Contacto

Recent Posts

sábado, 8 de febrero de 2014

Cecilia

Aventura Universitaria


Pasaron los días y la relación con Cecilia no cambio...yo esperaba que si, se mantenía distante pero cuando quería algo podía ser la mujer más cariñosa y caliente del planeta, la entendía estaba pasando un periodo de ruptura con un ex que al parecer había sido importante para ella, pero a mi eso me desconcentraba por que de verdad habían días que en la misma casa pasaba a mi lado y ni siquiera me saludaba...la miraba pasar y yo allí como dibujado, y cuando yo quería algo aveces si aveces no, al final aquello a mi no me gustaba o es fría o es caliente pero tibia nooo, pero por momentos parecía que me leía la mente cuando me animaba a hablar del tema saltaba como una loba sobre la presa...me dejaba exhausto, su culo de diosa me derretía, y terminaba aceptando aquello a no tener nada, al final la calentura mandaba.

Ya en la universidad me seguía a todas partes y andábamos en todas juntos, trabajos juntos, almuerzos en el casino juntos...y claro todos rumoreaban que entre nosotros pasaba algo, y como nada era oficial yo m negaba a toda pregunta de mis compañeras, que por suerte siempre tuve buena relación con muchas de ellas, algunas me querían como un hermano (sin comentarios) y otras algunas muy linda me tenían mucho aprecio y aún lo tengo, la Chica se alejo desde aquel primer minuto en que presintió que algo pasaba entre nosotros, en cierta ocasión me tope con ella y me saludo con un desgano, hubiese preferido que no me saludara, al final me aleje de ella y poco hablamos luego hasta salir de la universidad.

Incluso Doña Rebeca andaba rara conmigo, al final en una larga conversación con ella en su cocina mientras me daba once me pregunto que pasaba entre nosotros y trate de explicarle más menos que sucedía, ella solo me miraba de reojo, tenga cuidado con ella, no se valla a enamorar, su concejo final fue que me alejara de ella, yo la mire, al final ella la conocía más que yo, había visto pasar muchos chicos por esa pensión, y a mas de alguno enredado con ella, esa noche me fui algo triste a mi cuarto, por que de verdad el cariño en uno tarde o temprano supera al deseo.


Estaba por terminar el año se acercaban los exámenes Cecilia y yo anduvimos muy bien los certamentes orales eran el terror de todos nosotros, fue un día largo, todos en clínica esperando el turno yo fui uno de los últimos por mi apellido siempre al final de la lista, ella hace rato estaba en su cuarto, cansado regrese con el éxito en mi mano, entré a mi cuarto, dejé mis cosas y salí a darme una ducha al regresar a mi cuarto allí estaba Cecilia, se acerco y me abrazó...tanto demoraste, pregunto, cómo te fue?..bien respondí...buscando mi ropa, que vas a hacer ahora?...no sé, dormir...estoy muerto, vamos a mi pieza, y se me acerco como una gata en celo, me agarro el trasero sobre la toalla lo poco que tengo, suspire mirándola y disidiendo mentalmente si o no, si o no, ya vamos...me puse algo rápido y tenía allí una cerveza de esas suavecitas, pero helada se agradecía, bebimos celebrando el éxito en el certamen oral, reímos un rato, hasta que me invito a ganarme a su lado...por momentos realmente me sentí como un perrito faldero me hubiese puesto de cabeza si ella lo hubiese pedido.


Me abrazo y me beso, me deje querer una vez más, sus labios eran dulces  su lengua suave, una delicia...mis manos ya estaban acariciando la suave piel de su trasero y sus manos rosaban mi sexo sobre mi ropa, lo saco de mi pantalón ayude un poco bajándomelos...su mano me acariciaba subiendo y bajando..me apretaba ejerciendo presión en donde más placer sentía...me besaba, me miraba, sin bajar...su masaje si que me hacia efecto lo tenía durísimo, cuando las primeras gotitas de ese líquido transparente comenzaron a salir...algunas gotas escurrieron y mojaron sus dedos...quito su mano y con su lengua recogió esas gotas...más caliente me puso mojó sus dedos y volvió a tomar mi sexo...mojo la punta con sus dedos como esparciendo esas gotitas...volvió a apretar y volvieron a salir esta vez como que no aguanto y bajo a recogerlas con su boca directamente de mi sexo, aproveche su pose y quite sus pantalones,, y la acomodé sobre mi en un perfecto 69, su sexo su culo  que vista más maravillosa, su boca tragaba mi miembro profundo en ella, y mi lengua recorrían sus labios, metiéndose entre ellos saboreando y en busca de su clítoris, fue grandioso no sé cuanto rato estuvimos allí, pero fue placenteramente eterno, por momentos le tuve que quitar mi sexo de su boca para no acabar...aunque de seguro no le hubiese molestado, solo lo hacia para hacer del momento más eterno, al final ella sola busco un condón me ayudo a ponerlo y se acomodó sobre mi...no voy a mentir le lo puse entero un par de embestidas de sus caderas y me fui en una larga eyaculación...sujete sus hombros para que fuera profunda...rica...me miro y me beso apoyada en mis hombros...


Que te paso?...uff que quieres que haga si eres tan rica no me aguante, y tu boca es un placer...casi acabo en tu boca...si lo note y por que no acabaste me lo hubiese tragado todo...me dijo con una cara mirándome a los ojos...sabes me pasa algo contigo ...le dije cambiando de tema, tu me gustas pero esto de que aveces pareciera que fueras enemiga mía que ni me saludas me complica, hay días que agradezco muy cariñosa y amable que decir de los momentos como este...un paraíso...pero me choca lo contrario esos días en que ni siquiera me hablas, apoyo su cabeza en mi pecho...entiendo por lo que has pasado no todos los días alguien termina con otra persona y de un día para otro no se borran los sentimientos para partir de cero...pero tu me gustas mucho pero a la vez tengo un conflicto tan grande en mi interior aveces ...siento que te amo otras que te odio...me miró....no me hagas caso soy así...tu eres especial...eres muy bueno, me gustas igual...se que avece s ando mal, pasada, pero no lo hago a propósito y no sabía que te afectara tanto...asentí con la cabeza...me beso en los labios...me perdonas...si pero que va a ser de nosotros...que quieres tu? me pregunto...quieres ser mi polola? pregunte...me miro y me susurro un si...me volvió a besar...esa noche dormí a su lado...hasta terminar el año...


Doña Rebeca a regañadientes acepto lo nuestro aunque si no lo hubiese aceptado igual no me importaba, el año siguiente vivimos juntos un semestre, la pasamos muy bien, hasta que como toda relación se termino en buenos términos y hasta hoy seguimos siendo buenos amigos, doña Rebeca extrañamente se alegro de aquello. 




1 comentario:

  1. ¿Por qué se alegraba Dña. Rebeca? Seguramente la señora te quería más de lo que imaginabas.
    A veces, lo que nos gusta no es lo que nos enamora.
    Besos de Pecado.

    ResponderEliminar

Deja con cariño y ganas tu opinión