Contacto

Recent Posts

miércoles, 23 de octubre de 2013

Final

La Diosa Freya




Pase las mejores dos semanas que había tenido en mucho tiempo, lo habíamos hecho de tantas formas y en tantos lugares, estaba completamente adolorida, pero no me quejaba lo estaba disfrutando mucho, pero ya era hora, mi marido volvía y seriamente estaba pensando que esto debía terminar, pero solo pensarlo me dolía el corazón, estaba empezando a sentir otras cosas por  él y eso no podía ser, no podía ser tan egoísta y seguir queriendo tenerlo cuando no debía, aunque quería ser egoísta lo quería siempre para mi, el era joven hermoso y yo a pesar de ser mayor que él, tenia una pareja a la que aun amaba a pesar de todo, aunque me dolía saber que tenia a otra, aunque no sabía si se seguía viendo con Sofía, pero ese no era el punto, no quería que él se alejara de mi pero no podía retenerlo, no era justo, así que esta última noche no habría sexo solo conversación y le dejaría saber que podíamos seguir siendo amigo si el quería, y era eso lo que deseaba, así que lo llame para que fuera a verme así podría dar el paso final.*

Pasaron muy rápido estas dos semanas llegaba a su fin quizá la aventura más ardiente en la que mis pasos me habían llevado, era raro todo, sabia que esto no podía continuar o mejor dicho que algún día tendría su fin, pasaron días en que estuve todo el día pensando en ella en lo que habíamos hecho en lo que haríamos en la noche y otras tantas solo quería verla, llamarla, acariciarla...pero eso era lo raro, no podía encariñarme con ella era una mujer casada prohibida quizá por eso mismo me entusiasmaba tanto a la vez, quizá esta noche sea la última...quizá no...

Le pedí que llegara como a las 8 y fue puntual cuando abrí la puerta mi corazón se acelero no sabía si era por lo que pasaría o porque estaba realmente hermoso, lo invite a sentarse y me senté a su lado sin tocarlo, ya me había tomado un traguito para calmarme pero no me hacia efecto los nervios me delataban, esto rompería mi corazón una vez más, pero era necesario, le ofrecí un trago y yo empecé a hablar, sentía mi voz chillona como siempre hablo cuando estoy a punto de llorar, pero me controle, trague mis lagrimas y solté todo lo que sentía.*


Llegué a la hora indicada estaba hermosa como todas las noches, tenía mucha ropa hermosa que según ella la guardaba solo para ocasiones especiales, y cada noche era más espectacular que la anterior, entre y nos sentamos un traguito de bienvenida siempre era bien recibido, a pesar de todo los nervios en mi siempre me acompañaban pero una vez cruzando esa puerta se quedaban fuera, la note extraña su mirada decía mucho y por momentos pensé que se largaría a llorar, pero intuí lo que quería decirme, era el fin la llegada de su esposo cambiaría las cosas y nos estábamos acostumbrándonos a vernos y quizá algo más.

Sabes, hoy terminan nuestras dos semanas solos, mañana llega mi esposo, pero tengo algo que decirte así que no quiero que digas nada hasta que termine, estás de acuerdo?, acepto, pero lo notaba extraño creo que sabía lo que pasaría; Sabes estas dos semanas han sido maravillosas, hace tanto tiempo que nadie me hacía sentir como lo haces tú, pero el problema es que se está saliendo de control, de mi control, y no quiero que sufras ni yo sufrir, es por eso que te propongo lo siguiente, yo quiero seguir siendo tu amiga, tu confidente, porque estoy sintiendo mas cosas de las que debo contigo y aun en mi corazón  yo sigo amando a mi esposo, a pesar de que tenga a otras, no es que sea masoquista pero me case enamorada, me quede callada y espere a que me dijera algo.*



Sus palabras reflejaban por completo lo que yo sentía, tome sus manos y le exprese mis sentimientos lo que sentía por ella y lo grato y placentero de estas dos semanas, siempre seré tu amigo, siempre cuando quieras podremos estar juntos cuando las cosas se den, es cierto yo igual siento cosas por ti que no pensé llegar a sentirlas, no me reprimo al sentirlas pero si me preocupaba lo que tu sintieras, se que tienes una vida yo igual, pero si no quieres que esto pase a otra cosa perfectamente lo podemos dejar hasta acá darnos un tiempo y volver a vernos cuando lo deseemos...te parece?...asintió con la cabeza y la abrace sentí como sollozaba en mi hombro allí nos quedamos en silencio.

