Contacto

Recent Posts

miércoles, 14 de agosto de 2013

El poder de las manos

Creo que ya e escrito sobre esto, pero quiero retomarlo por que me parece algo muy importante a la hora de los juegos previos, quizá una de las cosas que nos hace dar cuenta de que la chica con la cual estamos tiene o no práctica en la hora del sexo es la forma en que nos toca, de seguro para ellas les pasara lo mismo con el hombre con el cual están.

Sin olvidar que todo nuestro cuerpo, toda nuestra piel es el órgano erógeno más importante en cuanto a lo táctil, muchas mujeres se olvidan de acariciarnos a la hora del juego previo, durante y el post coito, muchas se quejan que nosotros o algunos se despreocupan y se dedican a disfrutar ellos sin siquiera tocarlas ni siquiera darles un beso, pues bien cuantas veces me a tocado ser yo el protagonista en muchas oportunidades de abrir los juegos y dedicarme a acariciar a mi compañera por completo...es un placer no hay duda, pero que recibimos a cambio...ya se podemos recibir muchas cosas, un beso, su amor, disfrutar de su goce, pero y nosotros, igual a nosotros nos excita de sobre manera que nos acaricien la espalda, el vientre y bajo vientre, las nalgas, entrepiernas y piernas, o no?

Ahora bien, una cosa es que seamos genitales por esencia y todo nuestro goce este concentrado en nuestro órgano sexual, pero no todos somos así, es por eso que pido a todas que se den una pasadita con sus manos por todo el cuerpo de sus amantes y verán los resultados...



Sin duda que nos acaricien nuestro sexo es un placer innegable pero hay que saber hacerlo no es llegar agarrar y masajear de arriba a abajo, es delicado, especialmente el glande si es que nos tocan con las manos secas y ya, de seguro más de alguno les reclame deteniéndolas o quitando las manos de allí, para reubicarlas en el cuerpo del pene para que deslicen la piel del prepucio por sobre el glande, mucho mejor si tienen un lubricante y se aplican un poco antes en sus manos recién allí pueden ir sin problemas a acariciar el glande y llenar de placer al susodicho.



Me a pasado igual que muchas sintiendo nuestra erección ya que rosamos su cuerpo al estar recostados a su lado no se dan ni por aludidas que queremos que nos agarren y acaricien, frustra un poco cuando esto no ocurren, como será el placer de ustedes con nuestras caricias que pierden la noción de corresponder al que tienen al lado, pero en fin aveces son cosas que se entienden y no hay por que obligar, no faltara aquella que le tenga miedo jaja, aunque no lo creo, a estas alturas del siglo XXI, así que no queda otra que tomarles la mano y llevarla al miembro para que nos lo acaricien, siempre pido en mi caso que lo tomen con fuerza es más las animo que que me aprieten con fuerza para que vean que no nos hacen daño si es que así lo piensan cuando no nos tocan.


El premio mayor el final..nunca e llegado a acabar solo con estímulo manual de parte de una chica, a menos que me concentre y este enfocado en lograrlo y ella esté de acuerdo en hacerme acabar así quizá si llegue a resultar, pero creo que sería algo mezquino solo hacer aquello, creo que el sexo va más allá de una maniobra, posición, estímulo o caricia, antes de llegar sin duda que haría de ella el placer más intenso posible tanto en ella como en mi para recién abandonarme y dejar llevarme al orgasmo solo con sus manos así sin duda que si valdría la pena sería algo novedoso, mucho más interesante y placentero...o no? 


6 comentarios:

  1. Siempre se lo decía a una amiga q tuve... ainsssssssss esas manos hacen milagros.

    ResponderEliminar
  2. las manos son muy poderosas jajaja y guardan tantos secretos en ellas...

    besitos

    ResponderEliminar
  3. Son algo tan
    preciado y deseado..
    "las manos" si ellas
    hablaran :O nos sorprenderíamos..
    Tantos lugares por descubrir
    y ellas ya lo ahn hecho..
    Besitos Real...Lindo fin de semana..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Claribel así fue un lindo fin de semana, y as manos siempre ayudan.

      Eliminar

Deja con cariño y ganas tu opinión