Contacto

Recent Posts

miércoles, 31 de octubre de 2012

A potope...


Siiii una de las cosas que disfrutaba de niño al quedar solo era sacarme la ropa y pasearme por la casa completamente en pelota, a potope jaja,  a quién no le gustaba, claro estoy hablando de aquello años de plena adolescencia, donde las hormonas se nos salen hasta por las orejas, tenía que esperar esas casualidades de la vida mis hermanos y mi madre salieran de casa y estar seguro claro de que no llegaría en un buen rato o mejor aún saber la hora de llegada, sentirse desnudo en esos años era lo máximo, aún sin conocer ni disfrutar de la sexualidad en pareja, no quedaba nada más que intentarlo a solas y claro placentera resultaba muy bien.
Asegurándose que se habían ido,  mirando entre las cortinas, luego de aquello correr a la pieza a desnudarse y salir de la pieza, sintiendo el aire por todo tu cuerpo, rozando tu piel, sentarse el sofá, tirarse en la alfombra, saltar  o tirarse a la cama, inclusive pasearse delante de las ventanas como exponiéndose a ser visto a travez del visillo...todo esto claro significaba un grado de excitación y la erección no tardaba en llegar, luego era ir a mirarse al gran espejo de la pieza de los papas, y observar allí el escuálido cuerpo de adolescente, brazos flacos, vientre plano pero sin calugas, el sexo con vellos abundantes que en más de alguna oportunidad intente cortar al cero en uno de esos paseos por la casa, todo terminaba en la pieza recostado en la cama, imaginando el mejor encuentro o como este debería ser, con la musa de turno en quizá los últimos años que disfrute de aquello vivía con nosotros una prima que se robaba todas mis peliculas pornos en mi mente, solía rebuscar entre sus ropas su ropa interior y olorosarla y tocar y disfrutar lo suave de la tela, y tengo que reconocer por primera vez en este blog que en más de una oportunidad me puse esas topas intimas, calzones incluso un traje de baño de ella y la suavidad de sentirla en mi piel era como el momento culmine de excitación,todo terminaba me vestía y esperaba la llegada de los demás a casa sin dejar rastro alguno de esos paseos por la casa...
Hoy en día uno como que no aprovecha esos momentos y no se da el gusto de hacerlo en su casa, solo dura segundos por ejemplo luego de una ducha, salir del baño desnudo e ir a pesarme, el cuerpo no es el mismo, aunque últimamente e bajado de peso el abdomen sigue sin calugas pero es la meta descubrirlas...espero que estén allí.



0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja con cariño y ganas tu opinión