Contacto

Recent Posts

martes, 25 de marzo de 2014

Espiados...



Les a pasado...accidentalmente o por que ustedes lo buscaron, yo siempre e sido cuidadoso al respecto no soy de aquellos que anda teniendo sexo en la esquina, parque o centro comercial, siempre busco un motel o bien hoy por hoy mi casa, y aún así me cuido de cerrar bien las cortinas y a veces las ventanas para que ningún sonido se escape y alerte oídos indeseables.

Quizá en más de alguna ocasión me habrán escuchado en alguna casa de visita, donde mi pareja no se a contenido ni menos yo, jeje, la verdad cuando uno anda de visita intenta con mayor razón de ser cuidadoso asegurando o probando que la cama no haga ruido  si no al suelo con ella, que las paredes sean lo suficientemente gruesas, que la habitación no sea de transito a quien no le a tocado dormir en algún living en el suelo, son las ocasiones que si nos escucharon quedara en el secreto grato o ingrato de aquel o aquella que nos espió.


Pero tengo una pequeña vivencia que nunca corroboré, vivía en la ciudad donde estudie en la universidad, vivía en un pequeño cuarto en un patio interior de una casa la dueña de casa era muy buena y atenta, los fines de semana aparecía mi novia y que le vamos a hacer era casi pasarla acostados todo el tiempo a recuperar el tiempo perdido de la semana, una noche de sábado quizá fuimos por una pizza de aquellas familiares y luego paso lo que tenía que pasar, pero aquí es donde recuerdo algo extraño, mi novia estaba entre mis piernas dándome una mamada de aquellas eternas llenas de placer, la luz del velador estaba encendida y la cortina que estaba al lado de el estaba unos pocos centímetros abierta, de pronto sentí un ruido ese típico ruido de un zapato que es arrastrado en una superficie lisa y sucia de piedrecillas, inmediatamente detuve a mi novia que a regañadientes lo hizo, pero continuo suavemente lo que me impidió ir por esa cortina miré pero que le iba a hacer me rendí allí...ni siquiera apagué la luz pensé si alguien esta mirando que mire.

Paso la noche y al medio día luego de ir a dejar a mi novia al bus, volví y me tope con la dueña de casa, en el patio interior de la casa, hola me saludo como siempre pero su mirada ra extraña, como de sorpresa, hola respondí su saludo, algo nerviosa me pregunto por mi novia, e inmediatamente supe que era ella la espía de aquella noche, lamentablemente era una dama de unos 50 años alta pero algo obesa, estilo manatí parejita del cuello al tobillo, simpática y un carisma enorme pero nada, pero nada interesante ni atractiva lo más probable sin vida sexual y lo de anoche lo que vio le pareció de otro mundo quizá nunca lo hizo dar una mamada, tal vez modestia aparte me encontró bien dotado, quizá se le pasaron cosas por la cabeza quien sabe jaja, desde esa vez me asegure el doble de cerrar bien mis cortinas.


Ahora pensando que si la dueña de casa hubiese sido otra mujer regia estupenda quizá la historia sería distinta...

8 comentarios:

  1. Aich, más padece el que mira que el que goza...
    Aquí hay un dicho que, más o menos, dice: "Mira, mira... que tastar no tastaras" (tastar=tocar)
    Besos de Pecado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja buen dicho tienes razón el que se complica es el que espía para bien o para mal...yo prefiero gozar aunque no le hago el quite si me toca la ocasión de mirar...

      Eliminar
  2. Yo también creo que quien pasa más apuro es quien mira.... Quien esta metido en faena le da igual..... Cuando el calentón es importante no te paras a ver si las ventanas están abiertas o cerradas... jejejeje....
    Como digo yo, si nos ven, eso que se llevan... jajajaja...

    Muchos besinos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. toda la razón cuando el calentón es fuerte jaja recuerdo otra ocasión donde me paso aquello...jaja ya l ocontaré

      Eliminar
  3. Es morboso sentir que te miran... que te espían no es morboso ya que no nos enteramos, si acaso para el que espía.

    Para mí es uno de los alicientes que tiene el sexo... tener esos momentos de espionaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. siii sin duda las dos cosas tienen su gracia claro sin caer en el delito ni dañar a alguna persona....saludos

      Eliminar

Deja con cariño y ganas tu opinión