Contacto

Recent Posts

lunes, 16 de julio de 2012

La llamada...


Corría el año 2003 cuando en mis inicios como internauta, estando en la universidad en una comunidad de internet que ya no existe conocí a una niña con un nombre extraño...parecía un nick pero era realmente su nombre, paso que con el tiempo esta niña comenzo a hacerme llamadas al hogar universitario donde vivía por aquellos tiempos, me era grato hablar con ella aunque las llamadas se extendían demasiado al rededor de una hora, comenzo a llamarme la atención tanta atención de ella para mi, eran llamadas aveces periódicas, la diferencia de edad era importante, ella mucho menor por esos aveces sus llamadas me parecían algo latosas por que tocaba temas..no infantiles pero muy superficiales, por lo que con el tiempo me pareció algo latoso e incluso cuando me llamaban llegué a decir un par de veces que no estaba con tal de no hablar con ella, en fin ya el asunto se estaba casi muriendo por lo menos para mi, cuando en una llamada me comento que en su casa vivía una niña de mi misma edad que dormían juntas en el mismo cuarto, mela describía muy linda y la curiosidad despertó en mi, no se por que me sentí mas atraído por esta niña que no conocía en vez de esta otra que me insistía en hablar conmigo...hasta que un día en plena conversación no me creerán le dieron ganas de ir al baño y no encontró nada mejor que dejarme con esta otra niña al teléfono...y fue magia desde la primera palabra...

Ahora hablaba con ambas casi una hora con cada una cada noche o noche por medio, de aburrirme con la primera con la segunda era todo entretenido nos matábamos de la risa desde la primera llamada era como si nos conociéramos de toda una vida...me imagino que a muchos les a pasado eso...luego pasamos a hablar solos en otras llamadas, claro primero hubo intercambio de fotos y algunos mensajes por correo, paso casi un mes cuando decidimos conocernos, la cita fue en un lugar público, un atado de nervios y como todos en esas idealizando a la mujer que uno espera ver, aveces demasiado, no es un buen concejo, es mejor no hacerlo para no sufrir desiluciones, pero al verla me gusto inmediato, sus ojos claros eran preciosos su pelo fino y delicado caía sobre su frente, su cuerpo delgado y su baja estatura era bastante atractiva...hablamos mucho hasta que al terminar la cita nos besamos por largos minutos..quedando de vernos oro día por la noche, la segunda cita fue en el centro de la ciudad...nos tomamos un café helado, nos besamos eternamente y nuestras manos corrieron bajo la mesa, pero solo fue eso.

A la semana de conocernos en persona yo viviendo por esos años en el hogar de la universidad, nos quedamos de juntar un viernes por la noche, ella viajo hasta allá, y aunque sus padres igual vivían allí, decidió pasarme a ver, nos juntamos en el terminal de buses, y fuimos al centro a comer, era más menos esta misma fecha hacia frío, mis compañeros de pieza en el hogar no me podían creer que iría a juntarme con una niña que había conocido por teléfono, así que me desearon suerte y que no regresara hasta mañana...pasamos a comer algo en la "Fuente Alemana" en muchas ciudades hay una, jeje pero para los que me siguen y son de Chile ya saben donde, bueno allí comimos y nos tomamos algo, trago que se hizo eterno ya que a hora paso y paso y era obvio que ella no iría a casa de sus padres y no me la podía llevar al hogar, así la pregunta surgió por si sola..¿dónde vamos?...a bailar...podría ser pero ella decía estar cansada...mejor vamos caminando, así que salimos del lugar y caminamos por el pequeño paseo peatonal hasta que nos refugiamos en una entradita de un edificio ya que comenzaba como a llover muy suave, allí nos abrazamos y la pregunta surgió nuevamente....y si nos vamos a un motel? pregunte...ya po, vamos...pero primero tengo que pasar a la farmacia...insinué...siempre la prevención ante la calentura...tomamos un taxi sin antes comprar algo para comer y beber nos fuimos a las afueras de la ciudad, el taxista nos dio su tarjeta para que nos fuera a buscar al otro día, nos dieron una cabaña la número 14.


