Contacto

Recent Posts

sábado, 13 de abril de 2013

4.- Isabel hot



Su piel era suave su cuerpo tibio, mis manos frías no tardaron en igualar el calor de su cuerpo, se quedo allí entre mis piernas recibiendo mis caricias que subían por sus piernas desde las pantorrillas, muslos, su cola y espalda para volverla abrazar nuevamente mientras duraba ese gran y apasionado beso. lentamente se subió sobre mis piernas abriendo las suyas ahora era un abrazo doble sus brazos y sus piernas que se cruzaron tras mi espalda. Me apretó con ellas y pronto comenzó a sentir mi erección bajo mi ropa, molesta ropa...me ayudo con mi camisa sin soltar mis labios, sus besos eran ricos, húmedos en el punto exacto, su lengua juguetona, atrevida, sus labios gruesos eran dulces por su labial que a cada segundo desaparecía

Mi camisa voló por el cuarto, es genial estar vestido y ella desnuda, se siente uno poderoso, me hizo girar agarrándome los hombros sobre la cama y justo sobre ella, la visión era perfecta sus grandes pechos allí reunidos la besé y baje un poco para besar sus pezones enormes carnosos, duros, una delicia, allí note algunas estrías en sus pechos pero ellas eran perfectas. Ella estiraba sus manitas alcanzando mi cinturón e intentando desabrocharlo, al poco rato me tenía ya solo en mis boxer, haber que cosita tienes aquí...y sus manos se posaron sobre mi erecto miembro sobre mi ropa, mmm, murmuro y comenzó a quitármelos con una sonrisa en los labios y mirándome a los ojos...cuando lo tuvo libre y a su disposición volvió a murmurar mmm, si que tenía razón    dijo    lo tomo de la base y lo miraba con algo de asombro, solo termine de quitarme la ropa y acomodarme en la cama, dispuesto a disfrutar de aquello...que nunca llego, siii solo me hacia masajes masturbándome, mordía su labio inferior, ponía caras cachondas, se movía como una gatita pero nada más...yo ansioso esperaba que de una vez se la tragara pero nada, no se lo quise proponer todo tenía que ser natural nada forzado...


Me soltó y subió para besarme acomodándose sobre mi sexo, sin darme tiempo siquiera de preguntar si se cuidaba o algo, fue exquisito su sexo estaba lubricado y la penetración fue rápida y suave... movió su cabeza para atrás...gimiendo dulcemente hundiendo su cuerpo en mis caderas, me quede quieto y a ella la tome de los hombros para que no volviera a moverse, la mire y le pregunte    ¿te cuidas no?    se sonrió tiernamente, y me dijo    claro que si por qué?, no quiero matar este momento     dije     pero me gustaría usar condón  y donde los tienes? en mi chaqueta...esta bien, de un salto salí de la cama y corrí a buscarlos, me coloque uno y retomamos donde ella quedo, sobre mi, su cuerpo pequeño me encanta, mis manos se apoderaron de sus pechos y sus dos pezones desfilaban delante de mi lengua, mis manos dejaron libre sus tetas y fueron a su culo, intentando descubrir su pequeña entrada, pero apenas sintió mis dedos por allí con fuerza la retiro tomándola con su mano, le ayudaba cada vez que podía, exquisita, nos giramos y ella levanto sus piernas hasta mis hombros, allí recién me dí cuenta que su sexo estaba completamente depilado, no dije nada solo me dieron unas ganas locas por acabar, cosa que no quería aún, me concentre en mi respiración pero parecía imposible...volví a girar para que ella quedara sobre mi, allí comenzó a gemir con fuerzas apoyándose sobre mi pecho y frotándose con mucha fuerza....hay mismo no aguante más y acabe intentando mantener lo más posible mi erección para ella, hasta que cayo sobre mi rendida, despeinada, me beso el cuello y luego la boca giramos y nos quedamos allí...mirándonos, mis manos acariciando sus brazos y sus pechos que eran fascinantes.



Claudia tenía razón eres exquisito    dijo    genial, que puedo decir de ti eres espectacular, no tengo palabras tu cuerpo es delicioso,  me abrazo y me beso, dime por que una mujer como tu deseada por tantos esta sola?    pregunte    mala suerte en el amor, rodeada de patanes, trabajo y al final una se acostumbra a estar sola, se pasa bien con amigas, nadie te controla ni hay que andar dando explicaciones, mis manos se adelantaron, y acaricie tiernamente sus tetas, y su vientre, y cuando sientes ganas de tener sexo que haces sales a cazar o engrupes a compañeros de trabajo?    ironice    noooo tu sabes nosotras podemos controlar mejor el asunto que ustedes, siii.

Mi caricia llego hasta su cadera, me llamo la atención la total ausencia de vello púbico, por lo menos a simple vista, me acerque y bese su boca y luego su cuello, fue la llave de sus piernas que se abrieron a mi mano que subía  por su rodilla derecha, mi palma completa se apoyo en su sexo y si cero vello, cosa que me calentó en extremo, fui delicado pero sus manos me contuvieron de ir más allá, ella me agarro la mano y condujo mis dedos sobre su clítoris, allí sentí su pequeña perla escurridiza, me soltó la boca al suspirar de placer, ante un roce a su clítoris.


