Contacto

Recent Posts

sábado, 10 de septiembre de 2011

Ceci...


En la casa donde termine arrendando una pieza en los dos últimos años de Universidad, que actualmente ya no existe por culpa del terremoto del año pasado, llegue a ella gracias a una compañera que allí vivía, de tanto buscar ella me dio el dato y fui a hablar con la dueña de casa, una señora muy amable y cariñosa, la casa estaba modificada de tal manera que tenia a la entrada de la casa 5 habitaciones para este fin, mi compañera tenia la más grande con cocina incluida, el baño era compartido, pero nunca había problemas con el, esta compañera que me condujo a esa casa, era atractiva, con el pelo ondulado como me encanta, y para que vamos a estar con cosas un trasero...!!! hecho a mano...todos en el curso y más se daban vuelta a mirarla, unos jeans de miedo, de solo acordarme uff, claro mis compañeros me comentaban que llegue a esa casa con la intensión de comerle el queque jaja, la verdad nunca pensé en eso hasta que comencé a verla en la casa, cuando llegaba a mi cuarto a consultarme algo, o conseguirse materias de algún ramo, al darme la espalda quedaba en un hilo y le seguía con la mirada hasta que salia de mi cuarto, era buena compañera en invierno me prestaba una estufita a gas para calefaccionarme, o tomábamos once juntos, o nos ayudábamos al momento de cocinar con algún ingrediente que nos faltaba. Incluso cundo había alguna fiesta nos servíamos de apoyo para no regresar solos, claro que ella tenía su grupo y yo el mio durante el día o cuando salíamos a esas fiestas poco nos veíamos.

Pasaron los meses y ya era común al llegar por las tardes toparnos en pijama, allí note que su cola no era solo efecto de los pantalones, si no que era todo muy natural y muy firme y bien puesto, ya por las noches cuando daban algún evento por la TV me invitaba a su cuarto a ver, o bien me pedía ayuda con su pc, obvio no perdía la oportunidad, incluso cuando ella viajaba y yo me quedaba los fines de semana me dejaba las llaves para que entrara a su cuarto a ver tele o bien ocupar su refrigerador, oportunidad que aproveche para dejar libre mis bajos instintos y trajinar sus ropas en busca de su ropa interior y no era sorpresa que esta era de la más chiquitita y así era, ya que nunca note bajo sus pantalones algo...mi imaginación ya corría por su cuerpo desde esa vez ya estaba desatada, cuando lavaba su ropa colgaba sus diminutas prendas frente a mi ventana...una tortura.

Pero ella tenía pololo como yo polola en aquellos días, quizá allí estaba la confianza que ella depositaba en mi, ya que nunca le hice alguna insinuación,  o menos sorprenderme con alguna mirada indiscreta sobre ella, incluso cuando nuestras parejas llegaban a vernos todo bien, incluso mi pareja por aquellos años me miraba medio raro cuando la veia pasar...diciéndome y ella es tu compañera???...arto linda esta....!! jaja yo solo asentía y me hacia el weon para que estamos con cosas...si igual estaba "rica".

Un día viernes luego de un certamen, salimos con un grupo de compañeros a celebrar...ya que era día viernes y nos quedaríamos el fin de semana "sin visitas", fuimos a un local que estaba a media cuadra de la casa cruzando una de las avenidas principales de la ciudad, allí reímos, jugamos, recordamos los primeros años de la U, bebimos algo, yo siempre con moderación ya que nunca e sido bueno para el trago...se me sube de inmediato a la cabeza...así que tranquilito con mi trago, note que ella al contrario ya sumaba varios de sus preferidos, ya cuando las revoluciones del grupo bajaron, algunos bailando y otros enfrascados en discusiones sin fin, me acerque a ella para preguntarle que pasaba por que tanto trago, que nunca la había visto así, me contó que su pareja estaba rara desde hace un tiempo y que este fin de semana no viajo sin darle una buena razón, que pudiendo viajar no lo hiso, allí trate de calmarla y decirle que tenía que ver el lado positivo que así podría prepararse mejor para el certamen del lunes sin la distracción de él...me dijo que no la distraia que al contrario le ayudaba a estudiar....bueno dije entonces estudiamos los dos...cual es el problema verás que nos va a ir bien...logré sacarle una sonrisa y continuamos hablando de  cosas más entretenidas, algunos de los compañeros a esa hora ya se habían ido a una disco a las afueras de la ciudad, nosotros como eramos los mayorsitos del grupo nos miramos y nos quedamos allí las niñas se despidieron y se marcharon...allí nos vimos solos, rodeados de gente extraña que nunca habíamos visto, nos quedamos en silencio, jugando con nuestros vasos y lo poco de trago que quedaba en ellos escuchando la música, mirando las caras, mirándola a ella a ver si me miraba....

