Contacto

Recent Posts

miércoles, 17 de octubre de 2012

Historia secreta

 Primer Aporte de mi amiga Dulcinea

Historia secreta

En un pequeño pueblo, había una profesora que parecía no tener secretos, todos creían que ella se portaba muy bien, siempre responsable, trabajaba todos los días dedicada a sus niños que la dejaban muy agotada intelectualmente.

Pero nadie  sabía que llegada la tarde dedicaba muchos momentos para ella sola. Entraba en su dormitorio, dejaba las luces bajas y se tendía suavemente sobre su cama, suspiraba profundo, soltaba su pelo el que caía delicadamente sobre sus hombros, cerraba los ojos y comenzaba a soñar grandes aventuras en las que la profesora se convertía en una mujer muy apasionada...un día soñó lo siguiente:


De viaje salio de su pueblo aburrido, en un bus de esos grandes en el que sólo iban 2 pasajeros, ella y un pasajero joven que la miraba disimuladamente a la mujer ya que le parecía atractiva, de pronto se acercó a ella, el chofer y su asistente preocupados del tránsito no se dio cuenta de lo que estaba por comenzar...

El joven habló con ella de muchos temas triviales hasta que ella puso su mano en su rodilla y comenzó a acariciarla, él un poco confundido pero agradado siguió hablando, ella lo miraba y seguía su juego, el joven comenzó a tocar su pelo y sus hombros, de pronto ella lo besó suavemente, sólo rosando sus labios, invitándolo a continua el juego, él alocadamente la besó con pasión y furia, con la locura comenzó a abrir su blusa de la mujer, ella gemía de pasión tratando de controlar la situación pero él no podía parar.

De pronto paró el bus para tomar a otros pasajeros que se sentaron un poco más adelante, el joven tuvo que parar y tratar de contenerse, ella se acomodó la blusa y comenzó a besarlo, bajando suavemente hasta la cremallera de su pantalón, rápidamente los abrió y ella tocó el miembro de él que ya estaba muy duro y grande, ella lo sacó del corazoncillo y comienza a besarlo, él ansioso esperaba que ella se lo metiera en la boca, pero ella lo tocó y lo besó lentamente, hasta que de pronto beso la punta de su miembro y se lo metió en la boca, él gemía suavemente y ella comenzó a chuparlo con frenesí a ratos paraba y lo hacía lentamente,

El joven deseaba que el viaje no terminara nunca, era fantástico sentir su miembro en la boca de ella, era cálido y suave...

Luego él la detuvo y la sentó en el asiento de al lado, comenzó a desabotonar la blusa, ella nerviosa por el lugar y la situación dejó que él la tocara, sus grandes senos eran un premio para el joven que la tocó lentamente hasta sacar 1 pecho del sostén, vio su pezón grande  duro, se acercó, lo tocó con la lengua y jugo con él unos momentos, luego chupo con pasión el pezón y toco el otro pecho hasta tenerlos los dos al descubierto, besaba uno y luego el otro, se volvía loco y ella lo abrazaba con ternura y pasión.

Con su mano comenzó a buscar el sexo de la mujer, con habilidad llego hasta su calzón el cual apartó para tocar una vagina húmeda, caliente, deseosa de un macho, que la penetrara muchas veces, él la tocó, metió su dedo, el que quedó rápidamente húmedo y fragante del líquido de ella.


Luego el saco su mano del sexo de ella se alejo al otro asiento, allí chupaba el dedo que había metido en ella.

Ella se quito su ropa interior, él en el otro asiento bajó su pantalón y la llamo. El la esperaba listo con su miembro turgente y brillante para hacerla gozar con toda la pasión de su juventud, ella deseosa cruzó el pasillo  se subió un poco el vestido y se sentó sobre su compañero de viajes, evitando gritar de placer, el por su parte vio de cerca esos senos grandes en los cuales metió su cara para morderlos suavemente y también salvajemente, ella comenzó a moverse con el pene de él dentro de ella, él la tomó de sus nalgas con las dos manos que movía rápidamente, apretando y soltando, golpeando suavemente.

Ella feliz muerta de placer se movía, sentía a ese hombre que la devoraba con pasión, sentía su cuerpo caliente, húmedo que se movía tanto, ella hacia círculos rápidos y lento, sentía sus senos devorados por el, los dos locos de pasión gemían suavecito hasta que ellos comenzaron a sentir que venía el final de su viaje de placer, ella sentía que las paredes de su vagina se contraían suavemente y que de pronto sentía una corriente por todo el cuerpo, sintiendo como el cuerpo de su joven amante se estremecía al comenzar a eyacular en ella, no pudieron evitar aumentar el sonido de sus gemidos y ella gimió más fuerte, el chofer del bus los vio por el espejo pero ellos no supieron nada...

En esos momentos la profesora estaba gimiendo en su cuarto explotando de placer, evitando que su compañera de casa no la escuchara.


Escrito por: Dulcinea.
Extraido de una carta, fechada en 10 de Dic. 2005.

sellos de la carta

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja con cariño y ganas tu opinión