Contacto

Recent Posts

viernes, 13 de mayo de 2011

A la semana...




Esta vez nos vimos en otra tierra siempre dentro de la octava región, yo estudiaba allí y los padres de ella vivían también, por lo que su visita era casi obligada, pero nos juntamos un día viernes por la tarde en meses de invierno, buscando el detalle en mi mente la fui a buscar al terminal de buses, y nos dirigimos al centro, teníamos hambre queríamos comer, lo que pasaría después era todo un misterio... el lugar, era cómodo, sillón redondo, acolchado, juntitos, pedimos, comimos, hablamos largo tendido, teníamos que seguir conociéndonos, nos besamos, espiamos a las mesas vecinas, nos reímos. estiramos las manos, bajo la mesa corrían por mis piernas y por las suyas las mías, la comida se termino, los besos comenzaron a alargarse apasionadamente, ella podía tomar un taxi y llegar a casa de sus padres yo podía hacer lo mismo y llegar al hogar de la universidad por aquellos días, y comenzaron las preguntas sin respuestas...y que hacemos ahora? donde vamos?, no soy un niño de la noche jaja verdad!! no soy muy asiduo a salir a bailar y esas cosas, me encanta hacerlo pero de verdad prefiero hacer otras cosas y si es en pareja obvio que otras cosas hacer.

Salimos del lugar y caímos en el paseo de la ciudad, caminamos sin rumbo algunos pasos, en mi mente era casi seguro que esta noche no la pasaba solo, nos ganamos en os peldaños de la salida de un edificio, ella arriba ayudaba a su estatura alcanzar mis labios, continuamos allí besándonos entregándonos calorcito en una fría y oscura noche, allí entrelazados en besos y abrazos que no dejaban casi respirar no se realmente de quien salio la idea, lo más probable que de mi, la de ir a un motel, ya que a bailar, no conocíamos un lugar y a ambos no nos gustaba mucho ese panorama, e irse a su casa ya a esas horas era casi imposible por la lejanía de su casa y del centro, igual el taxi la podía llevar pero que explicación daba...era complicado, yo no tenia una "casa" donde darle alojamiento, así que entre risas y excitadisimos por todo decidimos ir a un motel, ahora a cual??
Caminamos y de paso nos topamos con una farmacia y como niños responsables pasamos a comprar condones...una caja de 12 jaja seria larga la noche...quien sabe...

Los señores taxistas son los mejores GPs que existen y si tienen duda de como llegar a un lugar o que los lleven acérquense a uno y verán, nos subimos atrás con algo para beber y algunas galletitas para sobrevivir la noche, y el taxista raudo nos condujo a las afueras de la ciudad, salida norte jaja, carrera cortisima, nosotros bablábamos como si nos conociéramos de años tomados de la mano, llegamos al lugar me bajo para tomar una cabaña aún recuerdo la número la 21, ninguna maravilla una cabaña con separados de ambiente una gran cortina de techo a piso, una pequeña sala de estar con muebles de mimbre bien lindos, la gran cama, tele anclada al techo, baño espacioso, lindo, lindo.
Paso al baño a darme una ducha y a relajarme por que apesar de todo igual uno tiene sus nervios después de todo estas cosas no pasan todos los días o fines de semana, recuerdo estar parado frente al espejo con la toalla al cinto, mirándome y pensando en donde estaba y como tan pronto...osea un poco más y me aplaudo jaja, no es que sea mi meta llevarme a la cama a una mujer lo más rápido posible, para algunos si, pero en mi caso reconozco que soy más de tiro largo, por decir algo, bueno luego entro ella y me puse cómodo, apague algunas luces, busque el canal de música, cerré bien las cortinas, aunque la calefacción era muy buena no quería perder calor por ninguna parte, y serian los nervios pero me vestí jaja si me puse los pantalones, una camiseta y mi camisa, después de todo apenas una semana la conocía en persona y había pasado 5 días sin vernos.
Salio ella igual vestida sus pantalones y una blusita, descalza, sin tener que romper el hielo...nos besamos cerca de la mesita donde teníamos el jugo y algunas cosas...de allí rápidamente llegamos a la cama, y comenzamos a besarnos esos típicos besos apasionados que aparte de ser con los labios pareciera que fuera todo el cuerpo el que besa al otro, mis manos corrían por su espalda a más allá de su trasero, esa es la ventaja de ser al
to y tener largos brazos, ella chiquitita por lo demás, y comenzamos a rozar nuestros sexos haciendo de ello algo tan exquisito que llega a ser una molestia tener que dejar ese jueguito para pasar a cosas mayores...ella estiro sus manos y comenzó a sacarme la camisa, se incorporo separando sus piernas quedando las mías entre ellas, no dio pausa luego de sacarme la camisa e inmediatamente siguió con el botón de mi pantalón y en un dos por tres estaba fuera, allí dije yo me toca a mi...pero nada ahora incorporada a mi lado no tardo nada en meter sus manitos dentro de mi ropa interior y sin darme un segundo mi miembro estaba siendo saboreado por su dulce boca....en mi interior no lo podía creer a una semana
de conocernos ya estamos allí y teniendo sexo, aplausos se escuchaban de fondo...en mi mente jaja, inmediatamente pensé que esta chica era de armas tomar, me alegré profundamente de que fuera así, sin esperar a pedirle hacer las cosas, o que me dijera que esto no, que por aquí no, en fin, estaba en un oasis.


