Contacto

Recent Posts

miércoles, 26 de marzo de 2014

A dedos


Hace unos días con mi pareja estábamos jugando ya habíamos hecho algo de sexo pero al sentir mis ganas de acabar me retire un poco pero deje mis dedos trabajando, cuando la lubricación no es la mejor nada mejor que unas gotas de lubricante creo que no debe faltar en ningún velador como concejo, si no conocemos a la mujer con la que estamos a veces cuesta da con el punto preciso donde acariciar si es que queremos llevarla al orgasmo, las primeras caricias generalmente son amplias, recorren toda la exención de los labios, introduciendolos por que no en busca de esa zona arrugadita que se supone es el punto g, para volver a salir y buscar esa perla escurridiza, en mi caso de mi pareja la caricia directa suele ser rechazada, quizá algo sensible me imagino prefiero enfocarme en un punto cercano con uno o dos dedos y hacer pequeños círculos y así rosarlo de forma indirecta.


Las caricias gruesas esas que abarcan todo de vez en cuando creo no están mal, meter los dedos delicadamente pero con firmeza también ayudan y que más calentón que susurrarle cosas al oído, si todo va bien podemos seguir claro en muchas oportunidades me quitan la mano y me piden directamente que se lo meta textual...a muchas me imagino que la mejor forma de llegar al orgasmo es con un buen pene dentro, pero uno como hombre igual nos gusta ver a nuestra chica llegar al orgasmo con nuestros dedos o lengua incluso con el simple roce de nuestros sexos cuando nos encontramos vestidos.


A que chica no le gusta como juego previo? esta imagen en el agua la respiración de ella...percibir esas cosas para uno es extremadamente excitante, pero llega un punto en que todas las sensaciones en ella llegan a un punto en que echarse para atrás retirar los dedos es imposible, se desencadena toda una ola de placer que es irrefrenable, nos agarran la mano nos conducen con precisión y nos hacen enfocarnos en un punto y piden no parar, nuestra mano y antebrazo al borde del calambre lo reconozco muchas veces a estado así y cuando les llega el orgasmo es sublime sentir como sus sexo palpita, como si logras volver a meter los dedos en su sexo como son apretados los dedos, muchas veces ni siquiera dejan que se les toque por la alta sensibilidad que luego aparece, luego de unos minutos...el turno es de nosotros.

4 comentarios:

  1. Eres todo un caballero!!! No hay que dejar a una dama en apuros!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. para nada amigo una dama tiene que salir satisfecha si o si...

      Eliminar
  2. Muy íntimo y personal pero una delicia para esa mujer...
    No cabe duda de que tienes arte.
    Besos de Pecado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hay que saber y algo de práctica hace al maestro....besos

      Eliminar

Deja con cariño y ganas tu opinión