Contacto

Recent Posts

miércoles, 15 de junio de 2011

En tu cama o en la mía?


Poco a poco la disco se fue apagando, mejor dicho la gente lentamente comenzó a llenar los espacios para sentarse, muchos en pareja otros eran grupos de amigos o amigas, grandes risotadas por momentos apocaban la música, y tu seguías bailando al parecer o estabas drogada o realmente el baile era lo tuyo, por supuesto que era esta última alternativa solo algo de cerveza había refrescado tu garganta, y por más que mis movimientos algo tiesos de cadera y mis manos acariciando las tuyas al girar, o pasar de un lado a otro era solo eso nuestro contacto físico...no veía por donde abordar algo más intimo y llegar a tus labios que durante la semana en varias oportunidades me habías prometido o amenazado con que probaría de tus besos, pero bueno por eso ir a discos no era mi primera elección ya que el ruido de la música y la gente que te apretuja muchas veces impide ponerse algo romántico y como ahora último o en aquellos años los lentos habían desaparecido...tenía pocas esperanzas..salvo la salida de este lugar.
Como todos nos sentamos entre un grupo de amigos de la universidad esperando que pasara un poco la hora y que el gran tumulto de personas saliera primero, fue así que uno de los que estaba allí andaba en auto y nos invito a los que alcanzaran a irnos con el, así que raudos recuperamos nuetras chaquetas y salimos del lugar buscando el auto...allí fue donde quedamos apretados ella sentada sobre mis piernas de lado pasando su brazo izquierdo por atrás de mi cuello...apoyando su espalda en la puerta del auto...en total conté 9 personas dentro de aquel auto...yo agradecido ya que en ningún momento note alguna molestia de ella por mis manos en sus piernas y su cintura...
Nos dejaron en la esquina que teníamos en común nuestros cuartos estaban casi a la misma distancia desde allí...nos miramos en silencio por unos segundos y muertos de frío, quizá era en estas mismas fechas pero hace años atrás, me adelante y le dije...vamos te voy a dejar...puse mi mano entre su brazo...y caminamos lentamente por la Avenida por el centro de ella por ese parque largo y angosto... aproveche de decir lo bien que lo había pasado y lo bien que bailaba y lo hermosa que se veía...no se que pasa pero parece que las mujeres son todas iguales...se sorprenden cuando uno les dice eso como si nunca nadie les dijera lo hermosa que se ven..será tan así...y eso que no soy un galán ni príncipe azul a caballo.

No se veía nadie a cuadras o lo que la bruma nos dejaba ver, mi cuarto solo aunque pequeño era ideal para terminar la noche, o el de ella pero no sabia si la casa estaba sola, le pregunte y solo estaba la señora de la casa las demás estudiantes habían viajado a sus casas, entendió que quizá quería subir a su pieza..obvio que si, aunque hasta ese minuto solo eramos amigos con algo de ventaja, pero subir a su cuarto y con la señora mas celosa era complicado, así que la invite a mi cuarto a tomarnos un café y pasar el frío, claro si existía la posibilidad de acompañarlo con besos y algo más mejor, como había ocurrido en jornadas anteriores, pero que esa noche el mantener eso entre nosotros como secreto seguía en pie...aunque me muriera por besarla en la disco sabia que no podía pero ya llegaría el momento.


Así que de regreso por los pasos ya dados, en un minuto estábamos abriendo la puerta de mi pieza, como les digo...muy chiquita pero muy acojedora, preparamos el café algunas galletitas y a ponernos cómodos, nuestros besos eran los mejores, pero solo besos, nos acomodábamos en la cama, como ella era chiquitita bastaba que yo me sentara en la cama y ella de pie para quedar casi a la misma altura, abrazándola por completo con mis brazos, acariciándola casi toda, cerraba los ojos y mis labios era todo para ella y me dejaba viajar por besos tan dulces y gratos como pocas veces llegue a sentir, la exitación era imposible no sentirla y hacerla notar...luego de aquello ella terminaba sobre mi sobre la cama sin separar sus labios de los mios, nos dábamos unos minutos de descanso y hablábamos despacio, de nuestros besos de que por que no ir un poquito más allá,, ella decía sentir miedo, miedo a sentir dolor, que al pasar mucho tiempo sin sexo temía que le doliera...al parecer su mano sobre mi sexo entre beso y beso le decía que mejor no para otra ves será...yo por más que prometía hacerlo con calma, despacio, preparándola bien y mil cosas no hubo caso, me tuve que quedar con las ganas y conformarme con sus dulces besos y llevarla casi al orgasmo solo con caricias sobre sus ropas...

5 comentarios:

  1. esperar ..... hay cosas que no pueden esperar, los besos incitan caricias, las caricias al sexo y si es con sentimientos, que mejor.

    ResponderEliminar
  2. La siguiente vez será... Jajajaja. Besitossss

    ResponderEliminar
  3. Muy galán de tu parte haber respetado su decisión...

    Eso habla bien de ti.


    Bezozzzzz

    ResponderEliminar
  4. que tonta!
    si supiera lo que se perdia...
    yo te besaria tanto que ni cuenta nos dariamos y ya lo estariamos haciendo todo,todo,todo...
    te quieroooooooooooooooo!!!!!!!!
    y si sos un principe azul para soñar contigo!

    ResponderEliminar

Deja con cariño y ganas tu opinión