Contacto

Recent Posts

viernes, 25 de junio de 2010

Buscando empleada



Luego de aquel primer e intenso encuentro con ella en su cuarto a oscuras por la noche, al otro día nos saludamos así como si nada, completos complices dentro de la casa, aveces los dueños de casa me invitaban un plato de sopa por las noches y solo cruzábamos miradas casi indiferentes, así teníamos contenta a la Dueña de casa, las visitas a su cuarto y al mio se repetían durante la semana, no eran todas las noches, aveces solo era conversar otras veces pasaba de todo y otras veces solo nos dábamos sexo oral, aveces incluso al pasar por mi cuarto veíamos una que otra película, de las buenas y de las pornos aunque con estas últimas solo veíamos 5 minutos y a la acción... aveces me torturaba con un delicioso sexo oral pero la muy mala no dejaba que acabara en su boca, simplemente le gustaba ver como acababa sobre algún trozo de toalla de papel, nunca me dejo acabar así en su boca, tenia manos fuertes me apretaba con fuerza el miembro al besarmelo, pasaba la puntita dejando las gotitas de líquido seminal en sus labios para luego mojarlos con su lengua, según ella tenia rico sabor, aveces me lo hacia y cuando notaba que estaba apunto se ponía en cuatro sobre la cama y previo condón me decía que lo hiciera rápido...esos eran los mejores polvos, aveces me tocaba a mi dar también, solo sexo oral para ella, me podía tener horas entre sus piernas y ella orgasmo tras orgasmo, otras solo conversabamos hasta muy tarde 4 - 5 de la madrugada, otras quería que le metiera los deditos en su cola ,pero nada más nunca me dejo intentar con mi sexo, aveces eran solo besos, una vez me colé desnudo a su cuarto, no paraba de reirce...casi nos pillan, una vez entro llorando a mi cuarto por culpa de su novio...la consolé tan bien que terminamos haciendo el amor.
Pero lamentablemente nunca duraría para siempre, 15 días antes de irse me lo dijo, tenia que volver a su pueblo por problemas de salud de su madre, solo dos semanas nos quedaban, fueron tardes muy intensas, apesar de que uno en un principio solo busque cosas superficiales como satisfacer las necesidades de la carne con una mujer, aunque nosotros tenemos la habilidad de separar lo sentimental de lo carnal a estas alturas ya estaba involucrado mi corazón, cada tarde era de verdad como estar con una novia de aquellas, risas, abrazos, besos tanto que el sexo ya quedaba para el final cosa que igual aprovechábamos a full, y como gran despedida nos fuimos  a un motel a la salida de la ciudad aprovechando su día libre, quería estar con ella en un lugar donde no teníamos que estar pendientes del ruido, de la luz, de que nadie nos viera...fueron casi 10 horas encerrados en una cabaña fue lo máximo...pero aún así mi corazón infiel se sentía vació, no quería perderla, pero la perdí se fue entre lágrimas, me dejo entre lágrimas y la garganta apretada, mantuvimos el contacto a distancia pero todo se fue quedando en eso en la distancia, hasta el día de hoy que ya nada se de ella..Solo el bello recuerdo de su persona, de su cuerpo, de su sexo.

5 comentarios:

  1. Que bueno tener esa relacion q, por lo intensa, ha sido tan bien recordada. Lo malo es q ya no sepas más de ella. puffffffffffff

    ResponderEliminar
  2. A veces las cosas son buenas precisamente porque son finitas.

    Horas entre sus piernas... Se nota que te encanta dar placer oral, tan valorado por la mayoría de las mujeres. Es fácil de apreciar cuando un hombre disfruta con su boca entre nuestras piernas, lo hace doblemente excitante.

    Me ha encantado esta historia.

    ¡Suerte en el partido!

    Pecosa.

    ResponderEliminar
  3. Pecosa nada que decir ganaron en buena lid, espero que lo celebres bien y te acuerdes de mi jajaja

    aca vere como ppaso la pena.

    ResponderEliminar
  4. bueno ya paso la pena y pasamos a la preocupacón que destino, Brazil. Mejor ni lo veo y me dedico a lo más bello...

    ResponderEliminar

Deja con cariño y ganas tu opinión