Contacto

Recent Posts

martes, 30 de abril de 2013

7.- Cita con Claudia


Martes, salimos raudos desde su departamento al trabajo algo atrasados, cerca de las 12 paso por mi oficina a saludarme y ver como estaba, con la presencia de mis compañeros no pasaba de un saludo, esa mañana me sentía contento por estar con Isabel, al retirarse mis amigos fueron directos y me preguntaron si estaba o no saliendo con ella, los mire y no me quedo otra que hinchar el pecho y decirles la verdad que estábamos saliendo pero desde hace muy poco, que suerte!, hacen buena pareja, por eso tan contento!!, fueron algunas de las expresiones que dijeron al retirarse Isabel, meneando su hermosa cola.

Disfrutando de la envidia me dedique a mi trabajo, paso la mañana y el almuerzo, apenas de regreso de la colación, sonó mi teléfono era Claudia, quería saber si nos podríamos juntar a la salida, dude un poco y le dije que tenía que preguntarle a Isabel...su voz se entre corto y me pidió disculpas no pensé que tenía que pedir permiso,   dijo   no solo es que le quiero avisar, bueno, me llamas   dijo   antes de colgar.

Llame a ISabel, algo sorprendida acepto que me juntara con ella para salir de dudas, que pasaba con Claudia, entre ellas aún no se hablaban, paso la tarde rápido y a la salida nos juntamos en el mismo café que la tarde anterior habíamos estado con Isabel, subimos y nos sentamos al otro lado, en un rincón como escondidos, el saludo en la calle fue frío, nuestras mejillas apenas se rozaron en un beso casi protocolar, ya en la mesa pedimos un café...

Disculpa que haya, alterado sus planes?...no sabía que estabas saliendo con Isabel...no te preocupes  hable con ella y me pidió que hablara contigo, ¿qué pasa?   pregunte  , no sé que me pasa,  dijo   ,arreglándose el pelo con sus manos y afirmando sus codos en la mesa, me incomoda saber que tu e Isabel estén saliendo, pero tu misma alentaste para que saliéramos,...si se, pero nunca pensé que llegarían a hacerlo y menos aún que se llevaran tan bien...pero te incomoda por...¡por que tu me gustas!..  me dijo   y me quedo mirando...con sus hermosos ojos...así abiertos.

No era un momento incómodo, más bien mi ego se elevaba más allá del techo, la mire, su lindo rostro tenía una expresión de pena, tome su mano y trate de consolarla, que decir en un momento así y no meter las patas? pensé,...Claudia  lo nuestro lo que paso esa noche sin duda fue un error, lo disfrute mucho y lo pase muy bien, eres hermosa, encantadora, simpática...pero tienes un novio que te ama, al cual le debo mis respetos aún que no esté acá, tu eres mi amiga y mi cariño siempre a sido ese, por eso creo que lo que paso esa noche nunca debió pasar, se me acerco, allí me contó lo que pasaba con su novio confirmando los dichos de Isabel, que lo quería, que no estaba segura de amarlo y lo de su matrimonio estaba en veremos, allí me saco a la palestra y me contó que yo era su segundo hombre y que le había abierto los ojos, ya que su novio al parecer era muy aburrido en la cama, rutinario y ella siempre pensó que así era el sexo, que yo le había dado otra visión que podía disfrutar mucho más...una se acostumbra a estar con alguien pero ya no quiero más...quiero estar sola, terminar con él, pero no sé como hacerlo...se tomo la cara pensé que se pondría a llorar pero se contuvo.

Tienes que hacerlo y ya!, como corresponde el tiene que entender, no puede oponerse ni menos obligarte a estar con el, la alenté, si fuera tan fácil ..  dijo  , la mire un rato sin decir nada, ¿y cómo estas con Isabel?... bien, hemos salido un par de veces, es una gran mujer, aunque sea bajita, sonreímos, bueno creo que ya ocupe mucho de tu tiempo, debes ver a Isabel imagino, ..no, me voy a mi casa, mañana tengo que estar temprano, pedí la cuenta y pague, bajamos las escaleras con mi mano en su espalda, giramos en la esquina y caminamos lentamente por la calle aún pasaba gente, se subió a un borde de una tiendas y camino por allí para estar a mi altura dijo...cuando ya no pudo más dio un saltito y tuve que sostenerla para que no cayera al perder el equilibrio, mis manos apretaron su cuerpo que se apoyo en el mio, nos miramos, en silencio, allí mismo le hubiese dado un beso, pero no, le acomodé sus ropas y su carterita en el hombro,...que daría por ser Isabel   murmuro  , ...solo pronuncie su nombre Claudia...cómo quisiera tenerla a las dos, respondí murmurando, me miro con algo de asombro y sin decir nada se colgó a mi cuello y me beso, desesperada como si vivir dependiera de ello...


La arrastre sin soltarnos a un pequeño rincón de la pared donde la sombre nos protegía, mi cabeza era una tormenta entre ISabel y Claudia, sus manos recorrían mi cuerpo y en segundos acariciaban mi sexo, mmmm gemía sin siquiera tocarla, la apreté contra la pared para que mi sexo se clavara en su entrepierna, vamos a mi casa... sugirió desesperada...la mire y no dije nada y camine hasta el paradero de la locomoción que nos conducía a ambos a nuestras casas...subimos, nos sentamos lo más atrás posible y allí se desato un viaje lleno de besos lujuriosos, pero mi mente no estaba allí como quisiera estaba con Isabel...sus manos acariciaban mi sexo sobre mis ropas, completamente erecto..."como quisiera besarte todo"   me dijo al oído, yo solo me deje regalonear...pero cuando se aproximaba la bajada de ella, me quedé sentado...se volvió a sentar a mi lado y mirándola a los ojos le dije, no puedo....me miro con una mezcla de rabia y angustia  su bajada paso ya una cuadra, te entiendo,   me dijo   cuando quieras podemos vernos, toco el timbre y con un frío adiós  bajo del microbus.


Llegué a mi casa, me serví algo y cuando estaba en mi cuarto me llamo Isabel a preguntarme como me había ido...solo le dije que sentía celos de ella y que al parecer yo le gustaba, tenías razón entonces...sus palabras cariñosas al teléfono, me hicieron pensar que lo hecho estaba bien, mañana nos vemos entonces   me dijo  ...así será nos vemos...te quiero mucho, nos dijimos antes de colgar, no dormí bien esa noche.

continuará...

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja con cariño y ganas tu opinión