Contacto

Recent Posts

lunes, 26 de noviembre de 2012

Marta


Ella es real, bueno casi todas las chicas en las que están basadas mis historias son reales, salvo algunas excepciones, y claro no con todas e tenido sexo, pero la fantasía y el deseo van de la mano y las plasmo en historia que muchas veces han tenido mucha aceptación, y eso se agradece, Marta fue mi primera polola o novia oficial, a la cual le pedí pololeo, antes a ella existieron algunas chicas pero nunca llego hasta ese momento en que uno dice, sigo con ella o la dejo, obvio uno ve que la relación no se proyecta y en conjunto decidíamos llegar hasta allí.

Marta es mayor...6 años, dos hijos y separada...para algunos no era el mejor partido, más que para una aventura de una noche o algo corto con ella, vivía con sus padres, trabajaba en el centro de Concepción, vendedora, morena, una cabellera negra ondulada terminada en punta muy larga casi llegando a su cintura, linda figura no muy alta, linda cola, pechos pequeños pero muy lindos, bello rostro y muy simpática, algo opuesta a mi, en el sentido de que era buena para salir a carretear, a bailar, fumaba y el trago no le hacia el quite con moderación claro, efectivamente la conocí en una disco de un balneario cercano en Penco, casi por casualidad terminamos bailando, era una fiesta del instituto donde estudie, la fiesta estaba muy buena, y ella lucia radiante, e hicimos buena pareja de baile incluso nos ganamos un trago de premio, claro el juez de seguro se vio seducido por el baile de ella, ella es hermana de una amiga de ese instituto y vivíamos para el mismo barrio de Concepción así que casi terminando la noche ellos el grupo de ellas me incluyeron para viajar de retorno, el grupo era entretenido y la pequeña espera para esperara la locomoción se hizo corta, ella Marta muy cerca a mi, todo el rato, su hermana que me conocía me decía bromas, con respecto a ella, que la abrazara, pero no tanto..en fin...

Como les decía yo nunca fui bueno para ir a discos siempre terminaba conversando con mis amigos en el bar o sentados disfrutando de la música, la vista y una cerveza, claro envidiaba a aquellos que tienen el don del habla y siempre que salían a bailar terminaban con alguna chica distinta, bueno igual tenían pinta eso igual ayuda, y no es que yo me considere poco atractivo si no que nunca me sentí cómodo en una disco, salvo cuando ya pasado el tiempo fui emparejado, bueno ya en el bus de regreso nos sentamos juntos y detrás de nosotros iba el resto del grupo, el viaje de 45 minutos se sintió como de 15, varias veces en ese viaje me intente dar ánimos para de alguna forma poder besarle ..pero no ...no pude crear la situación ideal para hacerlo, (maldita timidez) hablamos de todo en aquel viaje y hasta que llegué a mi destino, me tuve que bajar para que ellas siguieran con su viaje, luego de aquella fiesta no la volví a ver más hasta por lo menos unos 5 años o algo más siii mucho tiempo, claro ella luego me vio en mi trabajo en pleno centro en aquella farmacia y me visito un par de veces, con miradas bien coquetas, hasta que un día caminando luego de salir del trabajo, en dirección a tomar la locomoción me la tope por casualidad caminando a mi lado...nos miramos y estallamos en risa, un abrazo enorme nos volvió a reunir....seguía más estupenda ella.


Desde ese encuentro casual nos comenzamos a topar muy seguido en ese mismo recorrido, hablábamos mucho, reíamos, lo pasábamos bien en esos viajes que hacíamos juntos, incluso cuando no nos encontrábamos por algún tiempo nos extrañábamos y nos alegrábamos mucho al volvernos a ver, todo bien... era pleno invierno y en uno de esos viajes recuerdo haberla tomado de las manos para calentárselas un poco, momento muy lindo pero no paso nada, todo esto transcurriría en unos dos o tres meses, hasta que un día conversando me invito a casa de sus padres por que tenían una fiesta para reunir fondos para una tía que tenía problemas, as´que esa noche para allá fui.

Su familia me recibió muy bien como el amigo de ella y eso eramos, conocí a sus hijos hermosos los dos, su hermano y hermanas, era con fiesta así que bailamos y bebimos algunos tragos, típica fiesta en casa, paso la noche y lo pase bien ese era mi plan, nada de conquista por ahora, pero nuestras miradas se buscaron toda esa noche, pasaron como dos semanas y una segunda invitación a su casa me llego, otro beneficio y vamos si que si, ya a esas alturas era obvio que entre nosotros nos gustábamos pero nadie se atrevía a nada, nuevamente lo pasamos muy bien bailamos muchísimo  las miradas se atraían solas, mis manos por su cuerpo ardían por ella, bebimos, le gente se comenzó a retirar pero yo fui uno de los últimos en irme me quede con un grupo de amigos de ella charlando y haciendo bromas, ya el sol comenzaba a salir cuando fue mi turno para retirarme al   pedirle que me indicara la salida ella fue por mi chaqueta, y me fue a dejar a la puerta... allí le agradecí nuevamente la invitación, que lo pase bien, y al darle el beso de despedida en la mejilla al último segundo cambie la dirección del beso y bese sus labios, que me correspondieron al instante, fue un beso algo torpe por que ambos teníamos algo de alcohol en la sangre...y antes de dar los pasos para irme le dije que nos viéramos el lunes en la plaza donde siempre esperábamos locomoción...

Los nervios de ese lunes aún los recuerdo, la espera fue más de lo normal, llegué a pensar que no llegaría, ya casi resignándome la vi a lo lejos llegar, nos saludamos con un beso en la mejilla...por mi cabeza pasaban mil palabras para iniciar una conversación respecto a nosotros, no recuerdo bien las palabras, pero ella estaba o se sentía complicada no quería iniciar una relación, por sus hijos y al parecer había tenido malas experiencias anteriores, recuerdo que le dije queme gustaba mucho, que la encontraba muy linda que la aceptaba como era ella y su vida, nos tomamos de la mano y al final como cediendo y no a mis palabras nos besamos largo y tendido, luego vinieron abrazos, y más palabras, no me prometió nada yo acepte y le prometí todo, con el pasar del tiempo termino tan enamorada de mi como lo estaba yo, por lo menos así lo sentí...luego la historia se puso más interesante y prometo detalles...hoy está de cumpleaños, y su recuerdo vive aún en mi memoria el hecho de haber sido la primera mujer con la cual tuve sexo con amor...le da importancia...para ella este lindo recuerdo y los que vendrán.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja con cariño y ganas tu opinión