Me senté muy cerquita a ella, ya que aún en los días de septiembre por las tardes y noches se ponía algo helado, ella comenzó a preguntarme por mi pareja, le conté todo lo que me pregunto, me sonreía complacida de escuchar quizá una historia feliz, donde ella se sentía todo lo contrario, trate de darle consuelo con algunas palabras, aproveche de decir lo hermosa y estupenda que era, que no se preocupara que tenia que valorar lo que era y donde estaba, que aveces las parejas son pasajeros en un viaje que se llama vida, y que algún día ese pasajero pasaría a ser el conductor de su corazón.....me sonreía nuevamente con esos labios gruesos, y me cerraba los ojitos, no se si de sueño o bien por efecto del trago...me regalo un abrazo de la nada..allí confirme que era efecto del trago ya que su cuerpo prácticamente se recosto sobre mi por algunos minutos...quieres que nos vallamos?? me pregunto al oído...bueno..le respondí ya eran casi las 3 de la mañana, al salir el frío nos penetro el cuerpo que hiso que nos afirmáramos las casacas aún más al cuerpo...allí esperando cruzar la avenida la tome de la cintura al notar la inseguridad de sus pasos, ella cruzo su mano igual a mi cintura para afirmar el paso y caminamos así los pocos pasos que nos separaba de la casa...los grandes árboles no dejaban que la luz de las faroles llegara a las veredas menos a la puerta donde debíamos entrar...llegamos allí ella se afirmo a la pared al lado de la puerta donde yo buscaba las llaves y debía agacharme algo para ver bien la cerradura...ya abierta la puerta y el pasillo que parecía una cueva....le estire la mano para guiarla...a entrar...me tomo el brazo pero fue como que me empujara hacia ella, casi pierdo el equilibrio y por poco nos vamos los dos al suelo...me abrazo y nuestras caras quedaron a centímetros...y en un segundo..me robo un beso que duro un suspiro...y me dio las gracias....quedé "caliente" por no decir helado...obvio quería probar más de sus besos fue rico...y eso?? le dije...sin apartarla de mi, gracias por escucharme y por ser así conmigo...así como??...tan caballero...por que lo dices...siempre me ayudas, me dijo...ya entremos....hace mucho frío...la metí para dentro cerré la puerta y el pasillo estaba aún más oscuro que allá afuera, claro que no tan frio, no dejo que prendiera la luz y volvió a apegarse a mi...no tienes por que agradecerme nada, la dije, solo trato de ser un buen compañero y que algún día me consideres tu amigo, y te respeto y aprecio, sin negarme a pensar que eres una mujer estupenda, linda y muy interesante...aparte de entretenida...reímos, ves me dijo, si eres hasta tierno...y me dio otro beso...claro que estaba ton oscuro que sus labios chocaron con mi barbilla por lo que tuve que dirigir mis labios a los suyos, allí el beso duro mucho más, me invito a pasar a tomarnos un café...puse el agua y prepare las tazas mientras ella ordenaba un poco su cuarto...

