Contacto

Recent Posts

viernes, 12 de octubre de 2012

Empotado...


Increíble como una situación en particular puede dar un giro de 180°, uno cuando se enamora y no es correspondido se empota, es como si te pusieran esas anteojeras de los caballos, y uno intenta una y otra vez de dar con la posibilidad de que te den el si o te acepten para pasar de la amistad a algo más, por eso sales con ella aunque ella solo quiera amistad, la acompañas, le haces favores, (algunas abusan), la invitas a un sin fin de cosas y uno como que no se da cuenta que no va a pasar nada más allá que eso...si seremos weones algunos.

En esta situación en particular teníamos una fiesta del trabajo en casa de una de las colegas, cerca de mi casa, y allí estaba ella mi empote, jaja, hicimos un asado, comimos, bebimos, y luego bailamos, ya era tarde quizá pasada las 4 de la mañana yo me sentía muy mareado, incluso entre baile y baile como que la obligue a bailar un lento que estaba de moda por esos años, y la letra como que caía de cajón con lo que le quería decir o por lo menos lo que sentía, paso el momento, y ella se fue a acostar a una de las habitaciones, yo la perdí de vuelta y como que regañaba en mi embriaguez que ella no me tomaba en cuenta, uno de mis "amigos" por decirle de alguna manera, cosa que nunca fue, me dio el dato de que ella estaba dormida en una de las piezas y fuimos a verla, claro dormía no se cual de los dos estaba más borracho, pero la despertamos y ella entre quejas se molesto y nos pedía que nos fuéramos  mi amigo incluso le tomo una foto,        con el tiempo este "amigo termino siendo la pareja de ella apesar de que se tenían muchos años de diferencia, bueno nos dejo solos y ella me decía que me fuera, yo me quede sentado en su cama, y le decía...lo tanto que la quería...(dando jugo al máximo)...quizá estaba dormida pero le seguí hablando de mi amor, me puse de pie y me senté en una esquina de la pieza en un pequeño banquito, al lado de la puerta, me apoye en un mueble y como que me estaba quedando dormido cuando alguien entra por la puerta....

Era Bernardita, otra niña del trabajo, era totalmente distinta a la bella durmiente, igual era hermosa, unos ojos verdes bellos y muy expresivos, unos labios y sonrisa muy bella, era bajita y algo rellenita, pero en su conjunto igual resultaba atractiva, me abrazo, no distinguí si estaba con algo de trago quizá si, me hablo de por que estaba allí, me hablaba muy cerca, me imagino que me decía por que no lo recuerdo, que no me hiciera ilusiones con la dormida, de pronto nos quedamos en silencio y nos besamos...que beso, tremendo beso, fue como dar vuelta la hoja de golpe, de estar viendo "La bella durmiente" a ver "Blanca nieves", se sentó en una de mis piernas y mi brazo derecho la abrazo, sin soltar su boca, mi mano izquierda no perdió tiempo y acaricio sus piernas y subió sin dificultad hasta atrapar uno de sus pechos, firme y apetitoso...quizá hubiésemos seguido más allá si no hubiésemos tenido una testigo ebria y dormida... pensándolo bien debo haber pasado de todo y en la misma cama de la bella durmiente....se puso de pie al sentir ruido en el pasillo y salio...al rato yo la seguí...nos sentamos en la mesa donde estaban aun las últimas personas de la fiesta, disimulando totalmente lo que había pasado...es muy agradable esa sensación de inicio de algo, sin que nadie se entere como escondiendo un secreto muy grande, donde todos te miran bajo sospecha y te preguntan una  otra vez que pasa entre ustedes, y al final todo se sabe...bueno lo de Bernardita fue muy lindo aunque duro poco, lo pasamos bien, les debo los detalles, y terminar ganando una amiga es muy grato.

2 comentarios:

  1. ¡Cierra con cuidado!
    Como despedida escribo
    En tu puerta: Buenas noches,
    Para que puedas ver
    Que he pensado en ti.
    (Schubert)

    Feliz finde con mucho amor...

    ResponderEliminar

Deja con cariño y ganas tu opinión