Contacto

Recent Posts

miércoles, 29 de junio de 2011

En la casa de tu hermana


Con algo de timidez llegué a la casa de tu hermana, mi viaje de casi 3 horas por fin terminaba y la espera de 5 días sin verte era eterna, el destino fue así con nosotros, casi un año separados por la distancia y solo viéndonos los fines de semana, pero de alguna manera lo agradezco, pero cómo? dirá alguien, pero si, por que cada vez que nos veíamos la pasión era tal ayudada por la espera, por las ansias de vernos que cada encuentro era ufff como la primera vez...inagotable, quién pensaría que luego con el próximo amor y definitivo...la cosa se mantendría de la misma forma...pero esa es otra historia.

Era tarde casi  las 9 de la noche invierno y algo de frío, luego de caminar unas cuadras, preguntar en un negocio pude dar por lo menos con la calle, como en las películas mi celular no tenía señal, di con el número y luego de golpear me abre María su hermana, la casa era pequeña pero hermosa y muy acogedora,  al parecer llegue justo a tiempo para tomar una rica once, conversamos gratamente junto a Marta, María el esposo de María  el hermano de ellas, todo entre risas y un grato ambiente, las bromas no paraban y mi "negrita" se veía hermosa, su pelo largo y negro caía justo hasta donde comenzaba su bella cola, su cuerpo delgado y curvilíneo....de solo mirarlo me despertaba enromes deseos de estar a solas con ella. Pero al ver los preparativos intuí que la velada sería larga, pues el hermano comenzo a preparar pisco Sour, retiraron la mesa y prepararon los vasos, esa casa tenia dos dormitorios, el central y el de visitas, pensé para mi bien que aquel cuarto sería para nosotros solos.

Al poco tiempo llego un amigo de ellos así que de la forma que fue recibido se veía definitivamente que la noche sería larga, nos acomodamos al rededor de la mesita de centro donde llegaron el picadillo y los trago, la conversación fluyo por si sola entretenida, sin silencios ni nada, como soy malo para el trago y todos lo sabían intentaron por todos los medios de darme a tomar lo más posible, al poco tiempo mi cabeza comenzó a sentirse pesada y mis brazos como de lana, llegué a mi límite y no recibí más, siempre digo y no andar botado debajo de la mesa, Marta a mi lado acariciaba mi pierna y mi mano sus caderas disimuladamente, la verdad en ese punto ya pasado y casi la 1 am.  hubiese estado encantado con ella a solas en aquel cuartito, pero comencé a notar que este amigo que llego no se iba nunca, la lluvia afuera arreciaba y pronto comenzaron los rumores de no te vallas, que quedate, yo pensaba...bien se van a dormir aquí en el living. 

Paso un rato más y el esposo de María no dio más con el sueño y se retiro a su cuarto, María tremenda mujer, lo digo por lo alta y también morenaza, con un cabello negro y tanto o más largo que Marta además de sus hermosas curvas le siguió detrás, con Marta nos miramos y los otros dos calladitos se fueron a meter al cuarto!! pero como decía yo donde dormiremos....yo quiero estar contigo....ya no te preocupes si en la litera de abajo nos acomodamos....que!!...claro los lindos se fueron al cuarto y por lo menos se acomodaron en la litera de arriba...mientras yo mordiendo algo de resignación...junto a Marta ordenamos algunas cosas...pero antes de ir a dormir nos acomodamos en uno de los sofás...

La espera me hiso besarla desesperadamente como si el mundo se acabara en  minutos, mis manos sobre sus ropas eran como si sintieran su suave piel morena, cada detalle de ella podía sentirla así...nos deteníamos unos momentos al presentir que alguien saliera de uno de los dos cuartos pero al no salir nadie retomábamos donde quedábamos, mis manos se posaron sobre su sexo aún sobre sus ropas, sus gemidos despacios me excitarón aún más....mi miembro en mis pantalones pedía a gritos poder respirar y besar el sexo de Marta...ella astutamente alcanzo una manta que estaba cercad e nosotros y la puso como cubriéndonos del frío...por si sale alguien dijo solo estamos conversando....

Bajo esa manta sus manos fueron pura habilidad, en un cerrar de ojos mi miembro caliente estaba atrapado entre las frías manos de ella, esa diferencia de temperaturas por momentos es muy grata.. ella me miraba y se mordía los labios a la vez que apretaba aún más mi sexo...."bésalo" le dije desesperado...me miro entre abriendo su boca....y de un salto desapareció bajo la manta...esta vez era su boca la que ardía de placer..y mi miembro encontró una temperatura casi igual...esta vez su boca mucho más caliente parecía hacerme derretir...a pesar de que apretando mi trasero hacia que mi miembro se pusiera más duro para placer de ella...su boca aunque pequeña hacia un gran trabajo...mi mano estirada al máximo intentaba entrar por detrás de su pantalón pero no podía hacer mucho solo dejarme y disfrutar...siempre atento a que no saliera nadie...