Prendió la lampara de su velador...ella se sentó en su cama sacándose sus zapatos y poniéndose sus pantuflas rosadas, yo me acomode en la silla de su pc, el calor de la estufa no demoró en calentar el ambiente, en mi mente tenía un cortocircuito...sus besos, me hicieron pensar cosas, y recordar a  mi pareja..que hago....era la pregunta...si esto continua....la dejo dormir y me voy como un caballero....o me quedo como un pirata??? sus besos por algo eran esta bien que tuviera unos tragos encima pero quizá en el fondo o en lo superficial algo de mi le gustaba...la radio informaba de un accidente lejano y la música de trasnoche continuaba, nuestras miradas eran cada vez m´´as fijas, claro yo estaba con gusto a poco quería continuar con sus besos, me acerque a ella haciendo rodar las ruedas de la silla, pero en ese momento se puso de pie y se saco un poleron bastante grueso dandome la espalda dejandome su cola a toda vista...enfundada en esos pantalones...su polerita no dejaba ver mucho, se puso de inmediato otro poleron abierto, termino de acomodar algunas cosas y volvió a sentarse frente a mi en su cama, la mire, sonreí, y ahora con otro tono de mi voz le volví  a repetir lo hermosa y estupenda que era...me invito a sentarme a su lado y sin decir más me volvió a besar, esta vez sus manos se apoderaron de mi cara, no erro a mis labios, su cuerpo como desvanecido se fue recostando para atrás arrastrando mi cara y mi cuerpo a su lado...

Yo no dije nada, ni pregunte nada, mi mente me decía...quedate callado no digas nada, mis manos tímidas recién se posaron sobre su vientre, y bajaron por sus generosas caderas,  soltó mi boca y estiro uno de sus brazos para apagar la luz del velados, la oscuridad nos abrazo y poco a poco la luz de la calle se comenzó a colar por una de las ventanas dejándonos en una penumbra muy agradable, el camino desde allí al estar casi desnudos  lo dejo a sus mentes, pero me dí el gusto de deleitarme con la mujer con la mejor cola con la que e estado, mis manos se cansaron de acariciarla por sobre los pantalones por mi no los hubiera sacado pero al inercia del placer y deseo lo hace imposible, acaricia su piel, suave, tersa, dulce, perfumada, y le dije al oído casi lo mismo que escribo aquí, que su cola era tan hermosa y deseable, que desde el primer día que la vi deseé hacer esto, y mis manos corrían, volaban, acariciándola toda, no solo su cola, ella era bella, aproveche como pocas veces la oportunidad, y así fue como me vi cruzando el pasillo casi desnudo a mi cuarto a buscar preservativos, y regresar para meterme a su cama calientita como entrar a una tina de agua caliente y ella allí, llena de deseo, ambos nos olvidamos por completo de nuestras parejas, disfrutamos de una danza de cuerpos...arriba, abajo, de lado...y el esperado "a lo perrito", tanto que pedí que prendiera la luz...que imagen aquella, si aún me masturbo recordando esa noche... me derretí allí...

Me acomode a su lado, le besé el hombro, mil veces hasta que le gano el sueño...me sentía como un ladrón..pero feliz satisfecho...mi botín estaba ya en mi poder y no lo podría entregar nunca más, me quede allí sin dormir un largo rato...como deseando que ella despertara par repetir la danza...un segundo baile...pero era obvio que no sucedería por lo menos esa noche...acaricie su cuerpo dormido...imperceptiblemente respetando su sueño, me levante lentamente, tome mis cosas y salí...llegue a mi cuarto que era la mitad al de ella, me acosté, y la luz de la mañana ya entraba por mi ventana, los gorriones desordenados iniciaban su día...que pasaría mañana...al despertar...al vernos....aún no podía creer lo que había pasado...recordarlo ya me tenía listo para ir a verla nuevamente, pero estaba cansado, mis manos acariciaron mi sexo...calmando el deseo...me dormí...pensando en muchas cosas.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja con cariño y ganas tu opinión