Contacto

Recent Posts

lunes, 16 de octubre de 2017

Sólo Oral

Si, solo oral!


Si tan claro como el título de esta entrada, era tal el acuerdo con mi amiga, sólo sexo oral, meses entablando una linda amistad y luego de largas charlas vía wasap acordamos tener un encuentro de tipo sexual, habíamos trabajado por unos meses juntos en una temporada de navidad y allí quedo el enganche de la amistad y buena onda entre nosotros, bueno mas que buena onda de allí surgieron esas eternas conversaciones cachondas.

Ya habíamos abortado un encuentro, quizá fue para mejor, pero en una de las tantas charlas salio el tema del sexo oral,  a ambos nos gustaba y nos tirábamos flores de que eramos buenos en lo que hacíamos, así que le propuse por que no juntárnos solo a tener sexo oral, sin penetración, quizá sentiríamos hasta menos culpa (ambos con pareja) ella reía pero le gusto la idea aunque dudaba de que se pudiera resistir a solo sexo oral, le recalque que seria el primer paso, pero que era eso o nada, y acepto.


Paso a buscarme en su auto en un punto x, temprano, fue en la mañana, si en la mañana pasadita las 9, condujo rauda al motel acordado, pague y entramos al pequeño pero acogedor cuarto, ella era mucha risa se notaba nerviosa yo igual pero quizá se ocultar aquello y no demostrarlo, puse el canal de música en la TV mientras ella se ponía cómoda, dejo sus cosas en una silla en la esquina del cuarto, al salir del baño y antes de que ella entrara la tome con fuerza en mis brazos y la besé con fuerza y pasión era la única forma de quitarle los nervios y se lo había advertido, te besaré sin aviso, se pego a mi cuerpo y froto sus caderas a las mías, la solté y entro al baño sin antes invitarme a ponerme cómodo, me quite la ropa que estaba demás mi casaca, chaleco y zapatos , a los minutos ella salio y se puso cómoda como yo sus zapatillas allí su chaqueta acá, su polera negra ajustada dejaban notar sus pechos pequeños pero bien formados, sus caderas generosas y su cabellera corta y rubia eran mías allí por algunas horas.


Me senté en la cama y se acerco a mi, volvió a besarme con la misma pasión del beso anterior, su lengua era suave dulce, sus labios mordían los míos, mis manos recorrían su espalda y las de ellas peinaban mi cabello, mi erección era notoria a los segundos de ese beso, sus manos lentamente llegaron hasta ella sobre mis ropas y las mías acariciaban sus caderas y culo sobre la suave tela de su buzo, su agilidad para desabrochar mi pantalón y cinturón me sorprendieron dí un pequeño salto para que mis pantalones bajaran y quedaran en el suelo, sonrío nerviosa y ahora sus manos acariciaban mi miembro por sobre mi boxer, latente esperando sentir la suavidad de sus manos, me beso y metió su mano bajo ellos agarrándome con fuerza, mi boca soltó un suspiro y ella mordió su labio inferior miro hacia abajo y sin decir nada se arrodillo entre mis piernas, libero mi sexo y su boca, sus labios besaron la suave piel que lo cubre, acercándose a la punta hasta que la tuvo al alcance y beso la cabeza para lentamente introducirla en su boca cerrando sus ojos, yo mordía mi labio inferior y lentamente su cabeza subió y bajo, introduciendolo aun más en su boca, me gustaba, el placer me recorría, la presión era la justa, la succión igual, el movimiento lento, su mano ajustada era sublime, por momentos me soltaba y era solo su boca la dueña de mi. 


