Contacto

Recent Posts

sábado, 29 de septiembre de 2012

Gigi



Aún recuerdo el momento en que la vi por primera vez, es de las pocas personas con las cuales recuerdo ese preciso momento...allí e una esquina de la gran farmacia, esperando por una entrevista de trabajo, vestida con su traje azul, su faldita a la rodilla y sus pantorrillas extremadamente delgadas, y su rostro, hermoso con una piel muy tersa y limpia, unos ojitos brillantes y su pelo tomadito...la carpeta con sus papeles me imagino en mano..

Su rostro me recordaba a las actrices de antaño de Hollywood, llego como secretaría, y la primera vez que trate con ella fue por medio de el teléfono, para pedir algo o llamar a alguien no recuerdo pero desde la primera vez que hablamos la trate de Usted, nunca la tutee, donde nos encontrábamos era lo mismo dentro o fuera del trabajo mi trato con ella era ese de un respeto cómplice ya que ella lo hacía igual y me gustaba y a ella igual, nunca de tu a tu, era como mantener una distancia pero que de verdad nos acercaba aún más, ya que era yo el único que la trataba así y ella lo resaltaba con los demás cada vez que podía.

Piropos entremedio no faltaban y cuando hablábamos sea por fono o en persona era siempre con una sonrisa entre ambos que no se terminaba hasta en un buen rato, obvio con el tiempo me empecé a encariñar y ella también y el gusto creo que era mutuo, siempre se organizaban salidas en grupo especialmente los viernes por la noche  a comer y tomar unos tragos, un día se me ocurrió invitarla para que la conocieran más y aprovechar de conocerla igual, fuimos a un cacino de una estación de bomberos  a comer y beber unas copas de vino, en una gran mesa la noche fue tremenda lo pasamos muy bien, algunos se fueron y otros querían ir a bailar, nos miramos y fuimos a bailar a un local cercano en un subterráneo, allí pedimos algo más para beber y bailamos, tanta gente existía que para bailar si es que se podía lo hacíamos muy juntitos el uno del otro, las miradas entre nosotros eran verdaderos imanes que nos mantenían pegados, la forma de comunicarnos tan formal, sin querer como que había creado una pequeña barrera entre los dos, me moría de ganas de besarla, pero hacerlo así como así por la simple atracción de los labios..era una alternativa, pero en mi mente me nacia la necesidad y el deber de pedirle un beso, así que luego de una larga mirada, donde las palabras estaban demás pero igual las dije..¿puedo besarla?...solto una risotada...y que espera Oscarito, así me decía de cariño dentro de la formalidad jaja, y nos besamos largamente....mientras a nuestro alrededor nos empujaban y apretaban todos al ritmo de la música...continuamos nuestro baile de seducción y besos su cuerpo delgadito bajo mis manos era un campo de lomajes suaves, nos sentamos solos entre risas y siempre continuamos ese dialogo propio tratándola de usted en cada momento en cada frase, ella lo disfrutaba me decía que la hacia sentir importante, las otras parejas que quedaban se retiraron y nos miramos no quedaba más que irnos...pero la hora era nuestra enemiga ya a esa hora pasada las dos de la mañana encontrar locomoción era muy complicado y el taxi era pagar con un ojo de la cara, caminamos abrazados dándonos calorcito.