No se cuanto rato estuvimos allí...luego me beso largamente y sintiendo el sabor de mi sexo en su boca mis manos hicieron lo suyo pudieron con la resistencia de su pantalón y mis dedos tenían vía libre a su sexo, su vello pubico dio la bienvenida a su sexo palpitante y húmedo...no tuve problemas para separar sus labios e introducir uno de mis dedos entre ellos, para a los pocos movimientos encontrar su clítoris...sus piernas se apretaron insinuando quizá alguna brusquedad de mi parte...así que me relaje y deje mis dedos allí casi como flotando en el mar...y solo espere a que ella me dieras señales de todo bien para ir más rápido, y no pude evitar ingresar uno, dos y tres dedos a la vez en su sexo...eso me desespero...quiero "culiarte" le dije...

Ni siquiera me miro luego de mi frase y la manta que nos cubría estaba en el suelo entre la mesa y uno de los sofás, como escondidos por si alguien se atrevía a salir...pero a esas alturas de la noche ni un alma en pena creo que se atrevería a pasar por allí...ella se tendió rápidamente con sus pantalones a la rodilla y yo sobre ella apenas con mis pantalones desabrochados pero que permitían que mi sexo estuviera libre y cómodo...allí los en silencio...me acerque tanto que su  mano con facilidad alcanzo mi miembro y lo condujo como cual niño hasta su casa...el calor de su sexo fue mayor que el sentido en su boca...su sexo abrazo, acaricio, chupo mi miembro como su   boca...mi sexo latía de placeer...mi movimientos eran lentos y profundos...allí recién entre en cordura y pregunte si se cuidaba...un si...medio suspirado...me dio luz verde para seguir...y me pidió que me apurara quizá para que no nos sorprendieran en lo mejor...y me deje llevar...mi cabeza se hundió entre su oreja y su hombro derecho besando su piel..mientras mi sexo aumentaba la velocidad y  a la vez aumentaban las ganas por acabar...la tome de sus hombros me levante un poco para ver en la penumbra a sus ojos...mientras mi sexo comenzaba a latir con más fuerzas...por más que apretara cada músculo era inebitable me entregue me deje caer en ese punto del no retorno...y en lo profundo de su sexo mi miembro descagaba todo su placer contenido y acumulado..la bese en los labios...y en u minuto estabamos ordenando los últimos detalles para no dejar huella...pero donde dormiriamos...por lo menos yo?

Me quedo mirando a la salida del baño y me dijo..."conmigo" sigueme...era obvio que dormiriamos en la litera...pero y si pasaba algo..los que dormían arriba sentirían si o si....llegue luego de pasar al baño...a tientas y oscuras me senté en la litera y me saque zapatos, pantalones y lo de arriba, quede con camiseta y los boxer...me metí a la cama y ella estaba apegada al rincón dandome casi toda la cama ya que soy grande pero nunca tanto...bueno dije ya lo hicimos tengo que solo agradecer...me recoste sobe mi lado dándole la espalda a ella, aún algo mareado con el trago cerré los ojos...esperando encontrar luego el sueño..pero sus manos entre mi brazo y mi costado izquierdo me hicieron olvidarme de aquello, me gire inmediatamente...y me trato de tonto.."pensabas dormir" dijo...heee no. conteste..jaja sus besos tiernos reactivaron todas mis hormonas y mi sexo ya estaba completamente duro nuevamente...sus manitas buscaron bajo mi ropa y lo encontraron así...le dije al oido... y los de arriba...que hacemos van a sentir todo... no importa...lo hacemos despacito....eso avivo aún más el deseo en mi y mis manos corrieron por su cuerpo esta vez casi desnudo si no fuera por su pequeñito calzón y esa polerita...que respete...ya que a pesar de todo dejo que pudiera besar sus pezones tan ricos...

Se apego tan cerca mio que con facilidad pude colocar mi sexo entre sus piernas apegado a su sexo...el roce con su ropa interior era lento pausado intentando no hacer mover la litera...nuestros besos apenas nos dejaban respirar...cualquier movimiento brusco esta vez si nos delataría...levanto su pierna libre y la dejo caer sobre mis caderas...tome mi sexo con mi mano y lo frote con fuerza sobre su sexo...mis manos luego liberaron ese calzón a los pies de la cama..ahora el roce era directo sobre sus labios algo húmedos, era cosa de un movimiento, cambiar el ángulo y mi miembro entraba en su cuerpo una vez más.


6 comentarios:

  1. Que rico recuerdoooooo

    POr cuestiones de trabajo mi esposo y yo nos vemos los fines de semana... que delicia es hacerlo, todo los fines de semana tengo mi primera vez

    ResponderEliminar
  2. Si si, pensabas q sería irse adormir cada uno en su litera...

    Salu2

    ResponderEliminar
  3. Qué hot el relato! JAJAJ me encantó. Y sí, esa cosa de hacer "despacito" para que nadie más escuche o cache... calienta. Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Wow que excitante. Divino relato de placer escondido. Gracias por incluirme entre tus favoritos. Te quiero un montón. Besitos

    ResponderEliminar
  5. Divertido y exitante relato...

    Quedé con ganas..... de saber que pasó después..... jijijijiiijij


    Bezozzzz

    ResponderEliminar
  6. Intento de princesa...la verdad paso por mi mente definir esa relación como la primera vez cada fin de semana jaja es lo mejor

    A los 30 siii ese miedo a que te pillén es rico.

    Ros gracias por tus saludos.

    Sam jaja por fin alguién pregunta que paso luego...ya veremos...

    ResponderEliminar

Deja con cariño y ganas tu opinión