Contacto

Recent Posts

miércoles, 25 de septiembre de 2013

Sofia

La diosa Freya



Mi resistencia fue tan débil como...un globo a un alfiler, pero lo intente y me rendí al sentir su lengua sobre la mía, mis manos tomaron sus hombros y allí note que igual estaba desnuda lo comprobé al pasar mis manos por su espalda, al sentir mi nula defensa abrió la cama y su cuerpo tibio y suave se pego al mio,  nuestras piernas se entrecruzaron y a penas soltando mi boca susurro...lo siento no puedo perder esta oportunidad, no dije nada solo me deje llevar por la corriente que cada vez se hacia más fuerte.

Sofia tiene un gran cuerpo, busto no tan grande pero de pezones grandes cosa que me encanta, pequeña cintura, y una cola muy generosa, estatura promedio, pelo muy rubio no natural claro...llamaba la atención donde fuera, su voz era algo chillona punto débil pero era un detalle, de personalidad muy extrovertida y por momentos algo arrogante le sumaban puntos en contra que habían hecho hasta ese momento inmune a sus encantos.


Su piel muy suave mis manos recorrían toda su espalda tomando sus nalgas con fuerza...por momentos me entregaba su cuello y su perfume me embriagaba, giramos quedando de lado levanto su pierna y me abrazo con ella tome su pie pequeño y subí apretando su tobillo, me quede unos segundos en su pantorrilla suave agradable y firme, su muslo generoso divino, subí por la cara posterior adentrándome entre sus nalgas hasta rozar su sexo, un delicado y agradable vello dio la bienvenida a mis dedos, ardía su sexo, acerco la cadera a mi, me acomode un poco más arriba y entre sus piernas y rozando su sexo acomode mi miembro moviendo mis caderas para que mi sexo acariciara sus labios, mi mano lo acompaño y separe sus labios metiendo delicadamente mi dedo anular y medio, su boca me soltó y pego su mejilla a mi cara gimiendo de placer.


Mételo me susurro al oído y abriendo su sexo con mi mano adelante mi miembro y lo metí lo más que pude volvió a beber de mi boca apegando sus caderas y vientre a mi, mordiendo mis labios ella me empujo con sus caderas y quedo sobre mi así, se sentó y cada centímetro de mi miembro entro en su cuerpo tibio y comenzó a moverse, la cama crujía con cada movimiento por momentos pensé que la cama no aguantaría...mis manos la tomaban de las caderas y de sus tetas esos pezones por momentos parecía que los arrancaba, luego de un rato cayo sobre mi, apegando sus caderas y gimiendo suavemente, sonriendo me invito a su cuarto, supuse entonces que acababa de tener un orgasmo, me levante detrás de ella dejando la débil cama cruzamos el living y entramos en su cuarto nos recibió su enorme cama...se adelanto y me espero sentada en su cama, me acerque a ella y me tomo de las caderas...mi sexo libre fue capturado por su boca...que placer aquel cuando te hacen una mamada sin sujetarte con las manos, yo la miraba y tomaba sus manos que subían por mi abdomen...recién allí me dí cuenta que las cortinas del ventanal a mis espaldas estaba abierto y el edificio de enfrente como publico...bueno a esas horas de la madrugada seguro nadie observaba pero sentí un placer especial.


No tardo mucho en subir a la cama y ofrecerme su cola...su sexo lucia hermoso la sujete con fuerza pero delicadamente busque su sexo con el mio...estas camas altas me encantan dejan todo a la altura indicada..allí no puse freno...me deje llevar busque ángulos diferentes de penetración buscando rozar lo más posible las paredes de su vagina mojada  y apretadita, no tarde en sentir las ganas de acabar y en un acto desesperado me deje ir pero sobre su espalda...quedo toda cubierta de gotas de semen,,,ella se retorcía como si le quemaran...gimiendo y disfrutando de aquello busque unos pañuelos para limpiar su espalda antes de ir al baño para regresar...mientras me miraba en el espejo...pensé en Freya lamentablemente uno siempre tiende a comparar...pero acá no había ninguna similitud a pesar de todo lo agradable y grato de todo la pasión era mucho mayor en Freya quizá era falta de confianza...regrese a la cama a su lado...no me abrazo pero me dijo lo exquisito que había sido todo.


Volví a mirar la ventana te gusta dormir con la cortina abierta?-pregunte- si te incomoda la puedes cerrar, me levante y la cerré recién allí me sentí cómodo y relajado...busque en mi mente alguna frase para reconfortarla pero no encontré, sabia que aquello solo había sido sexo por sexo, ¿Cuando verás a Freya?-pregunto- adelantándose, no lo sé depende de muchas cosas, quizá una llamada y ya tu sabes como funciona esto...si respondió, curioso allí estábamos ambos amantes, a su vez amantes de las parejas de nuestros amantes, y tu cuando lo veras? -pregunte-, no lo sé todo depende de el pueden pasar semanas y nada, y no te preocupes lo que vi hoy no lo diré, me acabas de comprar mi silencio y sonrió...dándome un beso en mi mano, el silencio y el sueño cayo sobre nosotros...


Continuará...


0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja con cariño y ganas tu opinión