Contacto

Recent Posts

miércoles, 5 de junio de 2013

13.- Intrigas en la noche



Ayudado por el alcohol en el cuerpo de Isabel estaba allí acariciando su ano, solo mi índice, mojado en su coño, apenas rozaba los pequeños pliegues haciendo círculos desde afuera hasta el centro, cada vez aumentando la presión, pero sin meterlo, no quería arruinar el momento, me besaba desesperada y cada vez que rozaba su ano emitía suaves gemidos, definitivamente el alcohol estaba obrando a mi favor, sin decir nada, luego de un beso, como pocas veces se inclino sobre mi sexo y me lo comenzó a chupar como nunca lo había hecho, acomodando su cola  a mi alcance, la vista era hermosa.

Ahora las caricias era mi pulgar el que hacia círculos sobre su ano uno de sus muslos reposaba en mí pecho, mi otra mano acariciaba esa pierna  mientras su boca me hacia cerrar mis ojos de placer, metí mi pulgar solo la punta y de inmediato me soltó, escuche un quejido me miro por sobre su hombro y lo introduje lentamente, cerro los ojos y escuche otros gemidos,  pero sentí que no lo estaba disfrutando así que lento comencé a retirar mi dedo, échame cremita   me dijo  ,  mirando el velador, lo abrí y allí tenía un pequeño tubo de gel, me extraño un poco pero no era hora de preguntar y aplique una pequeña cantidad, esta vez la resistencia de su cola fue mínima, mi pulgar entraba y salía a gusto, ella retomo mi sexo y las ganas aumentaron tanto las mías como las de ella,  apareciendo esa sensación y ganas de querer ya estar dentro de ella, literalmente le quite mi sexo, se acomodó en cuatro sobre la cama ambos mirando hacia la puerta, mi mano acaricio su espalda bajando hasta su cola, me acomodé detrás y metí mi sexo primero en su tibia y húmeda vagina, profundo tanto que su cuerpo como que lo retiro unos centímetros, su culo seguía dilatado me incline sobre ella y deje mi cuerpo casi sobre el de ella, acariciando con una manos sus tetas, quedo recostada recibiendo mi sexo en lo más profundo de su sexo, pero sin duda las ganas de hacerlo por su cola eran mucho mayores, así que aprovechando la posición saque mi sexo y luego de acariciar con el su ano, ella dijo la frase secreta..."métemelo"....por momentos no la reconocía al ser tan receptiva.


Con mi sexo en su ano fue ella la que lentamente comenzó a empujar para que este se fuera introduciendo lentamente en tu culo, esa entrada casi no la aguanto pero ya dentro todo se calmo al igual que mi respiración, muévete me ordeno y lentamente comencé a mover mi sexo , fue increíble todo aquello ella de pronto tomaba el control y se movía y luego yo...finalmente me pidió que acabara, lo metí y saque varias veces hasta que por fin ya no pude más y acabe en su cola...caí sobre ella y la besé a la vez que me salía delicadamente de su culo...me quede a su lado un rato...



Me levante para ir a lavarme, al regresar fue el turno de Isabel, me quede sentado en la cama, me puse mi boxer y salí a la cocina en busca de un vaso jugo, estaba allí cuando apareció Claudia solo con una polerita y calzón...cómo lo están pasando? pregunto, la mire y le dije que bien...me convidas jugo...le serví un vaso, se me estaba acercando cuando apareció Isabel con mi camisa puesta, y una copa medio llena de vino, allí mismo termino de tomarla, me quedé mirando el bello espectáculo...y sin decir nada Isabel me tomo de la mano y me arrastro al cuarto, antes de salir de la cocina mire sobre mi hombro y Claudia me saludo con su vaso a lo lejos. Se dejo caer a la cama y me recosté a su lado...me acaricio el pelo te gusto lo que hicimos?   me pregunto  ...siii me encanto, nunca pensé que me dejarías...tenia ganas, hace mucho que no lo hacia por allí  y el oral estuvo muy rico   dije  , besando su frente, sera el trago? pregunto, probable desinhibe y uno hace cosas impensadas, se tomo la frente con su mano...te gusto a ti lo que hicimos?  pregunte  , siii me dijo y me abrazo...me siento mal me dijo..hace tiempo que no tomaba tanto, acaricie su frente y en minutos se durmió...justo cuando sentí ruidos en la sala...me levante y me asome por la puerta...Claudia estaba allí en la penumbra cerca de la ventana...me acerque a ver que pasaba...y sin decir nada...nos besamos....


Continuará

6 comentarios:

  1. Valla, valla que mezcla de
    situaciones deseadas y
    por momentos reprimidas..
    El alcohol forma parte
    en una persona muchas veses
    para realizar cosas que en
    estado normal no se atrevería
    a realizar es un refugio para mi
    gusto mal, no me gusta el
    alcohol. =O
    Pero en fin si el sexo se
    disfruta de varias maneras
    los cuerpos están para
    ser disfrutado y sentir
    sin "TABU" lo realizado...
    Te dejo un beso..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Claribel tienes razón el alcohol a algunos ayuda a otros no, yo no soy de necesitarlo ni siquiera ya tomo,la vez que lo probé ni siquiera llegue a embriagarme pero lo disfrute muchísimo me gusto como se sentía todo...

      Eliminar
  2. Cuando se está desinhibido se logran hacer cosas que nunca se pensó hacer. A veces es necesaria la ayuda de algunas sustancias, en otras, tan sólo la compañía y el lugar es suficiente. Buen relato...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si el alcohol ayuda pero hay que usarlo con moderación, y aveces como dices esta incluso demás.

      Eliminar
  3. Realmente una apasionada jornada... con esas explicaciones tan minuciosas. De verdad, caliente es una palabra q se queda corta... excitante, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias amigo por tus palabras...eso es lo que se espera al escribir y entregar estos relatos...saludos

      Eliminar

Deja con cariño y ganas tu opinión