedos una abundante humedad los mojaron, así ya pude subir un poco en busca de su clítoris sin causar molestias por los dedos secos...sus piernas apretaban mi mano al parecer encontré el punto indicado para luego relajarce...dejo de besarme y cerro sus ojos, mi boca seguía en su cuello el tiempo parecía detenido, la luz de la pantalla del computador le daba un ambiente muy especial...
Luego de unos minutos estaba sobre mi, aún con ropa, frotando su sexo contra el mio, haciendo movimientos sexuales intensos...con sus ojos cerrados...respirando agitada...giramos bruscamente...ahora era mi turno el estar sobre ella, mi miembro bajo mis ropas frotaba en perfecto contacto su sexo ella levantaba sus caderas, para aumentar el roce...mis manos se filtraban bajo su polera buscando sus pechos, los besos se retomaron y eran más intensos, pero automáticamente comencé a bajar por su cuello y en un pequeño salto quede a la altura de sus caderas, comencé a besar su bajo vientre, dibujando caminos a sus caderas, baje su pantalón y su delicada ropa interior, sin ninguna oposición...dentro de las cosas que hablamos en noches anteriores, era del gusto mutuo por el sexo oral...tanto de dar como de recibir... así que su disposición en ese minuto era el máximo...




Mi lengua comenzó su trabajo, con suaves lamidas primero sobre sus labios, para luego poner la lengua algo más firme y poder separar sus labios y comenzar a sentir y saborear su sexo...por momentos me parecía que era algo más pequeña de otras, cosa que me excito aún más...me concentre en buscar su clítoris y a mover mi lengua cerca de el sin dejar de cubrir parte de sus labios, moviéndola suave y otras rápida, esperando sentir alguna respuesta para concentrar el movimiento allí, sus manos se posaron en mi cabeza cuando comencé a sacar y meter mi lengua en mi boca haciendo que acariciara parte de sus labios muy cerca de su clítoris, hundiendo mi nariz en su pubis...levanto sus caderas para ayudarme...mi lengua hacia movimientos largos desde lo más atrás de su sexo hasta la parte del clítoris...allí mi dedos comenzaron a jugar introduciendo uno luego dos, solo la mitad, sus gemidos eran suaves y muy eróticos, por momentos no eran mis dedos si no mi lengua la que entraba lo más profundo que podía, para salir y continuar con las caricias sobre su clítoris. me levante luego de un instante quedando arrodillado a su lado...ella se sentó y sin decirnos nada, me senté con la espalda contra la pared...ella me ayudo a quitarme los pantalones y se acomodo a mi lado con su cabeza entre mis piernas...no me dejaba ver su trabajo..cosa que me encanta ver, me calienta muchísimo ver como me dan sexo oral, pero esta vez su posición solo me permitía ver su cabeza sobre mi sexo...
Aquí comprobé algo o es una teoría que tengo, sus besos eran geniales, me imagine mientras disfrutaba de ellos que su sexo oral era igual en cuanto a calidad, cosa que si fue así, sentí su boca muy caliente, al momento de entrar en contacto con mi sexo...sensación que dura unos segundos luego toman la misma temperatura, fue muy delicada, siempre sentí mojado mi sexo... la profundidad no era tanto pero era solo un detalle, los movimientos de sus labios y de su lengua hacían un trabajo de "joyería"...olas de placer subían por mi espalda y bajaban por mis piernas...levantando mis caderas buscando algo de profundidad en su boca...pero ella ágilmente esquivaba mis embates, por momentos lo sacaba de su boca y lo lamia por los lados hasta la base...mi mano mientras tanto la más cercana a su sexo no dejaba de acariciarla...además de pasar por sus piernas, su espalda...me recoste a su lado y la tome por las caderas para levantarla o moverla sobre mi para quedar en un perfecto 69 por la poca luz no podía ver mucho, pero no tarde nada en encontrar sus sexo...lamiendo además la cara interna de sus muslos...

