Contacto

Recent Posts

lunes, 14 de junio de 2010

A tu lado.

Completamente cansado, respirando profundo, observando tu cuerpo, tus curvas, aquel lunar travieso, observar como en tu cuello pulsan tus arterias, tus ojos cerrados, tu boca entre abierta, tus pechos hermosos, y tus largas e interminables piernas, me acomodo a tu lado para verte mejor, tu pareces dormida no quiero espantar tu sueño, que parece feliz ojalá sea conmigo.

Intento levantarme sin hacer un solo ruido, pero me tomas de la mano y me miras complacida, sonríes dulcemente sin dudar te respondo, con un beso en tu frente...ya es hora de despedirme aunque sea doloroso.

Pero feliz por que no será la última vez..

6 comentarios:

  1. si fuera yo...no te dejaria ir asi...tan callado...
    te besaria intensamente hasta que no pudieras pensar en otra cosa que en hacerme tuya y lo hicieras una, mil veces...luego, tal vez, podrias seguir tu ruta...aunque sabiendo que por corto tiempo: desearias,desearia yo,volver a vernos para volver a amarnos.
    besos dulces...

    ResponderEliminar
  2. Me recordaste un relato que escribí hace tiempo:

    Tengo a mi preciosa novia tirada en mi cama.
    La observo desde lejos mientras duerme. Está cansada. Exhausta. Siempre lo mismo. Siempre ella.

    Me pregunto si podría perdonarme por haber amado a otras. En fracciones de segundo.
    La curvas de sus caderas mientras camino por la calle. El dibujo de su pelo oscuro sobre la camisa clara. Una. La sombra de sus pómulos sobre sus mejillas cuando tomo café. Otra. El suave perfume de la barra de labios por encima del olor de su cigarro. Los pequeños pliegues de piel alrededor de su boca al cruzármela. Otra más.

    El mismo sabor. El mismo olor. El mismo tacto. Suave.

    Sigue durmiendo. Su pecho se eleva ligeramente cuando inspira. El aire todavía es cálido. La casa sigue estando en calma. Ella sigue rodeada por ese aura tan sensual.

    Antes mis dedos se abrían paso entre su piel y sus pantalones. Su respiración se agitaba. Mis dedos resbalaban por su cuerpo al mismo tiempo que mi lengua recorría su cuello. La oscuridad, la música, su agilidad al desnudarme.

    Un beso. La almohada sobre su sien. Un disparo limpio. Rápido. Efectivo.
    Esa cavidad en su cabeza. El color rojo oscuro sobre mi cama. El olor seco de su sudor mientras la beso de nuevo.
    En una fracción de segundo.




    :D

    ResponderEliminar
  3. Ambaar gracias por tus palabras estoy seguro que contigo llegaría a perder la vida de tanto amarte

    Inna gracias por la visita realmente muy entretenido y sorpresivo lo eque escribiste...pasare a saludarte

    Bella gracias dulce debes ser tu.

    ResponderEliminar
  4. Guapo, a veces las cosas simples encierran una sensualidad muy verdadera.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Un beso en la frente de un hombre después de haberlo tenido dentro es de las cosas más fantásticas del mundo.

    Si no va a ser la última vez, no hay de qué preocuparse. La espera será excitante.

    Pecosa.

    ResponderEliminar

Deja con cariño y ganas tu opinión