Así que estando desnudo solo yo y disfrutando del momento puse manos a la obra, la deje ser sin decir nada, tenia muy buena técnica, aún la tiene, pero esa imagen de haberla conocido hace apenas una semana y ya estar intimando me encanto, de ves en cuando una mirada calentona mientras estaba allí para verme la cara de gozo era aún más placentero, luego de unos minutos fue mi turno el desnudarla lentamente, primero arriba sus pechos hermosos y grandes cumplían a cabalidad mi gusto, luego sus pantalones fuera y lentamente fui bajando hasta llegar a su sexo el cual completamente humedecido recibió mi lengua tibia, delicada y atenta a ir a los puntos claves no tarde en localizar su clítoris y sus gemidos me indicaban lo bien que era recibida mi lengua, y sus caderas se movían para ofrecerle resistencia cuando trazaba caminos sobre su clítoris, yo podrá estar allí largos minutos pero fue ella quien me tomo para besar mis labios y traspasar el sabor de su sexo a su boca, algo muy sexoso no?...una rápida maniobra para deslizar el condón por mi miembro erecto me recuesto de espaldas y ella se acomoda sobre mi, recuerdo que aquellos primeros momentos donde nuestros cuerpos se acoplaban surgieron algunas torpezas naturales, que continuaron luego de que ya estaba mi sexo completamente en su interior, los movimientos por momentos como que no era coordinados lo que me hizo pensar "mmm que mal nos movemos" luego fue el turno de estar sobre ella, trabando con uno de mis brazos una de sus piernas aumentando la amplitud de su abertura, allí así mejoramos la coordinación y mi mente comenzó a relajarse, a decirme "respira, respira" tienes que alargar al máximo el asunto, obvio uno no quiere quedar mal en el primer encuentro y no quedar como un precoz, así que pensando la mente se me fue hasta del lugar jaja, pero no, prefiero darme una pausa, cambiar de posición o detener todo movimiento y dedicarme a besar, no recuerdo... como acabamos esa primera vez pero que estábamos contentos lo estábamos, nos abrazamos y reímos un rato, antes de empezar nuevamente que fue mucho mejor que esa primera...

En total esa noche lo habremos hecho unas 5 o 6 veces...si hasta por el suelo anduvimos rodando, solo recuerdo despertar por la mañana abrazado a ella calientitos, despertamos para volver a hacerlo y despertar con animo....bueno algo cansado pero con buen animo y díganme que no es rico despertarse para eso...
AL llegar al hogar de la U mis compañeros no podían creerme donde pase la noche, ya la conocerán les decía yo, que puedo decir es una de las mejores cosas que me ha pasado, una intima amiga no podía creer que luego de una semana ya estábamos en esa, "que suelta" llego a expresar, al final eran puros celos, jaja , eso solo fue un detalle, creo que no hay tiempo para esperar, salvo que lo hagas adrede y calculando los tiempos para todo, si pasa en la misma noche y no pasa nada a futuro a disfrutar el momento como alguna vez lo hice, pero esta vez me tiene por bastantes años haciéndolo con las mismas ganas y deseos de aquella noche, pararemos por periodos de sequía, peleas, mañas como toda pareja, lo bueno fue que a la semana siguiente nos vimos nuevamente y en la misma cabaña y aún más intenso.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja con cariño y ganas tu opinión