Contacto

Recent Posts

viernes, 14 de septiembre de 2007

En el suelo




Aveces cuando el amor esta presente y la pasión y el deseo te inundan de verdad pocas cosas importan a la hora de amar no. Muchas veces me paso y solo lo cuento como un simple detalle debí dormir en el suelo previo acomodación de algo que mejorara la dureza y aislara del frío del piso. Con mi primera novia me paso que cuando visitábamos a u hermana nos quedábamos en un cuarto que con el tiempo debieron sacar la litera de dicho cuarto entonces armábamos nuestro nido de amor en ella, en el suelo...y la verdad quedaba bien cómoda, pero la verdad a la hora de que pasen las cosas todo se olvida no.

Cuando llegaba por la noche y me encontraba que estaba todo listo mmm era todo perfecto...y si es con un trago mejor....lo bueno es que no habían ruidos molestos...se puede hacer muchas cosas, tienes muchos puntos de apoyo...pero igual las caderas duelen un poquito a la mañana siguiente si duermes de lado, haaa y las rodillas también si es que nos quedaba un poco desordenada después de..jiji...pero todo eso era especial, el ambiente, la oscuridad del cuarto, el calor de su cuerpo...sus manos buscando mi cuerpo, mi boca descubriendo cada centímetro de su piel...ufff todo en ese cuarto fue maravilloso mientras duro.

1 comentario:

  1. Como tú dices cuando hay pasión el lugar poco importa. Te aseguro que yo no puedo dormir en el suelo, de hecho odio las acampadas, pero me has recordado una ocasión en que no me importo la dureza del suelo para tener una buena sesión de placer....

    Besos desde Plutón

    ResponderEliminar

Deja con cariño y ganas tu opinión