Me puse de pie y ella me siguió de rodillas, no fui tan lejos me apoye en la pared mientras me quitaba la polera, ella con sus manos subían por mi pecho y bajaban por mis piernas, su boca cálida y húmeda seguían con su perfecto trabajo y era verdad todo lo que alardeaba, yo respiraba agitado regalandole gemidos para que supiera que todo estaba bien, por momento yo le quitaba las manos para que solo su boca me tocara, me soltaba por segundos y pasaba su lengua por todo lo largo y uff abría su boca para atraparlo y volver a succionar, sostuve su cabeza varías veces y moví mis caderas haciendo entrar y salir de su boca...apenas comencé a sentir esas cosquillitas de ganas de acabar la levante y la bese saboreando mi sabor en su boca, estaba muy excitada, le quite la polera y sus sostenes y bajé su buzo, un diminuto colales coronaba sus caderas, los deslice suavemente y la lleve a la cama, se acomodo con sus piernas separadas,un rebaje perfecto hacia lucir su sexo maravillosamente apetitoso, no fui apresurado, besé su boca nuevamente y baje por su cuerpo, sus pezones pequeños durisimos fue la dulce previa antes de llegar a su sexo, me arrodille en el suelo sin antes colocar una almohada, acaricie sus piernas, besé sus muslos, mis manos recorrieron toda su piel, una leve caricia por su sexo, la hizo estremecer, besé la piel toda al rededor de su sexo, y pasé mi lengua sobre sus labios desde abajo hasta la zona de su clítoris, mis dedos separaron sus labios y estaba tan mojada que un pequeño hilo de fluido rodó por su piel, mi lengua termino de separarlos y sentir el calor y sabor de su cuerpo, fui lento despacio, recorriendo cada rincón, esa mujer ardía, en segundos comenzó a gemir a penas roce su clítoris, levante sus caderas ella separo aún más sus piernas, era toda mía, mi lengua entro, salió, subió, bajo, roso, lateralmente, verticalmente, como mojaba esa mujer, mis dedos entraron a jugar y entraban y salían de ella a placer y dando placer, no pude evitar tentarme y mis dedos igual jugaron y acariciaron su apretado y por momentos relajado ano, no tardo en minutos a comenzar a gritar a gemir con fuerza, mis dedos dentro de ella comenzaron a sentir una leve presión cada vez mas fuerte, su orgasmo estaba desencadenado se agarró de la cama y su cuerpo su espalda se contorneo, yo sonriente me alejé su sexo se torno sensible luego del orgasmo y me acomodé a su lado, la besé ahora era ella que saboreaba mis labios.



Me miro a los ojos, y bajo  directamente a mi erección que allí la esperaba recostada entre mis piernas, volvió a darme ese placer exquisito, jugaba con mi sexo con sus labios, lengua y boca, esta vez sin dudarlo, luego de mojarme bien, lo introdujo muy profundo pero no del todo pero no fue suficiente, me soltó tomo algo de aire y nuevamente lo introdujo muy a fondo hasta su garganta la presión era exquisita, que mujer que boca, comenzó a frotar la lengua en mi cabeza, a succionar a mover, por momentos me masturbaba, se admiraba de mi tamaño, pero se concentro, me miraba con deseos quería hacerme acabar, lentamente las ganas comenzaron a llegar como oleadas en la playa, cuando lograba esa sensación exquisita le decía, "así, sigue así" haciéndome caso me logró poner cada vez más duro, y luego de un pequeño aviso, me deje ir, completamente en su boca, ahogando mi gemido, tensando mi cuerpo mientras su boca inmóvil hacia su trabajo de recibir mi leche, me soltó sin derramar una gota, sonriente gateo hasta mi boca y me beso, ese gustito especial aún lo podía sentir en su boca...sonriente se recostó a mi lado extenuada como yo.

Bromeamos un rato, insinuó un par de veces que no se iría de allí sin sentirme dentro, me negué entre bromas, dejemoslo para la otra cita insistí, "tu crees que no e muero de ganas de estar dentro de ti ahora", acordamos algo hcer de este encuentro algo especial, lo vas a recordar por mucho tiempo, volvimos a besarnos, esta vez hicimos un 69 eterno ella arriba luego yo arriba, la lamí en cuatro, de lado, hasta ella de pie y yo sentado eso le gusto mucho, le pedí que se sentara en mi boca así lo hizo no se cuantos orgasmos tuvo pero fueron varios, conmigo igual hizo piruetas, de pie, sentada, ella abajo yo arriba así en cuatro, me hizo acabar dos veces más pero ya a las 12 teníamos que ir saliendo, hablamos esa noche y se reía no podía creer lo que habíamos hecho y se sentía bien, realizada, se había sacado las ganas, ahora era el turno de ella de fijar las reglas para el próximo encuentro.







1 comentario:

  1. Exquisito! Tremendo placer he sentido, como si hubieran sido mis labios los que se deleitaban en tu miembro y como si hubiera sido mi vagina la que se derramaba en miel ante tus lamidas...

    ResponderEliminar

Deja con cariño y ganas tu opinión