El Nevada si no me equivoco, una cabaña pequeña pero con lo suficiente, dos ambientes gran baño, cama enorme de esas que parece que flotan, calefacción central, rico, tele empotrada en el techo, tv cable, luz regulable, alfombras por todas partes, rico para tirar a full, me fui al baño y en cierta forma no podía creer que a una semana de conocerla estuviera allí a punto de tener sexo...me mire al espejo y me dí animo, me dí una ducha y  como aún no estaba la confianza salí casi vestido completo nuevamente secándome el pelo con una toalla, luego entro ella y claro salio igual algo vestida, pero más cómoda, nos sentamos en la cama como esperando que alguien diera la partida, no paso mucho tiempo  y ya nos estábamos besando a lo largo de la cama recostados...ella besa muy bien, y rápidamente comenzo  a quitarme la ropa y a bajar por mi cuerpo..a los pocos minutos estaba completamente desnudo a su merced, así que no perdió el tiempo y me estaba ya dando sexo oral...rico...con fuerza y ganas su cara demostraba deseo y su técnica era muy buena...me lo chupaba y su lengua corría por todo lo largo...bajando hasta la base para allí darme unas cuantas lamidas y chupones...sin dejar de lado a mis bolas que con delicadeza masajeaba...yo solo la miraba y no podía creer nuevamente en la escena en que estaba ella aún con gran parte de su ropa y yo desnudo...cambiamos de lugar después de un largo y generoso oral...ahora era mi turno de desnudarla y besarla por completo, sus pezones grandes me encantaron, sus tetas aunque algo caídas era por lo grande que eran ante la gravedad nadie puede, bajé lentamente hasta ubicarme entre sus piernas, su bello algo me molesto pero tome rápidamente el buen rumbo y sus gemidos y contorsiones me indicaban que estaba en buen pie, cuando uno esta caliente de verdad pierde la cabeza y la lengua mi lengua recorrió todo su sexo , entrando y saliendo y concentrándoce mayormente en la zona de su clítoris intente dar mi mejor oral para causar la mejor impresión, siendo siempre delicado nada de brusquedades, su cuerpo y su humedad creciente me decía que todo estaba bien...pero mi lengua comenzaba a cansarse....no se cuanto tiempo ya llevaba allí pero me encanta lo único malo es que la lengua uff igual se cansa, aunque mezcle algo de mis dedos, no lo puedo evitar, ella fue quien me salvo de la situación me tomo de la cabeza para que la besara, estire mi mano en búsqueda de un preservativo...ya era hora.


Siempre es un enigma esto de la primera relación con una mujer, esta el temor de pensar, "cuanto voy a durar", "ojalá que se lo suficiente", "espero poder complacerla", "que no me encuentre chico" jaja, ustedes saben para nosotros es importante aunque no lo reconozcamos y por más que nos sintamos seguros de nosotros mismos, no recuerdo bien creo que yo estaba abajo y ella me ayudo para buscar su sexo...ubircarlo por lo menos para comenzar...allí fue donde el acople fallo un poco, más que a nivel genital era como de cuerpo, no se si estaba muy atrás sentada o nuestros movimientos eran descoordinados pero por momentos note que estábamos como mal, como quien tira para un lado y el otro para el otro, cambie de posición varias veces y llegue a pensar que o ella no sabía moverse, cosa que me comenzaba a frustrar, bueno tampoco recuerdo cuanto duramos aquella primera vez, pero no fue rápido fue su tiempo  y eso creo que compenso lo incomodo queme sentí, obviamente luego hubieron caras veces más en la noche, serían unas tres más antes de quedarnos dormidos para retomar con la infaltable mañanera, al final lo pasamos bien y ese como desacople se mejoro luego de la primera vez, pero siempre recuerdo aquella primera vez por eso, pero igual fue rico llegué como al medio día al hogar, me recibieron mis compañeros esperando saber como me fue, les conté a grandes rasgos lo que paso y que obvio terminamos allí en un motel, no dí detalles, la verdad nunca entre amigos e dado detalles de lo que hago en la intimidad, a lo mas les digo que si que paso lo que tenia que pasar pero nada más, bueno ese fue el inicio de una larga relación que a pesar de ser a distancia, creo que eso nos ayudo en la parte sexual ya que al vernos solo los fines de semana se nos acumulaban las ganas de esos días y nos descargamos cuando nos veíamos, nos repetimos el plato en aquel motel varias veces y ese desacople paso al olvido luego nos compenetramos muy bien haciendo de nuestras noches maravillas.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja con cariño y ganas tu opinión