Contacto

Recent Posts

lunes, 21 de enero de 2013

La pose del Día

Cunnilingus, ella sobre un mueble


El sexo oral es una maravilla si se trata de darlo, en lo personal me encanta y no tengo reparos para responder a alguna orden o petición de mi pareja para hacerlo, me fascina, que decir cuando con ganas de hacerlo...preparate.

Siempre con mi pareja en la primera etapa de pololeo celebraba cuando entrabamos a un motel y podíamos notar la presencia de alguna mesa o mueble lo suficientemente alto como para que ella se sentara sobre el y se recostara, en nuestra casa la mesa del comedor ha sido testigo de varias de estas incursiones nocturnas, me encanta por que es muy cómoda, incluso acerco una silla y si queda a la altura mucho mejor, me siento y a disfrutar como quien disfruta de una rica cena o del mejor postre del mundo, las piernas separadas y todo el campo visual ocupado con ella, mucho mejor, mi lengua se puede desplazar sin problemas por todas partes...arriba y abajo, dentro y fuera, ayudado con mis dedos suele sufrir de increíbles orgasmos...que grato es poder observar aquello.

Y lo mejor que solo basta con levantarse de la silla y todo nuevamente queda a la altura y que mejor que aprovechar el momento, la lubricación y el deseo....

2 comentarios:

  1. Pues q quieres q te diga... alucinante. Aunq aún lo sería más (es mi truco) si pone sus pies sobre tus hombros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mmm buen detalle amigo muy bueno...y como a mi me gustan los zapatos le sumo unos tacos finísimos...

      Eliminar

Deja con cariño y ganas tu opinión