Con mi boca libre atrape su pezón más cercano, grande, firme, carnoso lo metí profundo en mi boca chupándolo con fuerza, pera terminar apretándolo con mis labios y lamiéndolo y seguir con mi lengua por su gran seno no deje piel sin lamer y continué bajando pero ni siquiera alcance a llegar a su ombligo cuando sus manos tomaron mi cabeza y me hizo regresar a sus tetas...pero que pasa? pensé...me recosté a su lado resoplando algo frustrado, en mi mente había construido a Isabel como una diosa del sexo, que las haría todas y me estaba resultando de verdad algo muy desilusionante, y como en preguntar no hay pecado...pregunte ¿qué pasa Isabel no te gusta el sexo oral?, suspiro antes de responder a mi pregunta, osea las pocas veces que me lo han hecho nunca me gusto, y evito ese contacto y hacerlo, la verdad nunca lo e hecho..., nunca!!, ...no, no sé como explicarlo, ¿te da cosa?...heee, si algo, mmmm murmure y no dije más, veo que no tienes vellos te depilas?...la verdad que casi no me sale y lo poco siempre lo depilo, a todo esto ya mi amigo estaba recostado relajado sobre mi pierna izquierda, trate de olvidarme de aquello, y con o sin sexo orla me dije eso lo tengo que disfrutar.

Al parecer ella noto no mi molestia si no mi desazón  me abrazo y comenzó a besar  mi cuello subiendo hasta mi boca, la besé con fuerza y mi erección reacciono como un conejo saltando de inmediato, entre cruzamos nuestras piernas y nos quedamos allí rozando nuestras caderas, tu sexo se siente muy bien sin nada de vello    dije    nuevamente se colocó sobre mi y esta vez me dijo... hagamos-lo así nada más quiero sentir tu sexo, y con un ligero movimiento de sus caderas hizo que mi miembro entrara nuevamente a su cuerpo caliente y deseoso, comenzó a moverse con fuerza, adelante y atrás, me agarre de sus tetas y no la solté, chupe y lamí todo lo que pude, ella continuaba ahora haciendo círculos .mi sexo  parecía revolver todo su cuerpo por dentro, comencé a gemir, a tomar sus caderas, giramos me salí de ella y la tome de las caderas para ganarla en cuatro...acepto y se lo metí con ganas, con fuerza,  lo más profundo que pude, ella me miraba deseosa, mordiéndose los labios, puse un pie sobre la cama mientras el otro me servia de apoyo en la alfombra, que delicia esa imagen su culo a toda mi disposición...era un frenesí incontrolable...ella se recostó y separando la piernas y levantándolas me llamó...mi orgasmo estaba aún lejos, me acomode entre sus piernas que trabe con mis brazos, y perdimos noción del tiempo, todos los ritmos y velocidades posibles allí probamos, caímos de lado y continuamos... moviéndonos, hasta que no aguante más y previa advertencia y luz verde de parte de ella estaba acabando en su interior, tibio sentí mi semen fluir por su sexo, me quede quieto para que sintiera cada latido de el... caí rendido a su lado...se levanto y al rato volvió con unas copas.

Me miro tiernamente y bebimos, ¿y a ti te gusta?   pregunto   ¿Qué el sexo oral?  dije  , si, ...me encanta, darlo y recibir es una sensación única, no sabes lo que te pierdes jaja. reí, pero respeto lo que pienses y lo que no te gusta, me abrazo y me dio un beso, a esa altura algo de sueño delataban nuestros ojos, así que tape nuestros cuerpos con las mantas de la cama y a los pocos minutos nos dormimos.


Despertamos tarde cerca de las 11 de la mañana, calentitos juntitos, ahora con más luz y a pesar de despertarnos recién ella lucia aún bella su rostro era un encanto, nos besamos tiernamente y nos levantamos, nos duchamos juntos   propuso  ...sin pensarlo camine detrás de ella aún desnudo, tomamos algo de jugo y al baño, que a pesar de ser pequeño era muy acogedor, nos metimos a la ducha y el agua tibia despertó nuestros cuerpos, mis manos acariciaron su espalda y hombros y no tardamos en volver a estar pegados en un gran beso, "los cuerpos mojados se sienten muy bien no", me separe de ella y deje que el agua corriera por mi pecho ella detrás mio me acariciaba la espalda y sus manito pasaban delante acariciando mi guatita jiji, bajó y acaricio mi sexo que sin estar erecto no tardo nada en lograrlo al sentir sus manos, me dí vuelta y dejé que sus manos continuaran acariciándome de verdad no te gusta dar sexo oral?...alguna vez lo intentaste?, ...me miro con carita asustada, sin soltarlo me dijo que no, por que no lo intentas quizá sea solo un prejuicio como sabes que no te gusta si no lo has intentado,   dije   , el diablito en mi hombro me sonrió  jaja, por que veo que te gusta tocarlo y acariciarme eso se siente muy bien te diré, me miro bueno voy a intentar algo, se arrodillo yo me apegue a la pared para darle espacio, y sin cerrar la llave dejamos el el tibio vapor nos acariciara, no tienes que meterlo en tu boca   dije  , puedes acercarte, besarlo, pasar tu lengua a lo largo...por un minuto pensé que no haría nada, solo lo acariciaba y me masturbaba...


Allí volví a pensar en aquello, muchas veces vemos mujeres regías estupendas con carácter  simpáticas, buenas para hacer bromas de doble sentido, uno de inmediato se pasa el rollo que son muy buenas para el sexo que las hacen todas y más en la cama que te van a dejar seco, al ver a Isabel claro era una mujer regía estupenda, en todo sentido, ahora la conocía más pero en el ámbito intimo me la imagine totalmente distinta una tigresa, pero no, era algo tímida y lo único bueno que no se hacia problemas para mostrar su cuerpo, como algunas que por nada se tapan enteras para salir de la cama, pero eso creo que se puede cambiar, pero no obligar, si ella era así y no hacia ciertas cosas, tal vez aún estaba tímida era nuestro primer encuentro, eso que ni siquiera le pregunte por el sexo anal, a pesar de su edad, ese era lo otro ya sobre los 40 cualquiera pensaría que ya lo han hecho todo, pero al parecer no.

...continuara...



0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja con cariño y ganas tu opinión