Contacto

Recent Posts

martes, 23 de octubre de 2012

Cita a ciegas 3


Revisando mis primeros post encontré una historia que conté algo apresurado y quiero ahondar en lo que paso allí, Curico, cuantos hemos caído en la tentación de juntarnos con alguna chica que conocimos por internet?...muchos, cuantos lo han hecho realidad?, muchos también, cuantos han encontrado maravillosa la experiencia?...pocos,  cuantos se han enamorado? muy pocos...

Era los inicios de mi segundo año de universidad y quizá meses antes ya había conocido a una chica por una comunidad en internet, hablábamos mucho, con mensajes de a poco subidos de tono, y bien directamente de tono sexual, luego de eso hablamos por teléfono muchas noches, dándonos apoyo por cosas de la vida que nos afectan a uno  y a otro en algún momento de la vida, allí en esas llamadas por teléfono, propusimos vernos, ella por su trabajo viajaba, pero para mi zona era difícil y no se proyectaba ningún viaje próximo, así decidimos juntarnos en una ciudad, ella de la capital, nos juntamos en la sexta región en Curico, allí llegaron los pasajes, un día de otoño, nos juntamos n la plaza ya que yo llegaba en bus y ella en tren, nos dimos un fuerte abrazo, como viejos amigos que se encuentran luego de años de no verse, la mire muy bien sus ojos azules brillaban bajo la luz de los faroles, hablamos algo y caminamos buscando algún lugar donde pasar la noche, queríamos asegurar eso primero antes de salir por un trago, con los datos que teníamos comenzamos a dar con los lugares pero estaban ocupados o no nos gustaban, hasta que dimos con una, que nos atendieron muy bien y nos dieron una habitación familiar con varias camas, antes de eso nos hicieron esperar un momento en una pequeña pieza, allí nos recostamos en la cama y rápidamente estábamos ya dándonos besos, como si fuera esa la forma ideal de conocernos aún más, estábamos en lo mejor cuando la chica nos golpeo la puerta anunciándonos que el cuarto ya estaba listo.


Nos sentamos en la cama enfriando el momento...todo decía que sería una noche muy intensa, nos acomodamos la ropa tomamos nuestras cosas y salimos entramos al cuarto y cuatro camas nos recibieron, era lo mejor que tenían, con baño privado, dejamos las cosas y preguntamos que hacemos?...nos miramos más con deseo que otra cosa y dijimos que mejor sería pedir algo para comer y beber, así que llamamos a una local pedimos un pizza y unas cervezas, mientras que esperábamos nos dimos una lluvia de besos, jugamos sobre una cama a frotar nuestros cuerpos, nos quitamos algo de ropa para estar cómodos, ella era de una piel muy blanca, no era delgada pero tampoco era gorda, tenia un hermoso busto, su personalidad irradiaba frescura y mucha alegría, y como ya se notaba era muy ardiente y estaba dispuesta a todo...

Llego la piza y la bebida y comimos rápido para ser francos al parecer ambos queríamos entrar en la cama para hacernos de todo, pero yo me dí una ducha para sacarme el viaje del cuerpo, al salir fue el turno de ella, prepare mis cosas en el velador de mi lado de la cama que tenía escogido, entre ellas mis preservativos, como me tenía fe una caja de 12 abierta en el cajón me esperaba jaja, salio vestida con una camiseta blanca y su pelo mojado, tímidamente hicimos un brindis y nos besamos sentados en la cama.

Mis manos no tardaron en entrar por debajo de su camiseta blanca y apoderarme de sus pechos, que lucían un pezón mínimo, pequeñito, pero muy reactivo a mis caricias, especialmente cuando mi lengua llego a ellos, quedamos desnudos rápidamente, nuestros cuerpos se entrelazaron en una danza de caricias y besos sin fin, ella acariciaba mi sexo, sus manos pequeñas hacían verlo aún de mayor tamaño, me beso el pecho y bajo rápido por mis abdominales, me beso bajo mi ombligo haciéndome cosquillas, mi miembro duro entre sus manos esperaba deseoso sentir sus labios y su húmeda boca...