Su abrazo tan cálido me hizo desvaneces en sus brazos lentamente mi cara busco la suya mis labios los suyos y nos besamos largamente, fue un beso lento, apasionado, casi diría de enamorados, pude sentir cada detalle de sus labios y de su lengua que me acariciaban como bebiendo de mi boca el más dulce nectar, que más hacer allí me entregue por completa a sus manos y a cada caricia que desnudaba mi cuerpo.*



Esta noche era especial tenía que ser especial, mis manos acariciaban cada parte de su cuerpo mi lengua exploraba y acariciaba su lengua, por segundos solo ellas se tocaban, le susurre que fuéramos a su cuarto, me tomo de la mano y allá llegamos antes de entrar en el pasillo la tome por detrás abrazando su cuerpo, mis manos se apoderaron de sus tetas elevándolas, y mis caderas contra su culo que se entregaba me hicieron temblar de placer, volvió su rostro y nuestras lenguas nuevamente se aferraron en un abrazo...allí quedaron nuestros zapatos, mis pantalones apenas entrando ya estaban en el suelo...ella se sentó en la cama y fue mi turno de abrir su vestido bajando ese cierre que corría por su espalda, me arrodille detrás de ella, ella se levanto para quitar su vestido y volvió a sentarse...nuevamente mis manos acariciaban su busto, mientras nuestras bocas se besaban, continué desnudando su cuerpo su sostén fue el próximo  se tendió sobre la cama a mi lado dejé sus panties y su tanga fue la próxima en caer levantando sus pies.


Mis manos acariciaban cada parte de su cuerpo para por último acariciar su sexo que estaba tan mojado...que mis dedos se deslizaron sin ningún problema entre sus labios en busca de su clítoris, e introduciendo los en su sexo...su boca y sus gestos me invitaron a ganarme entre sus piernas y mi lengua se encargo de separar nuevamente esos labios mojados..que placer aquel....luego de unos minutos tomo mi cabeza y me dirigió sobre ella dejándome al alcance de sus labios no fue necesario dirigir mi sexo con mis manos o las de ella la unión fue perfecta lo introduje lentamente hasta no poder más, allí ella levanto sus piernas y abrazo mi cuello, lo hice lentamente, pero ella me pidió que fuera brusco que lo hiciera con fuerza...la gire y agarrándola de las caderas de los hombros y por momentos del pelo, me encanta ver como mi sexo entraba y salia de su cuerpo, recibiendo y entregando placer...le pedí que estuviera sobre mi...a lo que accedió rápido...allí tomo el control por completo y tan rápido que ni yo lo pude creer su orgasmo llego muy rápido me agarre de sus tetas y las chupe con fuerza como a ella le gusta, luego le pedí que levantara sus caderas asiendo sentadillas allí la penetración era perfecta y en minutos acabe por completo...eyaculando en su sexo...nos besamos sin separarnos quedando de lado con una de sus piernas sobre mis caderas...


Lo volvimos a hacer esa noche...toda la noche...nos dormimos abrazados besándonos acariciándonos intentando guardar en nuestro recuerdo cada detalle del uno como del otro...la madrugada llego para nosotros cerca de las 10 de la mañana, nos duchamos juntos, nos vestimos...desayunamos y me retire...pensando en ella, en cuando la volvería a ver nuevamente...no paso mucho tiempo en que nos volvimos a ver en tierra neutral, pero no fue lo  mismo algo había muerto...pero la amistad se mantuvo intacta, siempre nos saludábamos por el chat de gmail  o por face, hoy es una de mis mejores amigas que podría tener y eso no lo podría conseguir tan fácilmente en una nueva amiga hay que valorar lo que se tiene sobre todo la verdadera amistad.

*Relatos de Freya


Tengo que agradecer de forma muy especial a mi querida amiga Claudia alias Freya, por su disponibilidad en cooperar con esta historia aportando sus relatos y puntos de vista sin duda una gran mujer y que por su puesto espero que continúe con su cooperación no solo en relatos si no que en entradas futuras.







6 comentarios:

  1. En realidad la que debe agradecer soy yo, tu apoyo incondicional y tu amistad ha sido lo mejor en todos estos años, de verdad querido amigo gracias y te quiero, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Claudia espero que no sea la última vez que me ayudes con tus grandiosos aportes...un abrazo y un beso enorme...pàra ti

      Eliminar
  2. Me encanto esta historia, siempre etuvo muy bien relatada, fue excitante, y siempre nos mantuvo espectantes, es dificil conseguir algo asi, pero es que ambos escriben muuuy bien, gracias chicos, y mi enhorabuena, deberian penarse en escribir un librito de relatos, se les daria muy bien

    besosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Adis gracias por tus palabras de verdad me hacen sentir muy bien uno siempre modesto no cree loq ue puede lograr en otros hasta que no lo escucha y aún así no creo que sea para tanto...lo del libro no eres la primera que me lo dice...como sabes algún día...besos

      Eliminar
  3. Mi más sincera enhorabuena, relato perfecto, excitante y morboso. Una delicia leerlo e imaginarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Tloque de verdad me alagan tus palabras esa es la idea provocar cosas y motivar la imaginación saludos

      Eliminar

Deja con cariño y ganas tu opinión