Contacto

Recent Posts

martes, 30 de agosto de 2011

Reencuentro



Mucho tiempo paso desde la última vez, el contacto siempre estaba gracias a internet, pero vernos así de frente a los ojos era muy complicado gracias a la maldita distancia, pero esta ves era verdad estaba yo allí, 7 de la mañana en la carretera esperando su llegada, camine a una estación de servicios y la espere por un par de horas, no tenía más que hacer, regresarme era un viaje de otras 8 horas que no estaba dispuesto a hacer sin antes verla y si era posible besarla entera.

Estaba nervioso, divisé a la distancia su automóvil, bajo luciendo unas gafas grandes que la hacían ver muy sensual, camino hacia mi una mirada de segundos fue suficientes para ver su cuerpo que me pareció estupendo, grandes caderas y pechos suculentos...nos abrazamos y besamos como amigos que eramos, reímos un tiempo mientras nos dábamos detalles del viaje y sus dificultades para llegar, en fin solo detalles que le dan sabor a una gran aventura.

Nos montamos en el auto y tomamos rumbo a la zona de los 7 lagos. El trayecto se hizo tan corto por la vista hermosa, la conversación entretenida, la música, era casi revivir el encuentro de hace 3 años, por momentos nuestras miradas se cruzaban casi como si nos acariciaramos con ellas, pero solo sonreíamos, esos momentos donde sabes que en algún momentos los cuerpos, las bocas y los sexos se van a unir para amarse uff si que son intensos, pero había que seguí el camino ya habría tiempo para ponerse romántico y cariñosos, almorzamos al paso en un pequeño restauran de camino, con vista al lago Panguipulli, reposamos sentamos muy cerquita para calmar la fría brisa, pero solo fue eso, teníamos que retomar camino antes que la noche nos pillara, el destino unas pequeñas termas, ya teníamos la cabaña reservada.

La llegada fue a oscuras, entramos nuestras cosas a la cabaña, que era bastante grande para ser solo para dos personas, luego nos enteramos que estaba así en esta temporada, que en verano era habilitada como para 10 o más, mientras estuviera calientita como ahora todo bien, tenia una gran sala donde estaba el comedor, cocina y sala de estar con grandes sillones de madera con grandes cojines, una alfombra muy mullida, un baño, y tres cuartos el matrimonial y otros dos tan grandes como ese pero que no estaban habilitados, si con su mobiliario pero decidimos cerrar las puertas para no perder calor, pusimos agua para tomar algo, pero ella comenzó a sacar cosas de su equipaje, un traguito no podía faltar para celebrar este reencuentro, unas galletas, chocolate y aparte de eso pedimos algo más contundente para cenar.

Ya todo listo yo ya duchado para sacarme el viaje, música y la mesa servida comimos a media luz, hablamos de nosotros, principalmente de ella y su mala suerte en el amor, ya comidos nos sentamos en el suelo sobre la alfombra y los grandes cojines de los sillones, jugamos a las cartas, sin dejar de hablar, al parecer nos tenían amarrados por eso, brindamos por nosotros, por la amistad que nos une y que nunca nos va a separar, nada pase lo que pase en la vida de cada uno, sonreímos en silencio, justo cuando la música cesó, nos miramos...me acerque a ella inclinándome sobre la alfombra casi gateando...y mis labios atraparon los suyos...tan dulces, tan calientes, húmedos, su lengua me recibió de tal manera, desesperada, su boca mordía mis labios con fuerza casi al extremo del dolor, casi perdí el equilibrio allí tan incomodo...estirado...me acerque a ella con todo mi cuerpo, y nos abrazamos en un beso eterno entre esos cojines perdidos entre ellos...adornado de naipes desordenados.

Allí a media luz mis manos no perdieron tiempo y comenzaron a reconocer aquel cuerpo bajo sus ropas, buscando su piel, pero no perdí el control y baje las revoluciones, y todo fue más lento y tanto más placentero, mis manos aun siendo grandes no lograban abarcar la totalidad de sus pechos, hermosos, firmes, con sus pezones erectos, suavemente sobre la ropa mi palma los rozaba para bajar por su cintura hasta sus caderas...y pensé allí en no ir por su sexo hasta el último minuto....claro mis manos corrían por sus muslos bajando por su ingle y recorriendo la cara interna de ellos, para subir nuevamente por ellos pero sin siquiera rozar su sexo..allí al pasar mi manos sus labios se ponían tensos y como que me gritaban "tocame"...ella no perdió tiempo y desde iniciado los besos sus manos recorrían todo mi cuerpo sin evitar mi sexo al contrario, dibujaban sobre mis pantalones toda mi erección, se rindió tan rápido mi cinturón y el botón del pantalón que no van más a la guerra, su mano buscaba entre mis piernas el fruto que tanto deseaba, su mano algo helada sin soltar mi boca acaricio mi sexo, solo me soltó los labios para decir "que rico"... casi gimiendo me calentó tanto..!! que ganas me dieron de llevar su boca a mi sexo de un salto de brusquedad...la temperatura allí dentro era tan agradable que desnudarse era un placer, me quite mi suéter y camisa quedando con mi camiseta, mientras ella tironeaba mis pantalones, me puse de pie para facilitar las cosas y ella allí de rodillas frente a mi no me perdono...saco mi miembro y lo devoró con su boca que encontré tan caliente exquisita...me ayudo con mi ropa interior mientras, haciéndome sentir algo de dolor por la fuerza de su succión, debí decirle que tuviera cuidado, que fuera mas suave, sonrió y me pidió disculpas con la mirada, pero no dejo de besarme....allí ella completamente vestida me tenia casi desnudo dándome un maravilloso sexo oral...

Tome uno de los cojines y me senté en uno de los sillones allí entre mis piernas no dejaba segundo sin tenerme en su boca, como le podía gustar tanto??...entre medio volvió a decir " que rico" y me volvió a poner tan caliente que ya era mi turno...pero la quise dejar hasta ver donde llegaría o si esperaba recibír alguna orden mía...cosa que me encanta, pero la verdad me moría por besar cada parte de su cuerpo...allí fue que comencé a sentir ganas por acabar, sujete su cabeza un par de veces y ella intuyo mi deseo..."¿quieres acabar?" dijo..."si.." conteste...."acaba en mi boca te quiero probar" fueron sus palabras categóricas, que lo único que hicieron fue nuevamente ponerme a mil...y las ganas por acabar estaban allí subiendo por mis bolas y la base de mi sexo...apreté mi trasero en un intento vano por aguantar algo más pero ya estaba al borde del punto de no retorno, ella movía su cabeza y su boca con gran habilidad y su mano que nunca lo soltó logró un gran masaje, mis gemidos salían de mi boca sin parar, "ya,ya..." anunciaba la llegada de mi semen...ella serró sus labios sobre la cabeza de mi sexo mientras este latía con fuerza en cada salida de semen, sentí como su lengua se movía al tragar cada descarga...allí quede tendido...rendido al placer sobre aquel cojín mullido...ella saboreo sus labios al soltar mi sexo aún erecto, un gemido salio de su boca... "rico como lo imagine" me dijo...dejando caer su cuerpo sobre mi aún entre mis piernas...le tome la cabeza con mis manos, acaricie sus cabellos me incliné sobre ella y busque sus labios, sentir el sabor de mi sexo en sus labios me encanta me produce algo especial como morbo.





3 comentarios:

  1. Mmmm, me ha encantado ese reencuentro. Bufff ahora una duchita.
    Besos y susurros en la mañana

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Deja con cariño y ganas tu opinión