El acercamiento fue bueno, ver sus ojos fijos en mi miembro, su boca entre abierta y los labios mojados, una delicia de imagen, buen agarre, firme y duro, su lengua corrió desde la mitad de el hasta la punta para luego meterlo en su boca, pero hasta allí duro el placer luego una terrible molestia provocada por sus dientes hizo practicamente que le quitara a mi regalón, basto un par de movimientos con mis caderas para que ella se diera cuenta que no lo estaba disfrutando, me soltó y lamentablemente hay mismo me dí cuenta que nos faltaba comunicación y confianza por que no fui capaz de darle las indicaciones o decirle francamente lo que pasaba, me hubiese sido muy grato darle indicaciones al respecto casi como darle clases de sexo oral, pero no fue así y dejamos de lado el sexo oral por lo menos para mi.

A pesar de aquello uno sigue adelante como si nada, como si aquello hubiese sido solo un pequeño accidente, todo para no quemar la pasión o no ser mata pasiones,  retome la iniciativa besando sus pechos, y su cuerpo, ya estando todo animado y apunto alcance la cajita de preservativos y saque uno, listo con eso, me acomodé sobre ella, separando sus piernas y dejándome caer en ella la penetración fue perfecta, tibia, suave, lenta y profunda pero su tibieza fue lo que más me llamó la atención...giramos luego de unos minutos y ella sobre mi se dejo llevar por el deseo, yo me apoderé de sus pechos y en unos minutos estábamos ambos gimiendo y disfrutando de un orgasmo mutuo como nunca pensé que lograríamos en una primera cita...

Descansamos sin salir de la cama, abrazados, dándonos cariño, hablando de cosas de la vida, de lo loco que era todo eso de vernos y ya estar acostados desnudos teniendo sexo, ella no perdía el tiempo y ya me estaba acariciando mi adormilado sexo que no tardo en responder a sus caricias, su cara se transformo poseída por el deseo...tanto que pronto nos pusimos en posición de coito...yo arriba, y acá perdí la cabeza simplemente le pregunte si se cuidaba y ante su respuesta afirmativa, le dimos no más así sin condón, estábamos tan calientes que lo hicimos así, gozamos ni les cuento, realmente es muy distinto hacerlo sin condón todas las sensaciones se multiplican...cerré los ojos y me olvide de lo que ocurría y me dedique a disfrutar, eyacular así es muy placentero indescriptible...obvio no me quedé tranquilo por mucho tiempo se me pasaba la película por que lo había hecho, en fin en su momento me olvide y lo volvimos hacer un par de veces así, nos salimos de esa cama y pasamos a otra y a otra en aquellos años yo no tenía mucha experiencia particularmente en lo que es sexo anal, pero recuerdo que en un arrebato de calentura ella me dijo "mojame el potito" estábamos haciéndolo a lo cucharita, así que hice caso y moje mis dedos con saliva y moje su ano, ella me miraba para atrás, pero fui torpe intente inmediatamente la penetración y no pude claro sin preparar nadie puede, definitivamente faltaba confianza y conocernos más aún en este plano, lamentablemente no se repitió la experiencia por lo menos con ella.


Esto de las citas a ciegas es muy emocionante pero tienen sus pro y contras, los pro esta demás explicarlos no, solo decir que la adrenalina se siente muy bien, pero los pro pueden ser defraudantes y cerrar las puertas para futuras aventuras de este tipo, es mejor ir seguro a lo que se va, conocer bien a la persona antes de, hablar mucho, si las cosas se dan y hay química ese tiempo se puede reducir...y obvio como en mi caso no sucedió cuidarse siempre nunca esta demás tener condones a mano.

5 comentarios:

  1. Ufff que excitante, el abrazar a alguien que conoces a travez de este medio se lo que es, es como si le conocieras de toda la vida a la vez que te da una satisfaccion por lograr ese abrazo inmenso y los sentimientos que producen son indescriptibles, luego cuando llega lo que tu describes en tu relato eso si que es maravilloso, me hicistes recordar ...

    besossssss

    ResponderEliminar
  2. That's really interesting. Thanks for posting all the great information! Had never thought of it all that way before.

    ResponderEliminar
  3. Ads muchas gracias de verdad esto hace recordar uno que otro encuentro bueno o malo...pero siempre hay que retener lo bueno y lindo

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado el relato. Esta claro que las citas a ciegas siempre tienen sus riesgos,pero cuando salen bien, son geniales!!!.
    Besos susurrados

    ResponderEliminar
  5. Yemaya gracias por tu visita, eso es hay que arriesgarse, quien no lo hace no pasa el río.

    ResponderEliminar

Deja con cariño y ganas tu opinión