Allí fue donde ella sugirió irnos  a un motel, la mire con grata sorpresa, la verdad que estaba dentro de mis posibilidades en mi mente pero era como la última, así que tomamos un taxi y por poco dinero llegamos a uno pagamos y teníamos hasta las 12 del sábado para retirarnos, nos tiramos en la cama y claro uno esta allí y pensé que de inmediato nos pondríamos en acción...nooooo, nos pusimos a hablar bueno ella, de su vida de su familia, de la vida, de nuestras infancias, reímos y nos emocionamos, pero el sueño comenzó a ganarme más a mi que a ella, me puse de pie fui al baño y luego de lavar mi rostro, salí dispuesto a acostarme, ella estaba de pie en una esquina al lado de una silla acomodando su chaqueta y su carterita, su zapatos, me abrazo y me beso tiernamente, entro al baño, aproveche de sacarme mis pantalones y camisa, mis zapatos ya estaban debajo de la cama, y me metí bajo las frías mantas, las sábanas heladas me abrazaron, por largos minutos antes de que se entibiaran, luego ella salio, en la tv no había nada bueno, así que puse ese canal que pone música, al salir del baño con su pelo suelto ondulado me maraville, siempre me han encantado las mujeres con el pelo así, ya se acostó Oscarito...dijo con su voz...tan dulce, si el sueño me esta ganando,   lo puedo acompañar...?, claro, se quito sus pantalones de tela los acomodó e la silla, luego su blusa...quedo con una camisetita blanca, y sus calzones negros, así se metió en la cama manteniendo cierta distancia, no es por nada pero en la primera cita estar acostado ya con la chica para mi era todo un logro gracias a las circunstancias, nunca había pensado en tener sexo en la primera cita nunca "tan fácil" jaja, pero si se daba la posibilidad agradecido de todos los dioses y ángeles que me acompañaban esa noche, le hice notar aquello y asintió de la misma forma nos reíamos de vernos donde estábamos, algún día teníamos que llegar no?....sonreía...me acerque y la bese fuerte en la boca...la abrace por debajo de su cuerpo atrayéndola a mi...

Que besa bien... me comentaba, y me regalaba una sonrisa...mis manos descubrieron su cuerpo, delgado y delicado la suavidad de su piel, el laberinto de su pelo, el lunarcito de su cuello, ...usted también besa muy bien...comentaba y ella reía...no paso mucho rato en que los besos subieron la temperatura del lugar y ya mi cuerpo estaba sobre el de ella frotándose uno contra el otro en forma muy sensual y exquisita, nuestros sexos ya se conocían aunque fuera por sobre las ropas, ese juego exquisito antes de ir más allá...todo fue muy lento, sacándole su camiseta, besar sus pequeños pechos, en cámara lenta, apagamos la luz y nos iluminamos solo con la tv, mis manos acariciaban apenas con la punta de los dedos cada rincón de su cuerpo...fue ella la que condujo mi mano hasta su sexo sobre su calzón...separo sus piernas y mis dedos recorrieron cada rincón, entraron por debajo de el, los retire hasta sus rodillas ella hizo el resto, mis dedos volvieron y encontraron su sexo mojado por completo, la volví a besar, mientras mis dedos entraban en ella, separando sus labios, bajando muy lejos hasta sus nalgas suaves de seda, para volver a subir y buscar su clítoris, mi sexo parecía explotar, ella estaba allí palpitante, resoplaba por su nariz cada vez que mis dedos hacían una buena jugada, especialmente cuando daban con su clítoris o entraban en su mojado sexo, me acomode a su lado con tal que mi sexo estuviera a la altura de sus caderas, y le hice notar con roces como estaba, ella sin decir nada tomo por sobre mi sunga mi miembro, y pareció faltarle el aire..me miro en la penumbra...Oscarito...susurro, siii conteste en el mismo tono, mientras besaba su cuello, me beso mordiendo mis labios sin soltar mi sexo, rápido metió la mano, es tan grata sentir la mano de una mujer allí buscando, acariciando, apretando, algunas como midiendo tomando proporciones, me tomo tan bien que sentí una lluvia de placer...antes de seguir se me ocurrió la genial idea de preguntar si se cuidaba, me dijo que no sin soltarme...que vamos   a hacer, yo no venia preparado dije, así que nos tuvimos que tomar un minuto para llamar a la recepción y pedir que nos trajeran algunos, se demoraron  más de la cuenta pero aprovechamos para continuar nuestro juego..ya estábamos desnudos allí.


