Contacto

Recent Posts

sábado, 14 de mayo de 2011

Masturbarse en el trabajo?


Brasileña gana juicio para masturbarse en el trabajo, Así lee el titular de un twiteer que leí este viernes, la curiosidad me mato y leí que la pobre chica sufre de una enfermedad llamada "compulsión orgásmica" ya que sufre una alteración a nivel cerebral de carácter químico, sintiendo la urgente necesidad de masturbarse para aliviar la ansiedad que este problema le acarrea, llegando según ella a hacerlo hasta 47 veces en un día..., y si es que tiene pareja uf pobre tipo, reconozco que en mi adolescencia sufrí de lo mismo jaja, nooooo, normal me imagino como todo adolescente, pero si recuerdo días especialmente en las vacaciones ya sea de invierno o verano, haber pasado días solo en casa y aprovechar esas jornadas para darme un festín de "pajas" y andar desnudo por la casa, me masturbe muchisimo jaja, hablo de los 12 a 15 años... mínimo quizá llegaría a tres diarias mañana,tarde y noche, si hasta la yayita del condorito me servía de inspiración, incluso cuando íbamos de visita a la casa de algún familiar era seguro la encerrona en el baño, o durante la ducha, si creo que en casa de todos los tíos quedo algo de mi, llegue a pensar que estaba enfermos, o algo, nunca escuche palabras religiosas por que de seguro me condenaba solito al infierno, la única respuesta que calmo mi pregunta de si era o no enfermedad, fue que escuche o leí en alguna parte que era algo negativo cuando se deseaba o se obtenía mayor satisfacción sexual que el obtenido por la pareja, y como por aquellos años no tenia pareja la duda siguió por un tiempo, gracias a Dios es mil veces mejor estar con alguien que hacerlo solito por allí, aunque en momentos de necesidad no tiene nada de malo no!


Mi madre alguna vez me sorprendió, en aquel periodo en que entre amigos nos intercambiábamos revistas pornos, yo en lo mejor haciéndome una en la cama con la luz encendida y la revista entre mis piernas cuando entra ella muy campante, pegue un salto del puro susto e impresión, dando manotazos para apagar la luz y tirar la revista bajo la cama, solo me dijo "que tay haciendo"...para encender la luz y decirme por que la apagaba, de seguro como madre sabia en lo que estaba y no dijo nada, quizá si hubiese visto la revista la historia cambia... y después cuando grande ya cerca de los 20 por menso, por no ponerle seguro a la puerta del baño de la casa de un tío, también cuando estaba en lo mejor se asoma la tía y me con tremenda erección frente al espejo, ya se imaginan las vueltas de carnero para taparme y ella sin decir nada cerro la puerta tras de mi....me quería puro morir... en todo caso esa tía política, se merecía más que una solitaria ya que estaba bien buena.

3 comentarios:

  1. Dios me flipa. Menudo subidón me ha dado. Siempre ha sido algo que me ha dado mucho morbo eso.

    No es mi caso porque no trabajo y aún soy estudiante pero si he estado charlando con chicos por el msn que estaban en el trabajo y me encanta ponerles como una moto, luego me ponen la cam medio a escondidas para enseñarme su erección y pffff eso me enciende mucho.

    ResponderEliminar
  2. Si es enfermedad, que pida licencia...si quieres que te respeten, respeta, esa es la ley de convivecia ...
    Cariños para ti.
    mar

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué rico es masturbarse! cuando yo tenía 15 años lo hacía al escuchar los ronquidos de mi papá, no sabía como hacerlo ni como tocarme, solo lo hacía porque sentía que el deseo sexual me iba a reventar de ganas...he sentido la líbido alta en la pega tb cuando recuerdo el último polvo o veo a algún chico que me enciende, he ido al baño a puro tocarme pero no he llegado a un orgasmo... a diferencia de muchas personas, a mi si me criaron con que el sexo solo se practica con la pareja y casada, que es malo estar con otros que no sean el oficial y que el sexo casual era una enfermedad como la lepra, una perversión, una mente perturbada que debía tratarse por desviada, qué decir de estar con alguien del mismo sexo: una lepra, fue así que cuando empecé a sentir deseo por otros hombres estando en pareja me sentí como las reverendas, lloré, me culpé, me sentí una pervertida enferma, que iba a perder lo logrado con quien estaba un hombre que adoraba y que era querido por mi familia, hasta que no pude más y le conté a quien era mi pareja con quien llevaba miles de años, él ya era médico titulado y me escuchó silencioso, fue super comprensivo y entendió mi problema, me consiguió hora con el mejor sicólogo de LA en sexología, una eminencia que tiene varios libros y que es el ser más encantador del mundo, él me hizo ver que yo era normal, que solo tenía hipersexualidad la que era llamada en la edad media como ninfomanía, que era un regalo de la naturaleza, que era mi decisión el cómo la usaba pero que era parte tan mía como el pelo rojo y el respirar, que había nacido así y que no era producto del medio, que debía aceptarme y no dejarme llevar por los estereotipos de una madre posesiva, que ya era una mujer grande y debía vivir como me pareciera aunque no les gustara a los demás, me dio 2 opciones: aceptarme o seguir igual, decidí aceptarme, soltarme y disfrutar del sexo como lo he hecho aunque perdí vida y miles de oportunidades en el intertanto pues no fue fácil el proceso con tantos años de escuchar lo mismo, demoré 8 meses sino más en estar con otro hombre con la venia de mi pareja quien sabía que no le era infiel porque lo seguía amando a él y que mi cuerpo es mío, que hago lo que quiero fisicamente pero mis sentimientos eran para él... un día conversando con mi papá hizo un mea culpa sobre nuestra crianza, para ser milico es un tipo muy liberal y tolerante, creo que es porque siempre ha tenido gente joven bajo su mando, lamentó mucho el haber permitido que mi mamá nos inculcara valores tan rígidos sobre temas que son normales como la sexualidad, la masturbación, el tener experiencias diversas, el que siendo mujeres tan lindas y con tanta vida nos hayan obligado a un sistema medieval lo que estaba llevando al desastre nuestras vidas, con un cinturón de castidad mental pero sin la llave para abrirlo, reconoció que debió estar más para nosotras y no haber permitido tal nivel de exigencia, que debió haber intervenido y haberle hecho entender a mi mamá que las cosas no eran como antaño y que era normal que sus niñas tuvieran pretendientes (jotes se llaman hoy), que las buscaran y las desearan y que nosotras eligiéramos cómo, cuándo, donde y con quién... por eso era que mi papá no se inmutaba en recogernos los sostenes que nos quitábamos viendo la tv cuando éramos cabras adolescentes y que dejábamos en cualquier lado, otros papás se habrían indignado, el mío hasta le gustaba y sabía reconocer de quien era, no le molestaba doblar la ropa limpia y ver los hilos dentales de mi hermana... la masturbación me encanta, es exquisita, pero no hay como el sexo, pero cuando las ganas están entre reprimirlas y sacarlas es mejor sacarlas, yo tb soy fan de la pornografía, me encanta, creo que es una maravilla y cuando estuve en Brasil compré ene revistas xxx que en esos años no se vendían acá: sailor moon xxx, comics pornos, ranma 1/2 xxx, las traje escondidas porque era cabrita y como tal me calentaban los dibujos xxx, nunca me las pillaron ni hasta el día de hoy... un abrazo!

    ResponderEliminar

Deja con cariño y ganas tu opinión