Contacto

Recent Posts

martes, 11 de marzo de 2014

Previa

21 AÑOS

 
Hay un punto algo incómodo en que la ropa te molesta pero no quieres despegarte siquiera de la otra persona un segundo para quitártela, bueno ese punto llego...su mano frotaba sobre mis pantalones mi miembro erecto, caliente y deseoso, mis manos ya tenían caliente la ropa de ella, su entrepierna especialmente, me separe de ella sin soltar sus labios y me saqué los pantalones con tal mala suerte...que mi miembro salió por la abertura de mis bóxer, lo vi de reojo y se veía enorme, su mano lo tomo y me lo acaricio con fuerza y determinación, en segundos soltó mi boca y lentamente se acomodó sobre la cama quedando a la altura de mi sexo, su boca en segundos ya estaba llena de mi.
 
 
Acaricie su espalda hasta tu cola, acariciando esa piel que esta justo antes de llegar a la cola, suave y tibia, pero más allá de eso poco podía hacer, me dejé querer, y me acomodé en la cama acariciando su cabeza y su cabello, sin duda su técnica había mejorado desde la última vez que nos vimos, la succión perfecta, no me hacia doler y mi sexo no estaba para nada sensible como algunas veces, levantaba mis caderas haciendo que este pareciera aún más grande, ella no lo soltaba para nada, mientras lo hacia quite mis bóxer, ella me soltó y fue el momento indicado para ayudar con su ropa, sus sostén y bajar algo las luces.
 
Pude quizá ponerme inmediatamente el condón y terminar rápido allí pero no, preferí hacer algo más prolongada la previa, ya desnudos me senté apoyando mi espalda en el respaldo de la cama, y ella se acomodó entre mis piernas continuando con su sexo oral...y acariciando mi sexo con sus manos...mezclado con besos que nos devorábamos, por momentos mi sexo rosó sus pechos grandes y hermosos, levante mis caderas y ella algo tímida tomo mi sexo y lo puso entre sus teas jugando allí con él, cada ve que subía su boca lo alcanzaba...fue un gran momento, las ganas de tomarla y penetrarla comenzaron a surgir pero con calma ese momento llegaría.
 
 
Mis deseos eran ahora comerme su sexo...así que no encontré la mejor forma de llagar a el, que deslizándome bajo su cuerpo....saliendo entre sus piernas hasta que mi cara quedara a la altura de su sexo...mi lengua no se detuvo ante nada, su sexo mojado fue exquisito manjar para ella, agarré sus caderas para hacerla bajar un poco así mi lengua sin el menos esfuerzo lograba lamer y acariciar cada centímetro de su sexo, mi sexo se agitaba en el aire mientras sus gemidos comenzaban a inundar el cuarto, ean gemidos suaves, ricos, excitantes, luego la acomodé sobre la cama me arrodille en el piso quedando cómodamente allí, mis dedos entraron en juego y su sexo se lleno de ellos, suavemente, pude sentir la rugosidad de su punto g que es bastante amplio, mientras mi lengua se concentraba en su pequeño y escurridizo clítoris, cada vez que mi lengua daba con el un gemido grato al oído cruzaba la habitación...todo aquello duro bastante por mi hubiese estado allí hasta hacerla acabar mil veces, pero fue ella quién levanto mi cabeza y me hizo llegar hasta su boca...nuestros cuerpos pegados estaban listos....
 
 
Continuara...

2 comentarios:

  1. Me encantó la continuación... Las ganas de ser devorados por el otro, sentir su boca en busca de tu placer... Alargando el momento para que cuando llegue ambos explotéis... Genial!!!

    Muchos besinos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Haydeé opr tus palabras la verdad que ese deseo a veces es demasiado y transcribirlo es poco o complicado expresarlo...un beso para ti...me encanto charlar contigo.

      Eliminar

Deja con cariño y ganas tu opinión