Eran ya alrededor de las 2 de la mañana, la película había terminado, el frío se sentía pero era solo un detalle, nos acomodamos bajo las mantas, mirándonos, besándonos y acariciando nuestros sexos...allí le pregunte si quería hacerlo....le indique que tenia preservativos que de eso no se preocupara, sin soltar mi sexo y sonriendo picaramente me dijo que si...pero que ella arriba... que así dominaba mejor la penetración...un pequeño beso y estire mi mano en busca de uno que tenia a mano...puesto lo más rápido posible y correctamente, la tome por su cintura y se acomodo sobre mi...sentándose sobre mi sexo pero sin permitirme la penetración...podía ver como se asomaba bajo su cuerpo el extremo de mi miembro...luego se levanto...llevando su mano por detrás alcanzando mi miembro y colocándolo en la entrada de su vagina...yo me deje sin hacer ningún movimiento no quería hacerla sentir ninguna molestia...ella solo dijo "que nervios" pero lentamente y sin pausa comenzó a bajar allí yo sentía nervios, su contextura, su cuerpecito su tamaño...me hacían sentir más grande...que sensación taaan placenteraaaa.

Como ya e escrito en dicha posición tengo un control muchisimo mayor de mi placer, su cara reflejaba un gran placer, sus ojos por momentos cerrados o bien mirándome fijamente a los ojos, mordiendo sus labios, en silencio allí en aquel pequeño cuarto, yo mordía los mios, mientras mis manos subían y bajaban por su cuerpito desde sus pies a su cuello, note varias pausas de ella, quizá orgasmos, quizá agotada...la tome por la cintura y giramos...yo sobre ella, sus piernas sobre mi espalda...si que me sentía grande allí, nuestras caderas alineadas, solo la cabeza de mi miembro dentro de ella, comencé a ingresar en su cuerpo, lentamente, disfrutando su estrechez, colocó sus manitos a la altura de mis caderas para detener mi sexo ingresando en el suyo, me susurro "despacio" y obediente así lo hice, luego de sentir como mis testículos se posaban sobre sus labios, así comencé mis movimientos lentos y largos, aumentando la velocidad por momentos, pero cuando sentía lo inevitable me detenía, tengo que reconocer también que esta posición me mata...más aun al aumentar la velocidad, ya sentía que mi fin llegaría y no podría contener más mi eyaculación, acerque mi cabeza a la suya la bese y me apoye en la almohada para besar sus labios y aumente mi velocidad para terminar allí en minutos con mi placer, teniendo una gran eyaculación en lo más profundo de su cuerpo...
Luego de aquello pensé que los minutos siguientes serian algo incomodo, pero ambos ayudamos a que no fuera, luego de regresar del baño, me acomodé a su lado y hablamos largamente, incluyendo besos de vez en cuando, y por supuesto de hacerlo un par de veces más, estábamos en el límite de iniciar el periodo final de certámenes y quizá de exámenes... nos juntamos un par de veces a estudiar juntos, donde por supuesto terminábamos bajo las sábanas de la cama, incluso nos prometimos darnos una despedida en un lujoso hotel de la ciudad si lográbamos la meta de salir con todos los ramos...salimos pero nunca cobramos la apuesta, curiosamente nuestra relación como en un momento no se quebró ni se daño, creo que la mentalidad abierta de ambos nos ayudo.
.
No me van a creer pero esa casa donde tenia mi cuarto, se derrumbo con el terremoto, ya que era de adobe, hoy se ven al pasar por allí algunas casas de emergencia, espero que la gente los dueños de casa estén bien, no me hubiese gustado estar allí en plena aventura y que llegara un terremoto.

Hoy ella esta en el norte del pais, tenemos contacto por face, todo en buena onda, esta casada, y siempre se le recuerda y se le recordará por lo vivido junto a ella.
Fotos: Osincev Anatoly (2,3,4)

7 comentarios:

  1. hola amigo!
    pase a saludarte y me encantaron las fotos!
    (de donde las sacas?).
    No tuve paciencia de leer, pero te dejo un beso!

    ResponderEliminar
  2. gracias FEdora...el dato e lo envio por interno.

    ResponderEliminar
  3. Y cómo olvidar esos "terremotos" orgásmicos...en la vida...
    Me gusta tu relato, me gusta la música, lograste que mi imaginación y mi cuerpo te siguiera.
    Muy bueno...
    Besos para ti.
    mar

    ResponderEliminar
  4. Me encantó tu descripción del sexo oral.. bendita práctica! jaaja. Ahora te sigo. Saludines!

    ResponderEliminar
  5. Mar gracias por tu comentario siempre tratando de encantar al visitante.

    Alos 30 gracias porla visita...espero que no sea la´primera y última

    Sebax gracias por tu comentario trataremos de seguir en la misma linea

    ResponderEliminar
  6. Uhmmm madre mía que tentación. Que morbazo. Despiertas todos mis instintos ;)

    Besos :P

    ResponderEliminar

Deja con cariño y ganas tu opinión