Me levante a abrir la puerta y recibir el encargo de condones, no se por que pero siempre en las primeras veces uno como que no pregunta, ¿cómo te gusta?¿qué no te gusta? e infinidad de cosas como que no se conversa mucho,  como que se deja que las cosas fluyan y en el camino ir descubriendo los gustos de la pareja en la misma acción, ya solucionado el percance, retomamos todo, y comencé  a besarla del cuello para abajo, sus pezones eran mínimos, pero igual encantadores, continué bajando a ver si me detenía o no y como no vi resistencia ya estaba a centímetros de su sexo bastante velludo, para ser sinceros, pero eso como que le agrega algo de lujuria, no todas lucen un depilado al cero como actrices del porno...la realidad es otra, separando con una mano algunos pelitos molestos mi lengua no tardo en encontrar su clítoris, aparte de entrar un par de veces por su vagina y disfrutar de su sabor, mi lengua no paro de moverse de lado  a lado, ella tomo mi cabeza con ambas manos y como que me aplastaba más y mas contra ella, levanto sus piernas así como acercando sus rodillas a su pecho entregándome aún más amplitud para besar y lamer su sexo...como me encanta la cuestión me acomodé allí para estar eternamente, descansando por segundos para retirar uno que otro pelito molesto, comenzó a murmurar cosas que no lograba entender pero si que lo estaba disfrutando y mucho, sus pies comenzaron a moverse como a temblar, su cuerpo  igual...era obvio estaba próxima a un orgasmo, me ti un par de dedos en su sexo y claro a los pocos segundos sus contracciones apretaban mis dedos, hay Oscarito ...dejando caer sus piernas a mi lado, me acomode a su lado para alcanzar un preservativo cuando ella rápidamente tomo mi sexo y comenzó a chuparlo casi en forma desesperada...me miraba en la penumbra y me dejé querer, para que les voy a decir...lo chupaba muy rico...allí estuvo largo rato, me lo hizo de muchas formas, presión pero yo quería algo más así que la aparte un instante y le pedí que me ayudara con el preservativo, yo lo coloque en la punta y ella lo extendió con sus deditos sin perder detalle...

Se acomodó perfectamente sobre mi la penetración fue suave y lenta...casi completa...ella mordía sus labios y luego me besaba...ella se movió arriba y abajo, adelante y atrás, mis manos acariciaban sus cadera y subían hasta sus pechos luego a sus hombros y cara...solo escuchaba su respiración, era calladita, el ritmo comenzó a subir mis caderas acompañaban sus movimientos, luego se recostó sobre mi y nos besamos mientras mi sexo intentaba llegar a lo más profundo de su cuerpo...giramos para uno y otro lado jugando, unidos, quedé sobre ella y le dije "gánese en 4" y obediente su cola lucia brillante por el reflejo de la luz de la tv, deliciosa, tentadora, me acomode detrás de ella con una sola rodilla apoyada en la cama la otra con el pie apoyado algo más adelante...abierta, la altura perfecta...con movimientos amplios aprovechando todo mi sexo en cada uno, pero me canse así que mejor me puse de pie y la acomode en el borde de la cama...allí la acaricie y bese, pero luego penetrarla nuevamente...dio un saltito como sorprendida por el golpe y la profundidad, miro para atrás pero no dijo nada, allí me desate y corte los frenos le dí con fuerzas, el golpeteo de nuestros cuerpos hacían un ruido como de aplauso, ya las ganas de acabar me llenaban las bolas, y no aguante más agarre sus caderas con fuerzas y en lo más profundo de su sexo acabe sentí como se llenaba el condón, ella me miraba sobre sus hombros, satisfecha de verme así extasiado...me quede unos segundos aún en ella disfrutando de todo lo que durara mi orgasmo, moviéndome lentamente, aún con mi erección presente, luego me salí y entre al baño de regreso me recosté a su lado y nos abrazamos...nos besamos y hablamos...en conclusión no podíamos creer lo que acabábamos de hacer y donde estábamos...

Acordamos que en el trabajo nadie sabría lo nuestro así que el lunes la rutina continuo pero esta vez las palabras y las risas cómplices fueron mucho más evidentes y no se tardo nada en correr el rumor que entre los dos pasaba algo...al final todos supieron que eramos pareja...seguimos saliendo pero el trato continuo siendo formal aunque por momentos nos tuteábamos, pero eso era extraño, mi querida Gigi fue una mujer muy especial y hoy hace unas pocas semanas la encontré en face, con su linda familia feliz y bella como la recordaba....

2 comentarios:

  1. Yo he tenido un rollito con alguien del trabajo, la vuelta a la oficina el lunes era todo un mar de complicidades y miedos (ambos estábamos casados entonces)

    Recuerdo aquello con añoranza

    ResponderEliminar
  2. siii es muy incomodo ese momento después de, especialmente cuando uno solo quería tener sexo y quizá la otra parte se ilusiono con otra cosa...

    ResponderEliminar

Deja con cariño y ganas tu opinión