Contacto

Recent Posts

domingo, 21 de septiembre de 2014

La Gran Chica

Por toda la casa



Salir de aquella ducha fue lo mejor que pudo pasar, primero e insisto no hay nada mejor que tener sexo luego de una ducha es como que tu lengua tiene permiso para recorrer completamente a tu pareja, la seguí ella envuelta en una pequeña toalla dejaba ver más de lo que cubría, se acomodo sobre la cama como una gatita mostrándome toda su cola y su sexo, termino recostada de espalda levantando una de sus piernas ...apaga la luz...ordeno, me cruce por la habitación es extraña y placentera esa sensación al estar desnudo y pasearme delante de una mujer que nos ve por primera vez, no tengo un físico de deportista pero algo me defenderé, apague la luz y la luz del farol de la calle iluminaba perfectamente la habitación me devolví sobre mis pasos y quede de pie frente a ella que acariciaba su sexo suavemente...el ambiente estaba muy caliente...me subí a la cama y la besé...en la boca mientras mi mano acompaño a la que acariciaba a su húmedo sexo...te voy a comer entera...murmure entre sus labios y comencé a bajar por sus tetas y duros pezones y no tarde mucho en llegar a su sexo...me llamo la atención su flexibilidad levantaba sus piernas sin dificultad las sostenía con sus manos.


Me comí su sexo como si fuera la última vez que lo hiciera, fue una mezcla de lengua, saliva, fluidos, dedos, mordidas...sus gemidos inundaban la habitación uno tras otro sin parar mi legua entraba y salia de su sexo, acomodé mi lengua sobre su clítoris podía notar como sus fluidos corrían por su sexo moviendo mi lengua sin parar ella me agarro la cabeza con fuerza mirándome a los ojos abrió su boca pero ningún gemido salia de ella...ya mételo me volvió a ordenar...busque mis preservativos en mis pantalones que estaban en el suelo me acomodé en la cama a su lado...la miré y le pregunte por que no me besas a mi ahora..fue cosa de decirle para que se abalanzara sobre mi sexo que sin demora lo trago casi completo, su lengua hizo un trabajo de maravilla al igual que la succión justa y precisa yo la miraba, me regalaba miradas mientras su lengua dibujaba círculos en la punta su mano sostenía delicadamente mis bolas que de vez en cuando recibían generosamente alguna lamida, ¡ya pontelo! me ordenaba pero su boca era deliciosa y a regañadientes acepte, puesto me agarró de un brazo y me hizo quedar sobre ella volvió a levantar sus piernas con una facilidad excitante, entré en ella con tal facilidad, que quedarme quieto era un pecado, volví a sacarlo por completo ella regaño un poco pero en un segundo nuevamente estaba completo en ella volvieron sus gemidos comencé a darle con todo, el golpeteo de nuestros cuerpos era fuerte casi como un aplauso, la cama era `perfecta...nada de ruido.


Al parecer llego a su orgasmo sus gemidos cambiaron a una especie de resoplidos y su mirada perdida era obvio, giramos y  la sostuve de lado cambiando el ritmo a uno más suave y profundo aquel trance en el que entro parecía durar mucho tiempo...incluso pregunte ¿Estas bien?...allí me miro y me respondió que si, súbete arriba! ordene ahora yo...ella no tardo en quedar sobre mi...y sus movimientos pronto me hicieron llegar a aquel punto de no retorno y por más que intente detenerla ella me miraba y sonreía al parecer el vernos disfrutar es un placer extra para ellas me hizo acabar así... cosa  más rica...se recostó a mi lado...ten cuidado donde dejas eso...dijo apuntando el preservativo que guardaba mi blanco semen, me levante fui al baño lo envolví en papel y lo deje junto a mis zapatos para llevarlo conmigo...regaloneamos un rato en la cama y bajamos al living estaba todo temperadito bajamos desnudos jugando tocándonos, lo terminamos haciendo en el living, sobre el sofá y el sillón del dueño de casa, incluso sobre la gran mesa en aquella en que aveces me invitaban a comer, para la guinda de la torta dejamos la cama de los dueños de casa allí paso casi de todo, si no hubiese sido que tenia poca experiencia en sexo anal hubiese pasado allí mismo...



Cuando miramos la hora era muy tarde...donde vas a dormir?...pregunte algo tímido, mirando las escaleras me dijo...allá arriba y tu? pregunto sonriendo acariciando mi sexo exhausto...contigo...tenia que aprovechar, subimos entre risas, arreglamos algo y nos metimos a la cama, hablamos mucho rato...cosas románticas, de nosotros, de ella, de mi, de todo, volvimos a hacer el amor, esta vez muy suave, con largas caricias, besos y susurro se dejo acariciar toda incluso su cola pero no me dejo meter nada ni siquiera un dedo...dormimos como lirones el sol de las once de la mañana nos despertó desnudos...nos duchamos por separado, le ayude a arreglar el desorden que dejamos y a hacer algo de aseo, almorzamos como a las tres de la tarde,  reposamos y el postre que eramos nosotros no tardo en servirse y bien caliente...

Continuará...

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja con cariño y ganas tu opinión